Primeras planas

El show de Puigdemont y los amigos padanos

Previas del arranque de la XII legislatura autonómica con el expresidente en la recámara. La Liga Norte no quiere más ciudadanos negros en su Padania. Pensiones para ponerse a temblar

17.01.2018 09:30 h.
9 min

Sube el telón, comienza el show. Reabre la pista central de la política catalana y arranca la XII legislatura autonómica. El último pleno, el 27 de octubre del año pasado, fue el de la república anónima del voto secreto proclamada en las escaleras del polvorín de la Ciutadella. Insuperable espectáculo cuya traca final fue la disolución de la cámara por la vía 155. Será difícil superar el listón, pero las listas soberanistas se han juramentado para que no decaiga la fiesta salvaje en el Parlament.

Los medios descuentan el nombramiento del republicano Roger Torrent como presidente de la cámara y notifican que ERC y Junts per Puigdemont han llegado a otro acuerdo por el que se comprometen a investir al expresident sin aclarar cómo. La cosa es marear la perdiz y agotar los plazos, estirar la goma y apurar el trago.

Puigdemont sopesa todas las posibilidades y se solaza viendo pasar enemigos por delante de su residencia en Bélgica, disfrutando de los protocolos de seguridad que el ejecutivo mejillonero proporciona a las "autoridades" de paso. Se ha quedado sin rivales tras la vergonzante salida de Mas y la prisión de Junqueras y ahora pondera nuevas y más disparatadas rutas.

Toni Bolaño da cuenta en su análisis para La Razón de las trampas al solitario del ínclito y sus acólitos: "Si Puigdemont no vuelve por temor a ser detenido y fija su residencia «sine die» en Bruselas, se están valorando diferentes posibilidades para dar al ex presidente un valor añadido. En las últimas horas se está analizando una posibilidad. La situación de «represión» que sufre Cataluña debe ser explicada en Europa y en el mundo, y la residencia de Puigdemont lo hace posible, a juicio de sus partidarios. «La internacionalización del conflicto», fórmula escogida por los neoconvergentes, sería la tarea de Puigdemont y el corolario se conformaría presentando al ex presidente como cabeza de lista de Junts per Catalunya en las elecciones europeas que se celebrarán en mayo de 2019. Esta opción es posible si Puigdemont sigue teniendo intactos sus derechos políticos, es decir, puede votar y ser votado. Por tanto, encima de la mesa una nueva opción: ¿será Puigdemont eurodiputado?"

Hay quien también lo sitúa como embajador plenipotenciario de la Generalitat ante las comunidades europeas porque nada es descartable con el aventurero que se dio el piro en un maletero.

José Antonio Zarzalejos firma un texto en El Periódico al respecto de lo que Moncloa teme y espera: "La imposibilidad jurídica de una investidura de Carles Puigdemont, sea por vía telemática o por delegación, confirmada el lunes por el dictamen de los letrados del Parlament, ha alertado a los servicios de información de la Policía y a los de inteligencia ante la hipótesis de que el expresidente de la Generalitat decida volver para, aun siendo detenido, forzar su designación parlamentaria. El Ministerio del Interior baraja esa posibilidad y ha dispuesto mecanismos de vigilancia y control en carreteras y aeropuertos para detener al líder de Junts per Catalunya y ponerlo a disposición del magistrado instructor Pablo Llarena. La posibilidad de un regreso del fugado está cobrando fuerza día a día en la capital de España".

Follón en la Padania, la Tractoria de Lombardía. A los amigos de Puigdemont no le gustan los ciudadanos negros, como ya dejó claro Theo Francken al repatriar a unos refugiados sudaneses el mismo día que ofrecía asilo al pastelero de Amer. Ángel Gómez Fuentes da la noticia de Italia en el Abc: "El último escándalo lo ha provocado el candidato a la presidencia de Lombardía, Attilio Fontana, de la ultraderechista Liga Norte, exalcalde de Varese (Lombardía), quien considera que «la raza blanca» corre peligro de extinción si no se frena drásticamente el número de inmigrantes: «No podemos aceptar a todos los inmigrantes que llegan; debemos decidir si nuestra etnia, nuestra raza blanca debe seguir existiendo o debe ser anulada». Ante la tormenta que ha suscitado, Fontana, presentado por la Liga Norte como un «moderado», señaló que fue «un lapsus», pero luego volvió a la carga al insistir en que «también la Constitución italiana habla de razas». Fontana saca así de contexto el artículo 3 de la carta magna en la que se lee: «Todos los ciudadanos son iguales ante la ley sin distinción de sexo, raza, lengua, religión y opiniones políticas»".

Los Mossos d'Esquadra han denunciado a un ciudadano por difundir el punto donde se realizaba un control de velocidad. Detalla un teletipo de Efe: "Los mossos denunciaron al joven, de 23 años y vecino de Girona, por una infracción grave, en base al artículo 36.23 de la LO 4/2015, por colgar en las redes sociales una fotografía de la posición de un control de velocidad. El artículo establece que el uso no autorizado de imágenes, datos personales o profesionales de las autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que pongan en peligro la seguridad personal o familiar de los agentes, de las instalaciones o en riesgo el éxito de un operativo podrá ser sancionado con un multa de 601 a 30.000 euros, en función del grado de la infracción".

¿Así que ir contando por la radio a dónde va y de dónde viene la Guardia Civil no es libertad de expresión?

Se avecina una tormenta social. El Gobierno está enredando con el cálculo de las pensiones y eso no puede ser bueno. Carlos Segovia e Isabel Munera dan la noticia en El Mundo: "La ministra de Empleo, Fátima Báñez, propone una reforma del cálculo de las pensiones de modo que los españoles puedan elegir sus 25 mejores años de cotización para que puedan cobrar más al jubilarse. Así lo confirman a este periódico fuentes autorizadas del Ministerio de Empleo, que matizan que es en todo caso en respaldo a las iniciativas del PP en la Comisión del Pacto de Toledo, pendientes de conseguir consenso. El planteamiento de Báñez es voluntario y reservado a los españoles que agoten su vida laboral para estimular que se jubilen lo más tarde posible. Las citadas fuentes señalan que no existe una estimación del coste que podría tener, al ser voluntario, pero subrayan que sólo aporta ventajas. "Sería positivo para todos, porque permite mejorar las pensiones y, al tiempo, incentivar que se llegue a una vida laboral máxima"".

Cuando la administración dice que algo aporta ventajas se muere un gatito y muchos van a tener que pagar mucho más para cobrar aún menos, salvo que uno sea el empleado de la Diputación de Alicante que lleva quince años sin trabajar, pero ingresando sueldo y generando derechos, según se cuenta en Libertad Digital.

17 de enero, santoral: San Antonio Abad, Roselina y Sulpicio Pío.

¿Quiere hacer un comentario?