Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Suiza archiva el caso emérito y la nación de Aragonès

La fiscalía del paraíso del secreto bancario no logra acreditar el cobro de comisiones. Rajoy torea a Rufián. Aragonès se pone farruco con el catalán. La tragedia MasterChef de Verónica Forqué

17 min

Al rey emérito no se le condenó antes de juzgarle, sino de encausarle. El hombre de la Transición rezumaba culpabilidad por los cuatro costados. Deambulaba cada vez con más dificultad y pidiendo perdón a todas horas, como una enmienda a la totalidad de sí mismo. Tras la cacería de Botswana, se desató sobre él una feroz cacería mediática y política. Si el Rey no se tenía respeto, se desarmaba el frágil tabú que le había protegido más o menos durante el reinado. El exilio decretado por Moncloa y aceptado por Zarzuela acabó de confirmar que don Juan Carlos era culpable seguro. ¿De qué? Eso era lo de menos. Cobros de comisiones, avaricia, excesos sentimentales, afición a la tauromaquia, a la caza, al Real Madrid, lo que fuera, todo y nada. 

Que se sepa, sigue en Abu Dabi, una especie de no lugar con todas las comodidades posibles, pero como un auténtico apestado, salvo por las ocasionales visitas de sus hijas. Es harto difícil que vuelva a España por Navidad como es su deseo. El Gobierno no está por la labor y el pueblo no se manifiesta a su favor. Bastante tiene la gente con el coronavirus y con la inflación, con los ERTE y con el frío.

Portada de 'El País' del 14 de diciembre de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 14 de diciembre de 2021 / KIOSKO.NET

Pero no todo es moho y herrumbre. Un tema asalta hoy el encabezamiento de la mayoría de las portadas. "Suiza cierra la causa sobre la donación saudí a Juan Carlos I" apunta El País. Y en el sumario añade que "Los gestores de la fortuna oculta del rey emérito y su examante, exonerados". Ya no hay causa en el país del secreto bancario, el paraíso de las grandes fortunas, la república que no pregunta por el origen de los diamantes de sangre, el Estado que se lava las manos y que utilizó al emérito para blanquear su imagen sin coste reputacional.

Del texto de José María Irujo en el diario de Prisa: "El fiscal suizo Yves Bertossa no ha conseguido acreditar, tres años después de iniciada la investigación, que el regalo de 100 millones de dólares (65 millones de euros al cambio de entonces) que Juan Carlos I recibió en 2008 del rey de Arabia Saudí escondía en realidad el pago de una supuesta comisión ilegal por la adjudicación a un consorcio empresarial español de las obras del AVE a La Meca, que se produjo en 2011, tres años después. El fiscal comunicó ayer la finalización de la investigación y el archivo del procedimiento abierto por blanqueo de capitales contra los imputados en la causa Arturo Fasana y Dante Canónica, administradores de ese dinero que el rey emérito ocultó en Suiza y nunca declaró a la Hacienda española, y la examante del monarca, Corinna Larsen. Esta ingresó en 2012 en sus cuentas, como una “donación irrevocable” de Juan Carlos I, el dinero que él había recibido cuatro años antes del rey de Arabia Saudí".

Sigue: "Como el fiscal no pudo probar que el origen de la fortuna suiza del rey emérito era delictivo, optó por dar carpetazo al procedimiento abierto por blanqueo de capitales, en el que Juan Carlos I nunca estuvo imputado. Corinna Larsen hizo público ayer un comunicado en el que se lamentaba de que los infractores, sin explicar a quién se refería, permanecieran “impunes” porque “no han sido investigados y se les ha dado tiempo para ocultar sus actividades”. "El PSOE pidió respeto por la decisión de la justicia suiza y el PP la celebró".

Ah, Corinna. Qué auténtica lianta, pedazo de estereotipo, tal vez el peor error del rey. Ahora solo falta que se disipe la causa emprendida por esta señora en el Reino Unido contra su examante y que la fiscalía española dé carpetazo a la investigación tal como anunció. O no.

