Menú Buscar
Primeras planas

El taxi en lucha y Sánchez también

El portavoz de Élite, Alberto "Tito" Álvarez, augura un Vietnam si no se restringen las licencias de Uber y Cabify. Dura derrota del presidente Falcon en el Congreso. Podemos y los piropos

7 min

¿Taxi? Imposible. Los pesetos se han rebotado. Barcelona fue una ratonera. Los amigos turistas tendrán que tirar de suela y plano. Se nos van a derretir. Tal es el empeño del gremio en mantener el control de las calles que a Pedro Sánchez no le va a quedar más remedio que atornillar a Cabify y Uber, las empresas que intentan romper el monopolio. Al menos ahora no hay piratas, que se sepa.

¿Cuántos días puede aguantar Barcelona sin servicio de taxi? Los conductores quieren liar un 15-M (CRÓNICA GLOBAL), aquella acampada en Sol. No es previsible que el Gobierno pueda resistir la presión de un colectivo duro, lo más parecido al extinto obrero del metal. Estajanovistas del volante, están hasta los huevos de los vehículos negros (las cucarachas) que encochan en Sants o El Prat delante de sus narices mientras ellos se comen la cola liando picadura. 

El portavoz del sindicato Elite, Alberto "Tito" Álvarez, advierte de que van a por todas. Se juegan el pan y el pisito y están de deudas hasta las cejas. Un personaje, "Tito". El año pasado salió hasta en la revista estadounidense "Politico". "¿Puede este hombre matar a Uber?" era el titular de la pieza dedicada al taxista, un hombre sin pelos en la lengua y con el escudo del Barça en la pechera o en la visera. Se presenta a alcalde y lo peta.

elpais.200Los medios son muy respetuosos con los señores taxistas y sus movilizaciones. El periodismo y el taxismo son ámbitos de confluencia. Es decir, que los plumillas han tirado tradicionalmente de taxi porque no van a estar esperando a que pase el 54 para ir a la comida con el político. Y aún menos si paga el empresario. También tienen al Ayuntamiento y a la Generalitat a favor. Así es que se agradecería un poquito de agilidad administrativa para satisfacer las demandas de estos esforzados del asfalto.

Pedro Sánchez no da abasto. Todo el mundo con puñetitas. Los nacionalistas catalanes raca, raca. Podemos en plan niño antojadizo, crisis migratoria posaquarius en el sur, el techo de gasto abortado, críticas por el Falcon, el FIB y The Killers... La sesión de ayer en el Congreso fue un aterrizaje forzoso con desperfectos en el tren delantero, según la crónica de Juanma Romero en El Confidencial: "El Gobierno se daba este viernes un gélido baño de realidad a los 55 días de que Sánchez tomara posesión como presidente. Comprobó que cada sesión en las Cortes será un viacrucis y tendrá que sudar por cada apoyo. Pero, lejos de acusar la "debilidad", buscó rearmarse. Salió en tromba contra PP y Ciudadanos, por un lado, y contra Unidos Podemos y los independentistas, haciéndoles responsables de que comunidades, ayuntamientos y Seguridad Social no dispongan de los 6.000 millones más de margen que Bruselas autorizó para 2019. Buscó un potente despliegue de acción ejecutiva —restitución de la sanidad universal, plan director contra la explotación laboral, la mayor oferta de empleo público en una década— para demostrar "fortaleza"". 

Y Franco, un día más en el Valle de los Caídos.

El juez De la Mata ha descubierto que CDC y el PDeCAT son lo mismo (El País), de modo que el partido vicepresidido por la flameante Míriam Nogueras se va a comer el 3% si es que alguna vez se llega a juzgar tal cosa. Escribe en el diario de Prisa Reyes Rincón: "En un auto, el juez repasa la relación entre las dos formaciones y llega a la conclusión de que el PDeCAT conserva la estructura, funcionamiento, recursos humanos y materiales de CDC, que en muchos casos sigue siendo el titular oficial de estos recursos. De la Mata detalla algunos ejemplos, como que los trabajadores de Convergència, a pesar de estar en nómina de esta formación, prestan sus servicios para el PDeCAT, o que 37 de los 42 inmuebles propiedad de CDC están siendo utilizados como sedes por el partido heredero. Incluso las cuentas oficiales de esta formación en las redes sociales son las mismas (con el nombre cambiado) que usaba Convergència". Un hacha el magistrado. Dos años que se fundó el PDeCAT y ya los ha calado.

Nueva bronca judicial. La sentencia contra Juana Rivas (La Vanguardia). Le han caído cinco años de prisión y seis de pérdida de la patria potestad de sus hijos. El juez de Granada no contempla el hecho de que el padre de los niños fuera condenado por maltrato en 2009. No es firme, razón por la que la vicepresidenta Carmen Calvo ha explicado al respetable que no procede de momento conceder el indulto.

Dice Público que no es cierto que Podemos quiera prohibir los piropos. Vaya decepción. Resulta que lo que quieren prohibir son los piropos acompañados por alguna clase de acción atemorizante o invasiva. Demasiados matices. Las cosas se prohíben o no se prohíben.

Los del PP, bien. Con sus cosas, integrando sorayistas.