Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Sánchez, un "insensato sin escrúpulos" en el búnker

El País sentencia al ¿secretario general? del PSOE. Colosal trifulca que puede reducir el partido a cenizas. Mientras tanto, Puigdemont promete "referéndum o referéndum"

9 min

Grandioso espectáculo, enorme batalla, tiros, puñaladas, granadas de mano y resistencia hasta el final. Cuidado con los jarrones chinos, con los floreros, y no precisamente porque se beban hasta el agua, que también. Felipe González agarró firme la daga al amanecer y se la clavó a Pedro Sánchez, que va con los intestinos en la mano. El Guapo es el gran villano, el doctor No, el hombre del saco, el tipo que asusta a los niños y desencadena sus terrores nocturnos. El malvado resiste en el búnker y amenaza con los tribunales. Está decidido. Saldrá con los pies por delante después de agotar la munición.

Así se lo imagina David Gistau en su artículo del Abc: "El momento de vida en que está iguala a Pedro Sánchez con Tony Montana cuando, al final de «El precio del poder», espera en su despacho, con una metralleta en cada mano, a los sicarios que se le han infiltrado en el jardín. La diferencia es que, para darse coraje, no lo veo sepultando el rostro en una montaña de cocaína, sino absorbiendo el aire de un balón de baloncesto como si fuera helio. «I’m a political refugee», decía Tony Montana, para que vean ustedes que, incluso antes del advenimiento de Podemos, a cualquier propósito le cabía ya una coartada política".

La batalla de Ferraz también da para una película de Sam Peckinpah. Sin cuartel, no se hacen prisioneros. Los medios vienen trufados de comparaciones bélicas. Pocas veces la política fue menos bizantina y más bizarra. Las sangre salpica los telediarios y las radios, se desborda en la galaxia digital. Los tirios son zombies, pero los troyanos no consiguen entrar en la sede. César Luena se lo ha prohibido.

Obligados al asedio, Alfredo Pérez Rubalcaba, el artillero del consejo de El País, ha sacado el cañón Berta. El obús editorial es antológico: "La salida del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, forzado por la dimisión este miércoles de una mayoría de su comisión ejecutiva, es imprescindible. En circunstancias normales en la vida de cualquier partido político, el revés recibido por el PSOE en las elecciones autonómicas celebradas en Galicia y el País Vasco el pasado domingo, que se suma a las derrotas cosechadas en las dos elecciones generales del último año, donde el PSOE ha obtenido los peores resultados de su historia, deberían haber supuesto la dimisión automática de su líder. Cualquier dirigente político cabal lo hubiera hecho sin dudarlo. Pero Sánchez ha resultado no ser un dirigente cabal, sino un insensato sin escrúpulos que no duda en destruir el partido que con tanto desacierto ha dirigido antes que reconocer su enorme fracaso".

Insensato sin escrúpulos... ¿Quién aguanta eso? Pasa que Pedro no es Pedrín sin Roberto Alcázar, sino un individuo de piedra, un luchador nato, un soldado saltaparapetos que tiene a una parte de la militancia de su parte. Esas bases se organizan para rodear Ferraz, cuentan en Es Diario, como escudos humanos.

En El Español, Daniel Basteiro traza la crónica de la última hora y de la que se avecina: "Lo que queda de la Ejecutiva de Sánchez, que los críticos consideran resuelta, se reunirá este jueves por la mañana en la sede socialista. Allí harán cumplir los estatutos, según Luena, convocando un Comité Federal para el sábado, cuando ya estaba previsto, pero alterando el orden del día. El artículo 36 de las normas del PSOE dice sobre la Ejecutiva que cuando haya "vacantes" que "afecten" "a la mitad más uno de sus miembros, el Comité Federal deberá convocar Congreso extraordinario para la elección de una nueva Comisión Ejecutiva Federal"".

Ketty Garat, en Libertad Digital, expone los puntos estatutarios a los que se aferra Luena, el lugarteniente sanchista: "La dirección de Pedro Sánchez demostró el lunes que quería guerra y va a ir con ella hasta sus últimas consecuencias. Lejos de amilanarse, el secretario de Organización César Luena, compareció pasadas las 19:00 horas para atrincherarse en el cargo aireando dos artículos de las normas internas: el 68 de la normativa reguladora de la Estructura General del PSOE, y el 36) o de los Estatutos del partido. Con ambos, Luena dio su particular visión de las normas del PSOE para asegurar que "la Ejecutiva no está disuelta" y que, en estas circunstancias excepcionales, quien debe decidir es un nuevo Comité Federal que, a su vez, debe convocar un Congreso Extraordinario".

¿Alguien defiende a Sánchez? Sí. Ignacio Escolar no falla y entrega un artículo en El Diario en agradecimiento a la entrevista de urgencia que concedió el ¿secretario general? del PSOE a su medio para replicar a Felipe Bruto González: "No hay precedentes. No se olvidará muy fácilmente. Aún no ha terminado la guerra total desatada en el PSOE y el partido y su credibilidad están ya gravemente heridos, tal vez de muerte. Hará falta perspectiva, algo de tiempo y una sonda de gran tamaño para medir la profundidad del agujero que ha dejado en el PSOE, en su militancia, en sus votantes y en toda la izquierda española el cañonazo de los críticos del partido contra el secretario general agonizante".

Mientras tanto en Cataluña, remanso de paz, Puigdemont soltaba el "referéndum o referéndum" en la segunda quincena de septiembre del próximo año. Pues no queda nada. Para El Confidencial escribe la crónica Juan Soto Ivars, al parecer influido por los humores del cannabis: "La mayor parte de sus señorías dormita en los escaños con los ojos entornados. Solo Inés Arrimadas (C's) toma notas vigorosamente, tan joven e impetuosa, tan sana. Miquel Iceta (PSC) solo tiene ojos para el móvil. Se lo ha puesto encima de las piernas para que no cante mucho y parece un padre primerizo esperando noticias en la sala de visitas del paritorio. Albiol (PP) está muy serio y tiene la mirada perdida. Yo creo que se ha rayado, colega. Y no me extraña. Puigdemont sigue hablando. (...) Al final de la sesión, salgo mareado del edificio. En el parque de la Ciudadela hay un grupo de jóvenes sentados en la hierba. Tienen rastas, percuten bongos, están envueltos en una niebla verde. Yo no sé qué les dan en este barrio, pero quiero saber dónde lo compran".

No en el estanco, colega.

29 de septiembre, santoral: Gabriel, Miguel y Rafael arcángeles.