Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Triple empate, Bárcenas y el papelón de Colau con el Rey

Illa gana en dos de cada tres encuestas, pero Junqueras tiene la llave. Bárcenas trata de implicar a la actual dirección del PP. Colau no quiso hablar con el Rey en las previas del referéndum del 1-O

21 min

Conforme avanza la campaña, las encuestas tienden a parecerse lo que una ensalada mixta a una ensalada ilustrada, o sea no poco y sí bastante. La cocina iguala, equipara y ahorma, de tal modo y efecto que las diferencias son de matiz. Una pizca de pimienta en el sorpasso de Vox, mucho picante en la caída de Ciudadanos y ajo a discreción en la parte alta de la clasificación.

Tres diarios (El Mundo, Ara y El Nacional) solazan hoy a sus lectores con encuestas. La situación de partida, es decir, la composición del último parlamento catalán fue la siguiente: Cs, 36; JxCat, 34; ERC, 32; PSC, 17; En Comú, 8; CUP, 4; PP, 4. Dicho lo cual, la encuesta de El Mundo arroja los siguientes datos: PSC, 30-33 (22,9%); JxCat, 32-34 (21,4%); ERC, 31-34 (20,8%); Cs, 11-12 (9,2%); En Comú, 7-9 (7%); CUP, 7-8 (5,7%); PP, 5-7 (5,6%); Vox, 5-7 (5,4%).

Portada de 'El Mundo' del 7 de febrero de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 7 de febrero de 2021 / KIOSKO.NET

El diario de Unedisa titula que "Salvador Illa ganaría el 14F y Oriol Junqueras elegiría quién gobierna Cataluña". Y esto es así porque como pasa muchas veces en la vida, los terceros serán los primeros y no por mucho madrugar amanece más temprano. El señor Junqueras, "beato siniestro" que le llama Arcadi Espada, podría determinar un gobierno independentista que con la CUP tendría entre 70 y 76 diputados o un tripartito con una horquilla de entre 68 y 76 escaños. El análisis corre a cuenta de Víctor Mondelo: "Salvador Illa ganaría las elecciones catalanas, pero Oriol Junqueras tendría la llave de la gobernabilidad de Cataluña. Sería el ex ministro de Sanidad y candidato del PSC el más votado, por delante de JxCat y ERC. Sin embargo, los republicanos podrían optar entre formar Gobierno con los socialistas o reeditar el actual Ejecutivo independentista con la formación dirigida por Carles Puigdemont e impedir, así, la investidura del aspirante de Pedro Sánchez. Según la encuesta de Sigma Dos para El Mundo, el PSC se impondría con el 22,9% de los votos, seguido de JxCat, que convencería al 21,4% de los electores y relegaría a ERC a la tercera posición, con un 20,8% de las papeletas. La proyección de escaños esboza prácticamente un triple empate entre las tres candidaturas favoritas: los socialistas obtendrían entre 30 y 33 diputados, los neoconvergentes entre 32 a 34 y los republicanos entre 31 34; lo que significa que el PSC podría acabar perdiendo la contienda del 14F aun siendo la fuerza más votada".

Así es la vida y hay sobrados precedentes. Encuesta del Ara. Resultados: ERC, 31-32 (21,8%); PSC, 30-32 (20,7%); JxCat, 29-30 (19,7%); Cs, 11-12 (8,3%); En Comú, 8-9 (6,9%); CUP, 8-9 (6,6%); Vox, 6-7 (5,2%); PP, 6-7 (5%); PDECat, 0-3 (2,5%).

Portada del 'Diari Ara' del 7 de febrero de 2021 / ARA.CAT
Portada del 'Diari Ara' del 7 de febrero de 2021 / ARA.CAT

