Menú Buscar

“Con sentido común podemos ganar al independentismo en Girona”

Jean Marie Castel es el Delegado provincial de Ciudadanos en Girona. Su padre es bretón, y asegura que en esa región, la zona francesa que tiene más personalidad propia, nadie cuestiona la presencia de la bandera de Francia en los edificios públicos. Defiende que los ayuntamientos han de cumplir la ley y asegura que trabajarán para que los símbolos comunes estén presentes en los municipios. Clama por la regeneración de la política y porque las instituciones locales trabajen con los emprendedores para facilitar la creación de nuevos negocios.

21 min

¿Sigue siendo la provincia de Gerona ‘territorio comanche’ para los constitucionalistas?

Creo que no, fue la pegatina que tuvo durante demasiado tiempo, hasta que Ciudadanos comenzó a hacer una política activa y dio oportunidad de expresarse a mucha gente, a aquella Cataluña silenciosa que quería decir en voz alta su opinión. Y que quería poner punto final a tanta mentira, a la lluvia fina nacionalista que lo ha impregnado todo y ha acabado por convencer a mucha gente que no había otra alternativa salvo la independencia, cuando es una gran falsedad.

Mensaje que ha calado en buena parte de la sociedad catalana…

Sí, entre otras cosas porque ha contado con la permisividad de los diferentes gobiernos de España. Por un cambio de cromos políticos, por un “yo te apoyo aquí y tú a mí en Madrid”, los dos grandes partidos nacionales han mirado hacia otro lado y han permitido el avance del independentismo. Luego hacían como se oponían en el Parlament, pero si en La Moncloa hubiera habido presidentes consecuentes estos intentos secesionistas no habrían avanzado tanto.

¿El apoyo de CiU en el Congreso ha causado esa ‘lluvia fina’?

CiU ha usado sus diputados para estos fines, y no para defender sus ideas nacionalistas en Madrid. ¿Por qué los diputados de CiU en el Congreso no han utilizado los mecanismos que les permitiría conseguir lo que pretenden para Cataluña? La respuesta es sencilla, saben que la votación la tienen perdida. Las decisiones que se toman en los organismos competentes se han de respetar, y si no es así la democracia no tiene significado.

¿Qué es lo más curioso que le ha pasado a Ciudadanos en Gerona, un territorio en teoría difícil para sus postulados, durante la pasada campaña electoral?

Más que curioso yo hablaría de sorpresa. De acercamiento, de gente que ha salido del miedo a no decir lo que pensaba. De un partido como Ciudadanos que se ha convertido en su voz en los diez municipios en los que nos presentábamos en la provincia. Y de ellos conseguimos representación en ocho, y en los dos que no hemos entrado en uno nos hemos quedado a diecisiete y en otro a treinta y tres votos. Esta ha sido la novedad.

Entonces considera que la “sorpresa” ha sido la reacción de la gente.

Durante la campaña la gente nos venía a buscar y no nos decía al oído “os apoyo”. Decían a voz en grito “os votaré”. Ese es el cambio, el que han visto un partido con un proyecto regenerador para España, y una alternativa clara al independentismo en Cataluña. Frente a su lluvia fina, a sus mensajes envolventes está la voz clara de Ciudadanos. También a nivel municipal, porque es el ámbito político más cercano, el que te permite tocar de primera mano el problema. Que ha de ir buscando a menudo soluciones a situaciones creadas por otras administraciones, por los recortes a nivel nacional o autonómico.

Cree que los municipios han de solucionar las carencias de otros poderes.

Es que es así. Y lo más triste es que quienes aplican los recortes mantienen una macrosestructura. A veces me enervo cuando detrás de un diputado que da apoyo a un gobierno incompetente para generar trabajo o para desarrollar políticas de prevención frente a los problemas reales, vemos que necesita cuatro o cinco asesores detrás suyo, que cobran más que el mismo diputado, y que son contratados para llevar a cabo el trabajo que debería hacer ese diputado.

Denuncia la profesionalización de la política.

La profesionalización del ámbito político ha creado la desafección y ha aumentado la abstención. Muchos piensan que vote lo que vote, no cambiará nada. Y no es cierto, sí que se pueden cambiar las cosas, hemos de hacer la gran llamada a los que no participan para que lo hagan.

¿Ha habido algún ‘número’ de la CUP o de ERC en los plenos de constitución de los nuevos ayuntamientos en Girona?

