Menú Buscar

"Me sorprendió la soltura, por no decir caradura, de Jordi Pujol Ferrusola"

Carlos Carrizosa (Barcelona, 1964) es el portavoz de Ciudadanos en la denominada 'comisión Pujol' a la que define como "útil", pero al mismo tiempo como "pintoresca" debido a la "soltura" de algunos personajes que han pasado por ella. Denuncia que la presencia de 'esteladas' en lugares públicos es un "trágala" para todos los catalanes que no desean la independencia. Y teme que la propuesta de nueva Ley electoral catalana sea una "ley-pucherazo". Defiende que haya gestos por parte del Estado hacía todas las lenguas oficiales en España, pero sin caer en hacer concesiones "a quienes no las hacen en sus comunidades".

20.05.2015 03:31 h.
14 min
El diputado autonómico de Ciudadanos Carlos Carrizosa

¿Qué personaje y qué situación le ha sorprendido más en la conocida popularmente como 'comisión Pujol'?

Ni Jordi Pujol ni su mujer me sorprendieron en exceso porque son dos personajes ya sobradamente conocidos, pero sí que me llamó la atención la soltura con la que Jordi Pujol Ferrusola sostenía lo insostenible. Por no decir la caradura. Y como se atrevió a torear a los diputados y a reprocharles una falta de preparación.

Vamos, un campeón.

También me sorprendió cómo hizo durar la comparecencia toda la tarde hablando de cosas que no eran lo que se le preguntaba. Me pareció mal que la mecánica de la comisión, por vía de su presidente, le permitiese desbarrar sobre temas como los motores de sus coches, o por qué tenía unos automóviles u otros, o nos explicaba negocios no sé dónde que no nos interesaban pero que los detallaba para hacerse pasar por un gran financiero. Con todas estas cuestiones desvió la atención de lo que le preguntábamos los diputados.

Personaje claro. ¿Y situación?

La misma. Me sorprendió el Jordi Pujol Ferrusola personaje y la situación que vivimos ese día. Además fue de las primeras comparecencias. Y después de esa tarde, que describiría como aciaga, fue desagradable ver como lo que ese señor había pretendido, desautorizar a los diputados que había allí y la utilidad de la comisión, fue aprovechado acto seguido como si formara parte de un mismo plan, por la diputada de CiU, cuyo discurso fue en esa línea.

¿Unidad de acción?

Sin duda, porque al día siguiente en todos los medios de comunicación del entorno del Gobierno catalán se abundaba en el mismo tipo de mensaje. Fue una acción coordinada. Para mí fue el punto álgido de lo pintoresco y alucinante que es esta comisión.

¿Cree que esta comisión ha sido útil?

Sí, porque los protagonistas de asuntos oscuros de corrupción que han provocado el enriquecimiento de la familia del ex presidente de la Generalidad durante tantos años, un hombre tan prestigioso para el catalanismo como Jordi Pujol, se han visto obligados a explicar qué negocios han hecho con la administración. Y ha comparecido su familia, les hemos visto las caras, y se ha comprobado que -excepto dos de los siete hijos- los demás han tenido negocios con la administración. Y les parece tan normal...

La utilidad ha sido entonces el que se haya visto cómo son.

Claro. El que hayan tenido que desfilar por el Parlament, que los ciudadanos puedan verlos por la televisión, conocerlos en fotos, que los empresarios que han propiciado todo esto también hayan tenido que comparecer y dar explicaciones ha sido útil. No sé si el nombre de 'comisión de investigación' es el adecuado, porque obtener verdades es muy difícil obtenerlas en una comisión así, pero sí que al día siguiente todo lo tratado en las comparecencias está en los medios de comunicación y los ciudadanos tienen presente cómo les han robado y expoliado desde el Gobierno de la Generalidad y su entorno.

¿Ha sido David Fernández un buen presidente de la comisión? ¿Ha sido justo?

