Menú Buscar
Primeras planas

Sánchez acuchilla a Rivera e Iglesias en su libro

Extractos en la prensa de "Manual de Resistencia" sobre las interioridades del 155 y la moción de censura. Encuestas: Gana Sánchez, gobierna la triple derecha

17.02.2019 09:55 h.
12 min

Faltan 70 días para el 28 de abril, el domingo después del domingo de Resurección. La economía también importa. Pedro Sánchez presume de la subida del salario mínimo y de las pensiones. Habla para los que no llegan a fin de mes. Pablo Casado, en cambio, promete una reducción generalizada de los impuestos. Se dirige a los que hacen encaje de albaranes para llegar a fin de año. Subir impuestos, bajar impuestos, populismo versión suavecito. Se sabe que Podemos está con el modelo venezolano y Vox, con el campo. En Ciudadanos lo están estudiando. Los nacionalistas periféricos salen a defender el cupo vasco y que España nos roba. La música del PSOE es la que llega más lejos. ¿Quién puede estar en contra de dar pan al hambriento?

Los posos de café y las gallinejas de cordero coinciden con los sondeos en que el PSOE encabeza las encuestas, lo que no no obsta para que la suma de las derechas mantenga una ligera ventaja, como ayer. "Mayoría absoluta para la suma de Ciudadanos, PP y Vox: Sánchez ganaría, pero no gobernaría" titula El Español, que sirve a los lectores lo siguientes posibles resultados según la agencia SocioMétrica: PSOE 24,3% (105-107 escaños); C's 18,7% (64-66); PP 18,6% (72-74); Unidos Podemos 15,2% (40-42); Vox 11,8% (38-42), ERC 3,3% 11-13; PDeCAT 1,3% (4); PNV 1,1% (6); E-H Bildu 0,8% (2); Coalición Canaria 0,3% (1); Blanco 1,5% y Otros, 1,2%.

El Periódico también propone sondeo con el siguiente titular: "El PSOE gana pero las derechas crecen". Según la agencia Gesop, estos serían los resultados: PSOE 115-117; PP 75-77; C's 44-47; Vox 43-46; Unidos Podemos 36-39; ERC 16-17; PDeCAT, 2-3; Otros, 8-10.

El País y La Vanguardia solazan a sus lectores con sendos avances editoriales del inminente libro de Sánchez "Manual de Resistencia", de Península, Planeta. El diario de Prisa ha elegido el capítulo de los preparativos de la moción de censura. Sánchez se despacha a modo contra Ciudadanos en un fragmento en el que sostiene que Rivera es procrastinador: "Aquel lunes hablo con Pablo Iglesias. Al mismo tiempo, le envío un mensaje a Albert Rivera para pedirle que hablemos de la moción. Él me responde que mejor que eso lo hablen su hombre de confianza, José Manuel Villegas, y José Luis Ábalos, y si hay algo más importante ya lo tratamos nosotros después. A mí me parecía que un cambio de Gobierno era el tipo de cuestión de primera magnitud que debíamos abordar los dos líderes de nuestros respectivos partidos, pero, en fin. Le dije a José Luis: habla con Villegas y le cuentas la historia, a ver cuál es la posición de Cs. Al mismo tiempo, Ábalos habla también con el resto de los partidos con menos representación parlamentaria. Ese mismo día, Rivera empieza a contar a la prensa que yo no le he llamado porque quiero pactar con los independentistas y romper España. Intoxicación pura y dura. Después de haberse negado a verse conmigo, me acusa de no haberle llamado: el tipo de comportamiento que convierte a las personas en no fiables. Entretanto, Ábalos se reúne con Villegas y este exige que haya elecciones pronto. José Luis le dice: “Pon la fecha”. Villegas reconoce, sin decirlo, que lo que no quieren es que las convoque yo. Su principal objetivo en ese momento es evitar que el PSOE encarne la alternativa a Rajoy. A ellos les interesa que Rajoy siga de presidente porque a sus expensas ellos van creciendo, pero al precio de que España y la democracia se deterioren. Y calculan mal. La coyuntura que es buena para ti puede ser nefasta para el país y, si no antepones los intereses del país a los de tu partido, ya puedes luego clamar en contra de los que quieren romper España. Lo que ellos querían era el “cuanto peor, mejor” y, paradojas de la vida, en eso coincidían con Puigdemont".

