Menú Buscar
Primeras planas

Veni, vidi, Biden y Madí, el señor Lobo

El candidato demócrata acaricia la presidencia mientras Trump amenaza con impugnar los resultados. Madí y el "cabra loca" de Torra. Sanidad se lo toma con calma

13 min

Las elecciones en Estados Unidos se van a decidir por una cabeza, como en el tango de Carlos Gardel. De momento, el demócrata Joe Biden aventaja al trumpista Trump, Donaldo para sus partidarios. El presidente habría cometido al decir de los analistas el error estratégico de darse por ganador a la vez que cuestiona el resultado. No es lógico, dicen los demócratas, que no han entendido que el amigo Trump es una contradicción en sí mismo.

Los estados de Michigan y Wisconsin se habrían decantado a favor de Biden. En España, los analistas hablan de Lansing y Madison como quien refiere que los resultados en Móstoles y Alcobendas están muy apretados. Es una cosa inaudita la de horas de televisión y radio invertidas en meterse con Trump, como si un triunfo demócrata en Estados Unidos fuera el equivalente a una derrota de Abascal en Alcorcón.

El caso es que Biden va por delante para solaz de la progresía autóctona del solar ibérico mientras que Trump promete alargar la agonía con un recurso ante el Tribunal Supremo, de orientación republicana tras los últimos nombramientos decididos por el mismo Trump. Aun así, la prensa nacional, incluida la catalana, suspira aliviada. Los medios en España son netamente bidenistas, incluidos los cronistas que en condiciones normales abominan de la izquierda.

En El País titulan que "Trump maniobra para intentar evitar la derrota frente a Biden". Escribe Amanda Mars: "Estados Unidos se enfrenta a una grave crisis institucional ante la amenaza del presidente, Donald Trump, de judicializar el resultado de las elecciones del martes y llevarlo al Tribunal Supremo. La participación récord, un 67%, la mayor desde 1900, retrasaba ayer el escrutinio, en el que el demócrata Joe Biden se situaba en cabeza, aunque Trump demostraba más fortaleza de la esperada".

Portada de 'El País' del 5 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 5 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET

Sigue la pieza: "El presidente se arrogó la victoria y redobló las acusaciones de fraude, sin pruebas, a cuenta del voto anticipado y por correo cuyo escrutinio continúa abierto. “Vamos a llevarlo al Supremo, queremos que todas las votaciones paren”, dijo. Biden respondió: “Nadie nos va a quitar nuestra democracia, ni ahora ni nunca”. El futuro de la Casa Blanca se decidía en un puñado de territorios. Con los datos disponibles esta madrugada, Biden había obtenido todos los Estados en que ganó Clinton en 2016, arrebataba a Trump Wisconsin y Michigan, acariciaba el triunfo en el bastión republicano de Arizona y reducía distancias en Georgia".

En El Mundo Carlos Fresneda trata de arrojar luz sobre la fecha más o menos aproximada en la que se conocerá de cierto el nombre del próximo presidente americano. No será en ningún caso antes de este viernes por la tarde. Apunta Fresneda que "Joe Biden ha logrado hasta el momento 253 votos electorales frente a los 214 de Donald Trump y está mejor posicionado para llegar a los 270 necesarios para adjudicarse la victoria electoral (con 87 aún por adjudicar en siete estados). El candidato demócrata aventaja también al republicano en voto popular (50,2% a 48,2%) y tiene todas las papeletas para seguir incrementando su ventaja en el recuento de los votos por correo. El proceso podría alargarse aún hasta el viernes o incluso más, o verse alterado si Trump decide impugnar los recuentos ante el Tribunal Supremo, en un 'remake' de la batalla de hace 20 años entre George W. Bush y Al Gore. Los estados donde la diferencia entre los dos candidatos es menor al 0,5% (o al 1% en algunos casos) están obligados por ley a un recuento automático".

Líneas después añade el cronista: ""Francamente, hemos ganado las elecciones", declaró el presidente Trump en la noche electoral, impulsado por su éxito prematuro en Florida y amenazando con plantar la batalla final ante el Tribunal Supremo. En Pensilvania, el recuento de los votos por correo seguirá sin embargo en principio hasta el viernes y en Carolina del Norte podría prolongarse aún más. Por su parte, sin ocultar el relativo optimismo en las filas demócratas, la jefa de campaña Jennifer O'Malley Dillon anticipó el miércoles: "Joe Biden va por buen camino de ganar estas elecciones y convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos"".

