Menú Buscar

¿Qué va a pasar el día 9?

06.11.2014
Toni Bolaño
3 min

Esa es la pregunta del millón. La respuesta parece ser complicada pero no lo es. El día 9 será todo un éxito a juicio de los convocantes. Nos contarán que han acudido a las urnas miles y miles de ciudadanos. Apuesto que se superará con creces la cifra de 1.800.000 personas asistentes a la última manifestación del 11 de septiembre. La cifra real no la sabremos nunca porque son los independentistas los que presiden las mesas, son los independentistas los que cuentan los votos y son los independentistas los que harán públicos los resultados.

El presidente Artur Mas lo dejó ayer bien claro. Votar es hacerlo en “defensa del país”. Por tanto, los que no votemos no defendemos el país. Somos “botiflers”, traidores al servicio de la pérfida España

Con esta limpieza del proceso y las garantías democráticas que conlleva pondrán sobre la mesa su coartada. Las fotos de miles de catalanes ante colegios improvisados y urnas llenas de papeletas. Será su foto para exponerla en la ventana internacional. Sin embargo, los más de 4,6 millones de catalanes que no acudirán a votar, que no aparecerán en las fotos, que no llevarán camisetas identificativas, ni participan en caras campañas publicitarias de las que se desconoce el origen de los fondos, no existen.

El presidente Artur Mas lo dejó ayer bien claro. Votar es hacerlo en “defensa del país”. Por tanto, los que no votemos no defendemos el país. Somos “botiflers”, traidores al servicio de la pérfida España. No somos ni siquiera catalanes. Le está pasando ahora a Encarnación Roca. La jurista catalana del Tribunal Constitucional que ha pasado de ser una reconocida juez a ser una peligrosa traidora de los intereses de Cataluña. De su Cataluña. De ser la arquitecta del Derecho Civil Catalán a ser una vil servidora de los intereses de España.

Lo peor de todo es que todo este festival no servirá para nada. Mas enviará el día 10 una carta a Rajoy. Sabe que el día 9 no servirá para nada. Hasta Arrufat de la CUP ha dicho que el gobierno catalán haga lo que quiera después del 9. O sea que el 9 no acaba nada, más bien seguirá todo en un panorama que anuncia cambios. La política española está más que revuelta con la última encuesta del CIS, que sea dicho de paso acierta más que el CEO y el mapa político puede ser el año que viene muy diferente al que tenemos hoy. En el PP también empiezan a sonar tambores de guerra. ¿Y el 9? La foto y todos a ganar. ¿Después hablaremos de plebiscitarias? No, parece que no.

Artículos anteriores
¿Quién es... Toni Bolaño?
Toni Bolaño

Periodista. Miembro del Consejo Editorial de CRÓNICA GLOBAL. Ex director de Comunicación de la Presidencia de la Generalitat y del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Tertuliano en Cadena Ser, Antena 3 y La Sexta.

Comentar
JuanPerez 25/08/2015 - 11:22h
A ojo de buen cubero, yo me inclino, conociendo el paño, la cubanyera, a que no bajan de los 3 milloncejos los sisís emperatrices, sobre una participación de cuatro millencetes, porque van a ir todos los amiguetes, que diría Torrente.
AARON 25/08/2015 - 11:22h
JuanPerez: o 6,9 millones, quien los va a contar sino ellos. Esto es como las manifestaciones, se multiplica por tres o cuatro en numero de gente que va, lo machacan por tv y prensa y la mentira se acaba convirtiendo en verdad.
Olegario 25/08/2015 - 11:22h
La realidad muestra una charlotada impresentable. Si se usa la contundencia del Estado parecerá que se matan moscas a cañonazos. Sin embargo, la charlotada es fruto de un plan y unas conductas explícitamente desafiadoras, que pretenden y consiguen evidenciar la pasividad, léase debilidad y vulnerabilidad, del Estado, y dejar constancia de que el desafío es posible y de que ya se podrá exhibir el precedente. Al Gobierno, a la Fiscalía y a los Tribunales se les paga para que acometan la fácil y lo difícil. Veremos...
Aleph 25/08/2015 - 11:22h
Después del 9N habrá más presión. Se convocarán unas elecciones autonómicas con pretensión plebiscitaria. El presidente Mas intentará impulsar el partido del presidente. Transformará CDC en el Nuevo Partido del Presidente con un mordisco a ERC y al PSC. A las elecciones concurrirán varios partidos sin unidad soberanista; pero volverán a intentar un nuevo referéndum aprovechando toda la experiencia del 9N. Mientras el Estado estará catatónico.
Ruetrousseau 25/08/2015 - 11:22h
Suscribo el comentário de Aleph.
¿Quiere hacer un comentario?