Menú Buscar

"El bilingüismo mata"

El filólogo y escritor Pau Vidal -colaborador de Catalunya Ràdio y de El País- denuncia que "uno de los objetivos que tiene el poder castellano es aniquilar" a los catalanohablantes. Reivindica un Estado catalán independiente absolutamente monolingüe en catalán, donde no se entienda a las personas que hablen en español. Considera que el bilingüismo "contamina" al catalán y responde a un "complejo de inferioridad", de "autoodio" y de "subordinación mental" de los catalanohablantes respecto al castellano.

29.01.2015 03:30 h.
7 min
El filólogo y escritor Pau Vidal Gavilán

"Uno de los objetivos que tiene el poder castellano es aniquilarnos. Por tanto, dadas las circunstancias, necesitamos un Estado propio que pueda legislar [sobre la lengua]. E incluso así, durante un período se debería estar muy alerta para vigilar qué pasa. Pero sería un punto de partida irrenunciable porque sin la preeminencia de un idioma no hay supervivencia".

Así justifica el filólogo y escritor Pau Vidal su reivindicación para que el catalán sea la única lengua oficial y "de poder" en una hipotética Cataluña independiente. Y así lo recoge en su último libro, recién salido del horno, que lleva un título muy significativo: 'El bilingüismo mata'.

El bilingüismo perjudica al catalán porque es "contaminado" por el español

El libro defiende la teoría de que "el bilingüismo no funciona" y que "el catalán está lejos de la normalidad", pese a que nunca a lo largo de la historia había habido tantos catalanohablantes como hay hoy en día.

Según Vidal, "el catalán no se está muriendo por falta de hablantes sino por falta de catalán", es decir, por "la contaminación" que el catalán sufre al estar en contacto permantente con el español, y que lo llevará a la "disolución".

"Subordinación mental" al castellano, "autoodio" y "complejo de inferioridad"

En una entrevista para Vilaweb, el autor del libro carga contra la "exaltación del bilingüismo" que hacen los políticos "para no tener conflicto". "Si no tomamos conciencia, nos podemos encontrar que tengamos Estado y no tengamos lengua. ¿Entonces para que putas queremos el Estado?, se plantea.

Vidal, que ha sido responsable de la sección de lengua en diversos programas de Catalunya Ràdio y es el encargado del crucigrama de El País, denuncia que en Cataluña existe una "subordinación mental" de los catalanohablantes respecto a los castellanohablantes a causa de un supuesto "autoodio" o de un "complejo de inferioridad".

"Es normal que tengamos miedo, somos como el perro apaleado"

"Hemos recibido tanto que es normal que tengamos miedo. [Los catalanohablantes] somos como el perro apaleado que cuando te acercas recula y empieza a ladrar. [Utilizar palabras en español al hablar en catalán] pasa cuando te han dicho durante siglos y siglos que tu lengua no vale nada y te la han asociado a la idea de campesion, de rústico, de anticuado", insiste.

Y formula lo que denomina el "síndrome del polvo": "Si tú dices a alguien 'ahir vaig fotre un clau de collons' ['ayer eché un clavo de cojones'], en seguida te imaginan con una barretina en un pajar del Solsonés. En cambio, si dices 'quin polvo que té aquesta tia' ['qué polvo tiene esta tía'], el imaginario es otro. No es mejor que el clavo, pero la sumisión hace que a la gente le parezca así".

"No basta con la inmersión"

El filólogo considera que la inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán que se aplica en las escuelas públicas no es suficiente. "No basta con la inmersion", asegura, porque "hoy hay cientos de miles de alumnos que han pasado por la inmersión y no son catalanohablantes; dicen que lo saben hablar pero no lo hablan habitualmente; y no solo eso, sino que muchos tienen dificultades para hablarlo; no los podemos contar como catalanohablantes".

Y añade: "Si nos dijesen la verdad, nos deprimiríamos mucho. Durante treinta años no la hemos dicho, nos ha parecido que todo iba mucho mejor y ahora nos encontramos con esto".

Propone una Cataluña en la que no entienda a los que no hablen en catalán

¿Qué propone Vidal? "Falta una ley. Es decir, que las circunstancias sean otras. Falta lo que tienen en cualquier sitio normal: un código preeminente. Que el niño, cuando sale del instituto con un catalán precario porque en su entorno no lo hablan, se encuentre con la obligación de utilizarlo. Pero literalmente: que vaya a un sitio donde no le entiendan si no habla en catalán. Como en cualquier sitio. Porque, si no, las lenguas se oxidan".

Y rechaza el argumento de los que dicen que, si el catalán ha sobrevivido al franquismo, no morirá: "La aceleración y la revolución tecnológica han hecho que los medios que tenía el franquismo para aniquilar la lengua fuesen un chiste al lado de los que hay ahora. Porque ahora tenemos una frecuencia de contacto lingüístico incomparablemente superior a la de entonces. Hablamos con más gente, nos llegan más canales de televisión y radio, y las redes sociales nos han puesto en contacto con mucha gente continuamente y con muchos lugares. Eso hace que las posibilidades de contaminación aumenten exponencialmente".

Entre los principales responsables de esa "contaminación" del catalán, el filólogo apunta a los medios de comunicación en catalán. "Difunden el modelo contaminado" por el castellano, insiste. Y pone como ejemplo destacado las retransmisiones de fútbol "porque transmiten una cantidad de virus terrible", y las traducciones de los diarios.

Defiende el monolingüismo en catalán pero prefiere llamarlo "lengua de poder"

Vidal insiste en que la única solución es impolantar un monolingüismo oficial y real en catalán, pero no le gusta ese término porque es "feo y fácil de desprestigiar por parte de quien no sabe".