A la espera de concreciones sobre el voto por correo en, por ejemplo, Wichita (Kansas), en España se sigue atentamente también la evolución del coronavirus. Y lo que en marzo eran urgencias para confinar cuanto antes mejor a la población, ahora es pachorra administrativa. El Ministerio de Sanidad no tiene ninguna prisa y algunas comunidades como la catalana, tampoco. Eso contrasta con los llamamientos de Asturias, Ceuta, Melilla, Castilla y León y Andalucía, que abogan por la reclusión domiciliaria. "Sanidad aplaza la toma de decisiones sobre nuevas medidas entre el malestar de varias comunidades" titula de apertura Público. La nota es de Beatriz Asuar: "El Consejo Interterritorial de Salud de este miércoles finalizó sin un nueva guía que facilite la coordinación entre las comunidades autónomas. Esto puede derivar en un nuevo problema, sobre todo, a partir del próximo lunes, 9 de noviembre. Entonces las comunidades decidirán si mantienen o retiran el toque de queda, la única medida que ahora es común para todo el país. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, comparecieron tras la reunión y afirmaron que se había acordado una "estrategia nacional". Pero lo anunciado es casi lo mismo que se aprobó hace dos semanas mediante una guía: umbrales comunes, medidas recomendadas para cada fase de riesgo y evaluación de las medidas".

Sigue Asuar: "Refiriéndose a esta evaluación de las medidas, el ministro Illa aplazó la toma de decisiones sobre nuevas medidas. "Necesitamos un periodo de dos o tres semanas para valorar las medidas implantadas", explicó en rueda de prensa. El tiempo para evaluar las medidas en cada comunidad es diferente. El ministro puso como ejemplo Cataluña y dijo que tendrán que evaluar el efecto del cierre de hostelería desde que se inició allí. No concretó fecha: dos o tres semanas es el plazo. Con esto, Sanidad ha descartado también los confinamientos domiciliarios. Comunidades como Euskadi, Asturias o Castilla y León han insistido en pedir a Sanidad la capacidad para poder ordenar confinamientos domiciliarios en sus territorios, pero el Gobierno central retrasa aprobar medida de momento".

Nuevas sobre las singulares actividades de David Madí en el entorno del Govern. El hombre es todo un poder fáctico en el seno del ejecutivo autonómico. Hace y deshace a su antojo. La última entrega sobre sus suculentas conversaciones viene en El Periódico de la mano de J. Regué, G. Sànchez y J. G. Albalat, quienes dan cuenta de que Madí, una especie de mezcla entre el señor Lobo y el puto amo en sentido guardiolesco, consideraba que Torra era una "cabra loca" tras la terminal remodelación del Govern: "La remodelación del Govern que provocó la salida de Àngels Chacón, Miquel Buch y Mariàngela Vilallonga, orquestada por el entonces president, Quim Torra, pocas semanas antes de su inhabilitación enervó al exdirigente de CDC David Madí. "[Torra] No está preparado, le viene grande, no entiende que es un hombre accidental, que no tiene legitimidad, y una cabra loca que ahora va por libre", espetó en una conversación telefónica que consta en el sumario de la operación Voloh, al que ha tenido acceso El Periódico".

Portada de 'El Periódico' del 5 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Periódico' del 5 de noviembre de 2020 / KIOSKO.NET

 

Continúa el texto: "Madí comparte su enfado en una llamada el mismo día que se ejecutaron los cambios, el 3 de septiembre por la tarde, con el empresario y presidente de la Fira de Barcelona, Pau Relat, quien le llama para transmitirle el "malestar generalizado del mundo empresarial" ante la defenestración de Chacón. Madí sostiene que detrás del cese está el desacuerdo sobre el calendario electoral, porque Torra "quería hacer elecciones ya" y al expresident Carles Puigdemont no le convenía acelerar los plazos, pendiente de la constitución de Junts y con la esperanza de acortar distancias con ERC en las encuestas. El exdirigente de CDC relata cómo presionaron a Torra para evitar que apretara el botón electoral: "Entonces, que no, que no, que no las tienes que hacer, te tienes que sacrificar, tienes que dejar que te inhabiliten y ganar tiempo. Y finalmente, se ve que da su brazo a torcer, pero a cambio les dice que 'muy bien, pues me quedo cuatro o cinco meses más pero quiero hacer un cambio de Govern"".

Alerta en los Mossos. Elevado riesgo de atentado islamista, según cuentan Ferran Casas y Pere Fontanals en Nació Digital: "La instrucció és clara: "Cal que en feu difusió als agents dels vostres escamots, en el sentit de valorar a l'alça el risc d'atemptat terrorista a Catalunya". Així comença un comunicat intern dels Mossos d'Esquadra que, després dels darrers atemptats de signe gihadista a França i a Viena, ha enviat la Comissaria General d'Informació -encarregada de la intel·ligència i el control de la violència ideològica- a tots els serveis". 

Sigue la nota: "El comunicat, al qual ha tingut accés NacióDigital, persegueix evitar que els agents es relaxin i s'abandonin les mesures de vigilància i autoprotecció davant el risc d'atacs de llops solitaris (terroristes que actuen sense estructura i que, a vegades, no tenen ni antecedents), els delictes d'enaltiment o els possibles enfrontaments entre l'extrema dreta i ciutadans de fe musulmana. "Insistiu en la necessitat d’augmentar l’alerta, especialment en els llocs de principal concurrència pública, i observar amb rigor les mesures d’autoprotecció", ordena la Comissaria General d'Informació als comandaments del cos".

5 de noviembre, santoral: Ángela de la Cruz, Isabel, Fibicio de Tréveris, Guetnocio de Bretaña y Zacarías.