Menú Buscar

"El hiato entre la amplia proporción de población que quiere una educación bilingüe y la exigua proporción que la exige indica que en Cataluña no hay un problema, sino dos: el segundo es la falta de libertad, aunque no se deba a los mossos sino a los conciudadanos; o, como podría haber dicho Althusser, no a su aparato represivo sino a su aparato ideológico, la escuela"

25.02.2014 06:18 h.
3 min
Redacción

Mariano Fernández Enguita, catedrático de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid, en un artículo publicado este domingo en SSociologos.com:

"[...] El argumento de la cohesión [para defender la inmersión lingüística en catalán] impresiona, pero no resiste el mínimo examen. Con treinta años de inmersión, Cataluña no es hoy más cohesiva que antes. Entre 1973 y 2007, el índice de Gini, que mide la desigualdad en ingresos de una sociedad (0 y 1 serían la igualdad y la desigualdad absolutas) se mantuvo en Cataluña en 0,29, mientras que en el conjunto de España (donde la desigualdad es mayor por las mayores dimensiones y los desequilibrios territoriales) se redujo de 0,36 a 0,31. En el ámbito escolar, es decir, en materia de igualdad educativa, Cataluña no está ni mejor ni peor. Según la Evaluación General de Diagnóstico, los resultados académicos del alumno dependen del nivel socioeconómico de la familia algo más que en el conjunto de España. Según PISA 2012, tal dependencia también es ligeramente mayor en sólo Cataluña que en toda España (3,5 frente a 3,4 puntos PISA por cada punto de ESCS -digamos de status), y bastante mayor que en las otras tres CCAA bilingües de que hay datos: Baleares (3,4), País Vasco (2,8) y Galicia (2,7).

[...] El segundo mantra es el amplio consenso social en torno a la inmersión. Se basa en que sólo un puñado de familias han llevado a la Generalidad a los tribunales para exigir la escolarización en castellano, pero ignora deliberada y esforzadamente que, cuando se manifiestan en un contexto libre de cualquier coerción, la mayoría de las familias no quieren esa inmersión lingüística en la sola lengua propia. Aunque está muy mal visto preguntar esto en Cataluña, y por tanto cada vez se pregunta menos, varias encuestas han arrojado esta mayoría: el CIS la cifró en el 70% (1998), ASEP en el 78% (2001) y el 68% (2009), DYM en el 91%. Sólo la fantasmagórica consultora Feedback, que vive de algunos ayuntamientos nacionalistas y de La Vanguardia y cuyos datos y técnicas son inaccesibles se ocultan al público, afirma que sean mayoría los partidarios del catalán como única lengua vehicular, y aun así la limita al 81%. ¿Cómo se reduce la amplia mayoría de aquellas encuestas, incluso la sospechosa pero apreciable minoría de esta, a la quantité négligeable de ocho familias con que los nacionalistas suelen hacer sus chistes? Muy sencillo: la presión ambiental. En definitiva, el hiato entre la amplia proporción de población que quiere una educación bilingüe y la exigua proporción que la exige indica que en Cataluña no hay un problema, sino dos: el segundo es la falta de libertad, aunque no se deba a los mossos sino a los conciudadanos; o, como podría haber dicho Althusser, no a su aparato represivo sino a su aparato ideológico, la escuela".

Comentar
cmbg 25/08/2015 - 11:31h
Bueno creo que ya está bien de tanto hablar de el terrible miedo que tenemos los no independentistas y más desde la complutense de Madrid. Es una excusa algo victimista para justificar nuestra pasividad y acomodamiento. Tampoco olvidemos que la suma de los votos de los partidos por la inmersión durante los últimos decenios ha triplicado la de los contrarios a ella, por lo que deduzco que estos últimos tampoco han sabido seducirnos. Por último he tenido y tengo la oportunidad de trabajar con jóvenes victimas de la inmersión y que quieren que les diga: tampoco les va tan mal,hasta los podemos enviar a Madrit o Valladolid y sobreviven!!!
leborgne 25/08/2015 - 11:31h
M. Fernández Enguita es un notable sociólogo especializado en temas educativos, que habitualmente basa sus opiniones técnicas en datos contrastados; a buen seguro que así es también en este caso y que no habla por hablar. Es de agradecer que alguien tan riguroso e inequívocamente situado en la izquierda política contribuya a desmontar tópicos que PSC e ICV han hecho suyos de forma incomprensible, bailándoles el agua al nacionalismo conservador y egoísta de CiU y ERC.
cmbg 25/08/2015 - 11:31h
no se de donde saca el ilustre sociólogo lo de la amplia proporción que pide el bilinguismo. Insisto no nos pongamos más excusas victimistas!
Bruno 25/08/2015 - 11:31h
Cmbg, déjame de decirte que eso mismo me dijo el Director de mi colegio cuando le pregunté por qué mis hijos no podían aprender a leer en español que es su lengua materna, en lugar de en catalán. “Al final también aprenden español”, me dijo. Y yo le respondí: “Pregúntele a un niño de Primaria cómo se dice “serralada” o “guaret” en español. No respondió. Lo que aquí está en juego son dos cosas: (a) Nadie está obligado a renuniciar a su derecho, reconocido en los tribunales, a que sus hijos se parcialmente (solo parcialmente) educados en español; (b) A mí no me vale un español de 3000 palabras, coloquial, aprendido en el patio o en la viendo la tele. En el colegio se enseñan materias y esas materias se vehiculan en un solo idioma. Eso se llama discriminación.
cmbg 25/08/2015 - 11:31h
De acuerdo Bruno. Sólo hace falta que gobiernen partidos que estén de acuerdo con esto y lo cambien.
joseec 25/08/2015 - 11:31h
cmbg, solo hay que conseguir dos cosas: 1. Que los partidos no prostituyan el voto recibido. 2. Que el Parlament sea una representación, a pequeña escala, de la sociedad catalana La casta política actual no debe seguir copando las listas de los partidos. Menos "Maragajols"(Maragall Pujol etc.) y más Garmarlos (García Martínez López etc.) No hay que cambiar de Govern, solo es necesario que los políticos representen a la sociedad plural de la que forman parte.
jojasoclliure 25/08/2015 - 11:31h
Lo que hace falta, cmbg, no es que gobiernen otros partidos, que también, sino que los que ahora lo hacen respeten las leyes y las sentencias (por cierto, eso ya lo hacen, pero sólo con las leyes y sentencias que les son favorables)t'ho diu un català de més de 60 anys, de pares catalans i catalanoparlant, llengua materna i paterna: català, fart i fastiguejat de tanta desvergonya dels "constructors de pàtries" per eradicar el castellà de Catalunya, que per cert també és LA MEVA llengua.
cmbg 25/08/2015 - 11:31h
Són els Maragajols qui impideixen que els Garmarlos facin politica? segur que en part si, però també hi ha hagut molt acomodament de part dels Garmarlos. És el passotisme que ens porta a la manca d'autocritica i victimisme (molt català, per cert) aque tenim també els no independentistes a que em referia en el meu primer comentari. Ens va collonut que ens diguin que estem cagats de por, vinga home!
¿Quiere hacer un comentario?