Menú Buscar

¿El bipartidismo PPSOE llega a su fin?

4 min

Y llegaron por fin las tan esperadas elecciones europeas, las cuales nos han dejado datos interesantes que merecen ser analizados. Estas elecciones estaban enfocadas en dos grandes bloques o cuestiones: la primera, si los dos grandes partidos seguirían dominando con claridad el panorama político español y la segunda, si los separatistas en Cataluña tendrían la suficiente fuerza para llevar su proyecto de ruptura con España y Europa.

El bipartidismo está empezando a tocar fondo, la gente ya empieza a estar cansada de que gobiernen los de siempre con los mismos resultados de siempre

Por lo que respecta a la primera cuestión, los partidos mayoritarios ganaron pero se han dejado por el camino cerca de cinco millones de votos en toda España. Ya iba siendo hora de que estos partidos perdieran votos de manera tan general y queda por ver si serán capaces de reaccionar de una vez y de empezar a darse cuenta que en España la gente está cansada de sus políticas basadas en engaños, corrupción y dar la espalda a la sociedad española.

Los partidos minoritarios -o "el resto", como dicen ellos- han tenido unos resultados geniales dejando a todos satisfechos por el trabajo realizado en esta campaña. Sin duda la gran sorpresa es el partido Podemos, de Pablo Iglesias, con sus cinco escaños y sobrepasando el millón de votantes. Estos proponen una política radicalmente de izquierdas, en la que defienden los referéndums, terminar con las políticas antiterroristas y devolver el poder a la sociedad. Izquierda Unida, con seis escaños, sube de manera espectacular, al igual que UPyD que consigue cuatro. Por detrás, la Coalición por Europa consigue tres escaños. ERC por su parte saca unos resultados extraordinarios en Cataluña, con cerca 600.000 votos. Las nuevas entradas las protagonizan Ciudadanos, con dos escaños, y Los Pueblos Deciden, con uno, al igual que Primavera Europea.

Los separatistas y partidos favorables a la consulta han sido claramente vencedores, aunque no han conseguido la movilización que pretendían

Con estos resultados se deja entrever que el bipartidismo está empezando a tocar fondo, la gente ya empieza a estar cansada de que gobiernen los de siempre con los mismos resultados de siempre. Hay ganas de cambio, ganas de creer en una nueva manera de hacer política en España. Y todo esto ha sucedido con el 45,84% de participación en España, lo que, a mi entender, permite aventurar que con el 70-80% el PPSOE irán cayendo poco a poco obligados a hacer coaliciones, pactos, etc. con otros partidos minoritarios con ganas de hacer cosas por este país y por esta sociedad que tanto se lo merece. El cambio es posible y vamos a hacerlo posible todos juntos.

Por lo que respecta a la segunda cuestión, los separatistas y partidos favorables a la consulta han sido claramente vencedores. ERC consigue 594.149 votos en Cataluña y CiU 548.718, que suman un total del 45% de los votos totales en Cataluña, aunque no han conseguido la movilización que pretendían y hasta cuatro CCAA han tenido mayor índice de participación. El tema se tensa a seis meses vista del 9N, fecha convocada por Mas para votar la independencia de Cataluña. ¿Se acabará convocando? ¿O se acabarán convirtiendo en elecciones autonómicas plebiscitarias? Sea lo que sea, en Cataluña se vivirá con tensión estos próximos meses a la espera de que estos señores sienten la cabeza y piensen con sensatez lo que realmente importa, que en estos momentos es la historia que nos une y no la que nos separa.

Artículos anteriores
¿Quién es... Jordi Obón?
Jordi Obón
Administrador de sistemas informáticos. Militante de Ciudadanos y miembro de Jóvenes de Ciudadanos.
Comentar
Pepitox 25/08/2015 - 11:27h
Del "responsable de comunicación de Ciudadanos" uno esperaría una cierta autocrítica, aunque fuera pequeña, de por qué su partido no solo no ha crecido en Cataluña sino que ha perdido fuelle y no ha aprovechado la caída de PSC y PP.
m.a. 25/08/2015 - 11:27h
Aleccionadoras, las sabatinas intempestivas de hoy en L V...
Eduardo Pinzolas 25/08/2015 - 11:27h
No se equivoque el autor sacando conclusiones precipitadas. El verdadero test al bipartidismo no son estas elecciones, concebidas por muchos votantes como poco comprometidas y, por tanto, ideales para ejercer un voto de aviso o de castigo. Los partidos “emergentes” a los que alude no han dejado aún de ser marginales y, a no dudarlo, caerán en voto en elecciones más “cercanas” como municipales, autonómicas y generales. Ahí es donde el bipartidismo tiene su mejor radiografía. No se pondrá, a mi modo de ver, en verdadero jaque al bipartidismo hasta que no se articule una alternativa creíble al PP y al PSOE con “verdadero” respaldo electoral. UPyD e IU crecerán, sin duda, pero no tienen todavía consolidada la suficiente fuerza como para ser una amenaza seria y, en todo caso, a lo más que pueden aspirar de momento es a ejercer de partidos muleta que condicionen un gobierno del PP o uno del PSOE (menos probable por ahora).
Eduardo Pinzolas 25/08/2015 - 11:27h
(2) En cuanto a Cataluña, insisto en que C’s tiene que centrarse en este ámbito territorial (que está por poner en jaque al Estado y al futuro de España) para combatir al nacionalismo de CIU y ERC y sus tentáculos sociales y tratar de conseguir aglutinar todo el voto no nacionalista posible vistos los problemas y debilidades del PPC y del PSC: aquí es donde tienen, por el momento, su principal batalla. Así es que, como decía Pepitox, un poco de autocrítica y manos a la obra.
Olegario 25/08/2015 - 11:27h
Hay algo que no se ha nombrado: el bipartidismo tiene dos componentes, uno en la voluntad de los votantes y otro en la relación entre votos y representación. Dicho de otro modo, en las europeas, España es una sola circunscripción, en las demás elecciones no. Incluso tenemos instituciones en las que se gobierna en proporción muy alejada respecto a los votantes, me refiero a Diputaciones, Consells Comarcals... y desconozco otros inventos, como por ejemplo, los cabildos. Asignar una representación a los territorios, por ejemplo las provincias, no se sostiene. Imagínense a las veguerías... Cuando hay elecciones en las que los votos casi ni se mencionan y se pasa enseguida a contar escaños, muy mal. Ese es el bipartidismo que se resiste a morir, esa es la gran estafa de la representación. Examinen la proporción en la composición del Parlament. ¡Todos tenemos derecho a ser representados en la misma proporción!.
Dalmau 25/08/2015 - 11:27h
Yo aconsejaría a Jordi a pensar mas en el problema que tenemos en Cataluña que en el bipartidismo nacional. El bipartidismo catalán ha salido reforzado, como desde hace 35 años; con CiU de "pal de paller" y PSC o ERC de falsas alternativas. Pero con el problema de la manifiesta debilidad de los partidos anti separatistas, enfrentados entre ellos por el protagonismo y no por la colaboración eficaz. Los ciudadanos os lo demandaremos en el momento adecuado, a cada uno según su responsabilidad.
¿Quiere hacer un comentario?