De tal calibre son las apreturas en la cumbre que el sondeo alumbra un triple empate que requeriría de la foto finish para determinar el ganador. Y al igual que en la encuesta de El Mundo, las opciones de gobernabilidad son las mismas, el tripartito que Junqueras niega por activa y pasiva o el gobierno independentista del que el líder de ERC reniega con igual ímpetu si bien más en privado. Escribe Aleix Moldes: "Equador de campanya i encara tot per decidir. Les eleccions més estranyes de la història de Catalunya arriben a la recta final amb igualtat màxima per definir un guanyador, molts vots per decantar-se i incertesa absoluta per saber quins seran els pactes postelectorals. L’enquesta de l’Ara pronostica un triple empat tècnic amb ERC lleugerament per davant, el PSC en segon lloc i JxCat en tercer. Els republicans igualarien els resultats del 2017, quan van ser tercers, però els podria servir per assolir aquest cop la victòria. Amb entre 30 i 32 escons, els socialistes els seguirien en el recompte de seients al Parlament, tot i quedar-se per sota en nombre de vots i, amb 29 o 30 diputats, la candidatura encapçalada per Carles Puigdemont no perd de vista la primera posició. Entre ERC (21,8% dels vots), PSC (20,7%) i Junts (19,7%) no hi ha prou diferència per poder fer un pronòstic definitiu, tenint en compte que el marge d’error de l’enquesta se situa en el ±3,4%. Qualsevol dels tres podria guanyar".

El desayuno demoscópico termina con El Nacional, que resume que el independentismo se impondría al efecto Illa, a pesar de que líder socialista ganaría los comicios con estos datos: PSC 33-34 (23,12%); Junts 31-34 (19,96%); ERC 29-32 (19,42%); CUP 9-11 (7,68%); Cs 9-10 (7,36%); En Comú Podem 8-10 (7,29%); Vox 6-9 (6,13%); PP 3-4 (3,90%).

El análisis es de David González, que pronostica que "el muro independentista, pese a las serias fisuras que presenta, resistirá el embate del llamado efecto Illa en las elecciones catalanas del 14F. El PSC sería la primera fuerza, con 33-34 escaños pero Junts, con 31-34 y ERC, que le sigue, con 29-32, aguantan sus resultados del 2017, disputan la victoria a los socialistas y podrían renovar la mayoría absoluta independentista con la CUP, que vuelve a dispararse con 9-11. Así lo refleja una encuesta de Feedback para ElNacional.cat. a ocho días de la cita con las urnas".

Sigue González: "El sondeo, de 800 entrevistas telefónicas realizadas en la primera semana de la campaña electoral, entre el 1 y el 5 de febrero, refleja asimismo el hundimiento de Ciudadanos, que fue primera fuerza en las elecciones del 21 de diciembre del 2017, y ahora solo retiene 9-10 de los 36 asientos que obtuvo, y la irrupción de la ultraderecha, Vox, en el nuevo Parlament, con entre 6 y 9. En Comú Podem mejoraría, con 8-10 y el PP no levanta cabeza: 3-4. El PDECat, el heredero directo de la extinta Convergència, quedaría fuera del Parlament. La muestra contempla una participación del 61,22%, muy por debajo del histórico 79,09% alcanzado en las elecciones el 21D, y eleva a un 30,7% la previsión de votantes indecisos. Lo que, unido a las dudas sobre la seguridad de la votación en plena tercera ola de la pandemia de coronavirus pese a las medidas sanitarias reforzadas en los colegios electorales, dibuja un marco de máxima incertidumbre".

Más política. Cristina Farrés entrevista a Pedro Duque en Crónica Global. El ministro de Ciencia e Innovación considera que "En Cataluña es necesario volver al sentido práctico". Eso es más difícil que conseguir que las farmacéuticas envíen las vacunas que comprometieron con la Unión Europea. Pero Duque, que fue astronauta antes que ministro, no pierde la fe en el género humano. Ahí van las preguntas más interesantes sobre la situación en el Principado y la situación en general:

"--¿Volveremos a la normalidad?

--Desde luego, y habrá que esforzarse por volver cuanto antes. Hubo quien pensó que llegaríamos a la normalidad cuando nos contagiáramos todos y ya hemos visto que esta gente se equivocó. Es mucho más peligroso de lo que ellos creían. Ahora tenemos las vacunas, es enorme la esperanza puesta en ellas. El siguiente paso es decidir cuál es la más apropiada para cada tipo de gente.

--Esto se hace sobre la marcha.

--Sobre la marcha no, en reuniones regulares en las que se determina…

--Quiero decir, que se debe decidir a medida que salen al mercado.

--¡Ah! Parecía que decías de forma improvisada. Bueno, pero ya se conocen los datos. Cuando se planifica conoces desde hace semanas los resultados de los ensayos clínicos.

