Menú Buscar

"El mensaje de Podemos es de venganza, el de Ciudadanos es de ilusión"

Fran Hervías (secretario de Organización de C's) y Fernando de Páramo (secretario de Comunicación) son dos de las personas de confianza de Albert Rivera. Desde sus cargos en el Comité Ejecutivo de Ciudadanos han contribuido a pilotar el importante crecimiento que esta formación ha tenido en los últimos meses. En esta entrevista revelan a CRÓNICA GLOBAL el secreto de su éxito.

29.03.2015 04:57 h.
23 min
Fran Hervías y Fernando de Páramo, secretarios de Organización y de Comunicación de C's, respectivamente
Sergio Fidalgo

Durante la campaña de las andaluzas el portavoz del PP, Rafael Hernando, comparó a Ciudadanos con 'Naranjito' con intención de ofender, pero supieron darle la vuelta y convertirlo en un elemento positivo. ¿Cómo fue?

De Páramo - No entendemos funcionar de otra forma que no sea en equipo. Aunque parezca que es un tópico que se aplica en los partidos políticos, en Ciudadanos prácticamente todos venimos del mundo de la empresa. Por lo tanto, actuar así es una norma porque es como hemos trabajado en el mundo laboral. Estamos convencidos que si no se trabaja en equipo no se avanza, tenemos esa concepción muy clara. Y en política hacemos lo mismo.

¿Puede detallar?

De Páramo - El caso del Naranjito fue una reacción directa, rápida, que llevamos a cabo con Lula Bueno, nuestra responsable digital, con el propio Albert y con la gente del área de comunicación, con una respuesta que no fue la típica de la vieja política, con una contradeclaración, sino con sentido del humor y canalizando ese tono despectivo con una campaña en redes sociales que involucrara a la gente en un proyecto y así convertir el miedo de algunos partidos, en este caso el del PP, en esperanza e ilusión en nuestras propuestas.

¿Cómo puede un partido pasar en seis meses, como es el caso de Ciudadanos, de ser una alternativa en Cataluña a ser una alternativa a nivel nacional?

De Páramo - Lo que ha conseguido Ciudadanos en Cataluña es plantear una alternativa al nacionalismo, pero también una alternativa de regeneración y de reformas. Y eso es lo que ha calado en el resto de España. Aunque en Cataluña puede parecer que lo que más ha transcendido del partido es la defensa de los valores constitucionales y el plantar cara al independentismo, al final lo que también proponemos es regenerar la vida política y las instituciones, luchar contra la corrupción, y eso es lo que hemos hecho en el resto del país.

Podemos también habla de regeneración...

De Páramo - Nuestro discurso, en un momento en el que la sociedad española pide un cambio, nos ha situado como una alternativa al bipartidismo. Está claro que también existe Podemos, pero su mensaje es de venganza y enfado. Y nosotros estamos proponiendo medidas posibles, viables, sin engañar a la gente y con ilusión. Esas teclas que hemos sabido potenciar no solo en Cataluña, sino en toda España, nos han confirmado como una alternativa para el Gobierno de la nación.

¿Pero qué tiene Ciudadanos ahora que no tuviera hace seis meses?

Hervías - Tenemos exactamente lo mismo, solo que hemos dado el salto a la política nacional de manera decidida y hemos conseguido que la gente se ilusione con un proyecto real y viable. Los españoles estaban buscando una alternativa real para romper el bipartidismo y con la vieja clase política que ha llevado a España a una situación de decadencia y un callejón sin salida.

¿Y qué aporta Ciudadanos?

Hervías - Hemos conseguido abrir la puerta y ofrecer esa salida que muchos compatriotas buscaban mediante un proyecto sensato para reformar nuestro país y sacar a España de la situación actual de crisis, no solo económica sino también institucional. Apostamos por una democracia real, más transparente, con unos partidos saneados y con tolerancia cero hacia la corrupción. Somos el único partido en nuestro país que por el simple hecho de estar imputado no se puede ir en nuestras listas. Tenemos un equipo y tenemos un proyecto, y la ciudadanía lo está visualizando.

¿Cuántos militantes tenían en 2013 y cuántos en 2015?

