Menú Buscar
Primeras planas

La triple Diada y la lista de los infiltrados

El "Tsunami democràtic" recomienda pedir fiesta en el trabajo después de las elecciones y abrigarse. Ambiente de canódromo en el cierre de campaña. Reflexionando con la Elèctrica Dharma

09.11.2019 09:58 h.
10 min

Fin de campaña y jornada de reflexión, tópico desbaratado por el "Tsunami democràtic", la mano negra que se propone desobedecer a la Junta Electoral Central (JEC) con lecturas poéticas y actuaciones de Els Catarres y la Elèctrica Dharma, torpedo en la línea de flotación de los tímpanos de los catalanes. ¿Qué pecado habrán cometido los asistentes a las manifestaciones de la ANC, Òmnium o ahora el Tsunami que haga calor o frío no se libran de una actuación de la Dharma? La JEC ha dado luz verde a la tarde de mítines de Magda Oranich y David Fernández y conciertos de los antedichos. Con su pan se lo coman habrán pensado los magistrados. 

Otra cosa es lo que ocurra Dios mediante la próxima semana, del 11 al 13, fechas para las que el Tsunami anuncia un 11-S de tres días y recomienda a los suyos que se pidan al menos un día de fiesta por la patria. Y que preparen provisiones, ropa de abrigo, sacos de dormir, tiendas de campaña y baterías de móviles así como que prevean pasar la noche fuera de casa. Buena excusa para pegar el salto a la pareja. Cariño, la república me llama.

En El Confidencial, A. Fernández advierte que el independentismo no puede dejar de pedalear y escribe: "Ante todo ello, habrá tensión permanente en Cataluña porque si el soberanismo afloja la presión, se volverá a la normalidad y eso no le interesa. Por ello, se han repartido instrucciones precisas para los próximos días. "De cara a las próximas manifestaciones, recordad: tapaos la cara; llevad ropa neutra que sea difícilmente identificable; no ir siempre con la misma ropa a diferentes manifestaciones; cambiar complementos como el 'buff', zapatos, etcétera, sobre todo, si son característicos; si se desea realizar una acción más 'contundente', no destaparse hasta alejarse de la zona (o cambiarse de ropa después); no enseñar el móvil o cambiar la funda entre manifestaciones; llevar ropa de recambio o chaquetas reversibles", explica uno de los mensajes enviados a los activistas. Sobran los comentarios".

Además del Tsunami se nos avecina un huracán, según la misma crónica: "Esta consolidación de Tsunami es también el pistoletazo de salida para comenzar a poner los cimientos de otra herramienta: el Huracà Econòmic (Huracán Económico). Si el Tsunami es una estructura política para ser utilizada como arma por el Consell per la República esencialmente, el Huracà será la herramienta económica, una supuesta estructura económica con una doble finalidad: recaudar dinero para la República y dañar la economía española. Sus características y plasmación están ya siendo estudiadas por equipos de activistas especializados en ingeniería fiscal y será puesta a disposición del fugado Carles Puigdemont en breve".

Qué bien. Y luego ya un tifón, la gota fría, un ciclón y un terremoto... La relación de catástrofes es interminable.

En cuanto a la campaña, ambiente de canódromo en los partidos, según la crónica de Ana Belén Ramos y Pablo García en El Independiente: "Si algo han tenido en común todos los actos electorales, independientemente del color, ha sido el pinchazo en cuanto a afluencia en comparación con las cifras registradas el 26 de abril, que dan cuenta del hartazgo generalizado por la nueva convocatoria electoral. A diferencia de entonces, este viernes los partidos -salvo Vox, que repite en Colón- han celebrado sus actos en espacios de reducida afluencia, que distan mucho de la capacidad de convocatoria el 28-A: sin ir más lejos, Sánchez logró reunir a unas 10.000 personas en Valencia frente a las apenas 3.000 que ha conseguido convocar hoy en Barcelona; o Casado, que ha cambiado el Palacio de los Deportes con capacidad para 15.000 personas por un pequeño invernadero en la Plaza de las Ventas, donde ha sido arropado por unos 2.000 asistentes".

