Menú Buscar

¿Fallarán las encuestas del 27S tanto como en las autonómicas de 2012?

En las elecciones del 25N, los principales sondeos estimaron para las formaciones nacionalistas e independentistas una media de siete escaños más que los que efectivamente obtuvieron

18.09.2015 01:06 h.
6 min
Artur Mas y su esposa, Helena Rakosnik, tras conocer los resultados de las elecciones autonómicas del 25 de noviembre de 2012

La noche del 25 de noviembre de 2012, cuando se conocieron los resultados de las elecciones al Parlament de Cataluña, a los responsables de las principales empresas y entidades públicas dedicadas a realizar sondeos les debió recorrer un sudor frío por el cuerpo. Todos ellos habían errado estrepitosamente.

Las diferencias entre las estimaciones realizadas y los escaños que efectivamente obtuvieron las diferentes formaciones políticas fueron muy superiores a lo habitual. Y muchos analistas políticos cuestionaron la fiabilidad y utilidad de este tipo de encuestas.

CiU consiguió entre 11 y 20 escaños menos de los que auguraban los sondeos, mientras que el resto de partidos habían sido infraestimados, especialmente ERC (a la que le adjudicaban hasta 7 escaños menos que los que obtuvo), pero también de forma notable Ciudadanos y el PSC.

Elevado número de indecisos

Los profesionales de la demoscopia alegaron múltiples razones para justificar el fracaso de sus previsiones. Una de las más recurrentes fue la que apuntaba al elevado porcentaje de electores que confesaba estar indeciso a pocos días de la cita electoral.

Pero, en todo caso, los expertos insistieron en que --descontando el efecto de los que aún no sabían a quién votar-- sus trabajos de campo reflejaban con fidelidad la foto fija del electorado en el momento de realizar los sondeos.

Mayor participación que la prevista

Otro motivo al que se apeló para explicar el desvío entre previsiones y resultados fue el incremento de la participación. Las elecciones del 25N registraron una participación del 67,76%, la más alta de todas las autonómicas celebradas hasta entonces, mientras que la mayoría de estimaciones trabajaban con porcentajes inferiores.

Habitualmente, los electores partidarios de formaciones no nacionalistas se movilizan menos en las elecciones autonómicas que en las generales. La ruptura de esa regla no escrita podría explicar la sobreestimación en alrededor de siete escaños --como media-- de las expectativas electorales de los partidos nacionalistas e independentistas.

Muestras con sesgo nacionalista

El sondeo que más se alejó de los resultado fue el realizado por el Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat (CEO) unas semanas antes del 25N. Era la única de las principales encuestas que garantizaban una mayoría absoluta de CiU (con alrededor de 70 escaños), lo que supuso una sobreestimación de la formación liderada por Artur Mas en 20 diputados autonómicos, y de las formaciones nacionalistas e independentistas en su conjunto en más de once asientos.

En este caso, tras analizar la muestra utilizada para el sondeo, se detectó que existía una clara infrarrepresentación de los castellanohablantes --mucho más refractarios a las opciones nacionalistas-- y de los antiguos votantes de partidos no independentistas.

Voto oculto no independentista

La elevada presión mediática del nacionalismo en Cataluña también podría explicar la existencia de una bolsa de “voto oculto” que no fue detectada en aquellas encuestas, infraestimando a los electores contrarios a esa línea ideológica.

Algunos expertos llegaron a señalar que la “radicalización” de los discursos habían causado una “espiral del silencio” que lleva a una parte de los ciudadanos a no expresar sus opciones políticas ante los encuestadores. Un miedo que, según algunos estudios, es mucho mayor entre los no independentistas.

A todos esos argumentos se podrían añadir otros como los errores a la hora de 'cocinar' los sondeos --es decir, en la extrapolación de la intención directa de voto a voto estimado-- que podrían ser por motivos meramente técnicos o por intereses políticos de los que elaboran o encargan las encuestas.

Partidos   CiU ERC PSC PP ICV-EUiA C's CUP    
Resultados 25N 2012 50 21 20 19 13 9 3   Error
acumulado
                     
CEO 08/11/12 70 14 15 18,5 10 6 1,5    
  Diferencia 20,0 -7,0 -5,0 -0,5 -3,0 -3,0 -1,5   40
                     
CIS 08/11/12 63,5 17 19 16,5 11 7 1    
  Diferencia 13,5 -4,0 -1,0 -2,5 -2,0 -2,0 -2,0   27
                     
Cadena SER 19/11/12 63,5 16,5 16,5 16,5 12,5 8 2    
  Diferencia 13,5 -4,5 -3,5 -2,5 -0,5 -1,0 -1,0   26,5
                     
La Razón 19/11/12 61 15 20,5 19,5 12 6,5 1    
  Diferencia 11,0 -6,0 0,5 0,5 -1,0 -2,5 -2,0   23,5
                     
Abc 18/11/12 61 18 17 18 9,5 6 5,5    
  Diferencia 11,0 -3,0 -3,0 -1,0 -3,5 -3,0 2,5   27
                     
El Mundo 18/11/12 61,5 14 22 20,5 11 5 0    
  Diferencia 11,5 -7,0 2,0 1,5 -2,0 -4,0 -3,0   31
                     
La Vanguardia 17/11/12 63 14,5 18 17 14,5 7,5 1    
  Diferencia 13,0 -6,5 -2,0 -2,0 1,5 -1,5 -2,0   28,5
                     
