Menú Buscar
Primeras planas

La discoteca de Villarejo y los nietos de Franco

Audios del excomisario que enfangan al PP vía marido de Cospedal. La familia del dictador no cede: Almudena o Valle de los Caídos. La encuesta que desmiente un mantra nacionalista

30.10.2018 09:17 h.
11 min

Cien días son los que lleva Pablo Casado al frente del PP, tres meses y una semana de vértigo. Tan poco tiempo y ya ha superado una bola de partido, el espinoso asunto de su máster desactivado en el Tribunal Supremo. Que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le haya retirado la palabra vino a confirmar, según el PP, que Casado anda con paso firme por la senda de un liderazgo fuerte. Muy fuerte va a tener que ser para que los contactos del excomisario Villarejo con el marido de Dolores de Cospedal, Jesús López del Hierro ("Polla de Hierro" le apodaron en las cloacas) no le salpiquen su terno de aspirante de la derecha española.

El expolicía en prisión es un torpedo tóxico con una discoteca que es talmente una tonelada de anisakis en la ballena del Estado. El último episodio de las aventuras de Villarejo impacta en la línea de flotación del partido conservador. Escribe Ana I. Gracia en El Español: "María Dolores de Cospedal recibió en secreto en su despacho de Génova al comisario José Manuel Villarejo en 2009, cuando era secretaria general del Partido Popular, la formación estaba en la oposición y el caso Gürtel ya había estallado. El encuentro lo cerró el marido de Cospedal, Ignacio López del Hierro, con el propio comisario, que pidió que el encuentro fuese discreto porque, de otro modo, "joder, se me quema... la fuente se me seca". En las grabaciones de cómo se preparó este encuentro, reveladas por Moncloa.com, López del Hierro garantizó a Villarejo que "antes o después voy a preparar una reunión tuya con ella".

portada el espanolLa dimensión aún más escandalosa del mamoneo entre el marido y el madero viene reflejada en un párrafo de la crónica de Natalia Junquera en El País: "Las grabaciones muestran, presuntamente, cómo el comisario suministraba información anticipadamente de operaciones policiales, como registros, para que los implicados pudieran destruir pruebas y dificultar las acusaciones por corrupción contra cargos del PP y torpedear las pesquisas en investigaciones como Gürtel, Brugal y Umbra. El comisario jubilado asegura en esas conversaciones que los planes que habían hecho habían funcionado. "Vamos a ver si conseguimos parar hasta septiembre lo de los pagos esos en B", afirma. La página web también ha difundido otro audio en el que se recoge que Villarejo avisó al PP valenciano para que destruyese material que comprometía al partido y dice que le trasladó el mensaje al entonces consejero del Gobierno de Camps Juan Cotino. Según se escucha en los audios, Villarejo aconsejó al empresario que Cospedal supiese lo que estaban haciendo"

Más andanzas de Villarejo. Espionaje sobre periodistas y chantaje a la dirección de la policía, dos por uno. Informan de ello Tono Calleja y Alejandro Requeijo en Vozpópuli: "El comisario jubilado José Manuel Villarejo, en la cárcel desde noviembre de 2017, pactó el cobro de 80 millones de pesetas (480.000 euros) a cambio de realizar trabajos sensibles como espiar a periodistas. Entre ellos estaban el editor y director de Vozpópuli, Jesús Cacho, el actual director de El Español, Pedro J. Ramírez, y Melchor Miralles, según consta en una grabación del archivo del polémico agente de 25 de octubre de 2005, en la que charla con su compañero Enrique García Castaño, alias El Gordo".

Sigue la nota: "Villarejo le cuenta a su socio que en un momento en el que le querían "cortar la cabeza" esgrimió estos trabajos para "acojonarlos a todos". “Vale, sí, yo me voy de la poli pero pagarme mis 80 kilos. ¿Cómo no? Hago una relación de todo lo que he hecho: pinchazos a Pedro J. ¡Pinchazos a Pedro J., eh! Picotazos a Melchor Miralles (...). Ya te digo, te cagas. ¡La gente que trabajaba para mí no tenía ni puta idea para quién estaba trabajando!”, le relató a García Castaño".