--Siendo razonables, ¿podemos poner una fecha de cuándo se llegará a esta normalidad?

--Es imposible hacer una previsión todavía. Sí que pensamos que, como el ritmo de vacunaciones es creciente y el sistema sanitario se esfuerza en usar todas las vacunas que llegan (y cada vez llegan más), para finales de verano tendremos un número importante de población inmunizada. Bastante más de la mitad, se habla del 70%. Eso no quiere decir necesariamente que nos podamos quitar la mascarilla, pero quitará mucha presión sobre el sistema sanitario. Y eso ya empieza a ser llegar a la normalidad.

--En clave catalana, ¿cómo valora el proyecto de la 'NASA catalana'? ¿Nos pasamos de optimistas con este título?

--Yo entiendo que cuando a la gente se le pone un micrófono a veces usa expresiones grandilocuentes que no se corresponden con el estado de desarrollo de las cosas. No quiero hacer ninguna comparación para que nadie se sienta ofendido. Pero la NASA, lo que es la agencia de aeronáutica del espacio de EEUU, es una agencia con miles de personas y con 19.000 millones de dólares de presupuesto anual. La comparación es un poco curiosa. En varias comunidades autónomas e incluso en universidades propiamente dichas en España ya ha surgido varias veces este fenómeno de gente que se atreve a hacer un pequeño satélite para pruebas. Incluso con motivos didácticos, de desarrollo de tecnologías electrónicas básicas, como en Vigo, Madrid o Andalucía, entre otros. A mí me parece que es muy positivo que las autoridades regionales hagan un esfuerzo en este sentido. Tendremos a generaciones de ingenieros que hayan trabajado en ello. Como los aeronáuticos que hacen aviones.

--¿Qué espera tras el 14F en Cataluña?

--Pienso que es necesario que tras el 14F se vuelva al sentido práctico que hasta hace no tantos años imperaba en Cataluña y que consiguió que Barcelona sea la sexta ciudad europea con mayor producción científica. Esta semana hemos estado con directores y subdirectores de los centros científicos asociados a la red de Barcelona y de Cataluña y añoraban los tiempos en los que se crearon. Eran diferentes, había colaboración entre las autoridades de Cataluña y las de Madrid y se fomentaba todo este crecimiento. De forma natural, se hacía que Cataluña, España y Barcelona, en concreto, fuera el polo de ciencia de España sin que a nadie le molestara. Ha habido muchos años en los que se ha descuidado esto y no se ha cooperado, y la gente lo echa de menos."

Política nacional. En el PP están en ascuas con el juicio que comienza mañana y que tiene como gran protagonista al extesorero Luis Bárcenas. Esteban Urreiztieta le practica una entrevista indirecta en El Mundo en la que el recluso apunta que "he negociado con dos personas muy vinculadas al PP actualmente enterrar el 'hacha de guerra' y no han cumplido". Y añade: "La negociación la ha llevado a cabo un íntimo amigo mío". "El PP no me ha trasladado amenazas expresas, como lo hizo con algunos abogados en 2013; ahora ha sido una negociación en la que yo acepté retirar la acusación por los discos duros de Génova".

Bárcenas es un hombre traicionado y desengañado y así se muestra en la entrevista: ""Siempre fui consciente de que se me hacían seguimientos ordenados por el Gobierno de Mariano Rajoy desde al menos abril de 2013", rememora Bárcenas, al que asiste en Kitchen su abogada durante los últimos seis años, Marta Giménez-Cassina. "De igual forma intuía que el Ministerio del Interior estaba detrás del secuestro de mi mujer por parte de un falso sacerdote que pudo terminar en una desgracia irreparable si mi hijo Guillermo no hubiese actuado con determinación", añade. "Lo que nunca imaginé, sin embargo, fue la traición de mi conductor (Sergio Ríos, al que la Policía captó como confidente a cambio de un sueldo mensual de 2.000 euros con cargo a los fondos reservados y al que premió posteriormente con una plaza de Policía Nacional). Nunca tuve esa sospecha, al contrario, siempre pensé que hacía bien su trabajo y velaba por mis intereses"".