Hervías - Hemos pasado de dos mil a más de quince mil. Y de veinticinco mil simpatizantes a cien mil.

¿Este crecimiento tan rápido no puede tener riesgos?

Hervías - Todo tiene un riesgo en la vida, pero quien no arriesga no gana. Nosotros somos ganadores y vamos a vencer, y cuando se quiere construir un proyecto a nivel nacional grande y ambicioso, pero que sea viable y sensato, se han de asumir algunos riesgos. Pero nos hemos dotado de unos mecanismos internos de control, democráticamente, con el apoyo de nuestros afiliados, que están en nuestros estatutos. A un afiliado durante seis meses se le puede retirar el carnet, no se oficializa su entrada hasta que pase ese período.

¿Sirve para que otros militantes puedan comprobar su buena fe?

Hervías - Exacto, la idea es garantizar que quien entre lo haga para aportar a nuestro proyecto colectivo, no para beneficiarse. Además, hoy en día con 'san Google', es fácil conseguir un historial de esas personas, para saber si son aptas o no para estar en Ciudadanos. El coordinador de cada agrupación es el responsable de los afiliados que le entran y por lo tanto de verificar cómo es esa persona.

¿Cuál es el procedimiento?

Hervías - Primero se tiene una entrevista y luego se busca en internet, y si ha estado en otros partidos o ha defendido otros valores incompatibles con los nuestros. Si uno ha estado en UCD, luego en el PSOE, luego en el PP, luego en UPyD y pretende entrar en Ciudadanos, es que no lo hace por el proyecto, y no nos interesa. Lo que busca es una marca para saltar de un puesto a otro. Tampoco tiene cabida gente que ha estado salpicada por casos de corrupción. Hemos rechazado en el último año la solicitud de afiliación de cerca de cuatrocientas personas.

¿Cómo han podido gestionar el crecimiento a nivel de intendencia, montar sedes, crear grupos de trabajo, por toda España en tan poco tiempo?

Hervías - Cuando uno cree en lo que hace, no hay límites. Estamos convencidos de que es un buen proyecto para España y vamos a conseguir gobernar este país y realizar la reformas que son necesarias. Con la estructura autonómica de Ciudadanos en Cataluña hemos montado y coordinado un partido a nivel nacional. Representa trabajar catorce horas cada día, no parar los fines de semana, estar conectado permanentemente al teléfono y viajar miles y miles de kilómetros.

De Páramo - Como él no lo dirá, lo digo yo. El papel de Fran ha sido fundamental, ha asumido la expansión nacional con su equipo, colgado al teléfono, en coche a todas partes, sin parar, un año de trabajo durísimo. El partido le reconoce el esfuerzo.

Supongo que en coche, ¿o ya tienen helicóptero?

De Páramo - En coche y en tren, para las andaluzas cogimos un tren para el trayecto Madrid-Granada, que es un recorrido lento.

Hervias - Hicimos Sevilla-Madrid en Alvia, y Madrid-Granada en Talgo, casi cinco horas de tren.

De Páramo - Estamos conociendo la geografía española en profundidad.

Tanto en PP como PSOE el aparato central acostumbra a tener mucho peso. ¿Y en Ciudadanos?

Hervías - Como creemos en la democracia interna, la última palabra la tienen los afiliados. Nuestros candidatos se eligen mediante primarias y escogen a los que van en las listas. Y este sistema abierto, en el que los afiliados deciden, también se aplica a los órganos internos del partido.

¿Cuál es la estructura?

Hervías - En una agrupación, que es el núcleo básico de organización territorial, son los afiliados los que votan a su junta directiva. Y cuando hay la Asamblea General del partido, cada cuatro años, escogen a la Dirección Nacional. Además tenemos mecanismos internos de control, como el Consejo General, que es un órgano asambleario elegido por todos los afiliados mediante listas abiertas y voto secreto, que una de sus funciones es fiscalizar al Comité Ejecutivo.

¿El Comité Ejecutivo realmente ha de rendir cuentas?