Otro personaje en la picota es Mariano Rajoy. El hombre ha salido indemne de todos los charcos de corrupción de su partido. Debía manejarse embutido en un traje impermeable o untado en aceite, pues todo lo resbalaba. Ayer compareció en el Congreso para demostrar que Rufián es un auténtico titán de meter la pata. No se pierdan este diálogo. Rufián: ¿Usted ha sido presidente del Gobierno? Rajoy: Es una pregunta muy inteligente. Pues no lo sé. ¿Usted qué opina?

Portada de 'La Razón' del 14 de diciembre de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'La Razón' del 14 de diciembre de 2021 / KIOSKO.NET

"Rajoy, sobre Villarejo: “No me reuní ni hablé con él nunca. Jamás en mi vida le he mandado un mensaje”" titulan en La Razón. El expresidente no sabe nada, casi no conoce a nadie y sólo pasaba por ahí. La información es de Ricardo Coarasa: "Mariano Rajoy ha negado en la última comparecencia de la comisión parlamentaria sobre la operación Kitchen que nunca se reunió ni habló con Villarejo y que jamás le ha enviado un sms al comisario jubilado, principal investigado en el “caso Tándem”. El ex presidente del Gobierno ha rebatido las acusaciones de Villarejo, insistiendo en que ni siquiera le conoce. “No me reuní con él nunca, no hablé con él nunca”, ha recalcado. “No me consta que me haya mandado ningún mensaje y jamás en mi vida le he mandado un mensaje”, ha añadido. Durante su intervención, ha reprochado al representante del PSOE en la comisión, el diputado Felipe Sicilia, que su partido haya dado credibilidad al comisario jubilado, salvo cuando señala al PSOE. “Ustedes utilizan a Villarejo y Bárcenas como argumento de autoridad”, ha mantenido antes de asegurar que cuando el excomisario “se refiere a ustedes, no le dan ninguna”".

Y: "Rajoy ha hecho hincapié en defender la actuación tanto de la ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, como del ex ministro Jorge Fernández Díaz y el que fuera su número dos en Interior, Francisco Martínez. De la primera, eso sí, ha matizado que no le informó de que se reuniera con Villarejo en la sede de Génova (la ex ministra aseguró al juez Manuel García Castellón que se vio con el comisario jubilado en cuatro ocasiones). En cuanto al ex titular de Interior, procesado en el “caso Kitchen”, ha dicho tener una “magnífica opinión”, recalcando que cree en su inocencia. “No creo que haya montado ningún dispositivo, porque no hay ninguna sentencia que diga eso”, ha puesto de relieve antes de aconsejar al diputado socialista “ser un poco más prudente a la hora de imputar a la gente actuaciones delictivas”". Por otro lado, sigue la bronca interna en el PP. La dirección ha prohibido las cenas de Navidad con Ayuso escudándose en la sexta ola del coronavirus. El espectáculo es de un infantilismo colosal y de nada sirve que medios afines alerten a la formación conservadora de su retroceso en las encuestas. Lo de Casado y Ayuso es una guerra cainita en su más cruda versión. 

Cataluña. Prosiguen los lamentos independentistas por el 25% de castellano en la "escola catalana". Ahora el argumento es que el fascismo fascista español (valga la redundancia según el independentismo) explota un incidente menor, al menor de Canet sin ir más lejos, para atacar a Cataluña con todo y por todos los lados. "Aragonès ve el caso de Canet como un "ataque" y una amenaza a la "nación catalana"" titula una de sus piezas Crónica Global. Y añade: ""Cualquier ataque a la lengua catalana lo es a la sociedad", ha dicho en presidente de la Generalitat en la entrega de las Cruces de Sant Jordi, tras las sentencias que tumban la inmersión monolingüe". Pobre nación comanche. El texto es de redacción y dice así: "Pere Aragonès (ERC) ha recuperado este lunes su discurso más identitario en el acto de entrega de la Cruces de Sant Jordi de 2021. El presidente de la Generalitat ha sacado a colación el tema de la inmersión lingüística monolingüe obligatoria en catalán y, al hilo de las sentencias que establecen que al menos un 25% de las clases se impartan en castellano, ha considerado --sin llegar a citarlas-- que "cualquier ataque, riesgo y amenaza que pueda sufrir la lengua catalana es un ataque a esta sociedad y a la nación catalana"".