Sigue el texto: "Tampoco se imaginó Bárcenas en ningún momento, prosigue, "que internos de Soto del Real fueran aleccionados para sonsacarme información" siguiendo instrucciones del Ministerio del Interior. "Tener el poder permite recompensar sin esfuerzo con puestos en la Policía, permisos y terceros grados", enfatiza en referencia a las personas que el Gobierno del PP logró infiltrar en su entorno más cercano".

Avance editorial. José Antonio Zarzalejos ha escrito un libro sobre el monarca con este título: "Felipe VI. Un Rey en la adversidad". En El Confidencial anticipan algunos párrafos de la obra relativos a la confección del discurso del 3 de octubre de 2017 y al ambiente político en Cataluña durante aquellos meses entre el atentado islamista y el referéndum. Colau, por ejemplo, se cubrió de gloria: "Felipe VI llegó a reunirse con la alcaldesa de Barcelona en un lugar discreto de la ciudad la semana anterior. Fue una conversación "sincera" en la que el monarca se interesó por la marcha de los acontecimientos, la incidencia que en ellos pudiera tener la tragedia del terrorismo y las posibilidades de evitar los hitos secesionistas que se iban a producir en las semanas siguientes. Luego de esa entrevista, ya no fue posible la interlocución del rey con Ada Colau porque la edil barcelonesa dejó de mostrar disponibilidad al diálogo".

Más luego lo del marmolillo de Mariano: "En Zarzuela, valorando el cariz de los acontecimientos y el vacío de poder que se estaba produciendo, se toma la decisión de que el jefe del Estado, en el desarrollo de las facultades que le otorga el artículo 56 de la Constitución, se dirija al país. La comparecencia pública de Felipe VI se somete a una intensa reflexión y son consultadas personalidades de la sociedad civil de distintos ámbitos que, casi con unanimidad, valoran como aconsejable la intervención del Rey. (...) El presidente del Gobierno se reúne con el Rey a mediodía del 3 de octubre. Lee el texto del discurso y no hace objeciones expresas. Rajoy refrenda con reticencias el discurso. Unas reticencias que fuera de Zarzuela confiesa en su círculo de colaboradores y algunos ministros. La iniciativa del monarca no debió extrañar al jefe del Ejecutivo porque Felipe VI le venía advirtiendo de que el curso de los acontecimientos le iba a obligar a esa intervención pública. Las ideas básicas del discurso del Rey se consultan también con Pedro Sánchez, que sugiere que se incluya una llamada al diálogo. Ni el Rey ni el jefe de su Casa consideran que esa expresión deba ser incluida en la disertación, pero se añade una referencia a la entrega del Rey "a la conciliación y el entendimiento". Felipe VI desea aproximarse a la sugerencia de Pedro Sánchez, aunque no pueda asumirla literalmente ni por entero".

Entre las virtudes que adornan al vicepresidente segundo y líder de Podemos, don Pablo Iglesias, no consta el estajanovismo, según una esclarecedora información de Clara García en Vozpópuli, quien destaca que el hombre sólo ha participado en siete actos oficiales en 33 días: "En plena tercera ola de la pandemia y ante la difícil situación que atraviesa el país, el líder de Podemos solo ha aparecido en público en contadas ocasiones desde el comienzo del año hasta este viernes 5 de febrero. La última, en el Congreso de los Diputados durante la sesión de control al Gobierno del pasado miércoles. Esta semana, y según la agenda de Moncloa, Iglesias únicamente tuvo otro acto: el martes participó en la entrega de la medalla y distinción especial que la Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local (Unijepol) concedió a la Dirección General de Derechos de los Animales por su trabajo en protección animal durante la pandemia del Covid-19. Preguntados por este asunto, desde la formación morada insisten en que este goteo en el número de actos oficiales no demuestra la actividad real del vicepresidente segundo del Ejecutivo y defienden que aunque no aparezca en la agenda que cada día publica La Moncloa se encuentra inmerso en negociaciones con otros actores. También, remarcan en conversación con Vozpópuli, que los lunes mantiene reuniones con sus socios del Gobierno de coalición, así como con su equipo ministerial y con trabajadores del partido".

Vaya sudores.

7 de febrero, santoral: Nuestra Señora de las Aguas, Gil María de San José, Juan de Triora, Juliana de Florencia, Lorenzo de Siponte, Lucas Taumaturgo, Máximo de Nola, Moisés, Partenio y Ricardo Rey.