Menú Buscar

"La Haya, La Haya, La Haya"

Los divulgadores del bulo en torno al dictamen del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya sobre la declaración unilateral de independencia de Kosovo rechazan cualquier responsabilidad al respecto y apelan a "un error en cadena" y al "agitprop españolista y negacionista". Barberà trata de defender el supuesto derecho de Cataluña a separarse unilateralmente apelando a los mensajes en Twitter de un desconocido "abogado de Huelva", y a la opinión particular de uno de los magistrados del TIJ, pese a que dice lo contrario. El independentismo catalán apunta a un cambio de estrategia, alejándose de un inexistente "derecho a decidir" para abrazar el "derecho a la autodeterminación" que, sin embargo, tampoco avala sus objetivos.

24.12.2013 04:12 h.
12 min
Manifestación por el "derecho a decidir" celebrada en Barcelona el 18 de febrero de 2006

El juez Santiago Vidal está muy callado estos días, y eso que es el juez más mediático de Cataluña. Le gusta pronunciarse en público sobre temas muy controvertidos. Por ejemplo dijo que los Mossos d'Esquadra se enfrentarían a la Guardia Civil para proteger las urnas en una hipotética consulta independentista unilateral. Él, quien como profesor de la Escuela de Policía de Cataluña ha sido coautor de un Manual para policía y aspirantes a policía.

Estos días de fama han tocado a su fin, ahora el juez Vidal se ha convertido en chivo expiatorio. En RAC1 (y vale mucho la pena escuchar este audio) los periodistas Pilar Rahola y Jaume Barberà le responsabilizan por el "error en cadena" en el que han participado los tres (y tantos otros, como por ejemplo la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana, Carme Forcadell), al presentar públicamente como dictamen judicial algo que no lo es en absoluto. Pero le sacrifican con cariño y con todo el reconocimiento profesional y personal.

En Twitter, Rahola incluso termina esta maniobra con un "¡¡¡Y tiene razón!!!", después de decir que "el error se produce por la interpretación que hizo el juez Santi Vidal" de la Opinión Consultiva del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya (TIJ) sobre la declaración unilateral de independencia de Kosovo. Esta "interpretación", o más correctamente la mentira de estar citando al TIJ cuando no era cierto, se puede ver en este video de la ANC, en el que el juez Vidal está sentado a la derecha del catedrático de Derecho Constitucional Enoch Albertí, quien hoy, como también Pilar Rahola, es miembro del Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN) de Artur Mas. La tercera participante en el acto fue Montserrat Tura.

Revelar la mentira es "agitprop españolista y negacionista"

Pilar Rahola y Jaume Barberà fueron entrevistados este lunes por Jordi Basté y se retractaron de lo acontecido diciendo que habían sido víctimas de una "cadena de errores" -según Rahola-, aunque un artículo de CRÓNICA GLOBAL ya había expuesto que no se pudo tratar de ningún error, o errores de varias personas.

Cuando en tu mano tienes algo que lees y presentas como documento de un tribunal, más vale que sea realmente esto, y no cualquier cosa que has encontrado en internet. Un jpg no es una sentencia. Si dices que lo es, no es que yerres. Mientes. Cada cosa tiene su nombre. Para Jaume Barberà, en cambio, revelar la mentira es "agitprop españolista y negacionista", una "campaña de los que no te quieren dejar votar".

Barberà vuelve a recurrir a una fuente dudosa de internet

Es sintomático de esta ligereza con la que se toman algunos informadores su profesión que en el mismo momento de reconocer su "error" en RAC1, para justificar su postura en general, Barberà citara a un ominoso "abogado de Huelva" que acababa de conocer en Twitter, y que usaba como foto de perfil la de un modelo de Massimo Dutti, a su vez copiada de internet. (Cuando este "abogado" vio que se había descubierto la procedencia de su foto, la cambió por una del Louvre). Se trata de una persona que usa catalanismos cuando escribe en castellano y que hace dos años tuiteó en catalán: "Si los catalanes tuviésemos el poder de los americanos, seríamos más fundamentalistas que los iraníes. Políticos pobrecitos, que sufren".

Este es el "abogado de Huelva" de referencia para Barberà, al que citó como autoridad en RAC1 (mientras Rahola le secundaba: "¡Ah, sí! Sí, sí, sí, sí, sí") y al que incluso se prestó a "intentar localizar" para que diera su testimonio en la radio. Porque este "abogado" dice que en el fondo Rahola (quien también le ha retuiteado varias veces) y Barberà tienen razón.

"El debate de fondo" como excusa

Entremos, pues, en el fondo, en esa "razón" de la que hablan -y que presumen tener- Rahola y Barberà. Nadie niega que el TIJ haya opinado que la declaración de independencia de Kosovo no vulnere el derecho internacional general aplicable. Pero, hay que insistir, aplicable al caso de Kosovo. Como Josep Cuní no se cansó de advertir el viernes pasado a Rahola, el TIJ se pronunció sólo sobre un caso concreto. No obstante, "el debate de fondo" -según, Rahola- es que alguna parte de la Opinión Consultiva avala el derecho de los catalanes a separarse de España. Con este fin, Barberà, en Twitter, apunta ya no al dictamen del Tribunal, sino a las opiniones separadas, o particulares, de algunos de sus magistrados, alegando que ahí se encontraría su "razón", aunque sin poder dar ninguna cita en concreto. Opiniones que, dice Barberà citando a su amigo "abogado", incluso fueron "capadas" en la versión castellana del texto, obra del Gobierno español para ocultar la verdad.