Han recurrido a un intento de habilidad política para decir lo que quieren decir después de decir lo que han de decir. Por imperativo legal prometen o juran el cargo, y algunos a continuación añaden “sin que esto desvirtúe lo anteriormente expresado” y sueltan su mensaje independentista.

¿Y les saldrá gratis?

Espero que a nivel de subdelegaciones de gobierno, juntas electorales y otros organismos del Estado, se actúe sobre aquellos concejales que, en base a Ley, no haya hecho el juramento o promesa de forma adecuada. Y que se les obligue a hacerlo de nuevo, de manera correcta, porque aunque tienen un acta de regidor en base a unos resultados electorales, este defecto de forma les inhabilitaría para ejercer sus funciones.

¿Ciudadanos va a actuar en este campo? A veces los subdelegados del Gobierno se hacen los sordos…

Evidentemente, y pongo el ejemplo de Girona. En la última sesión del pleno, el dedicado al cartapacio, tomé la palabra y dije que aprobamos el acta de la sesión anterior, la de toma de posesión, como tecnicismo en cuanto a que allí se recogía la literalidad de lo expresado y acaecido, pero sin que ello desvirtuara las acciones pertinentes que podríamos llevar a cabo.

¿Qué harán?

Hemos recopilado todas aquellas actas que en su literal expresan aquello que entendemos pueden desvirtuar o desnaturalizar el juramento o promesa y evidentemente vamos a adoptar las medidas oportunas que la ley y el ordenamiento jurídico nos ofrece.

¿Cuáles son las prioridades de Ciudadanos en Gerona capital?

Garantizar a la ciudadanía que el consistorio cumplirá la Ley. Hemos conseguido ya que ondeen las cuatro banderas en el Ayuntamiento de Gerona. Ha sido un proceso largo, inicialmente lo llevamos al Ayuntamiento, posteriormente a la Subdelegación y ya ha sido dictada una sentencia firme que es ineludible. El Alcalde de turno, en este caso el señor Puigdemont, sabe las consecuencias que pueden pasar si se vuelve a descolgar la bandera de España o aparecen fantasmas…

¿Fantasmas?

En Gerona se habla desde dentro de la institución del “fantasma que descuelga las banderas” en el Ayuntamiento. Aparece a las doce de la noche y por la mañana falta alguna. Pero bromas aparte no solo se vulneraba la ley a la hora de descolgar la bandera española…

¿Qué más?

Cualquier institución municipal debe entender que su ciudadanía es plural, y hay muchas sensibilidades diferentes, y por eso ha de ser neutra, ha de partir de la base fundamental de no crear un mal precedente, y cumplir las leyes. Cuando el Rey Juan Carlos abdicó, el que hoy es Alcalde, el señor Puigdemont, permitió a un antiguo concejal de la CUP descolgar la fotografía de Su Majestad, que ha de estar en la Sala de Plenos.

¿Y no se ha repuesto?

No. Por eso desde Ciudadanos vamos a solicitar que en aquella casa en la que desempeñamos nuestro trabajo como concejales esté adecuada a la Ley. Sabemos lo que nos contestará el Alcalde, y nos vamos a adelantar, porque nuestro grupo va a donar a la ciudad y al plenario la fotografía del Rey, para que se cumpla la normativa vigente y presida la Sala de Plenos.

Siga con sus prioridades para la ciudad…

Queremos un Ayuntamiento que esté al lado de los ciudadanos, que esté al lado del emprendedor. Que apueste por la reactivación económica y laboral de Gerona. La cultura y el turismo, dos elementos claves para el progreso de la ciudad, en el cartapacio municipal los han englobado en otra área, sin darle la importancia que merecen, ya que merecen un área propia para cada una de ellas para que sirva para potenciar su desarrollo. Visitan la ciudad de Gerona cada año entre cinco y seis millones de personas. Este turismo se ha potenciar abriéndolo a todos los barrios, no solo el ‘Eixample’ y el ‘Barri vell’, porque Gerona tiene un patrimonio increíble, como en Sant Narcís, que tiene una plaza emblemática; o Les Pedreres, el gran mirador de la ciudad; o Sant Pere dels Galligants…

¿Qué quiere decir?

Si sabemos trabajar en un modelo global de turismo de ciudad podremos conseguir estancias más prolongadas y reactivar económicamente la trama hotelera, de restauración y de pequeño comercio de todos los barrios, y no solo de los más conocidos.

¿Qué papel ha de tener el municipio en la reactivación económica?

