Menú Buscar
Primeras planas

Techo de gasto récord y Simón en la picota

El Gobierno eleva hasta casi los 200.000 millones el techo de gasto. Simón pidió no difundir "bulos" ante los avisos de Seguridad Nacional. Aumentan los contagios entre los mayores de 70 años

13 min

Adiós a la austeridad. El Gobierno afronta la crisis pandémica con gasto, más gasto, mucho más gasto. La tesis es que la austeridad empleada en la penúltima crisis contrae y el gasto que se plantea para esta crisis expandirá la economía, frenará el paro y contendrá la miseria. Doctores tiene la Iglesia y las bases teóricas del experimento agradan a la política, cuyo ejercicio es más plácido con la faltriquera plena. La noticia del día es el aumento del techo de gasto y la corrección a peor de las previsiones económicas del Gobierno.

El expediente es la portada de El País, que firman Laura Delle Femmine y Luis Doncel con un texto que arranca así: "El retroceso de la economía española por la crisis del coronavirus se agrava. La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, anunció ayer que empeora la previsión de caída del producto interior bruto del 9,2% al 11,2%, aunque con un menor aumento del paro. Mientras, el FMI aseguró ayer que la economía mundial va mejor de lo esperado y que la próxima semana elevará sus previsiones, aunque la recuperación será frágil".

Portada de 'El País' del 7 del octubre de 2020 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 7 del octubre de 2020 / KIOSKO.NET

Sigue la pieza: "El Gobierno español fía la recuperación a un aumento sin precedentes del gasto, financiado en gran medida con fondos europeos. Según Calviño, el plan de recuperación que hoy presenta el Gobierno permitiría crecer un 9,8% en 2021. (...) El cuadro macroeconómico aprobado ayer por el Consejo de Ministros, pistoletazo de salida para el diseño de los Presupuestos, prevé una caída del PIB del 11,2% para este año frente al 9,2% pronosticado en abril. La estimación para 2021, sin embargo, mejora con un rebote del 7,2%, que llegaría al 9,8% con el plan de recuperación que se impulsará gracias a las ayudas europeas. También el techo de gasto experimentará un salto sin precedentes, del 50%, hasta los 196.097 millones. (...) En febrero, antes de la pandemia, el Gobierno lo había fijado (el techo de gasto) en 127.609 millones para 2020, un 3,8% más que el año anterior. Para 2021, el Consejo de Ministros ha acordado elevarlo hasta los 196.097 millones de euros".

El resumen de El Confidencial es que "el Gobierno se encomienda a los fondos europeos para que el paro no suba del 20%". Escribe Carlos Sánchez: "No hay crisis sin sus multiplicadores fiscales, y la profunda recesión derivada de la pandemia no podía ser menos. Los multiplicadores fiscales, como se sabe, tienen que ver con los efectos que tiene una determinada política fiscal (expansiva o contractiva) sobre el crecimiento económico. Y si en la crisis anterior el pensamiento dominante consideraba que una política orientada hacia la austeridad, ya fuera recortando gasto o subiendo impuestos, o una mezcla de ambas acciones, podría tener efectos expansivos a largo plazo sobre la economía, ahora se piensa todo lo contrario".

Continúa Sánchez: "Es más, el Gobierno aprobó este martes un cuadro macroeconómico que estima que el impacto conjunto de los fondos europeos sobre el crecimiento en 2021, por el momento solo un 20% de los 140.000 millones, será equivalente a 2,7 puntos adicionales de PIB, lo que supone un efecto multiplicador fiscal de aproximadamente 1,2 veces, según ha estimado la AIReF. Los multiplicadores fiscales, como se sabe, no son observables, sino que su impacto depende del perfil temporal o de cómo se financia la inversión, si con impuestos o con deuda pública. Esos 2,7 puntos representan más de la cuarta parte de lo que avanzaría la economía en 2021 en caso de una ejecución plena de los fondos europeos".

Y: "La cifra es importante, porque si fallan las estimaciones, como ocurrió durante la crisis anterior, es probable que tanto el desempleo como otros indicadores de gasto e inversión sean peores de lo que ahora calcula el Gobierno, que considera factible una tasa de paro del 17,1% para este año y de un 16,9% el próximo, lo que supone que la economía absorbería el año próximo los 729.000 puestos de trabajo que hoy están en suspensión".

En El Mundo prosiguen con las informaciones relativas a la falta de atención del Gobierno respecto a los avisos previos a la pandemia. "Fernando Simón pidió no difundir 'miedo ni bulos' el día que Seguridad Nacional alertó de un 'riesgo alto'" es el titular de la última entrega de Juanma Lamet en el diario de Unedisa: "Algunas de las principales advertencias que hizo el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) en los primeros compases de la pandemia cayeron en saco roto. Al menos, de cara a la galería. Las alertas que contenían los informes diarios de enero y febrero contrastan de manera muy clara con las declaraciones de Fernando Simón o Salvador Illa en los mismos días. Y eso que el ministro de Sanidad recibía y recibe todos los días los informes del DSN".