Hervías – Sí, y no es una formalidad. Nosotros hemos de pasar cuentas cada tres meses ante ellos. También hay una Comisión de Control Económico y Transparencia que se encarga de auditar las cuentas del partido. Se busca que las bases y la dirección estén permanente comunicadas y que exista un control real de la gestión. Pocos partidos se preocupan tanto por estas cuestiones como nosotros. La idea de la vieja política en la que hay una cúpula y unas bases desconectadas, no va con nosotros.

Apuestan por la corresponsabilización de decisiones...

Hervías - Las decisiones las tomamos de forma horizontal, cualquier afiliado puede proponer y puede aportar. Apostamos por una nueva forma de hacer política a nivel general y a nivel interno del partido. El éxito de Ciudadanos es que los afiliados y simpatizantes son los que tiran hacia adelante el proyecto.

De Páramo - Nuestro sistema de democracia interna además permite establecer una serie de filtros, porque en otros partidos políticos acaban yendo en las listas personas que no tienen la capacidad suficiente o que incluso que están involucrados en temas de corrupción.

¿Cuáles son?

De Páramo - Al tener que elegirse por primarias es difícil que personas sin capacidad, o con problemas de corrupción, puedan contar con el apoyo de los afiliados y acaben encabezando o formando parte de una candidatura. Además un sistema de este tipo está basado en la meritocracia, permite que el talento entre y no salga.

¿Talento y política? Explíquese mejor.

De Páramo - En los viejos partidos la capacidad se ve como algo negativo. Durante mucho tiempo ha costado que entrara en política gente con un buen currículo o experiencia en la empresa porque las decisiones siempre se han tomado a dedo, ha sido la cúpula la que ha puesto al hermano, al amigo o al cuñado en los cargos. Un sistema democrático como el nuestro permite que el talento pueda triunfar. Nosotros estamos captando talento, como es el caso de Luis Garicano.

¿En qué se basa la política comunicativa de Ciudadanos?

De Páramo - Tiene varios ejes que la definen. Para nosotros la comunicación ocupa un lugar central, como pasa en Estados Unidos. En España muchas veces por miedo o por no querer tener contacto con los medios de comunicación o por tener cosas que esconder la comunicación política ha sido una asignatura pendiente de muchos partidos. Entendemos, tanto los cargos públicos como los cargos orgánicos de Ciudadanos, que tenemos la obligación de rendir cuentas. Por eso nunca decimos que 'no' a ningún periodista, atendemos a cualquiera que nos llame, que quiera información sobre nosotros, que quiera una entrevista o explicaciones.

¿Qué más?

De Páramo - También está basada en escuchar, pensamos que es importante la relación directa con los ciudadanos, eso lo conseguimos muy bien gracias a las redes sociales, no solo como un mecanismo de transmisión de información, sino de conversación y de recoger las inquietudes de la gente. Creemos que la comunicación no ha de ser vertical, nosotros de emisor y los ciudadanos de receptores, ha de ser un diálogo para que se involucren. Pensamos que es importante transmitir una imagen positiva, de ilusión, no caer en el vicio de otros partidos, en el "y tú más" y el enfado constante.

Ha tocado el tema de las redes sociales, en las que Ciudadanos goza de cierta buena fama por la presencia de sus dirigentes y militantes. ¿Cuál es el modelo que se ha adoptado?

De Páramo - Desde hace unos cinco años se construyó una red que es la envidia de muchos partidos, que sigue el que utilizó Barack Obama en su campaña para la presidencia. Es una red basada en el voluntariado, confiamos en que es mucho más potente que otros hagan la campaña por ti que no la hagas tú. Tenemos más de diez mil voluntarios por toda España que permite que nuestro mensaje llegue no solo a mucha gente, sino que además tengamos respuesta y se produzca la comunicación directa con los ciudadanos, esa 'conversación' que antes mencionaba.

¿Consideran que es más eficaz este modelo que recurrir a una empresa potente que le gestionen su presencia en las redes sociales?