David Fernández es sincero en su interés de destapar la corrupción. Pero es una persona mediatizada por sus ideas políticas y, lo mismo que sacó una sandalia contra Rato y le llamó "gánster", ni él ni la gente de su partido han tenido la misma dureza con el señor Pujol y su familia, que se han enriquecido tanto o más que Rato y además sin hacer uso del sistema financiero, sino simplemente pidiendo comisiones por las obras públicas.

Corrupción de 'primera' y de 'segunda'...

Ambas prácticas son deleznables, pero las de los Pujol son todavía más chuscas. Y a los de las CUP se les ha visto más blandos con la corrupción catalana que la con la del PP. Y ambas corrupciones merecen el mismo reproche.

¿Qué siente cuando va por Cataluña y ve en el balcón del Ayuntamiento, o en una rotonda, un mástil con una estelada?

Siento pena e indignación. Pena de cómo se ha dejado el espacio público en manos de los nacionalistas e indignación porque aunque el Gobierno español lo haya hecho muy mal, sin legislar y sin tomar las medidas oportunas, los que se merecen un reproche son aquellos partidos políticos que se apropian de lo público e imponen una bandera separatista cuando en Cataluña la mayoría de la población no es independentista. Que una persona que paga sus impuestos en un Ayuntamiento tenga que entrar en un edificio donde no ondea la bandera española y sí la estelada es una imposición. Es un trágala.

El PP presentó hace unos días en el Parlamento autonómico una propuesta para retirar las esteladas de la vía pública y el PSC se abstuvo. ¿Qué valoración hace?

La propuesta del PP era simplemente que el Parlamento tramitara una ley para regular la cuestión de las banderas. Cuando se hace una propuesta así, uno puede estar de acuerdo o no con el texto que se propone, pero luego el procedimiento sigue y se pueden acercar posturas. Y lo que se buscaba solamente es que la Cámara discutiera sobre las esteladas en los ayuntamientos y sobre los símbolos que se pueden exhibir en los lugares públicos.

¿Entonces?

Fue indignante que los partidos separatistas se hayan negado a discutirlo y a regularlo legislativamente. Supone que ellos, que están imponiendo el trágala por la vía de hecho, quieren que esta situación se perpetúe porque cierran la vía del derecho. No quieren que se regule si la estelada ha de estar en los parques de bomberos, en los colegios o en los ayuntamientos.

Volvamos a lo del PSC...

En esa cuestión, en la que deberíamos haber coincidido el PP, el PSC y Ciudadanos, sí que hubo un acuerdo formal entre todos sobre que esto debería regularse en el Parlamento en los discursos de cada formación. Pero luego, de manera sorprendente, los socialistas se apartaron de su propia intervención y se abstuvieron. Y nos dejaron solos a Ciudadanos y al PP en la defensa de los derechos de todos aquellos que no quieren ver cómo los separatistas se apropian de los espacios públicos. Y es lamentable, y se lo reproché a ellos en la Cámara, para que fuera público y apechuguen con su inacción a la hora de defender la libertad.

¿Por qué los nacionalistas tienen tanta prisa en aprobar la Ley electoral, tras más de tres décadas sin haberlo hecho?

Las Juntas Electorales, que son las que velan por la limpieza de los comicios, actualmente dependen de la regulación de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General y están compuestas por una mayoría de jueces.

¿Y?

Los jueces velan por la limpieza de las elecciones, y los nacionalistas quieren cambiar esta vigilancia judicial por un órgano diferente.

¿Cuál?

La Sindicatura Electoral Catalana, que estaría compuesta por magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Recordemos que parte del TSJC está elegido por el Parlamento catalán.

¿Quién más?

La Sindicatura también estaría formada por otras personas escogidas por la Cámara autonómica. El máximo órgano que velaría por la limpieza de las elecciones estaría absolutamente politizado y contaminado por los nombramientos del Parlamento.

¿Es una 'ley-pucherazo'?

Sí. Fíjense: hay una cosa muy clara que se debería arreglar en el nuevo sistema electoral catalán, que los votos de los ciudadanos de Barcelona y su área metropolitana valen tres veces menos que los sufragios de los que viven en Lérida o Gerona.

¿Qué supone eso?

