Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Sánchez supera Colón y acaba con el susanato

Díaz Ayuso engulle a Casado en la manifestación y trata de implicar al Rey en el debate de los indultos. Espadas vence a Susana Díaz. Belarra, nueva líder de Podemos. Diez años de "Aturem el Parlament

21 min

La manifestación en Colón de las tres derechas se presenta con distintas perspectivas en los medios. Oscila entre los 25.000 asistentes contabilizados por la Delegación de Gobierno en Madrid y los 125.000 según la policía municipal del capital del Reino. Éxito y a la vez fracaso, hay coincidencia de pareceres sobre algunos puntos. Por ejemplo, que la derecha está a matar, que Ayuso le hace sombra a Casado, que meter al Rey en el debate de los indultos es problemático y que el resultado de la convocatoria no ha conmovido al Gobierno.

Portada de 'El Confidencial' del 14 de junio de 2021 / EL CONFIDENCIAL
Portada de 'El Confidencial' del 14 de junio de 2021 / EL CONFIDENCIAL

Así y en El Confidencial, Paloma Esteban y Javier Bocanegra subrayan en su crónica que "la presidenta de la Comunidad de Madrid quiso marcar un discurso duro contra el presidente del Gobierno, pero sus palabras acabaron generando un debate muy sensible. “Lo que está sucediendo en España es que nos están robando la soberanía al pueblo para trocear una parte del país”. Y, de ahí, pasó al Rey: “¿Qué va a hacer, va a firmar esos indultos?”, se preguntó después de decir que Sánchez había pasado “de inspector a cómplice”. Ni Pablo Casado ni José Luis Martínez-Almeida, que estuvieron en todo momento con Ayuso, hicieron esas palabras suyas. Más bien, al contrario".

Se pasó de espontánea y de frenada doña Isabel. Sigue la nota: "Y quienes estallaron fueron varios dirigentes de la cúpula de Ciudadanos, que acusaron a la presidenta madrileña de “populista” y consideraron una “barbaridad” sus palabras. El partido de Arrimadas defiende que el papel del Rey ha sido “ejemplar” en todo momento frente al separatismo, e insisten en que el discurso del 3 de octubre de 2017 (tan criminalizado desde el independentismo) fue “decisivo”".

Para el Gobierno, la manifestación sirvió para dar duro a la derecha y más allá. Del mismo digital: "La derecha, insistió (Carmen) Calvo, "no acaba de entender ni la historia de España ni los acontecimientos recientes de los que ellos deberían en este momento estar pidiendo también disculpas". "El Partido Popular, en vez de estar en la plaza de Colón, lo que tenía que estar es haciendo una revisión de lo que ha hecho durante 10 años contra Cataluña", aseveró".

Esta pieza, con la firma de I. Reyero, también recoge las reacciones de ERC: "La protesta en Colón le sirvió ayer al nuevo presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, para reforzar su verbo desafiante al Estado: "Aunque el fascismo y la derecha rancia rabien, amnistía, autodeterminación e independencia. Sin ningún miedo y con toda convicción", señaló en su cuenta de Twitter. El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, gran provocador, definió la concentración en Madrid como "una especie de narcosala de la ultraderecha en la que se va a repartir metadona de la mala"".

O sea que hay metadona de la buena. Ya explicará donde la pilla ese portento de la labia que es nuestro buen Rufián.

Portada de 'La Razón' del 14 de junio de 2021 / LA RAZÓN
Portada de 'La Razón' del 14 de junio de 2021 / LA RAZÓN

