Menú Buscar
Primeras planas

Unidad antibulos de Moncloa y la derecha remite

'El País' avisa de que el Gobierno monta una célula para evitar que las "fake news" ganen las elecciones. Las encuestas favorecen a Sánchez. Puigdemont entierra al PDeCAT

11.03.2019 09:05 h.
10 min

Las cábalas demoscópicas impulsan a Pedro Sánchez, que sube como la espuma mientras la alternativa a la andaluza pierde fuelle. Datos del sondeo de Sociométrica para El Español: PSOE 27,6%, 119-121 escaños; C's 17,8%, 63-65; PP 17,5%, 69-71; Unidos Podemos 14,1%, 37-39; Vox 12,1%, 31-34; ERC 3,1%, 11-13; Pacma 2%, 0-1; PDeCAT 1,5%, 5-6; Bildu 0,9%, 2-3; Coalición Canaria 0,2%, 0-1.

Extracto del análisis que firma D. Ramírez: "El crecimiento de Vox, que se nutre principalmente del PP, pero también de Ciudadanos, es la variable que agrieta la mayoría a la derecha del centro. El auge de la formación en el extremo derecho del tablero, según este sondeo, está siendo bien aprovechado por Pedro Sánchez. Los de Santiago Abascal no consiguieron ningún escaño en 2016. A día de hoy entrarían de golpe en el Congreso con entre 31 y 34, ya pisando los talones a los 37-39 de Unidos Podemos".

Luis Herrero también escribe sobre la hipótesis del batacazo de Casado y Rivera. De su análisis en Libertad Digital: "Lo diré sin anestesia para no marear la perdiz: el PSOE sigue subiendo, ahora a costa de Ciudadanos, Podemos ha tocado suelo y el PP todavía pierde apoyos en beneficio de Vox. Ese es el eco que llega desde la rebotica de la sociología electoral. Muy pronto --no especulo, informo-- conoceremos los detalles de esta nueva predicción, que pone patas arriba el tablero de las alianzas post electorales".

Y avanza: "En porcentaje de voto, el bloque de la derecha aún le saca cinco puntos al de la izquierda --47,4 frente a 42,4-- pero en número de escaños se invierten las tornas: socialistas y podemitas suman 3 más que el triunvirato de Colón. En la segunda vuelta de la investidura, si se confirma esta tendencia, no hará falta el voto a favor de los partidos independentistas para que Sánchez siga en La Moncloa. Estamos mucho más cerca de otro Gobierno de izquierdas, posiblemente monocolor, que de consumar la alternancia".

De manera que Pedro Sánchez habría acertado de pleno al avanzar las elecciones. Surfea sobre la ola buena mientras que Casado y Abascal meten el miedo en el cuerpo al electorado de izquierda propenso a la abstención. 

Si se confirmara el pronóstico de Herrero, el plan de Puigdemont de boicotear el Congreso resultaría en vano. El hombre de Waterloo ha devorado al PDeCAT con sus presos Rull y Turull, el letrado Cuevillas, Laura Borràs, Miriam Nogueras y Ramon Tremosa. De lo que era la posconvergencia no ha quedado títere con cabeza, ni del viejo grupo en el Congreso ni de la dirección. Se acabó la carrera de Campuzano en la Carrera de San Jerónimo. 22 años le contemplan. Más la repurga de Marta Pascal. El PDeCAT es un partido zombi, manejado a su antojo por Puigdemont con el concurso seguramente prescindible de Quim Torra. 

A su vez, el procesado en rebeldía que dice el fiscal Javier Zaragoza será el cabeza de cartel de Junts per Catalunya (JxCat) en las europeas. Doble duelo con Oriol Junqueras. El preso Sànchez en las generales y el mismo Puigdemont en las europeas de un mes después. La buena noticia para ERC es que la CUP ha descartado presentarse en Madrid.

Las maniobras de Puigdemont no sólo tienen efectos en el independentismo. Tradicionalmente el PNV y lo que había venido siendo Convergència compartían candidatura en las europeas. Consta que los amigos vascos se han enterado por la prensa de que llevan de candidato al prófugo, si es que no rompen el viejo acuerdo.

