Menú Buscar
Primeras planas

Sánchez en el fin de la era 'Aquarius'

Grandes currículos del PSOE. Ni rastro de la licenciatura de Begoña Gómez y el extraordinario caso del secretario de Estado de Defensa. Freda Jackson, la turista a la que no le gustan los indígenas

14.08.2018 10:10 h.
8 min

Los avestruces son unos pajarracos que no vuelan, pero corren que se las pelan, llegando a alcanzar los noventa kilómetros por hora. Animal de costumbres, es falso que practique hoyos en la tierra para esconder la cabeza. Lo hace para proteger los huevos. Pedro Sánchez, que es un lince, investiga en Doñana el comportamiento del struthio camelus al punto de que la contemplación de los hábitos de la especie estrutioniforme le impide acometer cualquier otra tarea. De ahí que no diga nada sobre la deriva del Aquarius, el barco de Médicos Sin Fronteras con el que montó el pollo propagandístico conmemorativo de su primer día en Moncloa.

El buque de la vergüenza navega en el mar de la muerte con 141 desesperados a bordo. Italia, Malta, Túnez y Libia le niegan el atraque y Gibraltar le retira el pabellón. Es un barco fantasma con forma de gran marrón, la indignidad de Europa. Y Sánchez está por la labor de hacerles un Salvini, que es contemplar sin contemplaciones el hundimiento de la moral cristiana.

Portada de 'La Razón' del 14 de agosto de 2018En La Razón, Ainhoa Martínez firma un texto que describe el golpe de timón del timonel socialista: "Poco más de dos meses median entre la decisión del Gobierno de acoger el Aquarius y su rectificación y rechazo a hacerlo de nuevo ahora. La determinación de recibir en junio en el puerto de Valencia a los 629 migrantes que iban a bordo del buque fue la primera medida que tomó Pedro Sánchez al llegar a La Moncloa. Un 'verdadero aldabonazo para que Europa tome cartas en el asunto' y una medida por 'respeto a la dignidad de las personas', pero también orientada a marcar perfil a nivel internacional. Una forma de demostrar que existía una política migratoria alternativa a la de Mariano Rajoy, no en vano, a la acogida del Aquarius le siguieron otras iniciativas como recuperar la tarjeta sanitaria para los 'sin papeles' o la decisión expresada por el Ministerio del Interior de retirar las concertinas y sustituirlas por medidas disuasorias menos dañinas. Pero pronto esta primera declaración de intenciones se topó con la realidad. A los migrantes del barco se les aplicó el mismo tratamiento que si hubieran llegado en pateras y la presión migratoria en la frontera sur obligó al Gobierno a poner en marcha un 'plan de emergencia' para afrontar la 'especial situación que se está viviendo en las últimas semanas y con la previsión de que se mantenga a lo largo del año'".

Sánchez es flexible como un junco y se ha rodeado de fieles que le protegen de las críticas y le llevan en volandas de residencia presidencial en residencia presidencial. Nada le afecta, ni siquiera las sospechas de que su esposa no es licenciada en Márketing. En El Español le dedican una pieza con la firma de Daniel Basteiro que se titula así: "El misterioso currículum de Begoña Gómez: ni rastro de sus publicitadas titulaciones académicas". Escribe Basteiro: "Lo más sorprendente es que en ninguna de las instituciones con las que mantiene relación en la actualidad figure ni tan siquiera una relación básica de titulaciones académicas. Este periódico se ha puesto en contacto con IE, el equipo del presidente del Gobierno, la Universidad Complutense de Madrid, donde Gómez codirige cursos de formación, y ESIC, la escuela de negocios y márketing donde en principio estudió, pero ninguna ha podido facilitar una breve trayectoria académica de la esposa del presidente del Gobierno". 

Y apostilla: "Ninguna de estas instituciones ha podido tan siquiera confirmar, dos días después de que se anunciase su fichaje, que es licenciada en Márketing y posee dos títulos de Máster, uno en administración y dirección de empresas (MBA) y otro en administración de relación con clientes (CRM), como figura en las pocas páginas web que aún conservan alguna línea sobre su trayectoria".

Otro caso con enjundia es el de Ángel Olivares (Ok Diario), secretario de Estado de Defensa que estudió COU. Escribe Alejandro Entrambasaguas: "Según su currículum oficial publicado en el Portal de Transparencia del Ministerio que dirige Margarita Robles, Olivares tiene un nivel 'básico' en la escritura, lectura y comprensión oral en inglés, e 'intermedio' en la lectura y comprensión de francés, sin ninguna acreditación oficial. Y aquí se agota su currículum académico. En el mundo de la empresa privada, no se puede ir muy lejos con esta hoja de presentación".

Eso no ha sido impedimento para que Olivares alcanzara la más altas dignidades, pues según la nota del diario de Inda, "ha sido alcalde de Burgos entre 1999 y 2003 y director general de la Policía Nacional entre 1994 y 1996, en la etapa del socialista Juan Alberto Belloch como biministro de Justicia e Interior. En aquel momento, la secretaria de Estado de Interior era Margarita Robles, quien ahora ha vuelto a recurrir a su hombre de confianza como número 2 del Ministerio de Defensa. Pese a carecer de título universitario y poseer únicamente el COU, Olivares también ha ocupado los cargos de gobernador civil de Ávila, Badajoz y Valladolid, además de delegado del Gobierno en Extremadura y Castilla y León, en los distintos Gobiernos de Felipe González".

Noticias del frente del noreste. El Nacional avisa que varios CDR de Barcelona descartan acosar al Rey el 17A. En Vigo todavía no se explican que no haya habido víctimas mortales en el colapso de la pasarela de madera y aquí, El Periódico hurga en la suciedad con un reportaje de Patricia Castán titulado "La Barcelona que huele a pis", un amplio recorrido por el mayor urinario público al aire libre del mundo.

Cosas de británicos. Jim Ratcliffeel inglés más rico (El País), defensor acérrimo del Brexit, traslada la sede fiscal de sus negocios a Mónaco y Freda Jackson (Público), la señora de 81 años que ha denunciado a su agencia de viajes porque en Benidorm hay demasiados españoles.

14 de agosto, santoral: Alfredo de Hildeseheim, Maximiliano María Kolbe y Tarsicio.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información