La prensa conservadora tiende a subrayar en el aparataje gráfico que Colón era un hervidero (con casi cuarenta grados a la sombra), pero hay análisis que contradicen las apariencias. Por ejemplo, Carmen Morodo en La Razón titula: "Voces del PP, tras la manifestación en Colón: «La calle no da votos»" y abunda en el sumario que "El PP teme verse en una espiral de protestas contra Sánchez que acabe lastrando su crecimiento y recuerdan que Rajoy perdió cuando hizo una oposición de pancarta a Zapatero". De la crónica de Morodo: "La escenificación de la oposición a Sánchez provocó lecturas inmediatas en clave de análisis de partido tanto en el Gobierno como en las principales fuerzas. Colón entronizó, como se esperaba, al líder de Vox, Santiago Abascal, y a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Quienes estaban allí, entre ellos representantes de la dirección nacional del PP con Pablo Casado al frente, tuvieron oportunidad de constatar el furor que despiertan Ayuso y Abascal. Son dos fenómenos de masas, vitoreados y aclamados por sus seguidores. Ayuso hizo sombra a Casado, lo que temen en Génova, pero esto da más sentido a la decisión de que el líder popular estuviera en Colón para no dejar todo el espacio despejado a la presidenta madrileña".

Y: "Las primeras reflexiones del PP se resumen en una idea clave, que admite debate: «La calle no da votos». En las filas populares entienden que Casado se haya visto obligado a hacer acto de presencia ante la convocatoria impulsada por la plataforma que preside Rosa Díaz, pero temen también que la dirección del partido pueda verse enredada en «una encerrona de protestas en la calle, convocadas desde fuera» al hilo de cada una de las próximas decisiones que pueda tomar Sánchez con los indultos y la mesa de diálogo. Este «la calle no da votos» se sostiene en el ejemplo de lo que le ocurrió a Mariano Rajoy durante la primera legislatura de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, cuando el PP optó por una oposición de protesta de pancarta que no impidió que Zapatero ganara en las siguientes elecciones por una mayoría más amplia".

Portada de 'El Mundo' del 14 de junio de 2021 / EL MUNDO
Portada de 'El Mundo' del 14 de junio de 2021 / EL MUNDO

El Mundo, por su parte, destaca en su versión digital el análisis de Lucía Méndez, que asegura en titular que "Pedro Sánchez supera el 13-J" y que "Colón no fue tan masivo como para hacerle recapacitar sobre los indultos y Susana Díaz perdió las primarias. A su manera, Ayuso le hizo el favor de interpelar al Rey poniendo en aprietos a Casado". Su texto arranca así: "Pedro Sánchez encara la mejor de sus semanas desde la debacle socialista del 4-M en las elecciones madrileñas y el anuncio de los indultos a los líderes independentistas. El presidente del Gobierno se entrevistará con Joe Biden y, salvo contratiempo de última hora, la UE aprobará el plan de recuperación y resiliencia presentado por el Ejecutivo ante Bruselas. Sánchez salvó un domingo 13 de junio en el que coincidían dos acontecimientos que tenían mucho peligro en un momento especialmente delicado de su mandato. Dos mujeres, Susana Díaz e Isabel Díaz Ayuso, le hicieron el favor de desbrozarle el camino inmediato. Cada una a su manera. La andaluza Díaz perdió las primarias andaluzas frente al candidato de Sánchez, y la madrileña Díaz Ayuso quiso acaparar la atención de la plaza de Colón metiendo en danza al Rey en los indultos. Era lo que le faltaba a Felipe VI. Los independentistas catalanes se ceban contra él y la presidenta madrileña quiere que se insubordine al Gobierno de la Nación, que es lo mismo que insubordinarse a la Constitución".

Portada de 'Público' del 14 de junio de 2021 / PÚBLICO
Portada de 'Público' del 14 de junio de 2021 / PÚBLICO

Por alusiones, en Público abren con las internas del PSOE andaluz que han terminado con el susanato y el susanismo. "Espadas acaba con el liderazgo de Susana Díaz y refuerza aún más el poder de Pedro Sánchez" se titula la nota de Raúl Bocanegra y Manuel Sánchez, quienes escriben que "Juan Espadas, el alcalde de Sevilla, será el próximo candidato del PSOE a la presidencia de la Junta de Andalucía, el sillón fetiche para el socialismo, que Susana Díaz, la secretaria general, había perdido en los comicios de diciembre de 2018. Con esta contundente victoria --en unas primarias adelantadas por Ferraz-- Espadas abre una nueva etapa en el PSOE de Andalucía, acaba con las esperanzas de Díaz de retornar a la sede de San Telmo y refuerza todavía más el poder casi omnímodo del presidente y secretario general Pedro Sánchez. Los resultados, que el secretario de Organización, Juan Cornejo, hizo públicos en una comparecencia de prensa, fueron los siguientes, al 75% escrutado: 55% para Espadas; 38% para Díaz y el 5% para Hierro".