Portada de El País / KIOSKO.NET

Portada de El País / KIOSKO.NET

Dadas las circunstancias, El País avisa en portada de que "El Gobierno crea una unidad para combatir bulos y ciberataques". Hábil movimiento del sanchismo para decir qué merece crédito y qué no. Escribe Lucía Abellán: "Las citas electorales de abril y mayo multiplican el riesgo de injerencias para incidir en el resultado. Ante ese escenario, el Gobierno ha puesto en marcha una unidad contra las llamadas “amenazas híbridas”, con procedimientos de respuesta temprana que mitiguen tanto los ciberataques como la desinformación. Expertos del Departamento de Seguridad Nacional, de la Secretaría de Estado de Comunicación (ambos en La Moncloa) y de los ministerios más concernidos lideran esos esfuerzos. Aunque el impulso inicial provino de la UE para preservar los comicios europeos de mayo, España adelanta la estrategia ante las generales".

Continúa la nota: "España nunca fue el país más receptivo a las alertas europeas sobre la manipulación informativa. Los avisos que llegaban del Este, muy centrados en los intentos de intoxicación informativa por parte de Rusia a partir de 2014, sonaban lejanos en Madrid. Pero los indicios de que este tipo de mensajes distorsionados prendieron en la crisis de Cataluña y la certeza de que las próximas elecciones constituyen una coyuntura fértil para la tergiversación han elevado el nivel de alerta. (...) Los esfuerzos han cristalizado en una especie de unidad, integrada en La Moncloa y conformada, entre otros, por responsables del Departamento de Seguridad Nacional (asesora al presidente en esta materia) y de la Secretaría de Estado de Comunicación, según explican fuentes de La Moncloa".

La Vanguardia refresca en portada las andanzas del excomisario Villarejo en lo que dio en llamarse la "operación Cataluña". "Villarejo cobró "mucha pasta" de Interior por la operación Catalunya" se titula la pieza de Carlota Guindal. El excomisario tóxico no daba puntada sin hilo, lo cobraba y grababa todo y se comportaba como un auténtico cernícalo. A pesar de sus maniobras torticeras, el 3% existe y Jordi Pujol confesó que era un evasor fiscal. 

Novedades editoriales. Sale a la venta el libro de Duran y en El Mundo destacan los comentarios que el exlíder de la extinta Unió dedica a quienes fueron sus socios y compañeros. Es una escabechina. De la información de Marisa Cruz: "No comparte Duran la calificación de los hechos del 1-O como delitos de rebelión o sedición, pero sí mantiene que los procesados «no se pueden ir de rositas». «Nadie lo entendería», argumenta, porque, en su opinión, los pasos dados por los líderes independentistas, especialmente en el último año, han sido «muy graves». (...) Así, al ex presidente de la Generalitat, hoy fugado de la Justicia, Carles Puigdemont, le tacha de «iluminado» y «chiflado» y asegura de él que «es más de la CUP que convergente»".

Sigue el texto: "Al también ex president Artur Mas le achaca la responsabilidad de haber sido quien hizo virar a Convergència del autonomismo al independentismo. Le dibuja como una persona «distante», con «poca madera de político» y que, aun cuando nunca se había destacado como independentista, al final sería el hombre que «puso al país contra las cuerdas». Respecto de Josep Rull, ahora procesado en el Supremo, recuerda cómo abogó por imponer en CiU la hoja de ruta pactada entre CDC y ERC que finalmente sería la base del «referéndum sí o sí». Y cómo lo hizo rezumando «ironía y superioridad», sin dejar «ningún margen de negociación». De Francesc Homs, ex consejero de Presidencia en el Govern de Mas y hoy codefensor de los diputados del PDeCAT en el juicio del Supremo, Duran hace un perfil de político «incapaz», uno de los «peores asesores» de Mas".

Quince años del 11-M.

11 de marzo, santoral: Benito de Milán, Constantino de Escocia y Vicente, abad.