El caso es que si el PP tiene problemas, el PSOE es una balsa de aceite. Los problemas son cosa del Gobierno, que no acaba de desencallar la exhumación de Franco por la negativa de la familia del dictador a ceder en sus pretensiones de alojar el cadáver en la catedral de la Almudena. Se ha metido el Ejecutivo en el típico error no forzado que le puede costar el partido frente a los deudos de Franco y la Iglesia.

Los nietos del tiranosaurio se han puesto en plan "el Alcázar no se rinde". De la crónica de Aurora G. Mateache en La Razón: "Según afirma el albacea universal de Carmen Franco Polo, Luis Felipe Utrera-Molina, la familia no contempla que el cadáver de su abuelo se traslade a otro lugar que no sea la cripta de la que disponen en la catedral de la Almudena. Esta decisión inamovible tiene al Gobierno de Sánchez en un «sinvivir», hasta el punto de haber ido al Vaticano a buscar ayuda, ya que supondría trasladar el foco sobre el cuerpo de Franco a la misma capital. «La única alternativa a la Almudena es que siga en el Valle», zanja el asunto Utrera-Molina en conversación con este periódico. La propia familia ya informó a este diario de que el Ejecutivo ha estado estudiando la posibilidad de reforzar la seguridad en El Pardo en aras de que la familia cambiase de opinión, intención que ha caído en saco roto".

Noticias catalanas. Sirve El Periódico una encuesta de Gesop de la que se extraen tres titulares: 

  1. "Sólo el 42% de los catalanes piden un referéndum sobre la independencia".
  2. "La mayoría de los catalanes prefiere negociar un mayor autogobierno que buscar la secesión".
  3. "La mitad de los votantes de Esquerra niegan que los resultados del 1-O legitimen la DUI".

Da igual. Los nacionalistas y Catalunya en Comú-Podem seguirán hablando del mítico y legendario 80% de catalanes que quieren votar España sí o no, dogma de fe que no es más que un bulo extraído de una encuesta del servicio autonómico de intoxicación demoscópica de cuando Mas era presidente.

Denuncia El Mundo en portada que "La Generalitat insta a delatar a los colegios que enseñen en español". Escribe Víctor Mondelo: "Tras el alud de críticas recibidas por revisar el modelo de inmersión lingüística para constatar que el español está amenazado en «entornos de catalanización total», el Govern se propone contentar al independentismo más radical. La Generalitat alentará a los padres y a los propios escolares a delatar a los colegios que no cumplan con las directrices idiomáticas impuestas por la Consejería de Enseñanza. (...) El consejero Bargalló también anunció su pretensión de crear un cuerpo de inspección propio amparándose en la Ley de Educación de Cataluña, para que sean funcionarios dependientes de la Generalitat y no del Ministerio de Educación los que determinen si se imparten las horas de castellano estipuladas en la legislación o para dirimir cualquier conflicto derivado de la aplicación de la inmersión lingüística".

Noticias del mundo. Bolsonaro es un pedazo de liberal que ha prometido reducir la burocracia en beneficio de la iniciativa privada. Se les avecinan más recortes a los brasileños, pero no precisamente en tanquetas sino en hospitales. La prensa ha enterrado a Khashoggi y comienzan los funerales por Ángela Merkel. De la pieza de Rosalía Sánchez en ABC: "Quienes trabajan a diario con la canciller alemana recordaban ayer cómo, hace meses, Merkel expresó su agrado en privado por las formas de la retirada de Rajoy e incluso habló personalmente por teléfono con él para interesarse por los detalles. Su oficina precisó más tarde que la canciller no tiene ninguna intención de ocupar puesto alguno en Bruselas o en organizaciones internacionales, lo que sugiere un mutis por el foro de la política tan discreto como el de su colega español. Pero hasta que eso llegue, y esto se encargó la canciller de subrayarlo muy intencionadamente en la rueda de prensa, seguirá al frente del gobierno hasta el final de la legislatura, lo que significaría tres años más".

30 de octubre, santoral: Marcelo de León, Marciano de Siracusa y Máximo de Cuma.