Menú Buscar
Primeras planas

'La Vanguardia' justifica el retraso de Mas: como Rodalies

La prensa soberanista se solaza con la procesión de Mas, Ortega y Rigau. En el diario de Godó también se censura que el juez hablase en castellano

9 min

El desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. Tal aserto lo conoce hasta el más desgraciado robaperas para comer. Dura lex, colega, y a la trena. La justicia es “asín” para el quinqui. En cambio, para los señores hay otra puerta de entrada en el juzgado, la grande. Y otro trato. ¿Cómo se le va a ocurrir al juez mandar a la pasma a trincar a Artur Mas si sabe que está de camino, a su paso, pero en dirección TSJC y no Villadiego. 

Ha empezado el Carnaval antes de tiempo, pero no habrá entierro de la sardina. Los medios afectos al soberanismo en sus distintas graduaciones han sacado la plantilla de los días para la historia y le han hecho un monumento a Mas is back. Oriol Junqueras rabia de celos. No estar imputado es de una gran comodidad, pero resta mucho crédito entre los superhéroes del proceso. Es la distancia entre el homérico Iron Man y el Hombre Invisible, que es lo que es Junqueras a efectos judiciales.

El mundo nos mira, España nos sojuzga, pero Mas se deshueva a gusto con un retraso del carajo. Mientras, los magistrados se arreglan las puñetas y se esperan a que el molt honorable llegue a la sede judicial en calidad de acusado, mártir y resucitado. Un respeto.

La Vanguardia tiene una explicación para el retraso de Mas. Fue una reivindicación ferroviaria. Así lo cuenta en su texto Isabel García Pagan: "La movilización ciudadana fue la suficiente como para que la llegada de Mas, Ortega y Rigau se retrasara algo más de media hora y el juicio arrancara con 50 minutos de demora, más o menos la media del día en el servicio de Rodalies. El presidente del tribunal, que había manifestado a los letrados de la defensa su malestar por el retraso amenazando con tomar medidas, arrancó la vista en catalán. Y así le siguieron el fiscal y los abogados. Fue un espejismo porque para resolver las cuestiones previas se impuso la normalidad lingüística del castellano en los tribunales catalanes".

Trenes de mierda y encima el juicio en el idioma del Imperio. ¿Hay motivo o no hay motivo para proclamar la independencia? En realidad, Barrientos cambiaba de una lengua a otra porque no es plato de gusto que un juez diga setze jutges mengen fetge d'un penjat y llene de perdigonazos las primeras filas de la sala.

elmundo.200Más o menos la idea de la defensa es que sus patrocinados quedaran como unos completos irresponsables e ignorantes de la vida, estrategia exacerbada por el letrado Entrena con la acusada Ortega al punto de que la exvicepresidenta negó tener estudios superiores y es la pura verdad. Arcadi Espada estaba allí y escribe eso y más para El Mundo sobre el juicio: "Del relato de los hechos del 9 de noviembre, y de lo que ayer se oyó, se desprende que alguien más creyó, voluntarista, en la cómica hipótesis del voluntariado. Fue el Gobierno del Estado. Una y otra vez los acusados golpearon sobre ese eslabón débil. Es cierto: el Gobierno menospreció, ridiculizó y tachó de simulacro la convocatoria, esto último por la estricta boca de su presidente. No parece de una gran coherencia acabar querellándose contra un simulacro. Y no solo el Gobierno. Algunos de los trámites descritos por las defensas revelan una preocupante falta de énfasis en las comunicaciones entre el Tribunal Constitucional y los acusados. El poder es pompa, y a veces incluso pompa fúnebre, y no parece que un email convencional o un certificado leve sean el modo más adecuado de advertir a un presidente de su peligrosa desobediencia anticonstitucional".

En el Abc, Salvador Sostres se monta un decálogo con las mentiras de Mas entre las que destaca la siguiente: "Tras dos años de presumir de haberle plantado cara al Estado y de haber sido más astuto que el Gobierno, bastó que ayer el fiscal le pidiera 10 años de inhabilitación y 36.000 euros de multa para que el expresidente de la Generalitat, Artur Mas, restara cualquier valor político a la pachanga y atribuyera su organización a los voluntarios". 

Conclusión de Mas: soy responsable político, pero no penal. Fueron los voluntarios, señor juez. A mi que me registren.

Se agradan las sospechas sobre los cálculos de las manifestaciones en Cataluña. García Pagan escribe que la gente fue "la suficiente", lo que parece un eufemismo de que mucha peña ayer hizo campana, pellas o como se diga ahora lo de no de ir a clase por la patilla. Y a mayor abundamiento, Marcos Pardeiro firma una crónica en La Razón sobre senecta naturaleza de los presentes y su afición a pescar con caña en vez de a echar migas a las palomas: "Los protagonistas del proceso soberanista en Cataluña suelen moverse entre lo grandilocuente y lo naíf. Un día se autoproclaman como integrantes del «movimiento democrático más poderoso, pacífico y cívico» de toda Europa y, al día siguiente, dicen estar al frente de «la revolución de las sonrisas». Ciertamente, el ejército independentista de Cataluña no cuenta con armas de fuego, pero se apaña con otros pertrechos no menos intimidatorios. La mayor parte de su infantería –al menos la desplegada ayer en el paseo Lluís Companys de Barcelona– ha llegado a la senectud con enorme vigor y con ganas de agitar banderas. Para que sus «estelades» tengan altura de cometa, los veteranos soldados del «Procés» se sirven de cañas de pescar, lo cual sugiere que la revolución de los jubilados no tiene raíces demasiado urbanitas".

Hoy sigue la función, pero sin bullanga. No hace falta. Se sabe que el pueblo está con Mas y el Barça también. En El món así lo afirman: "El Barça no s'amaga. El club s'ha posicionat clarament a favor del dret a decidir de Catalunya i de la llibertat d'expressió, després del judici celebrat aquest dilluns al Tribunal Superior de Justícia de Catalunya contra Artur Mas, Irene Rigau i Joana Ortega per haver desobeït les ordres de l'Estat espanyol i haver permès la celebració d'una consulta no vinculant sobre la independència del país. En boca del seu portaveu, Josep Vives, el club ha reiterat el seu suport a la democràcia. "El Barça ha fet i farà costat a la voluntat majoritària del poble de Catalunya", ha volgut deixar clar Vives. "El club va fixar el seu posicionament de manera oficial l’octubre del 2014 quan es va adherir al Pacte Nacional pel Dret a Decidir. I, per reiterar-ho, tenim molt clar que el dret a decidir i la llibertat d’expressió són drets fonamentals que formen part de l’essència d'aquest club i que l'entitat ha defensat al llarg de la seva història", ha manifestat el portaveu".

¡Jueces, rendirse! Están rodeados y tenemos al Barça.

7 de febrero, santoral: Angulo, Juliana, Crisol, Moisés y Teodoro.