Que los votos de las zonas más nacionalistas valen mucho más que los de aquellas poblaciones menos secesionistas. Y este aspecto no lo quieren arreglar con la nueva Ley.

¿Son necesarios los bloques electorales en los medios de comunicación de la Generalidad?

Con el grado de mediatización y de sesgo que tienen los medios públicos y subvencionados catalanes es una locura que la ley electoral no garantice una proporción obligatoria en los mensajes electorales.

¿Por?

Si dejamos, como pretenden algunos, que sea el propio periodismo quien regule dando valor a lo 'noticiable' entonces sabemos que habrá partidos que nunca saldrán en la información electoral. Los bloques no están establecidos en la Ley Electoral General, es un sistema que garantiza la proporcionalidad. No estamos a favor ni en contra, lo que sí queremos es que los partidos tengan una representación proporcional y que eso se lleve a rajatabla.

Piensa que los partidos no 'cómodos' serían ninguneados.

Es que nos tememos que los partidos que no son 'gratos' apenas saldremos. En la nueva ley se ha intentado que, huyendo del formato de bloque, sí que haya una vigilancia de los minutos y que se haga público diariamente en una web durante la campaña el espacio que dedica cada medio a cada partido y que al final de la semana se pueda apreciar si se está compensado o no.

¿Qué le parece el debate sobre una futura 'Ley de lenguas' a nivel de toda España?

España es un país en el que tenemos varias lenguas que conviven en sus territorios con una que es común. No está mal que el Estado reconozca su carácter plurilingüístico y haga algún gesto.

¿Por ejemplo?

Cuando se hizo la misa de Estado en Barcelona por las víctimas del accidente de Germanwings se hizo parte en catalán. Eso motivó muchas quejas. Debe promoverse en toda España, con naturalidad, que si se celebra una ceremonia en Cataluña y ha habido víctimas catalanas no pasa nada porque se utilice el catalán. El catalán es una lengua española y ha de ser asumido por todos.

Entonces la apoya...

Maticemos. No somos partidarios de legislar sobre las lenguas de Estado pensando en hacer una concesión a quienes no admiten, en absoluto, ese plurinlingüismo en sus Comunidades. No creemos que haya que hacer concesiones a quienes no son partidarios de hacer ninguna.

¿Qué opina de la campaña que se ha aireado en diversos medios de comunicación sobre los costes y la necesidad o no de un ejército catalán?

Es un exponente de las mentiras y engaños que lleva a cabo el Gobierno de Cataluña. Estos temas son fabricados artificialmente.

Detalle, por favor.

Por ejemplo, cuando en TV3 se difundió por medio de un programa de una hora en el canal 324 que se emitió en febrero y una pieza informativa de tres minutos del mes de mayo sobre estos temas, en ambos casos se aludía a que era uno de las cuestiones de mayor interés en el procés soberanista, como si fuera algo que estuviera en boca de todos.

¿No lo es?

¿Usted lo piensa? Lo cierto es que a nadie le interesa, ni se puede creer, que Cataluña pueda o deba tener un ejército. Que el presidente Mas, en persona, salga en un programa diciendo que en Cataluña no vamos a montar un gran ejército porque valdría un dineral y que haga valoraciones demuestra poca seriedad.

¿Por?

El Gobierno catalán ha de gobernar en el ámbito de sus competencias y todo lo que se salga de ese marco es un fraude a los ciudadanos porque se han de dedicar los medios públicos, el dinero y el tiempo a cosas que sí que lo merecen.

¿Se votará el 27 de septiembre?

Debería votarse porque el Gobierno catalán hace ya mucho tiempo que no gobierna y estamos perdiendo oportunidades, en crear empresas o en ayudar a fomentar la economía. Se está jugando a un proceso que solo busca dar una salida política para la clase dirigente actual.

¿Pero se irá a las urnas?

No lo tengo claro, pero mi opinión es que Mas no va a poder aguantar más allá de septiembre, porque si lo intenta será a peor, porque están perdiendo apoyos electorales. Aunque parezca que el 27 de septiembre puede ser un mal momento para CiU, más adelante será aún más negativo para sus expectativas.

¿Quiere hacer un comentario?