Sigue la nota: "El mandatario secesionista ha sostenido además que el catalán "es la lengua de Cataluña" --a pesar de compartir oficialidad con el castellano, materna y también propia de gran parte de su ciudadanía--, por lo que ha afirmado que el Govern defenderá la inmersión lingüística. A su modo de ver, el catalán es la lengua "que nos aporta una manera propia de entender el mundo, define también un país expresado con sus palabras, con su léxico, cómo entendemos la forma de vivir y de convivir en sociedad"".

Así que del proceso hemos pasado a la guerra de la lengua, un episodio en el que resulta que un 25% de castellano en las aulas es una estocada contra la nación, la sociedad, el idioma, la cultura y la convivencia. Y quien no lo vea así es que es un miserable y un charnego colono-ñordo. ¿Estamos?

En Vozpópuli abren con que "Policías y guardias civiles denuncian que sus hijos no estudian castellano en Cataluña". Más madera, pues. Escribe Gonzalo Araluce: "Policías nacionales y guardias civiles también han elevado sus quejas a los Ministerios del Interior y de Educación por las dificultades que sus hijos encuentran en Cataluña para estudiar en castellano. Una polémica que se registró antes del episodio que se vive en la escuela de Canet de Mar, pero que en las últimas jornadas ha vivido un nuevo episodio. Junts per Catalunya registró una batería de iniciativas en el Congreso de los Diputados en las que preguntaba a Moncloa si los agentes protestan por los problemas lingüísticos a los que se enfrentan sus hijos en el caso de ir a vivir, por ejemplo, a Londres. El Ejecutivo insta a que se garantice el aprendizaje en castellano en cualquier rincón de España, como dicta "la legalidad vigente". Los agentes, no obstante, insisten en que el problema persiste en la actualidad".

Portada de 'El Mundo' del 14 de diciembre de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 14 de diciembre de 2021 / KIOSKO.NET

Verónica Forqué se ha quitado la vida. No hace ni dos semanas que TVE engordaba sus audiencias con las peripecias de la actriz en el programa de telerrealidad Masterchef. "Verónica Forqué y la salud mental convertida en un show: "No hubo una buena valoración psicológica en MasterChef"" titula El Mundo. La nota viene con la firma de Rodrigo Terrasa: ""La verdad es que estoy regular. Necesito descansar. Yo no soy de tirar la toalla, pero esta vez hay que ser humilde y decir: no puedo más, no puedo más... Mi cuerpo y el universo me estaban diciendo 'necesitas parar'». Estas fueron las últimas palabras de Verónica Forqué antes de abandonar los platós de MasterChef Celebrity, justo a las puertas de las semifinales del popular formato de TVE. El último programa en el que participó la actriz, aunque se grabó antes de verano, se emitió el 22 de noviembre y fue la entrega con más audiencia hasta entonces; 2.473.000 espectadores. Esa noche la expresión «no puedo más» fue tendencia en Twitter y excusa para todo tipo de memes, burlas y parodias sobre quien había sido, sin ninguna duda, la concursante más controvertida de la sexta edición del programa en su versión vip. (...) Ayer, tras conocerse que Forqué se había suicidado en su domicilio de Madrid, muchos apuntaron al programa por haber explotado los problemas de salud mental de la artista. ¿Son justas estas acusaciones? Parece evidente que no se puede culpabilizar directamente al formato del fatal desenlace de la actriz. Otro asunto es si es tolerable que un talent show, más aún de la televisión pública y con numerosos seguidores infantiles, aproveche la enfermedad psicológica de una persona para alimentar su espectáculo y engordar su audiencia".

Forqué fue protagonista en películas como "¿Qué he hecho yo para merecer esto?", "Matador", "El año de las luces", "Bajarse al moro" o "Moros y Cristianos". Tenía 66 años.

14 de diciembre, santoral: Juan de la Cruz, Agneo, Ares, Ateo, Dióscoro, Dróside, Elías, Folcuino, Folenino, Herón, Matroniano, Nicasio, Pompeyo Tirso, Leucio, Calínico y compañeros, mártires y Venancio Fortunato.