Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Sánchez cambia de Gobierno y la solución a la pandemia

Amplia remodelación del Ejecutivo con más mujeres, más alcaldesas y más jóvenes. Redondo, Calvo y Ábalos, fuera. Los organizadores del Cruïlla dicen que han hallado la solución a la pandemia, tal cual

23 min

Crisis de Gobierno. Pedro Sánchez dio un golpe de timón ayer sábado. Desmanteló la parte socialista del Ejecutivo para dar entrada a una generación de jóvenes políticas procedentes del municipalismo, alcaldesas acostumbradas a bregar con la ciudadanía a pie de calle. El presidente dio la campanada cuando en la mayoría de los medios se daba por descontado que los cambios se llevarían a cabo en septiembre. Pues no. Sánchez ha preferido adelantar las remociones, acabar con el tormento de los ministros, tanto de los cesantes como de los que sobreviven a la crisis y mandar poderosos mensajes a la ciudadanía. En primer lugar, que nadie es imprescindible, ni siquiera su núcleo duro, esos RedondoCalvo y Ábalos nominados y expulsados en el Gran Hermano monclovita

Hay titulares para todos los gustos, de informativos a interpretativos. El Abc, por ejemplo, dice que "Sánchez rompe con los sanchistas". El Periódico, que "Sánchez pasa página". En La Vanguardia acentúan que "prescinde de sus pesos pesados", en La Razón, que más que una crisis se trata de una "demolición" y en El Mundo, que "Sánchez liquida un Gobierno en quiebra para intentar sobrevivir". Menos tronante que la prensa conversadora es El País, que viene a decir lo mismo, pero de otra manera: "Sánchez da un vuelco profundo a su Gobierno para frenar el desgaste".

Portada de 'El País' del 11 de julio de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 11 de julio de 2021 / KIOSKO.NET

La pieza del diario de Prisa viene con las firmas de C. E. Cué y J. Marcos y da las claves en los sumarios: "El presidente mantiene intacto a su equipo económico; cae Iván Redondo, el hombre más influyente sobre el Ejecutivo; el nuevo gabinete estará integrado por 14 mujeres y 9 hombres y tres alcaldesas asumirán parcelas políticas claves para el futuro". El texto arranca así: "Pedro Sánchez puso ayer patas arriba el Gobierno y cesó a su poderoso jefe de Gabinete, Iván Redondo, para frenar el desgaste de esta legislatura. El presidente prescindió de su núcleo duro —Carmen Calvo y José Luis Ábalos salen del Ejecutivo— y anunció un gabinete de 14 mujeres y nueve hombres para la recuperación económica. La hasta ahora vicepresidenta segunda, Nadia Calviño —protagonista de los choques más claros con Unidas Podemos, que mantiene sus carteras—, escala a número 2. Entran en el Ejecutivo las alcaldesas Isabel Rodríguez (Política Territorial), Raquel Sánchez (Transportes) y Diana Morant (Ciencia); la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría (Educación); el secretario general de Presidencia, Félix Bolaños (Presidencia); la magistrada Pilar Llop (Justicia), y el embajador en París, José Manuel Albares (Exteriores)".

Continúa la nota en modo valorativo: "Pedro Sánchez es cualquier cosa menos un político timorato. El presidente, que ve cómo su Ejecutivo sufre un desgaste indiscutible tras la pandemia que quedó en evidencia en las elecciones de Madrid y que detectan claramente las encuestas, ha decidido dar la batalla con las armas que tenía a su alcance: una revolución total del Gobierno que deja fuera no solo a dos pesos pesados de su núcleo duro, como Carmen Calvo y José Luis Ábalos, sino a su hombre fuerte en los últimos tres años: la gran sorpresa de la remodelación es la salida de Iván Redondo, mucho más que un jefe de Gabinete, un auténtico gurú responsable de la estrategia política del Ejecutivo. Sánchez, que lo encumbró, ni siquiera lo citó en la despedida a los que salen del Gobierno, algo que apunta a la tensión reciente entre ambos".

Y: "Diversas fuentes coinciden en que ha habido un desencuentro entre el presidente y el polémico estratega, que cada día ocupaba más poder y a la vez era muy criticado en el entorno de Sánchez, aunque Redondo sugiere en una nota que fue él quien quiso salir. Otras fuentes indican que el asesor quería dar el salto desde las sombras de La Moncloa a un ministerio con mayor exposición pública pero tratando de controlar el corazón del Gobierno, probablemente el ministerio de Presidencia, que finalmente ocupará Félix Bolaños, con quien había chocado en varias ocasiones". 