De Páramo - Sí, porque un voluntario involucrado con el proyecto es mucho más eficaz. La ilusión es mucho más potente que cualquier empresa o que cualquier presupuesto para contratar un community manager. Llevamos cinco años así y nos ha funcionado. Yo entré el pasado julio y hemos potenciado la estructura y adaptado la estructura que ya existía a las nuevas necesidades del partido. Estamos muy orgullosos de ella, porque la implicación de nuestros voluntarios hace que seamos el partido español que más crece en las redes. Y no solo eso, porque además de este dato cuantitativo se produce otro cualitativo: somos la formación que más comentarios positivos genera en la red.

¿Pueden crear un 'trending topic' cuando se lo proponen?

De Páramo - El último más sonado fue el de #YosoyNaranjito, que fue trending topic mundial. Una estructura de este tipo permite que rápidamente se movilice mucho la red, no solo a través de los voluntarios, sino de la gente que está alrededor suya. Es mucho más útil una estructura así que no unos satélites financiados en diversas partes de España.

Se les acusado de utilizar casi en exclusiva la imagen de Rivera. ¿No se corre el riesgo que la gente no les identifique como Ciudadanos sino como el Partido de Albert?

Hervías - Esto es como cuando en el fútbol se dice de un equipo que tiene dependencia de Cristiano Ronaldo o de Leo Messi, y está claro que detrás siempre hay un equipo. Y si no hay un central y un buen lateral por mucho Leo o Cristiano que se tenga no va marcar goles porque no va a ir él solo a coger la pelota en defensa.

¿Entonces?

Hervías - Quienes dicen que dependemos mucho de Albert lo que pienso es que lo que tienen es muchas ganas de tenerlo y al no conseguirlo tienen que buscar excusas. La comparativa con el tema del fútbol es clarísima porque no es que dependamos de Albert, tenemos un equipo a nivel nacional muy preparado y compensado y esas caras se van conociendo poco a poco, como Ignacio Aguado o Begoña Villacís en Madrid, por ejemplo, o gente que ha entrado y se han incorporado, como Javier Nart o Juan Carlos Girauta en su día. O Luis Garicano y Manuel Conthe más recientemente.

Niegan que tengan 'Albertdependencia'.

Hervías - No tenemos 'Albertdependencia', pero si contamos con uno de los mejores futbolistas del mundo en nuestras filas es normal que destaque y que sea el referente del equipo. Con el nivel de mediocridad que hay en la política española no es de extrañar que cuando visualizan que no tienen la capacidad de liderazgo para transformar España intenten atacarnos. En vez de vernos como una oportunidad para aportar soluciones nos ven como un enemigo y a eso le llamo el síndrome de la mediocridad.

Toni Aira, que es un comunicador muy afín al poder, ha popularizado el término spin doctors. ¿Se consideran ustedes dos spin doctors?

De Páramo - Con Toni tengo relación, hablamos bastante porque nos interesan los mismos temas, y es un término que igual que en la política anglosajona es muy común en España todavía no. ¿Por qué? Porque la figura del asesor siempre se ha contemplado como un cargo a dedo elegido por los partidos para darle un puesto de trabajo a los amiguetes. Por eso la figura del spin doctor en España no se entiende y además está mal considerada.

Entonces no lo es...

De Páramo - No me considero un spin doctor. Los que formamos parte de la estructura de Ciudadanos somos personas que hemos tenido la oportunidad de trabajar en la empresa privada y después hemos podido aplicar todo ese conocimiento a lo que es la vida política. Eso es lo que mejor nos define, lo bueno que tiene Ciudadanos es que casi todos hemos visto una nómina, hemos cotizado a la Seguridad Social y eso es fundamental hoy en día para entender la política.

Hervías - Totalmente de acuerdo con Fernando. A la gente le cuesta entender que el éxito de Ciudadanos es que somos un equipo. No somos spin doctors, somos un grupo de gente que trabaja por una idea, y que además nos lo pasamos bien porque nos gusta y disfrutamos con lo que hacemos. Somos gente que venimos de la sociedad civil, que sabemos lo que cuesta tirar hacia adelante y tener que pagarte tú una hipoteca o un alquiler de un piso, lo que cuesta montar una empresa, buscar trabajo...

¿Eso les diferencia de otros partidos?

