Menú Buscar
Primeras planas
Una foto de la portada de 'El País' del jueves 30 de agosto con los lazos (antilazi)

Semana del orgullo antilazi

Los Mossos se hartan de Torra y más puñetazos. Detalles de la agresión al cámara de TeleMadrid. El president Torra no acatará la sentencia del 1-O, pero no dice si abrirá las celdas

7 min

El agosto de los puñetazos. Puigdemont llama a la calma y a "no escalar un conflicto sobre los lazos amarillos". Anida la sospecha en el soberanismo de que el otoño caliente también revitaliza a la contraparte. Los quitalazos añaden un toque chapapote a sus performances. Van de blanco cazafantasmas para luchar contra la contaminación visual y ambiental del plástico y convocan a las televisiones. Una noche con las brigadas de limpieza. Planazo. Algunos de ellos hasta hacen declaraciones a cara descubierta, en la estela arcadiana. Es la semana del orgullo antilazi. Rivera y Arrimadas, en la carroza de Alella.

La prensa soberanista se recrea en la suerte del tumulto y agresión en la concentración de apoyo a la mujer agredida por retirar plástico de la verja del parque de la Ciutadella. Le dieron para el pelo a un cámara de TeleMadrid. Según la versión más extendida es que le confundieron con uno de TV3. Mal vamos. En Ok Diario aportan un esclarecedor vídeo sobre el incidente con el siguiente titular: "El cámara de TeleMadrid pegó un puñetazo a un anciano antes de ser agredido". 

A este paso, más que caliente se avecina ardiente el otoño. El president Torra urde un discurso para el 4 de septiembre en su línea, incendiario. Mucho diálogo, pero república o el fin del mundo. En La Vanguardia destacan que el representante de Puigdemont, tras evacuar consultas en Waterloo, está en la idea de no acatar la sentencia del 1-O si no le gusta. Del diario de Godó: "La intervención que el president prepara –ayer estaba reunido con los presos en Lledoners para conocer su opinión– se estructura en tres ejes: desobediencia a la eventual sentencia del 1 de octubre; ultimátum al Gobierno para que se avenga a negociar un referéndum y preparación del clima político que impulse una ruptura con el Estado que, a pesar de la experiencia del último año, el president todavía cree posible y viable".

Sigue la nota: "La desobediencia es clave para él. “O libertad o libertad”, se dice textualmente. Torra no aceptará que Oriol Junqueras, Josep Rull, Jordi Turull, Dolors Bassa, Raül Romeva, Joaquim Forn, Carme Forcadell, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart estén encarcelados y sean condenados. Ya ha anunciado –el martes lo hizo en la reunión del Govern– que él no acatará la sentencia. Qué consecuencia tendría esta decisión es algo que no ha explicado".

Pues muy bien. Choque de trenes again. Del pastelero loco al suizo kamikaze. Seguimos para bingo. Dice el ABC que fue Buch, Miquel Buch en persona, quien ordenó mantener la pancarta contra el Rey de la plaza de Cataluña. “Libertad de expresión” dijo que era. Y resulta que ahora los Mossos denuncian en la Audiencia Nacional ni más ni menos que la posible comisión de un delito de odio por la pancarta. Por esa misma regla de tres también podrían denunciarse a sí mismos por omisión en la persecución del delito. O denunciar al consejero del doble juego. Un disparate estupendamente dirigido por el exjefe de los municipis per la independència. 

De ahí la carta a Buch de la Unió Sindical de la Policia Autonòmica de Catalunya (USPAC). Del texto de El Independiente: "El sindicato hace una petición directa al consejero Buch: “Que tanto usted como el director general de la Policía Andreu Joan Martínez y el jefe de la Prefectura, Miquel Esquius, presenten un escrito firmado asumiendo toda la responsabilidad y exculpando a cualquier agente dado que han seguido sus órdenes”. El sindicato se reserva la traca para el final, y la lanza en forma de “consejo”. “No se engañe y que nadie le engañe, señor Buch, tiene a todo el cuerpo de los Mossos d’Esquadra hasta las narices de usted y de su Govern”".

Más Mossos. En El Mundo destacan el asunto de los chats de whatsapp de los Mossos durante el 1-O para espiar los movimientos de sus "compañeros" de la Guardia Civil y la Policía Nacional, expediente que afecta directamente al "major" Trapero. 

Notas de sociedad, pero con 1-O. El Paris-Match saca ahora lo del noviazgo de Manuel Valls con Susana Gallardo, cosa que da pie a El País para elaborar un retrato de la empresaria en el que destaca su actuación enarbolando una bandera de España aquel día de autos: "En el vídeo que grabó con su móvil el 1-O, Gallardo recorre las largas colas que forman sus vecinos mientras interactúa con algunos. “Aquí me han dicho que llevar una bandera es provocar. Me lo han dicho no sé cuántas veces”, explica Gallardo mirando a la cámara: “Es el cuarto colegio en el que me dejan votar, en esta democracia catalana. ¡Es de puta madre! No había votado tanto en mi vida. Ahora se lo mandaremos a la CNN, para que vean cómo aquí se puede votar. [...] Llevo cuatro coles, estoy agotada, voy a seguir votando todo el día. Votarem. We will vote! All the way!”".

30 de agosto, santoral. Agilio, Bononio, Gaudencia, Pamaquio de Roma y Pedro de Trevi.