De todo esto hay una perspectiva catalana, que es la que aborda Gerard Mateo en Crónica Global bajo este titular: "El PSC sale reforzado de la remodelación del Gobierno". El texto empieza de esta forma: "Pedro Sánchez entendió desde el primer momento que la gobernabilidad de España pasaba por un mayor acercamiento a Cataluña y, en concreto, al nacionalismo irredento. Fueron los independentistas los que le brindaron su apoyo en la moción de censura contra Mariano Rajoy y son los que le sostienen en la Moncloa. El presidente asume que nada es gratis y su último gesto ha sido la concesión de los indultos a los líderes del procés. Sin embargo, desde que llegó a la presidencia tiene en especial consideración al PSC, su partido hermano, con el que pretende tender puentes con el separatismo. Por eso siempre ha contado con los socialistas catalanes para su gobierno. La última, Raquel Sánchez".

Continúa Mateo: "Raquel Sánchez Jiménez lleva media vida en el PSC, partido en el que ha hecho de todo. Comenzó desde abajo y, poco a poco, ha ido subiendo posiciones. Primero, como concejal de Gavà, su municipio; después, como alcaldesa de esa ciudad y, a partir de ahora, como ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Dicen que el flechazo del presidente pudo surgir en la Festa de la Rosa de los socialistas de Cataluña en Gavà, en 2019, donde se apreció la buena sintonía entre Pedro Sánchez, Raquel Sánchez y Miquel Iceta, por entonces líder del PSC. Curiosamente, estos dos últimos son los representantes catalanes en el remodelado Gobierno de la nación. No es baladí que la nueva ministra de Transportes deba gestionar aspectos como la posible ampliación del aeropuerto de El Prat, una de las grandes inversiones propuestas para sacar a Barcelona y Cataluña de una incipiente decadencia tras los años de procés y de crisis y devolverla al primer plano".

Portada de 'El Confidencial' del 11 de julio de 2021 / EL CONFIDENCIAL
Portada de 'El Confidencial' del 11 de julio de 2021 / EL CONFIDENCIAL

Del plano económico se ocupa Javier G. Jorrín en El Confidencial. "Sánchez apuesta por una recuperación económica 'socialdemócrata'". Así se explica Jorrín el ascenso de Calviño: "La reforma del Gobierno que ha adoptado el presidente Pedro Sánchez manda un mensaje claro: la prioridad política para lo que queda de legislatura es la ejecución de los fondos europeos y el plan de recuperación tal y como se han acordado con la Comisión Europea. Los cinco ministros clave en todo este proceso siguen al frente de sus carteras, con Nadia Calviño a la cabeza, tras su ascenso a la Vicepresidencia Primera. Para quien guardase aún algunas dudas, todas han quedado despejadas: Sánchez se abraza a un programa socialdemócrata para garantizar la llegada de los fondos europeos e impulsar la recuperación económica. Otro de los cambios relevantes en el área económica le compete a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que asume también la cartera de Función Pública, hasta ahora en manos de Miquel Iceta. Se trata de un cambio relevante que vuelve a dar al titular de Hacienda el control sobre los trabajadores públicos. También mantienen su puesto la vicepresidenta Teresa Ribera y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá".

De Podemos y la continuidad de todos sus ministros escribe Luca Constantini en Vozpópuli: "Yolanda Díaz se ha decantado por la solución continuista. En los últimos días, tras una negociación directa con Pedro Sánchez, según sostienen fuentes de Podemos, la ministra de Trabajo ha optado por evitar la tensión interna y confirmar a cada uno de los ministros del área morada. Sectores socialistas del gobierno amagaron con la posibilidad de que saliera del Ejecutivo la número dos de Podemos, Irene Montero, para reforzar así la imagen de Yolanda Díaz. La dirigente gallega no ha caído en tentación".

Sigue la crónica: "“Era demasiado arriesgado”, comentan algunos desde el partido morado. La ministra de Trabajo ha confirmado a todos los miembros de Unidas Podemos en el Ejecutivo, porque según admiten fuentes gubernamentales de Podemos podían “abrir un melón” difícil de solucionar. Desde el partido que lidera Ione Belarra, de hecho, sostenían que abordar el cambio de nombres de los ministros obligaba a otra negociación parecida a la que mantuvieron Iglesias y Sánchez durante la investidura.