En Podemos, Ione Belarra se hizo con la secretaría general a la búlgara. De El Independiente: "Ione Belarra ha sido designada sucesora de Pablo Iglesias al frente de Podemos con casi el 90% de los votos de respaldo en la Asamblea celebrada en Madrid. La nueva secretaria general de Podemos ha conseguido en este Vistalegre IV, celebrado en Alcorcón, 45.753 votos. La recién proclamada secretaria general ha aprovechado su primer discurso ante la militancia como nueva líder del partido para agradecer lo conseguido por su antecesor: «Gracias, Pablo Iglesias. Aquí seguimos. Esta siempre será tu casa», ha resaltado despertando el aplauso de los simpatizantes, informa Efe. Los otros dos candidatos que se presentaban a la Secretaría General, Fernando Barredo y Esteban Tettamantti, se han quedado respectivamente en el 6% (3.106 votos) y el 5,3% (2.730). En total, han participado en estas votaciones telemáticas 53.443 inscritos de la formación morada".

Portada de 'El País' del 14 de junio de 2021 / EL PAÍS
Portada de 'El País' del 14 de junio de 2021 / EL PAÍS

Cambio de tercio. María Dolores de Cospedal aparece cada vez más enredada en la tela de araña del excomisario Villarejo, según una pieza firmada por  J. M. Romero y J. J. Gálvez en El País, que lleva en lo alto de la portada el siguiente titular: "“Cospe: Apoyo a tope en todo. Me envía a Orti con 100”". En el sumario aclara que "El escrito figura en uno de los 13 cuadernos incautados en casa del policía jubilado" y que "El documento estrecha el cerco sobre la política, imputada por Kitchen". Así comienza la información: "Las anotaciones del comisario jubilado José Manuel Villarejo, localizadas en un registro de su domicilio el pasado octubre, estrechan el cerco sobre María Dolores de Cospedal, ex secretaria general del PP, imputada en el caso Kitchen. Una de las notas contenidas en los 13 cuadernos de Villarejo, escrita el 6 de diciembre de 2012, asegura: “Cospe. Apoyo a tope en todo. Me envía a José L. Orti con 100 y promete 50 más el lunes. Quedo en informarla”, según informaron a El País fuentes de la investigación, que sospechan que esas cifras sean de 100.000 y 50.000 euros, respectivamente. “José L. Orti” es, según la Policía, José Luis Ortiz, jefe de gabinete de Cospedal cuando era presidenta de Castilla-La Mancha y luego en la Secretaría General del PP".

Líneas después, el diario informa de que "Anticorrupción sostiene que Cospedal y su marido, el empresario Ignacio López del Hierro, mantuvieron una larga relación con Villarejo. Al menos desde 2009, cuando se reunieron los tres en la sede del PP, como consta en una grabación revelada en otoño de 2018. Según el ministerio público, el matrimonio aprovechó esa cita para ofrecer al comisario “la ejecución de encargos puntuales que serían sufragados con fondos del PP”. La Fiscalía sospecha que, desde entonces, el policía les facilitaba información de investigaciones sobre casos de corrupción que afectaban a su partido. De hecho, han detectado dos comunicaciones entre Villarejo y López del Hierro donde el primero “advierte” a su interlocutor de dos instrucciones penales que se encontraban bajo secreto de sumario".