Detrás de una persiana cerrada solo hay una recaudación municipal que se llama IBI. Pero si el negocio está funcionando hay un IBI, impuestos directos e indirectos por actividad y un autónomo o un trabajador en régimen general. Y quizás más empleados. El Ayuntamiento debería pensar cómo puede gobernar para en momentos de crisis ayudar a recuperar la ilusión a los inversores.

¿No pasa en Gerona?

Lo que no puede ser es que llega un inversor, va al Ayuntamiento y antes de abrir la persiana ya haya tenido que desembolsar nueve o diez mil euros. Pongamos las facilidades oportunas, el Ayuntamiento ha de caminar al lado del emprendedor. Ofrecerle apoyo, dejarle claro que impuestos ha de afrontar y ayudarle en esa primera etapa tras la apertura, para que el negocio se consolide. Hay que estar con el inversor, y no crear desafección. Porque si además se añade la incertidumbre política en Cataluña y las dudas sobre la seguridad jurídica en el futuro, se dan casos como algunos que he conocido personalmente de empresarios que han preferido abrir sus negocios en otras comunidades autónomas que han encontrado amabilidad gubernamental y seguridad. Y así se pierden puestos de trabajo en Cataluña.

¿Cómo es posible que la ciudad de Gerona, que fue durante muchos años un feudo del PSC, se haya convertido en una plaza independentista?

Después de veintisiete años de un señor que se llamaba Joaquim Nadal, que en el ámbito municipalista, la gestión del día a día, conocía bien la ciudad, nos llegó un PSC descafeinado. Primero vimos un bipartito que se acabó convirtiendo en un tripartito, que lo vivimos ocho años. Un tripartito que triplicó la deuda, que llevaron a cabo políticas sociales, llenándose la boca y poniéndose medallitas en el pecho, sin que hubiera un fondo económico. No eran sostenibles en el tiempo y así se ha demostrado.

Clama por la responsabilidad en la política.

En general los políticos hemos de ser más responsables de nuestros actos, incluso con nuestro patrimonio personal. ¿Cuántas veces vemos a los políticos que han robado, que se han apropiado de fondos públicos, que se empieza a visualizar públicamente el problema cuando ya ha prescrito? Esto indica un mal funcionamiento de la separación de poderes, no quiero decir que haya prevaricación por parte de los jueces, pero si fueran absolutamente independientes respecto a los políticos, seguro que se producirían menos errores.

Felipe VI antes de ser Rey, fue Príncipe de Gerona… ¿Se respeta la monarquía en la provincia?

Sabemos cómo actúa la CUP y el pensamiento único, creyéndose con la capacidad de faltar al respeto. Porque hay que recordar que mi libertad acaba dónde empieza la del otro, y la mía dónde empieza la suya. Y así es posible un diálogo constructivo. Pero ellos abogan por la división y la destrucción. Desde Ciudadanos apostamos por la regeneración y la construcción. Que es posible otra forma de hacer política, basada en la unión.

Diálogo y unión. Bonitas palabras.

Yo, que soy medio francés, por parte de padre, y medio español, por parte de madre, he seguido y sigo la política francesa. Y en España ocurren cosas que no pasan en otros países en los que la igualdad, la libertad y la fraternidad las tienen asentadas de raíz, y pongo por ejemplo a Francia.

Siga…

Mi padre es de la región de Francia, quizás, con más personalidad propia, la Bretaña. Y allí, en todos los municipios veo la bandera de Bretaña y al lado la francesa. Y cualquier bretón de pro te dirá que la francesa debe estar, porque también la consideran suya. Esto demuestra que España es una democracia joven, que ha de aprender de los países con más experiencia democrática y fortalecerse. Los gobiernos municipales y autonómicos han de ser conscientes de sus responsabilidades, y si alguno no las cumple, se les ha de exigir.

El ganador de las primarias de Podemos para las próximas elecciones autonómicas, Albano Dante, se consolidó como activista social en la provincia de Gerona. ¿Cree que Podemos en Cataluña es fiable, desde un punto de vista constitucionalista?

Desde Ciudadanos nos apartamos de los populismos. Gobernar y hacer política es apartarse de la vieja guardia, y de aquellos populismos que miran hacia atrás, cuando lo que hay que hacer es fijar la vista en el futuro. Además en Podemos navegan cada día según de dónde sople el viento, y según les convenga. Han ido adaptando su discurso y sus propuestas a medida que les ha interesado, y aún veremos más virajes…

Entonces no se fía mucho…

Es evidente que en este país, y me refiero a España, se han de producir cambios. Pero la base del populismo no es la mejor para llevarlos a cabo. La nueva Transición que hemos de construir ha de ser a partir del diálogo.