"A mí me gusta más la expresión 'lengua de poder'. Cuando oyen decir 'monolingüismo', en seguida gritan: '¡Ah, nos quieren llevar a todos a la cárcel!". En cambio, 'lengua de poder' simplemente quiere decir que sea la lengua efectivamente obligatoria a la hora de vivir en este país [por Cataluña], como pasa en cualquier lugar", concluye.

Comentar
jaumeprimer 25/08/2015 - 11:19h
Volen acabar amb la cultura de molts catalans, que ens estimem 2 llengües per igual... A més no diu res de l'anglès, idioma del que cada vegada incorporem més lèxic.
JuanPerez 25/08/2015 - 11:19h
Li convindria tenir una xerradeta amb Albert Branchadell, perquè fouy aquest filòleg qui va descobrir que esdevenint la llengua del Poder, el català, els nens s'estimaven encara més el castellà, la llengua de la llibertat. La desesperació no només força les persones a fer coses que mai no farien en d'altres circumstàncies, sinó, sobretot, a dir bestieses que mai haguessin gosat dir si s'ho haguessin rumiat dues vegades, tot plegat. El museu dels horrors dialèctics secessionistes és ja, de facto, un capítol negre de la història de Catalunya.
Antoni Ferret 25/08/2015 - 11:19h
1) La frase del títol, "El bilingüismo mata", és una bajanada. 2) En parlar de bilingüisme s'han de tenir en compte algunes coses: Que Catalunya "encara" NO és bilingüe; Que hi ha d'haver una posició indiscutiblement preferent del català, per la seva història, pel seu caràcter de llengua pròpia. 3) És veritat que avui hi ha una proliferació de mitjans tècnics que fan que la suplantació de llengües sigui molt més fàcil que abans. 4) Això que els qui no parlin català no se'ls entengui és INADMISSIBLE i un sectarisme. 5) S'han d'usar i ensenyar TOTES DUES llengües, però sempre amb la correcta preferència del català, com li correspon.
m.a. 25/08/2015 - 11:19h
Cretinos iluminados hay en todas partes; lo malo aquí es que el Poder los manipula cuida y alimenta hasta que se le escapan de las manos. Y ¡pobres latinoamericanos! Tener país pero no lengua propia...¿O India y China? ¡qué perdidos están! Convivir con tropecientos idiomas. Aquí un perfecto mentecato soltando estupideces, si es pata negra, cargo al canto. Verbigracia, Ferran Martorell Y el triple de presupuesto para cultura...
RS 25/08/2015 - 11:19h
Vidal tiene toda la razón, y basta ver lo que ha pasado en Irlanda para entenderlo. Después de un siglo de independencia y bilingüismo gaélico-inglés, el primero está agonizando.
Antonio 25/08/2015 - 11:19h
Este señor no es un mentecato, como le han calificado, sino la expresión diáfana de lo que vienen haciendo desde la administración catalana desde hace muchos años. ¿Qué es sino la escuela, sino ese Estado Catalán dirigido por pederastas de la lengua y la nación? Los mentecatos somos los que consentimos a estos falangistas estelados.
Pablo 25/08/2015 - 11:19h
Hay que vivir muy alejado de la realidad para pensar que en la era de la comunicación se puede vivir sólo en Catalán. Del siglo XXI nos quieren llevar al XIX otra vez. Para atrás como los cangrejos.
JDuck 25/08/2015 - 11:19h
Aunque ni soy filólogo ni pretendo serlo, tengo alguna noticia del origen de las palabras “filia”, “fobia” y “logos” y su significado. Las dos primeras me parecen archiconocidas. La tercera merece cierta reflexión. Tengo entendido que su primer origen está en Heráclito, pensador presocrático. Su significado actual podría ser pensamiento o, mejor aún, razón vital. Pero esto se refiere únicamente al logos interior. El logos exterior es la palabra o expresión con la que una persona humana comunica a otros algo de su logos interior, si la correspondencia entre ambas vertientes del logos es real. Ambas vertientes del logos son distinguibles pero inseparables, y se influyen recíprocamente. Este pseudolingüista, manifiesta con su logos exterior la oscuridad de su logos interior, ensombreciendo u oscureciendo las conciencias de otras personas. Frente al oscurantismo, iluminación, no iluminismo.
Moret13 25/08/2015 - 11:19h
Para bien o para mal, a cada lengua existente actualmente en el mundo se le puede asociar el valor económico que resulta de sumar las rentas per cápita de todas las personas que tienen esa lengua como propia. Y cada día se producen millones de decisiones por las que se escoge una lengua y no otra en función de ese valor económico. Eso hace que el futuro de las lenguas económicamente débiles sea menos claro que el de las económicamente fuertes. Esa es la realidad. Otra cosa es que haya quien quiera sacrificar algunos recursos para mantener viva el mayor tiempo posible una lengua de futuro incierto. Es una decisión tan válida como cualquier otra siempre que lo sacrificado sea propio y no de otros. Por otra parte, una lengua minoritaria tiene más posibilidades de supervivencia si convive en buenos términos con otra lengua más fuerte económicamente que sea de fácil acceso y aprendizaje para los hablantes de la primera.
granuribe50 25/08/2015 - 11:19h
Me comenta alguien a quien aprecio por su mesura y equilibrio: Me reafirmo en mis temores. No hay duda de que es un tipo inteligente y sabe muy bien de qué habla. Lo alarmante de su tesis es que la pureza de la lengua parece ser el único elemento a considerar en la configuración de un estado propio. Y, mi querido granuribe50, todo esto, ¿no le recuerda a usted algo?. Substitúyase "lengua" por "raza" y estaremos reinventando el nazismo. Pues sí que es un adelanto...
1 2 3
¿Quiere hacer un comentario?