Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Trapero, reírse de la madera y un “ertzaina” muerto

Los protagonistas del vodevil “La Investidura” se toman un respiro y dejan de negociar por un rato

7 min

ERC y Junts per Catalunya han suspendido temporalmente las negociaciones igual que algunos matrimonios cesan temporalmente la convivencia antes de divorciarse. Si alcanzan un acuerdo es porque no les queda más remedio, pero el club de fans de Puigdemont son "aficionados" de la política que no están por romances. Quieren trasladar el núcleo de la Generalitat a la "casa de la república" en Waterloo y no se bajan del burro. Les suda un pie Llarena, el Supremo y la Benemérita. Es una nueva generación de diputados especialmente diseñados para dar cobertura a su patrocinador, al menos de momento.

Las negociaciones están siendo todo lo bufas, caóticas y mezquinas que se puede esperar de los contendientes en liza. En el rincón de Estremera, Junqueras y el separatismo espiritual. En el de Waterloo, el Napoleón de Amer. Sus ayudantes se navajean con estilo de descampado. Como están muy acostumbrados a disimular, dicen que al pacto está a tocar mientras se sostienen los higadillos con las manos.

En La Razón, Toni Bolaño y Javier Gallego suscriben la nota sobre los escasos acuerdos y las grandes desavenencias: "La batalla final sigue siendo el control del Ejecutivo. Los únicos acuerdos que hay sobre la mesa son sobre temas absolutamente menores, según notas a las que ha tenido acceso La Razón. Por ejemplo, la delegación de la Generalitat en Gerona para ERC, la del Pirineo o el Garraf para Junts per Catalunya, o el Instituto para el Desarrollo de las Tierras del Ebro para ERC. Y una guinda, el Patronato de la Montaña de Montserrat para los republicanos. Por lo demás, todo manga por hombro. «El gobierno tripartito de Maragall o el de Montilla parecerán una balsa de aceite en comparación con el pifostio que va a ser el nuevo gobierno de la Generalitat». Puigdemont quiere garantizarse el poder político y el económico del ejecutivo, además de garantizarse su modus vivendi en Bruselas con personal y financiación para mantener su Casa de la República".

Puigdemont lo quiere todo, lo quiere ya y le importa una breva que el mayor Trapero acabe en la cárcel de Logroño, que es a la que mandan a los policías. Fernando Lázaro firma la previa de la comparencia en la Audiencia Nacional del exjefe de los Mossos y su sustituto: "Trapero y Ferran López narrarán a la juez que el día 26 de septiembre, el entonces mayor de los Mossos solicitó una reunión de urgencia con el Puigdemont. (...) En dicho encuentro el hilo conductor de la comunicación lo llevó Trapero, quien expuso a Puigdemont un estudio detallado de la situación, de lo que consideraba que era máxima inseguridad en Cataluña ante el 1-O".

Sigue la pieza: "Fuentes cercanas a los citados hoy detallan que el día 28 se celebró un nuevo encuentro en el Palau. Pero el ambiente ya no fue tan distendido. (...) Los Mossos de Trapero le pusieron sobre la mesa la posibilidad, entonces, de que, haciendo una interpretación elástica de la resolución de la juez, que limitaba el veto a los centros públicos, se desarrollara únicamente en centros privados. Pero recibieron -según esta versión- de nuevo otra negativa. La reunión finalizó con un ambiente tenso y con cajas destempladas. Sobre aquella discrepancia fundamentarán su defensa Trapero y su subordinado y sucesor".

El universo soberanista lleva días de dulce. Tatxo Benet recibe en su enorme despacho toda clase de parabienes por haber comprado "Presos políticos en la España contemporánea". Van a colgar los cuadros en el Museo de Lleida. Un filántropo el socio de Roures. De guinda, el episodio de la Policía identificando al cómico Joaquín Reyes disfrazado de Puigdemont en un parque de Madrid. Se parten la caja torácica con el chusco episodio. Deshuevarse de la madera es tendencia. Queda guapi.

Anoche murió un policía en Bilbao, Inocencio Arias García, "ertzaina" de 50 años que formaba parte del destacamento de antidisturbios que se interpuso entre hinchas del Spartak de Moscú y la afición local. Este ganado futbolístico ruso se agrupa bajo el nombre de "Fratria" (El Español) y oiremos hablar de ellos en el Mundial que se celebra este verano en su país como no gane el equipo de Putin.

Los sindicatos organizan al jubilariado, que ayer rodeó el Congreso para protestar contra las pensiones del hambre.

Del exterior destacaba la última ocurrencia de Trump, que reporta para El País Amanda Mars, relativa a armar a los profesores: La receta de Donald Trump es clara: tener más armas es lo que evitaría matanzas como la de la semana pasada en una escuela de Florida. El presidente estadounidense defendió este jueves que un grupo de profesores, con un entrenamiento especial, pueda ir armado en los colegios y abogó por aumentar de 18 a 21 años la edad mínima para adquirir un rifle y analizar mejor el estado psicológico de los compradores de armas. Pero en su intento de tomar la iniciativa ante la epidemia de violencia armada en EE UU, Trump descarta medidas drásticas, como la prohibición de venta de determinados fusiles. Y cualquier reforma depende de la aprobación del Congreso".

El diario de Prisa lleva en portada la efeméride del golpe de Estado de Tejero, del que se cumplen 37 años. El enfoque escocerá al procesismo. Javier Ayuso se ejercita en la literatura comparada y analiza los discursos de Juan Carlos I el 23-F y de Felipe VI el 3-O. "Felipe, espero que esto nunca ocurra a ti" se titula el texto.

23 de febrero, santoral: Policarpo, Juan Segador, Milburga y Sireno.