Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Sánchez y Feijóo, a cara de perro

La bronca entre el presidente del Gobierno y el líder de la oposición por el espionaje de Pegasus desvanece cualquier atisbo de entente. Podemos dice que Robles caerá tras las andaluzas

13 min

El cese de Paz Esteban al frente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) fue el asunto estrella en la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en la carrera de San Jerónimo. El cambio de liderazgo en el PP no ha contribuido a suavizar modos y discursos. La portavoz popular, Cuca Gamarra, se maneja con brío. Nadie se acuerda de Casado. Tampoco Sánchez, que replica sin piedad, con un martillo en la lengua. "Mangantes" y "desgracia para la democracia" fueron algunos de los epítetos que dedicó el presidente del Gobierno a los integrantes pasados y presentes del PP. La dureza de Sánchez descoló a una bancada opositora que ya de su suyo propende a vagar por los cerros de Úbeda en modo Alberto Casero.

La andanada, para algunos inesperada y para otros cocida a fuego lento durante los últimos meses, mereció que Alberto Núñez Feijóo convocara una rueda de prensa para responder a Sánchez, cosa que será habitual a partir de ahora. El dirigente gallego mostró un punto sibilino, alejando el foco del relevo en el CNI y acercándolo a los contenidos del teléfono presidencial que habrían estado expuestos al mejor postor del programa Pegasus. Feijóo se antoja un dirigente rocoso y poco dado al aspaviento, un adulto en un mundo político donde proliferan los aficionados y los eternos adolescentes.

En El Confidencial abordan el expediente con un significativo cintillo: "Fuego a discreción". Parece el encabezamiento de una crónica ucraniana. El título no se queda atrás. "Sánchez y Feijóo vuelan todos los puentes mientras sus votantes piden pactos de Estado", dice. Y en los sumarios más madera: "Pegasus dinamita todo acercamiento" y "Gobierno y oposición elevan al máximo sus ataques y desoyen a sus electores, que apuestan por grandes alianzas en economía o política exterior, según el CIS".

En medio de la marabunta de explosiones, voladuras, fuego y dinamita escribe Ana Belén Ramos que "hace apenas un mes, Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo acudieron a su primer encuentro oficial como presidente del Gobierno y jefe de la oposición con ánimos de plantar la semilla para dar un nuevo impulso al bipartidismo y plantear nuevos pactos de Estado que alejasen a uno y otro de los extremos. Pero ambos líderes han comprobado en cuestión de semanas que poco se puede sembrar en el barro. Formalismos aparte, PSOE y PP evidenciaron este miércoles que todos los puentes están rotos y que todo planteamiento sobre una 'gran coalición' —una idea que brilló fugazmente en los primeros días de Feijóo al frente de Génova— no era más que un espejismo. Pero el ambiente en las altas esferas es radicalmente opuesto al que se respira a pie de calle. Mientras Sánchez y Feijóo mantienen el fuego a discreción, la mayoría de sus votantes piden que depongan las armas y alcancen acuerdos de Estado".

La bronca está relacionada, como es sabido, por el caso Pegasus, que empezó siendo el "Catalangate" para convertirse en un suspiro en un expediente de mayor calado por la infección del teléfono del presidente, de la titular de Defensa, Margarita Robles, y el de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Y es en esa infección donde hurga Feijóo con algunas cuestiones todavía sin resolver. "Feijóo pregunta a Sánchez si su independencia está comprometida por la información robada", titula La Vanguardia una pieza de Carmen del Riego: "Feijóo compareció hoy ante la prensa para responder a las descalificaciones de Sánchez al PP, les llamó "mangantes", con muchas preguntas, y entre ellas "qué información se espió del Gobierno" y sobre todo "que información se espió del móvil del presidente del Gobierno y si esa información compromete la actuación del presidente del Gobierno y la independencia del presidente y la seguridad del Estado". Preguntas a las que según Feijóo Sánchez debe dar una respuesta, no sólo al PP, sino a los españoles, porque han sucedido cosas muy graves que no han obtenido respuesta, como "quiénes han sido espiados y por qué, quien ordenó las escuchas, y qué motivo esas investigaciones, si el presidente no estaba al tanto de lo que el CNI hace e hizo siguiendo las instrucciones del Gobierno; por qué el Gobierno sigue hablando de espionaje externo e interno". Seguimos, añadió, "sin ningún tipo de explicación"".

La portada de 'La Vanguardia' del 12 de mayo de 2022 / LA VANGUARDIA
La portada de 'La Vanguardia' del 12 de mayo de 2022 / LA VANGUARDIA

Que los independentistas no se dan por satisfechos con el cese de Esteban no es noticia. Sí que Podemos les ofrezca el trofeo de Margarita Robles una vez hayan pasado las elecciones andaluzas. Es lo que cuenta Javier Portillo en Vozpópuli: "Podemos ve a la ministra de Defensa, Margarita Robles, herida de muerte. Es más, no solo perciben señales que conducen a su fin, sino que trabajarán por ella alineándose con ERC, según reiteran las fuentes consultadas. Por eso, tanto ellos como los republicanos no terminan de bajar los decibelios contra la ministra socialista. En Podemos son conscientes de que el presidente, Pedro Sánchez, necesita a los independentistas para seguir en Moncloa. No le ven dispuesto a permitir la caída del Gobierno. Y ese es el mensaje que Podemos está trasladando a los aliados secesionistas: "Calma, que Robles caerá tras las andaluzas"".