El Periódico 17/11/12 63 19,5 16 16 13,5 6,5 0,5    
  Diferencia 13,0 -1,5 -4,0 -3,0 0,5 -2,5 -2,5   27
                     
El País 17/11/12 62 18 18 19 10 6 2    
  Diferencia 12,0 -3,0 -2,0 0,0 -3,0 -3,0 -1,0   24
                     
Error medio   13,17 -4,72 -2,00 -1,06 -1,44 -2,50 -1,39    

Expectativas más abiertas para el 27S

En cualquier caso, los encargados de elaborar las encuestas para el 27S se están enfrentando a nuevos desafíos que deben añadirse a los anteriores, como el especial momento de efervescencia política que se vive en Cataluña y la novedosa oferta de listas electorales hasta ahora inexistentes --fundamentalmente las coaliciones de Junts pel Sí y Catalunya Sí que es pot, y la presencia de Unió en solitario--.

Sin embargo, ahora los sondeos muestran horquillas de estimación más amplias que hace tres años. En ese sentido, las encuestas prevén para Junts pel Sí desde 56 escaños (La Razón) hasta 70 (El Punt Avui); para Ciudadanos, desde 15 (El Punt Avui) hasta 27 (El Periódico y La Razón); para Catalunya Sí que es pot, desde 12 (El Punt Avui) hasta 19 (CIS); para el PSC, desde 12 (El Punt Avui) hasta 18 (La Razón); para el PP, desde 10 (El Periódico) hasta 17 (El Punt Avui); para la CUP, desde 3 (La Razón) hasta 10 (El Punt Avui), mientras que la mayoría de las encuestas dejan a Unió sin representación parlamentaria.

Comentar
Antoni Ferret 19/09/2015 - 11:09h
Tant de bo s'equivoquessin. Sovint les enquestes són (o és com si fossin) una arma de propaganda a favor de les opcions dominants.
Antoni Ferret 19/09/2015 - 11:09h
LA CONSTITUCIÓ.- La Constitució no ha de ser considerada com sacrosanta, o intocable. Al contrari, s'ha de modificar sempre que sigui necessari, sobretot quan hi ha moviments de canvi en l'opinió pública. Per exemple, l'Estatut de 2006 era una ocasió per adaptar-hi la Constitució. Hauria sigut la cosa normal. Desgraciadament es va fer el contrari i... s'ha produït una crisi molt greu. Una crisi artificial. Culpa del PP (partit anticatalà). La solució era la contrària. Així s'ha produït una crisi greu. (Això com a resposta més completa a una de les DUES ÚNIQUES crítiques al "contingut" del meu article. La resta eren qüestions personals.)
Elena 19/09/2015 - 11:09h
Quan jo era petita, els franquistes consideraven "antiespañoles" tots aquells que s'oposaven al règim. Amb independéncia del que cadascú pugui pensar de la política del PP, crec que ha arribat l'hora de no tolerar que en un règim democràtic, es titlli de "anticatalà" tota persona o grup que no sigui nacionalista catalana. Ja n'hi ha prou de pensament i llenguatge excloent.
Pepitox 19/09/2015 - 11:09h
Que fallen las encuestas es un deseo que muchos tenemos. Si el domingo, cuando empiecen a salir los resultados, aparece un 50 para JxSí y un 30 para Ciutadans muchos podríamos dar saltos de alegría. Pero bueno, es más un deseo que otra cosa... Ya se verá.
barcelonina 19/09/2015 - 11:09h
Elena molt ben dit. Ja n'hi ha prou, a mi mateixa, simplement per voler votar a C'S s'ha m'ha titllat de anticatalana. Els nacionalismes excloents tenen aixo, el dret de repartir o treure la catalanitat depenen del partit que votis... molt democràtic tot plegat
Antoni Ferret 19/09/2015 - 11:09h
La senyora (suposo) Barcelonina NO és anticatalana (no hi ha cap motiu per a dir-ho). Però el partit Ciutadans sí que ho és perquè té en el seu programa (segons crec) la retrocessió de competències de Catalunya al Govern central.
mimartin 19/09/2015 - 11:09h
La retrocesión de competencias al Gobierno Central es, en primer lugar, una medida beneficiosa para Cataluña y para el conjunto de España. Sin embargo, a un criptofanático como el Sr. Ferret, le parece anticatalana. El hecho de que los que defienden la retrocesión como buena para Cataluña, no llamen anticatalán a Ferret es una prueba de que tienen mayor talante democratico. Ferret puede ser pragmático y hasta inteligente, y ver que la secesión sería un desastre, pero eso no obsta para constatar que en el fondo es un antidemócrata porque se cree en posesión de la verdad.
Jokin 19/09/2015 - 11:09h
quien menos se equivocó fue la empresa que hace las encuestas para La Razón que , en este momento, es la única que no da la mayoría absoluta al independentismo.
Mateos 19/09/2015 - 11:09h
Lo de Ferret resulta ya insoportable. Propongo a Crónica Global un encuentro entre suscriptores para conocernos personalmente y saludar a Antoni Ferret. Avisad con tiempo, que le de a RS (está tan alejado) tiempo también de venir.
gforteza 19/09/2015 - 11:09h
Retrocessió de competències no és anticatalanista, ni antibalear o antigalleg. Es conseqüència de la disbauxa dels regnes de taïfes en que s'ha convertit Espanya
1 2
¿Quiere hacer un comentario?