Interesantísima historia en Vilaweb. Se cumplen diez años del "Aturem el Parlament", el día en el que Mas tuvo que entrar en la cámara en helicóptero y los diputados sufrieron las iras del pueblo llano mientras trataban de alcanzar los cálidos muros del polvorín reconvertido en cámara. Pues bien, en el citado digital Josep Rexach Fumanya entrevista a Rubén Molina y Olga Álvarez,  dos de los condenados a tres años de cárcel por el Tribunal Supremo por aquellos hechos. "Rull i Turull van cercar la condemna contra nosaltres fos com fos" es la declaración que se destaca en titular. La entrevista no tiene desperdicio. Ahí van algunas de las preguntas y respuestas más significativas:

—Us vau sentir perseguits per la Generalitat?
—O. A.: El cas tira endavant perquè la Generalitat i la mesa del parlament, cadascú per la seva banda, van decidir de personar-se com acusació contra nosaltres i fer una petició de tres anys i mig de presó a tots els encausats. És a dir, que la Generalitat i el Parlament de Catalunya van seure al costat de la fiscalia i de Manos Limpias. Una taula força curiosa si mires com ha acabat esdevenint-se tot plegat.

—R. M.: El nostre cas tenia un clar objectiu: la persecució de la mobilització. Que estiguéssim acampats a la plaça de Catalunya no era una nosa, però anar a les portes del parlament a dir-los que no aprovàvem unes retallades, això no ho van acceptar. Era aquesta la lògica. El govern d’Artur Mas tenia una estratègia claríssima de persecució al moviment social. I vull recordar que tant l’Olga com jo estem condemnats per les declaracions de Santi Vila.

—Per què?
—R. M.: Perquè un vídeo de TV3 ens situa al moment en què Santi Vila intenta d’entrar al parlament. Hi ha un grup de manifestants i nosaltres tenim les mans aixecades i cridem: “Ningú no ens representa.” Aquesta és l’acusació que cau sobre nosaltres. Santi Vila va dir que aquesta era una violència inacceptable. No va dir que va passar por perquè era un fanfarró. Però va ser una de les persones que més va reforçar la teoria de la violència ambiental. És el culpable que l’Olga i jo tinguem una condemna de tres anys a sobre.

—O. A.: Cal recordar que quan la mesa es va personar hi havia representats Convergència i Unió, el PSC, el PP i ERC. Quan ens van absoldre a l’Audiència sempre recordaré com Francesc Homs i Jordi Turull van aparèixer als mitjans dient que no podia ser que l’acció no tingués conseqüències. Paraules textuals d’Homs: “La societat no entendria que no hi hagués una condemna.” Per això, tant la Generalitat com el parlament van presentar un recurs al Suprem perquè ens condemnessin.

—La paradoxa de tot plegat és que la sentència que us van imposar, va servir per a construir la condemna del procés contra alguns dels polítics que us van denunciar.
—R. M.: No tan sols això. Rull i Turull van declarar contra nosaltres al judici. De fet, contra nosaltres van declarar tan sols els diputats convergents. Són els que van cercar la condemna fos com fos, fins i tot mentint, exagerant el clima que es va viure.

—O. A.: Darrere cada partit hi havia una estratègia política sobre què declarar. En el moment de decidir si la mesa del parlament es presentava com a acusació al judici, ERC també hi va votar a favor. Després es va abstenir sobre si recórrer l’absolució al Suprem. No li va caldre votar perquè el PSC, PP i CiU van votar que sí. L’únic partit que va votar que no va ser ICV. Anys més tard ERC i el PDECat van passar de ser l’acusació que ens va investigar i que va demanar la condemna, a demanar l’indult. Aquest canvi de posició va ser una rentada de cara perquè no podien sostenir més la posició i veure que podíem entrar a presó per culpa seva. Però era maquillatge, tan sols cal veure els procediments que continuen obrint contra gent mobilitzada.

14 de junio, santoral: Anastasio, Eliseo, Elisenda, Digna, Félix de Córdoba, Rufino, Valerio, Eterio, Metodio y Fortunato.