Si ayer eran El País y La Vanguardia quienes alertaban de Vox, hoy es El Periódico quien exclama en portada "Amenaza ultra en un cierre de vértigo". La encuesta de la versión andorrana del rotativo aúpa hasta casi sesenta diputados a Vox. Ahí van los datos: PSOE. 115-120; PP, 84-88; Vox, 54-59; UP, 36-40; ERC, 12-13; Cs, 8-10; JxCat, 6-7; CUP, 4; MP, 2-4; Otros, 14-17.

La suma de las opciones de la izquierda es de 153-164 escaños; la de los partidos de derechas, de 146-157.

Portada de 'El Periódico' del sábado 9 de noviembre
Portada de 'El Periódico' del sábado 9 de noviembre

El Ok Diario también da un tracking con los siguientes datos: PSOE, 118; PP, 98; Vox, 43; UP, 33; Cs, 14; MP, 2, Otros, 42. Para evitarse problema con la JEC, el diario de Inda equipara a los partidos con equipos y titula: "El equipo rojo es favorito con 118 goles, el azul suma 98, el verde está de racha con 43 y el morado mete 33". 

Al margen de la campaña, continúa el goteo de informaciones alusivas a la célula de los CDR desarticulada. En La Vanguardia escribe Carlota Guindal sobre la ocupación del Parlament: "El Equip de Resposta Tàctica (ERT), vinculado a los Comitès de Defensa de la República (CDR), estuvo preparando durante por lo menos un año el asalto al Parlament, que se llevaría a cabo el día D, situado por los investigadores en la jornada en que se conociera la sentencia del Tribunal Supremo por el procés . Según consta en el sumario de la causa seguida por la Audiencia Nacional contra estos grupos, el objetivo era asaltar la Cámara catalana y asegurar en su interior al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y al resto de los miembros del Govern para garantizar que no fueran arrestados".

Sigue la nota: "La idea que mantenían los cabecillas del ERT era que aquel día D se declarara la independencia de Cataluña. Para evitar que la policía detuviera a los miembros del Gobierno catalán, ellos blindarían la “Casa Grande” –como llaman en clave al Parlament– durante por lo menos una semana, según reconoció uno de sus miembros tras su arresto".

Más del procés. Nuevas revelaciones sobre los infiltrados del Estado en el movimiento independentista de la mano del grupo de David Raventos. El e-notícies explota el filón y apunta: "Els principals líders polítics independentistes que han protagonitzat el procés són en realitat espies de l'Estat espanyol que treballen per impedir la independència de Catalunya i per tenir la població control·lada. Aquesta és la tesi del documental 'La Mentida', creat per independentistes radicals catalans entre els quals es troba l'activista David Raventós. "Tot és un engany pactat entre Madrid i Barcelona", s'indica".

Prosigue el texto: "D'aquesta manera, segons el documental, "els actors que treballaran per Espanya encarregats d'avortar l'anhel de llibertat dels catalans" són, entre d'altres, Artur Mas, Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Gabriel Rufián, Elisenda Paluzie, "el col·laboracionista Jordi Sánchez", Ada Colau, Joan Tardà, Anna Gabriel, "l'agent espanyol Joan Vives Solervicens" -de qui es recorda que és parella d'Anna Arqué i exparella d'Elisenda Paluzie-, Antonio Baños, Alfons López Tena o Uriel Bertran. També defensa que entitats com Òmnium, l'ANC o televisions com TV3 són en realitat talps de l'Estat".

Efemérides. Se cumplen treinta años de la caída del Muro de Berlín y cinco del 9-N de Mas, el primero de los infiltrados.

9 de noviembre, santoral: Nuestra Señora de la Almudena, Orestes de Capadocia, Sopatra de Constantinopla y Vitón de Verdún.