Primeras planas

Vomitar sobre un mosaico de antes de Cristo

Torra se fue a Washington y el todo Washington se vino a Empúries para la boda gitanoamericana del hermano de Musk. España, contra la tradición arbitral

01.07.2018 11:53 h.
7 min

El empresario Kimbal Musk, hermano del fundador de Paypal y Tesla, y la tejana Christiana Wyly, también millonaria, se han casado en las ruinas de Empúries. Al parecer, el yacimiento arqueológico abandonado de la mano de la Diputación de Barcelona, se puede alquilar por unas cuantas horas al módico precio de 10.000 euros. Espectacular enclave para cine y anuncios. Ideal para rodajes de orgías y bacanales. 

La boda (Crónica Global) ni fu ni fa. Cosas de americanos. El novio lució un sombrero vaquero muy acorde con el contexto grecorromano. La novia no llevaba tocado. Salma Hayek llegó a pie, no hay rastro gráfico, de momento, de la familia Obama y todo se ignora sobre los desperfectos que hayan podido sufrir las ruinas tras una fiesta con alcohol. A las autoridades les da igual que se haya podido vomitar sobre un cubrimiento de mosaico de antes de Cristo.

Notable ausencia de los comités de defensa de la república (CDR), que privaron a los invitados de sus exhibiciones folclóricas con cruces y lazos amarillos. Una enorme oportunidad perdida en la internacionalización de la causa. Torra va muy despistado. Se ha ido a Washington cuando todo Washington se ha venido a la Costa Brava. La que podía haber liado en ese casorio gitanoamericano.

Se ha casado también Santi Vila, reincidente en materia matrimonial. El hotel del evento, magnífico (Crónica Global). Está en Olot. Todo muy cuqui.

Más bodas. De Casado, Pablo, se dice que es el candidato a suceder a Rajoy menos malo o el mal menor. Cospedal practicó una distancia ministerial con las bases de su partido que suscita ciertas antipatías y Soraya viene lastrada por su gestión de la crisis catalana. Casado, por su parte, "sólo" era el "responsable" de "comunicación" del PP, algo así como el defensor de la moral en la 'Ndrangheta.

La situación del partido es catastrófica, a tenor de las entrevistas que le practica el Abc a Soraya y García MargalloDe la primera, una pregunta sobre Cataluña:

En defensa de esa unidad (de España), usted asumió la operación diálogo en Cataluña, ¿por qué falló?

–Porque no querían dialogar, solo querían un referéndum y nosotros fuimos muy firmes en no permitir el referéndum y ninguna actuación independentista. Pero a Sánchez ya le han cogido la medida a la semana de estar en la Moncloa.

¡Cómooorr! Que fueron firmes en no permitir el 1-O. En fin... que sí, que vale. Todo ok SSdS.

De la segunda interviú, otra pregunta: 

¿Se presenta para combatir el proyecto de Santamaría?

–No es verdad. Me presento porque mi proyecto de regeneración no coincide con algunas de sus políticas. Creo que en esta situación de emergencia, mi partido corre un serio peligro de desaparición y hay que evitarlo.

Margallo es lo que tiene, que es un virtuoso de la medicina forense. 

La cosa no pinta mucho mejor en la contraparte. La portavoz y ministra de Educación, Isabel Celaá, sale en El País con el anuncio de una nueva asignatura obligatoria. O sea, lo propio de la izquierda dialogante, moderna, humanitaria y libertaria y librepensadora. Lentejas y punto. La cosa en un par de preguntas

P. ¿Qué pasará con la asignatura de religión?

R. Religión no puede tener valor académico y contar para la nota media. Y, desde luego, no puede tener una asignatura espejo como alternativa, porque eso significa que el derecho de unos se convierte en la obligación de otros. Los valores cívicos han de ser universales y, por lo tanto, todos los alumnos y alumnas han de cursarlos.

P. Entonces, ¿volverá Educación para la Ciudadanía?

R. Prefiero no hablar de Educación para la Ciudadanía si esto va a ser objeto de diatriba por un nombre. Crearemos una asignatura de valores cívicos y éticos, y no será optativa.

Estupenda idea, una asignatura de reeducación y formación del espíritu cívico y ético, que no moral.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, da bola a El Periódico para certificar el componente imaginario del independentismo: 

-¿Qué puede y qué no puede hacer el Gobierno, en el plazo que tenga, para encauzar el conflicto catalán?

-Rebajar la tensión dialéctica; el cruce de invectivas debe dejar paso a la argumentación. El Gobierno debe resolver los problemas reales donde los haya: infraestructuras, transportes... Donde haya un problema real habrá que resolverlo. Lo que no tiene arreglo son los problemas imaginarios; solo podremos explicar su componente imaginaria.

La selección de Hierro juega luego contra la Rusia de Putin, contra los árbitros, contra el videoarbitraje, contra la previsión meteorológica de rayos y truenos en Moscú a las cuatro de la tarde y contra las dos veces que la selección anfitriona de un Mundial nos ha eliminado en octavos o cuartos con la colaboración arbitral.

Esa historia arranca en Italia 1934, cuando la selección de Benito Mussolini se deshizo de la selección republicana española con la bochornosa colaboración de un árbitro suizo apellidado Marcet y al que su país prohibió volver a arbitrar. La epopeya de aquello (Libertad Digital) es para una lectura reposada. España era favorita. De De Gea estaba Zamora y luego ya venían Quincoces, Lángara, Gorostiza, Ciriaco, Iraragorri, Regueiro y Ventolrà, entre otros. 

La otra vez fue en el Mundial de Corea y Japón. El triunfo coreano sobre el combinado español fue obra de Gamal Al-Ghandour, trencilla egipcio.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información