Portada de 'El Mundo' del 7 del octubre de 2020 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 7 del octubre de 2020 / KIOSKO.NET

Sigue la pieza: "Uno de los ejemplos más llamativos es el del 29 de febrero. Aquel sábado, Seguridad Nacional informó de que se había elevado a «muy alto» el «riesgo de propagación e impacto del Covid a nivel mundial, ante el aumento de casos». Ese mismo día, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias se mostró contrario a tomar medidas preventivas para curarse en salud".

Simón llegó a asegurar incluso que «las razones para decretar la cancelación de eventos no pueden basarse en bulos, informaciones parciales o en el miedo», subrayó. «No hay razones objetivas» que obliguen a reforzar los protocolos de control cancelando la celebración de celebraciones masivas, explicó Fernando Simón. Para el portavoz sanitario, «restringir los derechos individuales o colectivos tienen consecuencias muy gordas tanto sociales como económicas y además no garantiza totalmente el control» de la epidemia. «No vamos a suspender las Fallas», resumió.

Después pasó lo que pasó y Simón parece haber escarmentado, según una nota de Celeste López y Josep Corbella en La Vanguardia que subraya que "la subida de contagios en mayores de 70 años pone en alerta al sistema sanitario". Así empieza la información: "Fue solo una frase, pero resume el temor que sienten los responsables sanitarios y que está detrás de algunas de las decisiones adoptadas en los últimos días relativas a confinamientos parciales de municipios. El director de Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, indicó el lunes que se ha detectado un incremento de contagios en mayores de 60 años, ligero aún, pero muy significativo por lo que conlleva: más ingresos hospitalarios y más defunciones".

Más: "Expertos en salud pública explican que los contagios de mayores, sobre todo a partir de los 70, se están produciendo principalmente en las reuniones familiares y en el entorno domiciliario. El incremento de casos se advierte con el inicio de los colegios y la vuelta al trabajo de los padres. “Muchos abuelos se han hecho cargo de los niños”, señalan. A esto hay que sumar “las reuniones familiares en las que las medidas de distanciamiento y el uso de las mascarillas se relajan”, apuntan médicos de atención primaria que alertan del incremento que están observando día a día en los mayores".

Madrid. Las autoridades regionales piden al Gobierno que abata las medidas restrictivas. Apuntan a una bajada de los indicadores que en Sanidad cogen con pinzas. Se suceden las escaramuzas. "Nuevo frente entre Moncloa y Madrid por el Ejército: 'Sólo nos piden 150 rastreadores'" titula Gonzalo Araluce en Vozpópuli. Y escribe que "Madrid y Moncloa atraviesan la peor crisis política cuando la pandemia sigue golpeando en esta segunda oleada del coronavirus. A los reproches por la gestión sanitaria hay que añadir, ahora, la tensión por el despliegue militar en la región. Desde el Ministerio de Defensa y el Gobierno no entienden los recursos que la Comunidad ha solicitado para hacer frente a los nuevos brotes: 150 rastreadores militares y contadas intervenciones para desinfectar espacios críticos. El Ejecutivo madrileño insiste en que las medidas adoptadas son suficientes para doblegar la curva de contagios. (...) El departamento dirigido por Margarita Robles cuenta con 2.000 militares a los que se les ha instruido en labores de rastreo: su función, detectar cuáles han sido los contactos que ha tenido un infectado por coronavirus para comunicarle las medidas de cuarentena oportunas. Por el momento se han desplegado 1.700 efectivos en toda España -salvo en País Vasco y Cataluña, que no han solicitado su presencia-".

En Ok Diario siguen con la entrevista a Corinna, que difunde la especie de que el CNI la quiere matar. Uno de los titulares: "Entraron en mi apartamento de Suiza y encontré un libro sobre la muerte de la princesa Diana". Tremebundo.

En la prensa digital nacionalista subrayan la absolución de Tamara Carrasco, que ha pasado de estar acusada de terrorismo a la exoneración absoluta de cualquier cargo. De El Nacional: La defensa de Tamara Carrasco demanarà una indemnització al Ministeri de Justícia per danys morals per a l'activista dels CDR, absolta d'un delicte de desobediència per uns fets pels quals inicialment se li atribuïa terrorisme i rebel·lió. La causa va començar el seu periple a l'Audiència Nacional, que va decretar que Carrasco no sortís del seu municipi, Viladecans, mentre era investigada. Mesos després el tribunal va rebutjar l'acusació de terrorisme i va derivar la causa a un jutjat ordinari, però la prohibició no es va aixecar. Carrasco va estar un any confinada. Ara, l'advocat de Carrasco, Benet Salellas, celebra una sentència que 'revoca tot el missatge criminalitzador que s'ha volgut construir a l'entorn dels CDR'".

7 de octubre, santoral: Nuestra Señora del Rosario, Augusto de Bourges, Baco de Betsaloe, Justina de Padua, Marcelo de Capua, Marcos papa y Paladio de Saintes.