LV

El diario del grupo Godó ha seleccionado el capítulo sobre los preparativos del 155. En este caso Sánchez habla bien de Mariano Rajoy y mal de Pablo Iglesias: "En aquellos meses (agosto y septiembre de 2017), Rajoy por fin comienza a confiar, tanto en el Partido Socialista como en mí, y empezamos a ganar en complicidad. A lo largo de numerosas conversaciones, en agosto y septiembre, no sólo hablamos de lo político sino también de lo personal, de lo que significa ser presidente del Gobierno, las dificultades o facilidades con otros Gobiernos, la relación con el líder de la oposición, y un sinfín de cosas más. Su reflexión incide en la necesidad de ir ambos de la mano, ya que estamos ante un asunto muy grave. Poco a poco me doy cuenta de que Rajoy trata de generar empatía en nuestra relación. (...) En paralelo mantengo asimismo conversaciones con Iglesias y, de ellas, extraigo la sensación de que el líder de Unidos Podemos no es consciente de lo que nos jugamos como país. Le digo que no entiendo que puedan fallar a España, el país que aspiran a gobernar. Le expreso con claridad mi punto de vista: «Si vosotros legitimáis el 1-O, con vuestra participación y vuestras declaraciones, al final vais a blanquear al movimiento independentista, que se sentirá más justificado para la declaración unilateral de independencia». La crisis catalana me hace perder cierto contacto con él. En todo momento, Iglesias se muestra convencido de que no va haber una declaración unilateral de independencia. Por su parte, Rajoy afirma que no habrá urnas. Ambos se equivocaron, pero sin duda el error más grave es del Gobierno".

En El Mundo destaca el artículo de Arcadi Espada, que, fuente de autoridad en Ciudadanos, abraza la fe del diálogo, pero entre constitucionalistas, para evitar el voto de calidad de los nacionalistas. Escribe Espada: "Después de que Sánchez (si comete la intolerable arrogancia de presentarse a las elecciones y su partido se lo consiente) haya sido derrotado el próximo 28 -mucho mejor si puede serlo con crueldad estadística- y el Psoe haya recuperado el sentido político y hasta el estético, los tres partidos constitucionales han de abrir una mesa de diálogo. Han de hacerlo, al margen de cuál haya sido el resultado electoral, aunque sin negarse en principio a que los acuerdos pudieran proyectarse sobre otras múltiples decisiones de Gobierno. De la mesa los tres partidos solo han de levantarse cuando acuerden que cualquier instante futuro de minoría parlamentaria se resolverá entre los tres, sin reclamar ni aceptar los votos nacionalistas. Y que mientras los partidos nacionalistas catalanes no vuelvan a la política estatutaria cualquier decisión importante que afecte a la política catalana habrá de tomarse con el triple consenso descrito".

Manifestación en Barcelona con el lema "la autodeterminación no es delito". El independentismo se esfuerza cada vez menos. Doscientas mil personas según las Guardia Urbana. Llamadas a la huelga general del 21 que no entienden ni quienes la han convocado. Artadi clama que Antonio Tajani, el presidente del Parlamento Europeo es una "vergüenza" porque no autoriza que Puigdemont (el presidente "legítimo" de los posconvergentes y TV3 que para el resto del mundo, ERC incluida, es un prófugo), hable en la cámara.

Según Salvador Sostres, en ABC, "de fondo -y al fondo- se celebró ayer en Barcelona la enésima manifestación en favor de los presos independentistas, muy parecida a las que los primeros sábados de cada mes organizaba el submundo abertzale en el País Vasco".

Hubo más actos políticos en Barcelona. El e-notícies destaca una tenida de Vox con réplica minúscula de la CUP: "VOX ha aplegat al voltant de 400 persones en un acte a l'hotel Alimara, mentre que la CUP, que havia convocat una protesta, només ha pogut aplegar una cinquentena de persones a les rodalies, entre elles l’alcaldable Anna Saliente".

Y lo de Amer, luz de gas contra Inés Arrimadas y los diputados de Ciudadanos. Los comerciantes del centro cerraron en solidaridad con el hereu de la pastelería. Un retrato de grandes dimensiones de Puigdemont preside el centro de la villa.

El proceso de canonización de Oriol Junqueras va viento en popa. Todavía resuenan los ecos del sermón del Supremo. Gran aportación de Andreu Barnils en Vilaweb a los juegos florales sobre la vida del santo: "Si la intervenció d’Oriol Junqueras de dijous davant el tribunal espanyol va ser molt més potent, valenta, trempadora, esperançadora i política que no s’esperava es diu, s’accepta i llestos. No passa res. Jo, la veritat, no entenc la mania de negar l’evidència, de mantenir prejudicis i de no voler acceptar un dels grans plaers que dóna la vida: sorpreses. Sorpreses dóna la vida. No eren els d’ERC que frenaven? No eren tenallats per la presó? Doncs, mira, Junqueras segur que no. Tros de míting que els va clavar a la cara mateix, en directe i per televisió. As-pac-ta-cu-là. Va fer saltar enlaire tantes teories com hi havia sobre la seva suposada abaixada de pantalons, pactes de sota mà i esperances de l’Íbex-35: aquests d’ERC sí que fan bondat, no pas com Puigdemont. Aquesta ERC sembla moderada, amb gent així, on faci falta, els podria votar i tot".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información