Menú Buscar
Primeras planas

Será sedición y Marlaska enfila a la Guardia Civil

El Tribunal Supremo se inclina por el delito menos grave, según 'El País'. Malestar en Interior con el discurso de general Pedro Garrido. Las encuestas internas del PP le dan ganador, según 'La Razón'

13 min

Maniobra de tanteo del Tribunal Supremo (TS) en el diario de papel de mayor tirada, El País. Los cabecillas de la asonada serán condenados por sedición, un grado menos que la rebelión y unos cuantos años de rebaja de la pena. El verdadero cálculo es determinar cuánto tiempo permanecerán en presidio los Jordis, Junqueras, Rull, Turull, Forcadell, Romeva, Bassa, Forn y Romeva. O si tendrán que entrar Vila, Mundó y Meritxell Borràs. Dicen que la cárcel de Lledoners es un gran hotel, sobre todo comparada con Estremera. Dicen también que la Generalitat aplicará a los presos la doctrina Oriol Pujol, aquella mediante la cual sólo se duerme en prisión entre semana.

El caso es que el TS lanza una señal de humo, una filtración de manual para testar el ambiente, con el mensaje de que se opta por la menor de las condenas posibles. De la nota en el periódico de Prisa que firma José Antonio Hernández: "El Tribunal Supremo ha descartado condenar por un delito de rebelión consumada a los líderes independentistas en el juicio del procés. Este delito habría supuesto para los reos penas de entre 15 y 25 años de cárcel. Descartada la rebelión consumada, se abren otras opciones, entre ellas, la sedición. Las penas y delitos, en todo caso, estarán modulados para cada uno de los 12 procesados según su grado de implicación. La resolución, para la que se busca la unanimidad de los siete magistrados de la sala, previsiblemente contendrá al menos nueve condenas. El fallo se hará público a comienzos de la semana próxima".

Tras arduas deliberaciones con sus tiras y sus aflojas tendentes a la consecución de una sentencia por unanimidad, los magistrados habrían concluido que se ajusta más al proceso la sedición que demandaba la Abogacía del Estado que la rebelión de la Fiscalía. Prosigue la nota del antecitado diario: "El delito de rebelión requiere violencia y, en este caso concreto, que esta hubiese sido instigada por los reos como instrumento para alcanzar la independencia. El tribunal entiende que no se ha producido este delito consumado por parte de los 12 líderes separatistas, según fuentes jurídicas. (...) La acusación de sedición fue formulada por la Abogacía del Estado, que pedía por ello para los condenados hasta 12 años de cárcel al entender que ese delito se cometió en concurrencia con el de malversación".

Como es previsible y como al independentismo solo le vale la absolución, se va a liar. El programa de actos incluye marchas a pie sobre Barcelona, manifestaciones en las principales ciudades, huelga de estudiantes de 72 horas y paro de país. Está por ver si saldrá adelante el plan Comín, todo por la borda, o se compatibilizará la protesta con la producción y la libre deambulación. 

Mientras tanto, las fuerzas vivas del catalanismo braman contra la Benemérita por el discurso del general Pedro Garrido, a quien quieren cesar, arrestar, purgar, depurar y degradar por decir "ho tornarem a fer" en la fiesta de la patrona de la Guardia Civil. El independentismo tiene la piel finísima, como la cúpula de la policía de la Generalitat, que no se altera por la existencia de los Mossos per la República, los Mossos per la Democràcia y los Mossos per la Bullanga, pero clama al cielo porque un tricornio cita la Constitución y se vanagloria de la desarticulación de una partida del CDR.

portada mundoEn El Mundo sostienen al respecto que el discurso de Garrido tampoco ha gustado en el Ministerio de Interior. Suerte tiene el general de que estamos en precampaña electoral porque de lo contrario habría sido cesado. "Marlaska censura a la Guardia Civil por chocar con los Mossos" titula el diario de Unedisa. Y escribe Fernando Lázaro: "El malestar del Ministerio del Interior con la Guardia Civil en los días previos a la sentencia del 1-O, lejos de enfriarse, va en aumento. Primero fue la operación Judas, en la que el ministro del Interior abroncó a la cúpula del Instituto Armado al entender que no le había advertido con solvencia de la importancia de la actuación contra los CDR que manejaban materiales para fabricar explosivos. Ahora, el motivo ha sido el discurso del jefe de la Guardia Civil en Cataluña, el general Pedro Garrido, que el miércoles provocó que los mandos de los Mossos abandonaran un acto conjunto. El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska ha calificado como 'inoportuno' el discurso del general. En Interior están muy molestos por las palabras del general y el malestar se extiende a todo el Gobierno de Pedro Sánchez, que entiende que estamos en un momento delicado en Cataluña, de máxima tensión por la inminente sentencia, y que hay que medir todas las palabras".

