Menú Buscar
Primeras planas

Destripando a Vox y tensión naval en Gibraltar

Alerta ultra en los medios. Santiago Abascal, omnipresente. La opinión del presidente sobre las prebendas judiciales monárquicas. Torpedeando himnos en el Peñón

05.12.2018 09:19 h.
12 min

Ni el PP ni Ciudadanos van a a poder gobernar en Andalucía con el apoyo de Vox, aunque Santiago Abascal (alias Atila) le haya contado a Pedro García Cuartango en el ABC que no quieren cargos ni consejerías, sino echar a los socialistas, mínimo común denominador de la derecha en todos sus grados. Curiosamente, pretenden lo mismo que la izquierda, que batalla para echar a la derecha de donde gobierna. 

La presión mediática les resultaría difícilmente soportable a naranjas y peperos. Nadie puede estar todo el día justificando que acepta el apoyo de un partido catalogado como ultra, machista, homófobo, antiabortista, franquista, centralista y hasta taurino. Es imposible o muy difícil, tal vez sólo al alcance de un Pedro Sánchez que gobierna con la perpetua cantilena de lo espurio de los votos que le llevaron a la Moncloa

El juego tiene dos objetivos. El primero y aparente sería conquistar la presidencia de la Junta de Andalucía. Pablo Casado promete consejerías para todos, pero en Ciudadanos temen el abrazo del oso. Se trata de ver quién no tiene la culpa de que se repitan las elecciones.

Ni una sola voz, ni un solo padre fundador del partido ciudadano avala el más leve contacto con esa derechona de Vox. En el reportaje de la televisión pública vasca emitido anoche por su correspondiente catalana asocian a Vox con el Yunque mexicano y no con el Ku Klux Klan porque todavía no había aparecido el tuit de David Duke, antiguo jefe de los racistas americanos que comparece en Twitter luciendo bíceps. 

Se trata de un tipo indudablemente lechoso, blanco blanco, que ha cambiado el capirote cucurucho por un gorro de Santa Claus para la foto tuitera. Las apariencias son lo que tienen. De no saber las filias del amigo Duke se podría decir que un excomponente de los Village People es de Vox, concretamente el que salía de cowboy

Indagar en las entrañas de Vox es de obligado cumplimiento en los medios. En el referido programa de ETB, exmilitantes y excargos del partido sostienen que lo paga el Ibex 35, que es lo mismo que se dice de Ciudadanos. También dejaron caer que Abascal y su entorno están ahí para vivir de la política, se conoce que a diferencia de los demás partidos. Se recuerda que de muchacho fue apadrinado por Aznar y que Esperanza Aguirre le proveyó de dos estupendos cargos autonómicos de las autonomías que ahora se quiere cargar este huno. Nada no sabido.

Más detalles. En Público vinculan a Vox con Jusapol. Escribe Carlos Enrique Bayo: "Ha sido un auténtico mazazo para la izquierda andaluza y una sorpresa más que inesperada para los analistas, que tanto el PP como Ciudadanos quieren aprovechar para hacerse con el poder en Andalucía. Pero el meteórico despegue electoral del partido ultraderechista Vox --de 0 a 12 escaños en unos meses de campaña-- es menos inexplicable si se toma en cuenta el poderoso impulso que recibió desde los sectores de extrema derecha dentro de la Policía Nacional, así como de la plataforma Jusapol por la equiparación salarial con las policías autonómicas, que incluye también a la Guardia Civil".

Sigue la nota: "Este fenómeno, que ha sido poco estudiado hasta ahora y que refleja la tremenda influencia que tiene la ultraderecha en el seno de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, se ha visto reforzado en el último año por las campañas del "A por ellos" agitadas contra los independentistas catalanes, que han tenido mucho seguimiento en Andalucía".

El punto filipino es "la tremenda influencia que tiene la ultraderecha en el seno de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado". Alerta ultra.