Díaz ha logrado salvar todos los sillones de Unidas Podemos gracias al hecho de que Sánchez se ha decantado por evitar reducir las carteras ministeriales. “Ella ha cerrado el tema con Sánchez”, sostienen en Unidas Podemos, donde señalan que todos han presionado para mantenerse en el cargo. Entre ellos, también Montero, quien el pasado viernes reivindicaba su papel de “ministra” y el propio Alberto Garzón, que rechazó dos ofertas alternativas de Podemos, como ser cabeza de lista en las autonómicas de Madrid y Andalucía".

Portada de 'Público' del 11 de julio de 2021 / PÚBLICO
Portada de 'Público' del 11 de julio de 2021 / PÚBLICO

En Público, la crisis tiene una potente clave de partido. "Sánchez usa la remodelación del Gobierno para reconciliarse con el PSOE" es el titular de una crónica de Manuel Sánchez y Alexis Romero en la que se apunta que "de la gran remodelación gubernamental hecha por Pedro Sánchez este sábado se extrae una lectura muy clara: es una crisis para reconciliarse con todo el PSOE, dar mayor protagonismo al partido y tener un perfil más político. La figura de Óscar López como jefe de Gabinete del propio Pedro Sánchez no deja lugar a dudas. Sánchez y López dieron sus primeros pasos políticos en Bruselas, fueron los 'chicos' de José Blanco junto con Antonio Hernando cuando el gallego se hizo con la secretaría de Organización del PSOE en el año 2000. Y fueron grandes amigos a nivel personal. La apuesta de López por Patxi López en las primarias de 2017 acabó con aquella relación. Eso sí, Sánchez le dio el regalo de hacerle presidente de Paradores cuando llegó al Gobierno, pero lejos de la acción de Gobierno.

Su recuperación a la primera línea política es todo un gesto de que Sánchez ha pasado definitivamente página, porque un jefe de Gabinete del presidente del Gobierno está muy por encima de casi todos los miembros del Gobierno. Pero lo que también visualiza esta apuesta por la reconciliación es el nombramiento de Isabel Rodríguez como portavoz y el de Pilar Alegría como ministra de Educación, ya que ambas también estuvieron apoyando la candidatura de Susana Díaz frente a Sánchez".

Portada de 'La Razón' del 11 de julio de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'La Razón' del 11 de julio de 2021 / KIOSKO.NET

En La Razón presentan una encuesta que según el diario de Planeta está detrás de la amplia remodelación gubernamental. Estos son los datos: PP, 129/131 (30,4%); PSOE, 97/99 (24,7%); Vox, 49/51 (15,1%); UP, 19/21 (9%); ERC, 13 (3,3%); JxCat, 9 (2,4%); PNV, 7 (1,7%); Más País, 5/7 (4,6%); EH Bildu, 5 (1,2%), Cs, 1 (2,6%); Otros, 11 (3,4%).

El análisis es de José Lorente Ferrer: "El cambio era más que necesario. Al menos los datos así lo reclamaban. Y es que desde las elecciones de noviembre de 2019, el PSOE se ha dejado casi un millón de votos y unos 20 escaños, mientras ve como el PP ha crecido en más de dos millones de votos y unos 40 diputados, según la última encuesta de NC Report para La Razón. La gestión de la pandemia o decisiones como los indultos le han pasado factura a Sánchez, de ahí que estemos ante la mayor remodelación del Gobierno desde que una moción de censura le levó a La Moncloa en junio de 2018. Tres años después y con dos elecciones generales por medio que no sirvieron para potenciar al PSOE a pesar de estar en el Gobierno, pues en ninguna de esas dos convocatorias logró superar los resultados de Rubalcaba en 2011. Esta crisis sin embargo no es definitiva, pues queda por abordar la ruptura con UP y su salida del Ejecutivo".