En la contraparte, el diario Ara entrevista a la dirección fantasma de los Comités de Defensa de la República, que dice que "mai avalaríem cap acció com la que s’atribueix als empresonats". Ahí van un par de preguntas del periodista Xevi Tedó con las correspondientes respuestas del ectoplasma colectivo: 

-"Aquestes ràtzies poden fer agafar por a la gent i fer que es desmobilitzi abans de la sentència?

-Tothom sap que estem davant d'un estat espanyol que és repressor i que, fem el que fem, seguirà amb aquestes ràtzies. Contra els CDR i contra tothom que qüestioni els seus fonaments. Segurament això que ha passat provocarà, més que por, un efecte bumerang, que hi hagi cada cop més persones indignades pels muntatges incriminatoris. Els CDR seguirem perquè és l'única manera d'aconseguir que quedin lliures i tenim demostrat que, com més ens ataquen policialment i judicialment, més persones assisteixen a les assemblees locals dels CDR.

-¿La paràlisi del Govern sí que és un factor de desmobilització?

-Sí, òbviament les renúncies o la inoperància del Govern desmotiven molta gent que ara se sent desemparada per la falta de lideratge polític i un projecte que clarament avanci cap a la independència".

El universo indepe tiene un nuevo elemento, otro nombre con reminiscencias bélicas, pero siempre pacíficos, tozudamente alzados y tal, pero gandhianos. Es una nota de Marc González en El Nacional: "S'han creat les Brigades Internacionals catalanes. Es tracta d'una xarxa de voluntaris impulsada des de l'Estat espanyol, i també des d'altres països d'arreu del món, que volen donar suport al dret a l'autodeterminació de Catalunya. Un dels seus impulsors ha explicat a ElNacional.cat que les Brigades neixen inspirades en les Brigades Internacionals que van lluitar a favor de la República espanyola durant la Guerra Civil espanyola (1936-1939). "Òbviament ara el panorama és diferent i no estem en un conflicte violent, però el que s'està jugant a Europa és el mateix. I la trinxera ara mateix es troba a Catalunya", ha assegurat fent referència a l'auge del "filofeixisme". Les Brigades Internacionals catalanes ja compten amb voluntaris de nombrosos països com Portugal, França, Gran Bretanya, El Rif, Estats Units, Bèlgica, Flandes, Andalusia, Euskadi, les Illes Canàries, Holanda, Austràlia o Rússia".

¿El Rif y las Canarias? A todas estas dice Cayetana Álvarez de Toledo en un rapto de optimismo que el independentiso está en fase de aterrizaje en la realidad. Del e-notícies: "La cap de llista del PPC a les eleccions generals del 10 de novembre, Cayetana Álvarez de Toledo, ha afirmat que "l'independentisme ha començat a reflexionar" i creu que és per "l'immens valor pedagògic de la llei". "La llei té un efecte benèfic i civilitzador", ha sentenciat".

Más optimismo popular. En La Razón se asegura que los sondeos propios del PP "apuntan por primera vez a una victoria". Se trata de un texto de Carmen Morodo, que escribe: "Génova maneja ya encuestas internas que sitúan al PP en la horquilla de los cien escaños. En una tendencia 'consolidada al alza' –dicen–, que hace que por primera vez desde que llegaron a la dirección del partido en el equipo de Pablo Casado se trabaje con la hipótesis de que tienen al alcance ser alternativa, y esto les ha animado a introducir cambios en el discurso y en la estrategia. Una cosa es ganar por un escaño al PSOE, y otra, muy distinta, que el bloque del centro derecha, que funciona en otras comunidades autónomas, sume a nivel nacional. Esta segunda variable no se ve hoy factible con los datos con los que trabajan".

Tal es el entusiasmo del casadismo ante estos indicios que se prescindirá en campaña de Rajoy y Aznar para consolidar la imagen de un Pablo Casado macho alfa del conservadurismo. Sigue la pieza de Morodo: "Casado está reorientado su actividad electoral para dar forma a una campaña presidencialista, con un coro de voces, las de su equipo, que refuercen su mensaje, pero cuidando de que nadie le haga sombra ni interfiera en el medido papel al que ha decidido ajustarse. En esta ocasión la decisión es que el líder nacional y candidato no dé la imagen de que está tutelado por nadie ni de que hay tampoco injerencias de nadie. Y esto afecta al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, pero también a su antecesor José María Aznar".

La ciudad de Colau y la ciudad de los desahucios. Apunte barcelonés en Nació Digital. Texto de Andreu Merino. "A Barcelona, aquest dimarts al matí, hi havia previstos 17 desnonaments. Com a mínim, aquesta és la dada de la qual tenia constància l'ajuntament. Un sol matí que permet resumir les dificultats per exercir el dret a l'habitatge a la ciutat i que evidencia la situació d'emergència que viu la capital. La vulnerabilitat de les famílies, la concentració d'immobles en mans de fons voltors, la discutida actuació policial i la falta de recursos de l'ajuntament són alguns dels elements que s'han posat de relleu aquest dimarts".

11 de octubre, santoral: Cánico de Irlanda, Juan XXIII papa, María Soledad Torres Acosta y Santino de Verdún.