En El Món, en cambio, recurren a datos contrastables para trazar de dónde viene y a dónde podría llegar este partido. Escribe Gemma Aguilera: "“Ben aviat tindrem diputats al Parlament de Catalunya". És la profecia del president de Vox, Santiago Abascal, després que la formació d’ultradreta hagi aconseguit 12 escons al parlament andalús fruit dels gairebé 400.000 sufragis aconseguits, i de retruc, pugui fer el salt a les institucions espanyoles amb un senador per designació autonòmica. Els resultats electorals de l’extrema dreta a Catalunya a priori no dibuixen una perspectiva de gran èxit com a Andalusia. A les eleccions espanyoles del 2016, Vox va obtenir només 197 vots a Catalunya, i a les municipals del 2015, on va concórrer només en algunes poblacions, no va obtenir cap regidor. A tall d’exemple, a Barcelona ciutat va obtenir 1.505 vots (0,22%), i a Sant Cugat, 482 (1,32% dels vots). A tot l’Estat, Vox va obtenir 22 regidors i 50.015 vots. L’altra formació d’extrema dreta a Catalunya, Plataforma per Catalunya, va passar dels 67 regidors del 2011 als 5 del 2015. PxC no es va presentar al Parlament el 2015, però el 2012 havia obtingut 60.000 vots a tot el país (1,65%). Sobre el paper, aquests resultats no evidencien cap possibilitat remota d’assalt al Parlament de l’extrema dreta, però des del 2015 i el 2016 ha plogut molt a Catalunya. L’ascens de Cs és la prova que el nacionalisme espanyol fa forat al país. La formació d’Inés Arrimadas va guanyar les eleccions del 21D amb 36 diputats. Per tant, és difícil descartar també un ascens de l’extrema dreta fins al punt d’obtenir representació parlamentària".

Más noticias españolas. El ciudadano Pedro Sánchez opina que hay que eliminar la inviolabilidad del Rey y cree que Felipe VI estaría encantado. Inmediatamente salió el ministro José Luis Ábalos para advertir que el presidente Sánchez no tiene previsto proponer la violabilidad del monarca, sino presentar los Presupuestos en enero y que se moje el independentismo, que diga claro si prefiere al imperfecto PSOE o a un tripartito de extrema, extrema, extrema derecha.

Mañana se cumplen cuarenta años de la Constitución española y hay kamikazes que lo celebran. Ahí está Joaquín Luna, que despacha un artículo en La Vanguardia a favor, muy a favor incluso del Emérito. Escribe Luna: "Para mí y unos cuantos ciudadanos más, mañana es una jornada gratificante. Un día para sentirse satisfechos como integrantes de una nación --la que nos tocó vivir, cosas del azar-- que supo transformarse mediante la generosidad, el respeto al otro y un espíritu de diálogo que hizo posible que hoy muchos puedan ciscarse en el llamado "régimen del 78". Y denigrar, por ejemplo, a una figura histórica como Juan Carlos I, a la que muchos guardamos gratitud pese a los errores en el ocaso de su reinado, algo bastante humano y propio de personajes decisivos en la historia de sus países (Helmut Kohl o Mao Zedong entre otros)".

Y sigue: "Muchos de los que hoy se ceban en la figura de Juan Carlos I son los mismos que se pirraban por saludarle, gastarle bromas de buen rollo o reconocer la sensibilidad dispensada por el monarca a Cataluña, empezando por el discurso en el Tinell en catalán allá por 1976 y pasando por los JJ.OO. de Barcelona, de los que aún nos lucramos a pesar del desprecio olímpico del independentismo, cuyo relato ningunea aquel acontecimiento --¡y sin 3%!--. ¿Alguien ha hecho desde entonces algo más rentable, productivo y global para el conjunto de la sociedad catalana? Claro que entonces Catalu­ña se expresaba en Madrid por boca de Roca Junyent y hoy lo hace por gestos y de Gabriel Rufián".

Hazañas bélicas. Tensión en el Peñón. Los ingleses denuncian una incursión en sus aguas del patrullero de la Armada Infanta Elena con la Marcha Real a todo trapo. El Reino Unido va a presentar una protesta diplomática. "Fíjate tú qué cachondeo, aquí pegando. Y encima play en el himno estos hijos de la gran puta" es el comentario en perfecto inglés de Gibraltar que profiere el usuario en Twitter que difundió las imágenes del incidente naval.

Escriben al respecto en El País Jesús A. Cañas y Miguel González sobre la versión española del caso: "El Estado Mayor de la Defensa explicó que el patrullero de altura se encuentra en la zona del Estrecho realizando misiones de vigilancia marítima y que ha navegado en todo momento por aguas jurisdiccionales españolas. Otras fuentes militares explicaron que la acción del patrullero fue su respuesta a la "provocación" de quienes previamente habían puesto el himno británico (God Save the Queen, Dios salve a la Reina) por el canal 16, reservado para las comunicaciones marítimas de emergencia. Pese a ello, el comandante del buque, un capitán de corbeta, podría enfrentarse a un expediente disciplinario por haber caído innecesariamente en una provocación de origen desconocido".

Toma, por español. Hubiera puesto el "Malamente" de Rosalía y no tendría problemas, capitán.

5 de diciembre, santoral: Anastasio, Crispino, Elisa, Geraldo, Julio, Lúcido y Sabas.  

¿Quiere hacer un comentario?