Hervías - Sí, porque la clase política tradicional, la vieja política, estas situaciones no las han vivido. Me viene a la mente lo del precio de café de Zapatero, que dio el de hace veinte años. Nos llamamos Ciudadanos porque nos consideramos ciudadanos y nos relacionamos con todo el mundo y sabemos el precio de un billete de autobús o de Talgo. Tenemos conexión con la gente porque somos gente, no vivimos en un mundo aparte.

De Páramo - Es que es verdad que nos lo pasamos bien. Somos un grupo de amigos, y eso es importante cuando se comparten tantos trenes, tantos viajes en coche, tantos aviones, tantos hoteles. Porque al final, para hacer el trabajo que estamos haciendo, que lo hacemos con ilusión y con muchas ganas tienes que dejar de lado otras cosas, como son la familia, los amigos, la pareja... Son muchas horas, fines de semana incluidos, y si eso no se hace con un grupo de gente que se lleve bien, por mucho que el proyecto ideológico sea común, al final no funciona. De ahí el éxito de Ciudadanos, porque nos apoyamos y nos gusta trabajar juntos por una idea. Y también sabemos encontrar esos momentos para disfrutar de la vida.

Alfonso Guerra dijo en su momento: "Quien se mueve no sale en la foto". Y otra forma tradicional de actuación de los partidos tradicionales es su infiltración en el movimiento asociativo para controlarlo ¿Pasa esto en Ciudadanos?

Hervías - Los viejos partidos utilizaban estos mecanismos para tener controlada a la sociedad, nosotros estamos totalmente en contra. Defendemos la democratización interna de los partidos y las instituciones para evitar ese mangoneo que ha ido haciendo tanto el PP como el PSOE desde hace más de treinta años, que han convertido nuestra democracia en una dedocracia. En Ciudadanos nos gusta dar el protagonismo a los afiliados, el "quien se mueve no sale en la foto" no lo aplicamos.

De Páramo - A nosotros, y me atrevo también a hablar por Fran, no nos preocupan las fotos. Si he dejado mi trabajo y Fran el suyo para meternos al cien por cien en este proyecto de regeneración no ha sido ni para conseguir un cargo, ni un sueldo. Porque seguramente viviríamos mejor en nuestras antiguas profesiones. Si lo hacemos, es porque confiamos en la propuesta que Ciudadanos defiende. Antes de entrar en política, y lo sabes porque hemos coincidido varias veces en platós y en estudios de radio. Salía más en las fotos que ahora, pero lo que me importa no es el protagonismo, sino como el partido puede ayudar a regenerar España.

¿Algo más?

De Páramo – Me gustaría añadir que en cuanto al control que otros intentan sobre las asociaciones, nosotros no tenemos que disfrazarnos de sociedad civil porque somos sociedad civil. Nacimos de una plataforma civil y Ciudadanos no es solo un partido político, representa el anhelo de un proyecto de regeneración compartido por muchos españoles. Pero pensamos que para cambiar la sociedad hace falta herramientas y palancas, como los partidos, por eso nos hemos dotado de esta forma jurídica.

Comentar
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:16h
Massa llarg per llegir-lo. Em faig el càrrec que és "el partit de Crònica Global". El missatge de Podemos NO és de venjança, això és una acusació "primària".
Mateos 25/08/2015 - 11:16h
Ferret y su memoria: Cuando la entrevista de Fidalgo es a algún federalista, no se queja de que sea larga (y lo son), ni dice que sean "el partit de Crónica Global". Ya digo yo que Ferret tiene un problema de memoria, sí, de memoria selectiva.
Pepitox 25/08/2015 - 11:16h
Fran Hervías es un currante y verle inspira confianza, pero la pinteja de trepa del tal Páramo no me resulta nada agradable. Se le ve que es un chulo de mucho cuidado que incluso interrumpe a su compañero en la entrevista. Que no le saquen mucho, que ese tipo pierde votos.
m.a. 25/08/2015 - 11:16h
No quiero pecar de exceso de frivolidad pero creo que les iría bien un asesor de imagen y quizá discurso, percibo un exceso de "buenismo". Lo primero, sobre todo al señor de la izquierda que me recuerda al penosamente famoso "El bigotes".
¿Quiere hacer un comentario?