Sigue el texto: "Los de Ione Belarra vieron este miércoles a Sánchez frío con Robles. La política se mide mejor por lo que haces que por lo que dices. Y es que el jefe del Ejecutivo dio en la sesión de control en el Congreso la justificación al cese de la ya exdirectora del CNI que no dio un día antes la jefa de Defensa en Moncloa ante los periodistas: [Paz Estaban ha caído por] “un fallo en la seguridad de las comunicaciones del Gobierno”, zanjó Sánchez. Los morados, además, huelen la sangre de Robles por la surrealista rueda de prensa en la que anunció la "sustitución" de Esteban a los mandos de la inteligencia española y el desembarco de Esperanza Casteleiro, mano derecha de Robles y hasta ahora secretaria de Estado de Defensa. La ministra fue incapaz de explicar su cambio de postura. Y algunos sectores de ERC en el Congreso, el partido más beligerante contra la socialista, la ven, literalmente, cavando su propia tumba".

Mientras tanto y en el ala morada del Gobierno, "Igualdad planea un permiso retribuido en el último mes de embarazo" avisa El País. También se cuenta que "la nueva ley del aborto incluye una baja de tres a cinco días por menstruación dolorosa" y que las adolescentes mayores de 16 años podrán abortar sin autorización parental. Espinosas cuestiones que prometen inolvidables y tronantes sesiones en el Congreso. El texto del diario de Prisa viene con las firmas de I. Valdés y J. M. Brunet y arranca así: "El borrador de la ley para la protección de derechos sexuales y reproductivos, que sustituirá a la del aborto de 2010, prevé establecer un permiso preparto remunerado a partir de la semana 36 de embarazo, es decir cerca del último mes de gestación. El documento del Ministerio de Igualdad, al que ha tenido acceso este periódico, no ha sido consensuado aún dentro del Ejecutivo, por lo que está sujeto a cambios, pero está previsto que vaya al consejo de Ministros el próximo martes. La ley modifica la normativa del aborto para que las jóvenes a partir de 16 años puedan decidir sin permiso de sus padres, pero además incluye preceptos de salud menstrual. Las reglas dolorosas y las interrupciones voluntarias del embarazo darán derecho a bajas laborales de tres días ampliables a cinco. Se plantea la supresión del IVA de los productos de higiene femenina, que se suministrarán de forma gratuita en centros educativos y penitenciarios. Será difícil que la derogación de la ley de 2010 sirva para desactivar el recurso que el Tribunal Constitucional estudia resolver en los próximos meses".

La portada de 'El País' del 12 de mayo de 2022 / EL PAÍS
La portada de 'El País' del 12 de mayo de 2022 / EL PAÍS

Internacional. La invasión de Ucrania va para su tercer mes y en lugar de avanzar el ejército ruso retrocede. "La 'contraofensiva del mordisco' consigue liberar Járkov", se apunta en El Mundo. La información es de Alberto Rojas: "Lo llaman "la contraofensiva del mordisco". Para combatir los grandes movimientos de columnas rusas, pesadas y lentas como una manada de paquidermos, los ucranianos usan la estrategia de desgastar al enemigo con pequeños ataques aquí y allá, sabiendo que clavan mil alfileres que pueden desangrar a las tropas de la Z mejor que con un cañonazo. Así, Ucrania se apunta la segunda gran victoria bélica de la invasión tras la batalla de Kiev: la liberación de Járkov, la segunda gran ciudad del país. Putin aún no tiene ninguna".

Continúa un párrafo después: "Si la resistencia ucraniana logra cruzar el río Donetsk, puede comprometer toda la estrategia de Moscú. Tan importante es mantener esa arteria que los rusos ya han tenido que trasladar tropas del Donbás hacia el este de Járkov para evitar que todo el frente ruso se desmorone. Para los ucranianos, obligarles a hacer ese movimiento supone una gran noticia. En Belgorod hay preparados unos 19 batallones, aunque nadie sabe si están destinados a seguir apretando en el Donbás o a rescatar lo que quede de las unidades que han sido vencidas en las aldeas cercanas a Járkov. Ahora la ciudad que está en rango de tiro de artillería (ucraniana) es, precisamente, la rusa Belgorod".

12 de mayo, santoral: Domingo de la Calzada, Pancracio de Roma, Aquileo, Cirilo de Mesia y compañeros mártires, Domitila de Roma, Epifanio de Salamina, Felipe de Agira, Germán de Constantinopla, Modoaldo de Tréveris, Nereo y Rictrudis de Marchiennes.