Se da la circunstancia de que Barberà, via Twitter, iba mencionando como "el original" no la Opinión Consultiva completa, sino el resumen de ella. En este resumen también se citan las opiniones particulares, de forma resumida. Existe también una traducción al castellano de este resumen, y esta incluye también la parte correspondiente a las opiniones separadas. Es una traducción hecha por el servicio de traducción de la ONU. Aquí no ha habido, ni ha podido haber, conspiración española alguna. La Opinión Consultiva está emitida en inglés y francés porque estas son las lenguas oficiales del TIJ. No contiene las opiniones separadas porque estas no son parte del dictamen, pero se pueden consultar aquí. Una versión en castellano de las opiniones separadas completas no existe porque solamente las hay en inglés y en francés.

La opinión de un magistrado citado por Barberà le contradice

Vía Twitter, Barberà destacó las opiniones separadas de los magistrados Cançado Trindade y Yusuf, probablemente porque leer sólo el resumen de ellas le indujera a pensar que justificarían algún derecho de Cataluña a la secesión. Le habría valido más leer estas opiniones separadas en su forma completa. Por ejemplo la del magistrado Yusuf, quien, como otros, hubiera preferido ver al TIJ usando la oportunidad para entrar de manera general en la cuestión de cuándo una secesión unilateral es justificada, cosa que sí hubiera sentado un precedente.

El magistrado Yusuf avisa de que "un grupo diferenciado racialmente o étnicamente [entiéndase, culturalmente] dentro de un Estado, incluso si se califica como un pueblo para los fines de la autodeterminación, no tiene el derecho a la secesión unilateral simplemente porque desee crear su propio Estado separado, ni aunque este fuese el deseo de todo el grupo. La disponibilidad de un derecho tan general en el derecho internacional reduciría a la nada la soberanía y la integridad territorial de los Estados y conduciría a conflictos interminables y al caos en las relaciones internacionales".

Sería en este sentido interesante ver cómo reaccionaría el magistrado Yusuf, o cualquier magistrado, diplomático, político o periodista internacional, cuando le explican que después de la independencia de Cataluña vendría lo que algunos independentistas llaman felizmente la "reunificación" de los Países Catalanes. "Conflictos interminables"...

La autodeterminación interna y externa

En Cataluña está muy extendido el gran malentendido de que autodeterminación significa inexorablemente independencia. No es así. El derecho internacional conoce una autodeterminación interna y una externa. La interna es la que ejercen, por ejemplo, los catalanes, como muchos otros pueblos en el mundo, al ser Comunidad Autónoma y tener autogobierno. Esta forma de autodeterminación, y el derecho a ella, está reconocida por el derecho internacional. Ahora bien, la autodeterminación externa, la que por la vía de la secesión crea nuevas fronteras y un nuevo Estado, sólo se reconoce si esta parte de la población sufre opresión sistemática por parte del Estado, caso en el que la secesión sería el último remedio (en inglés se habla de la remedial secession). Se trataría de una "situación excepcional", como dice el magistrado Yusuf. Con la simple voluntad no basta. Es por ello que la campaña para mostrar a los catalanes como oprimidos es constante y bastante desvergonzada. El ya archiconocido victimismo.

Pero además, y en todo caso, tal derecho a este último remedio se tendría que aplicar no sólo a Cataluña, sino a todo lo que Carme Forcadell, y otros, denominan "la nación completa", es decir a los Países Catalanes. Esto tiene el problema de ser impracticable, ya que el independentismo en la Comunidad Valenciana y Baleares no juega un gran papel. Consecuentemente se empezó a establecer una nueva definición del demos a través de un "cambio de paradigma" que lleva "del derecho a la autodeterminación al derecho a decidir". A partir de este momento se ha hablado de ser "radicalmente democráticos", de que bastaría con la simple voluntad de los catalanes, que sólo tendrían que votar. Esto es una idea que, como hemos visto en la cita del magistrado Yusuf, tiene poco recorrido en el derecho internacional. El "derecho a decidir" es otra cosa muy diferente, por basarse en otra lógica, que el derecho a la autodeterminación.

Cambio de estrategia del secesionismo catalán

De repente, el separatismo catalán está dando pasos a la inversa y vuelve a buscar su salvación en la autodeterminación, entendida exclusivamente como externa, aunque el derecho internacional no lo avala, y el autor del informe antes citado, Jaume López, independentista y pancatalanista confeso, constata que no es aplicable a Cataluña. Un vaivén argumentativo remarcable.

Ya ha empezado a circular otra imagen de esas por la red para apoyar la idea de que las constituciones de muchos países reconocen la autodeterminación, entendida como el derecho a la secesión. Otra vez, casi todo lo que dice es falso, pero eso tampoco le ha supuesto ningún impedimento a Rahola para retuitear la imagen. Sin embargo, ya se han movido algunos y han hecho el trabajo de comprobar país por país lo que pone de verdad en las respectivas Constituciones. En este sentido, se recomienda la lectura, con el debido ojo crítico, de este blog y de este otro.

Parece que otra sociedad civil, una que no sea exclusivamente independentista, sí es posible.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:33h
Molt bé tots aquests aclariments. Doncs no hi ha suport internacional. De tota manera, la principal argumentació contra l'independentisme és dir que és una posició "egoista".
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:33h
Redacció: En l'última ratlla de l'apartat "El debat de fons com a excusa", la frase "perquè solament les hi ha en anglès i en francès" està molt malament. La frase hauria de ser "perquè només estan en anglès i en francès", o bé "perquè només n'hi ha en anglès i en francès".
albertfonxe 25/08/2015 - 11:33h
Bueno, más que error en cadena, de lo que se trata es de un horror en cadena.
¿Quiere hacer un comentario?