Como Delegado Provincial le ha tocado crear una estructura de un partido constitucionalista en un territorio que parece hostil para el proyecto común español. ¿Qué dificultades se ha encontrado?

Cuando llegué al partido en el 2011 ya había gente batallando, incluso en momentos más críticos. En los inicios, debido a la presión social y por sentirse perseguidos, tenían que reunirse casi de forma clandestina. Eso era antidemocrático y vulneraba la libertad de expresión.

¿Qué hicieron?

Hacer frente y decir lo que pensamos. Mantener aquello en lo que creemos y defenderlo públicamente. Y la situación poco a poco ha cambiado. La barrera del sonido se rompe cuando creamos la estructura de C’s en un municipio, cuando los militantes comienzan a tener voz, a participar en la política local, a poner carpas y tener presencia en la calle. Cuando le explicamos al ciudadano que estamos aquí, y estamos para quedarnos. Y mucha de la gente que hasta ese momento tenía la voz cohibida dice “por primera vez tengo en mi ciudad algo que cuando lo escucho, me gusta”.

¿Cómo va la expansión por la provincia?

No paramos, tenemos previsto entrar en nueve o diez zonas, algunas de ellas en las que el radicalismo independentista está muy implantado. El crecimiento de C’s en Gerona viene por la apuesta por la participación activa, la gente no solo se afilia para escuchar e ir a las reuniones, dan su opinión y crean un debate interno que nos hace avanzar. Porque así es como se proponen los cambios para mejorar la ciudad, Cataluña y toda España.

¿Se puede derrotar al independentismo en Gerona?

Evidentemente. Con sentido común, siendo consecuentes, con argumentos y explicando y proponiendo, con credibilidad, una alternativa. No basta con desacreditar las posiciones de los soberanistas , la política del “no” no es suficiente. No se puede desmontar la lluvia fina que han creado los nacionalistas durante muchos años solo con desacreditar sus ideas. Hay que defender un modelo razonable y posible, que sea mejor.

¿Cómo?

La credibilidad se gana explicando cómo podemos mejorar, con medidas concretas, sensatas y realizables. Y la ciudadanía ha de tomar la conciencia que tienen en su mano, en cada convocatoria electoral, cambiar la realidad. Por eso hemos de convencer a la gente que se abstiene que participe. Que los que han dejado de votar por la desafección causada por la mentira, por la corrupción, por programas de gobierno, como el del señor Rajoy, que han sido vulnerados una y otra vez, vuelvan a hacerlo ilusionados. Y es que me hubiera gustado preguntarle algo a Rajoy…

¿Qué le hubiera preguntado?

Cuando dice que no han podido cumplir su programa porque “lo que se encontraron al llegar al gobierno era peor de los esperado”, me gustaría preguntarle qué control hizo como jefe de la oposición al ejecutivo de Zapatero. Es triste observar como la poca responsabilidad de los sucesivos gobiernos de España, que no llevaron a cabo lo que nos prometían, nos han conducido a una situación de crisis que los que estamos en política municipal vemos sus consecuencias con toda su crudeza. Hemos llegado al límite, la gente pide cambios, y solo pueden hacerlos aquellos que en las diferentes etapas los hemos ido proponiendo, enriqueciendo y renovando. Pero siempre siguiendo unos principios básicos que se han de respetar. A nosotros, a Ciudadanos, nos han querido desprestigiar diciendo que si pactamos con unos y con otros, como si no tuviéramos principios.

¿Y?

Para empezar, no son “pactos”, porque no entramos en el gobierno. Y segundo, bajo la premisa de respeto a la lista más votada. Pero con el compromiso de hacerles firmar, a los que quieran nuestro apoyo, algo inimaginable en la historia política de nuestro país: un decálogo de reformas de regeneración, de transparencia, de obligarles a hacer primarias a partidos que ni las conocen… España necesita un cambio, Cataluña necesita un cambio y los municipios, como Gerona, en el que tenemos responsabilidades desde la oposición, también. Se han de poner las premisas para que todo el mundo entienda que estar en política no es un juego y tampoco una profesión. Estar en política es una vocación y una responsabilidad.

¿Quiere hacer un comentario?