Portada de 'El Periódico' del 11 de julio de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Periódico' del 11 de julio de 2021 / KIOSKO.NET

Coronavirus. Hallada en Barcelona la solución a la pandemia. No podía ser de otra forma. Y en un festival musical. Es que somos la leche. "El Cruïlla ve en su modelo de tests la “solución a la pandemia”" es el titular de una pieza de El Periódico con la firma de Jordi Bianciotto: El Cruïlla cierra esta sábado noche sus puertas dejando atrás la experiencia inédita de un protocolo sanitario, el cribaje de unas 50.000 personas en tres días, que para el festival marca el camino a “la solución a la pandemia”. El total de positivos detectados (285, este sábado a las 21.00 horas, del total de 46.199 tests realizados hasta esa hora) han prevenido, según el director, Jordi Herreruela, “entre 2.500 y 3.500 casos de Covid-19”, lo cual demuestra a su juicio que el festival es un “elemento de reducción de la propagación del virus”".

Con un par.

Portada de 'Vilaweb' del 11 de julio de 2021 / VILAWEB
Portada de 'Vilaweb' del 11 de julio de 2021 / VILAWEB

Joan de Sagarra anuncia su retirada. Le entrevistan en Vilaweb. Ahí va un extracto con la entradilla y cuatro preguntas: 

Joan de Sagarra (1938) es retira. Ho anuncia al pròleg de Las rumbas de Joan de Sagarra, llibre referent del periodisme català que ara fa cinquanta anys i se n’ha fet una reedició. Els articles publicats entre el 1968 i el 1971 van marcar època, estil i personatge. Joan de Sagarra, història viva del periodisme català, anuncia que aviat deixarà l’ofici i la ciutat de Barcelona. Se’n vol anar a un poblet d’Alacant, on no el conegui ningú, i fer-se passar per aristòcrata francès, tal com explica en aquesta entrevista feta dimarts a la terrassa del bar Bauma de Barcelona, “ciutat que ja no conec”.

—Per què es reedita ara Las rumbas de Joan de Sagarra?
—Perquè ja no pugui fer-me’n enrere. Ho he escrit al pròleg i queda escrit: “Això del cinquantenari de la seva publicació, sense deixar de ser veritat, no deixa de ser una bonica excusa. Si he decidit de fer-ho és perquè més d’un jove, o no tan jove, ha anat a parlar d’ell amb simpatia i no el troba. Però l’autèntica raó de la seva resurrecció, de la seva publicació, és una altra. Després de gairebé seixanta anys d’escriure milers d’articles he decidit que ja va essent hora de retirar-me. I no se m’ocorre millor manera d’acomiadar-me dels meus estimats lectors que reeditar aquelles rumbes amb les quals, amb el pas dels anys, cada vegada m’hi reconec més.”
—Us retireu?
—La pandèmia m’ha fotut. Les coses s’allargaran una mica més que no voldria. Però calculo que cap al gener ja no escriuré articles a La Vanguardia. I Barcelona ja no em diu res. Aquesta Barcelona no la conec. Marxaré a viure a un poblet d’Alacant. M’ajuden a trobar-hi una casa els familiars de la meva dona. Necessito bon clima i un hospital a prop. Sí, me’n vaig a un poble d’aquests, envoltat d’alguna dona que em cuidi, un casino per a jugar una partida de dòmino, conèixer la gent. Però que no sigui allò de: “Ah! Vostè és fill del Sagarra. Vostè és aquell de La Vanguardia.” Que no em coneguin de res. Allà em faré passar per un aristòcrata francès.
—Fareu llibre de memòries?
—No. Són els meus articles, que no els guardo. No he fet llibres. Sóc un paio d’articles.
—Aquests articles, com els escrivíeu?
—Alguns articles els feia a la casa on vivia la mare. A la taula del pare que et deia. Aquesta taula la tinc ara a casa. És la taula del meu avi Ferran. Això de Barcelona, de les quatre barres, és d’ell. L’escut de Barcelona és d’ell. Molt conegut per la sigil·lografia catalana. Aquests articles els vaig començar a escriure a màquina quan era a les redaccions dels diaris. I a casa meva, amb una Olivetti i un dit. Ara tinc una noia que ve i li dicto els articles. No he escrit mai amb ordinador. Vaig intentar-ho i vaig dir, “no”. Tinc amics que tenen ordinador, que escriuen amb ordinador… I es passen el dia amb l’ordinador. És com una joguina. Prefereixo llegir un llibre, prendre una copa o escoltar música. Tampoc no veig la televisió. No tinc Netflix. La darrera sèrie que he vist, que em va agradar molt, es deia Twin Peaks. Fa vint anys. Miro pel·lícules antigues. Per exemple, L’home que va matar Liberty Valance. Me la sé de memòria, quan el paio és a punt de dir alguna cosa, ho dic jo abans.