Menú Buscar

¿Qué todo este circo catalán es sólo para pactar? A otros con el cuento…

Xavier Salvador
2 min

Algunos convergentes intentan convencer a quienes no se deciden a votar la candidatura de Junts pel sí con el siguiente mensaje: ahora lo que necesitamos es tener la máxima fuerza, adquirir la máxima potencia electoral para pactar con Madrid una mejoría real desde una posición de fuerza. La cosa no irá a mayores, acaban sentenciando.

El mensaje convergente va dirigido en especial a los que sopesan dar su voto a Unió Democràtica de Catalunya. Se les viene a decir, en esencia, que ese apoyo será dilapidado porque los pupilos de Duran Lleida no conseguirán acceder al Parlament a partir del 27S.

Con independencia de esas presiones para orientar el voto entre sus propios correligionarios sociológicos, lo que sorprende de la estrategia difundida en los últimos días en algunas agrupaciones locales es lo siguiente: ¿puede creerse alguien que CDC, su líder Artur Mas y algunos de sus fieles cortesanos tengan la más mínima intención de buscar un pacto fiscal o un nuevo encaje de Cataluña en el marco español en estos momentos?

Dudo que los chicos del presidente catalán tengan otra intención que la de ganar la partida. A doble o nada, match ball. Además han llegado a este escenario necesitados de apoyos mucho más radicales que ellos mismos han sido jamás. Recordemos que quienes nos gobiernan hoy son los jóvenes del Freedom for Catalonia de los Juegos Olímpicos de 1992, hijos políticos de Jordi Pujol, Lluís Prenafeta, Macià Alavedra, los Sumarroca… Les va la marcha, vamos.

Así que nadie se confunda: esa apelación a la fuerza electoral con la excusa de que todo este circo tiene por objeto un pacto ulterior con el gobierno español resulta increíble a estas alturas del partido. Nos hallamos inmersos en la fase de lanzamientos de penaltis y quizás, a la vista de las encuestas, tengamos que acabar echando una moneda al aire para dirimir quién se lleva la copa. Por tanto, que nos canten alguna otra milonga más fácil de bailar.

 

Artículos anteriores
¿Quién es... Xavier Salvador?
Xavier Salvador

Pese a nacer en Barcelona en un ya lejano 1965, he acabado siendo un tipo de pueblo. Hoy dirijo CRÓNICA GLOBAL después de haber dado bandazos periodísticos por ahí durante años (El Observador, Diari de Barcelona, El Periódico, Economía Digital...). He escrito dos libros. El más leído, Pujol KO, junto a varios autores. Del otro (El yugo milenario) es del que me siento más orgulloso, pero fue un divertimento intelectual de otro tiempo y otro lugar. Me gustan las personas auténticas, trabajar en equipo, la familia y el buen vino. Bonhomía en estado puro, vamos.

Comentar
Marino 15/09/2015 - 16:24h
El problema señor Salvador es que así es como han actuado siempre y es lo que muchos votantes piensan. Porque tanto dentro como fuera de Cataluña, el planteamiento era, y en buena parte es: Si no se quieren separar, lo que quieren son ventajas: Ser españoles de primera... Lo que era cierto. Lo que ocurre es que con la corrupción llegada a los extremos que ha llegado y teniendo como protagonistas a los mas "patriotas" el Estado independiente o, en su defecto, independiente en la práctica es una necesidad. Y no solo para los independentistas catalanes, también para el PSOE y PP en Andalucía, Madrid o Valencia por ejemplo. ¿Será por eso lo de la "España Federal? Competencias en Justicia, Interior, Hacienda blindadas. Añadiendo Educación para seguir adoctrinando y, fuera de Cataluña, partiendo de lo "particular" y el entorno próximo al alumno llegar a lo general: A la Geografía e Historia común, pero de ésta poca, porque no ha habido tiempo por habérselo dedicado a estudiar la patria chica
EduardoPinzolas 15/09/2015 - 16:24h
Pudo serlo sólo muy al principio. Pudo haberse dado, por parte del Astuto Máximo y sus secuaces, este planteamiento: “no me quieres dar el pacto fiscal, pues vas a ver lo que es bueno, al final acabarás pidiéndome que acepte no sólo el pacto fiscal, sino competencias blindadas, reconocimientos constitucionales varios y poder judicial independiente.” Pero sucede que huyendo hacia delante durante tanto tiempo se ha llegado demasiado lejos, se ha exaltado sobremanera al gallinero, y la esperadísima “oferta de Madrid” ni ha llegado ni se la espera. De tal modo que, en términos marineros tan del gusto de nuestros mandamases, la supervivencia del Astuto Máximo y sus secuaces en el poder de la nave ya sólo depende de salirse con la suya llegando hasta el final de la travesía (muy difícil, ciertamente), pero es que ya no hay camino de vuelta y aquel que ose empezar a trazarlo en una nueva carta de navegación
EduardoPinzolas 15/09/2015 - 16:24h
(2)será barrido por la propia marinería radical a la que ha alistado y ha dejado subir a bordo. Luego, claro, están esos papelillos comprometedores en el castillo de popa que…
¿Quiere hacer un comentario?