Menú Buscar
Primeras planas

Una revolución de ricos y la violencia censurada

Atestado sobre la pasividad de los Mossos en el intento de linchamiento de una secretaria judicial y un grupo de guardias civiles. Los medios soberanistas eluden el suceso. La iglesia catalana

29.09.2017 08:28 h. Actualizado: 29.09.2017 08:28 h.
10 min

Ante todo, mucha calma. Ya saben aquel que diu cap fred, cor calent, puny ferm i peus a terra. Y una buena remesa de esclavos en la bodega. Hace furor el libro (el furor de los libros tampoco es gran cosa) sobre las actividades esclavistas de los antepasados de tan notorios personajes como Artur Mas. Tómense la valeriana antes de salir de casa. Insultos en un restaurante del paseo de Gràcia a la "delegación española". El delegado, Enric Millo, y el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, fueron increpados por una individua de cierta edad y solera. El número dos de Interior ha podido comprobar de primera mano el fenómeno de la fractura social, el brutal corte generado por el proceso, esa especie de pesadilla binaria que impone adhesiones inquebrantables. Otro detalle. Dos muchachitos lanzan un paquete con ropas ardiendo al cuartel de la Guardia Civil en Igualada en respuesta a la incautación de una millonada de papeletas.

Poca cosa, más bien nada ante lo que ocurrió entre el 20 y el 21 de septiembre en la zona de la Consejería de Economía. Ese tema censurado en los medios de orientación soberanista, el intento de linchamiento de una secretaria judicial y un grupo de guardias civiles. María Peral presenta en exclusiva el atestado en El Español sobre las evasivas de una intendente de los Mossos ante el S.O.S. de la Guardia Civil. Ahí va un extracto que recoge el papel del señor Sànchez i Picanyol: "Son ya las 22.00 horas y los registros están a punto de concluir. El teniente relata que 'accede al edificio el presidente de la ANC [Jordi Sánchez venía actuando como dirigente y portavoz de los manifestantes durante todo el día en distintas reuniones con los agentes] y junto a la intendente se entrevista con el jefe del dispositivo de seguridad y conmigo, indicándole [a Sánchez] que intentarían sacar en primer lugar a la comitiva judicial y más tarde a los agentes de la Guardia Civil, sin precisar plazo de tiempo. El presidente de la ANC dice que él puede organizar a la cada vez más numerosa concentración (unas 60.000 personas, informa el sr. Sánchez) y hacer un pasillo de unos 200 metros a través de la multitud para que pueda salir andando sólo la comitiva judicial y nunca el personal de Guardia Civil uniformado'".

Lo que se dice una situación cívica, pacífica y festiva.

portada vanguardiaA partir del lunes puede pasar de todo. Raúl Montilla escribe un texto en La Vanguardia sobre los planes de la administración autonómica para montar una estupenda huelga con afectaciones en transportes, servicios, etc, etc. Dice la nota: "La dirección de Serveis de la Generalitat ha pedido a todos los departamentos del gobierno autonómico y a sus centros de trabajo que comiencen a organizarse y a proponer los servicios mínimos ante una eventual huelga de siete días, todavía no convocada, que se celebraría del 3 al 9 de octubre. Según una comunicación interna a la que ha tenido acceso La Vanguardia, responsables del gobierno autonómico han solicitado a las diferentes áreas información sobre cómo serían esos turnos y les reclaman que los hagan llegar, antes de las 10 horas del día 29 de septiembre, al Àrea de Relacions Laborals i Retribucions de la Subdirecció General de Recursos Humans i Relacions Laborals".

Mientras en decenas de colegios se preparan "fiestas del pijama" con actividades extraescolares como la resistencia a la autoridad y acampadas reivindicativas, el presidente de la Generalitat agasaja a los directores de los centros, la Coronela de la enseñanza. ¿Qué van a impedir los Mossos?

Entre el chaparrón de noticias de última hora flota en los bajos de la portada de El País una pieza titulada "Una causa con ocho apellidos catalanes". Escribe Kiko Llaneras: "Las raíces familiares pesan mucho en el sentimiento independentista de los catalanes. Las tres cuartas partes de aquellos cuyos padres y abuelos nacieron en la comunidad autónoma son partidarios de la independencia, según los datos del CEO (Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat). El porcentaje cae al 62% entre quienes son hijos de catalanes pero tienen abuelos foráneos, y al 29% entre los hijos de inmigrantes. La brecha también es económica. Solo el 32% de quienes ganan menos de 900 euros al mes apoyan separarse de España, porcentaje que sube al 54% entre los que ingresan más de 4.000. El deseo de secesión se impone en el sector de catalanes que dicen vivir 'cómodamente'".

Esta revolución de los ricos del país, que es la primera a nivel planetario, tiene un acentuado componente religioso. Prueba de ello es la información en El Mundo de Esteban Urreiztieta sobre el mote de los Pujoles: "La familia Pujol realizó operaciones bancarias en el Principado camuflada bajo el alias de Sagrada Família. El primogénito del clan catalán, Jordi Pujol Ferrusola, ordenó a su gestor dos operaciones el 20 de julio de 1994 que fueron tramitadas bajo el referido pseudónimo religioso, según acredita la nueva documentación aportada por las autoridades andorranas a la Audiencia Nacional y que obra en poder de este periódico".

Se recuerda también que Marta Ferrusola era la "madre superiora" y no es improbable que nueva papelería bancaria revele que el alias de Jordi Pujol era Moisés.

En Ok Diario se hacen eco de una misa independentista que con la estrella y el triángulo de la bandera parece una tenida masónica más que una celebración católica. El clero local tiene sus propios usos y costumbres y es partidario en masa de la república catalana. El Vaticano no interviene porque arriesga a que haya una escisión y el obispo de Solsona se convierta en papa de la iglesia catalana. Estilo anglicano.

Sustancioso repaso a la actualidad de Guillem Martínez en Público. El artículo consta de varios puntos. El segundo es notable: "2- Estamos bizarros. Un grupo de activistas procesistas --Fam de Llibertat, es decir Hambre de Libertad-- ha iniciado una huelga de hambre. Lo dicho, procesista. Se trata de hacer huelga de hambre por turnos, de manera que la sangre no llegue al río. Vamos, que hay operaciones bikini más rigurosas. Otro grupo --Cristians per la Independència--, organiza jornadas oratorias para que el Dios de los cat --molaría que fuera maya y se llamara Pancontlomatle--, se estire y facilite el referéndum. A los de la otra trinchera, a su vez, también se les ha ido la pinza. Además de las raves que montan con banderitas, cada vez que un comando, o como se llame, de la Benemérita parte hacia Cat, se ha fundado una/otra ONG facha. No sé cómo se llama --molaría que se llamara Jambons sans Frontieres--, pero tiene como objeto hacer llegar patas de jamón y botellas de rioja a los polis/GC que pernoctan en el Piolín-Móvil. Se comenta que el navío ya cuenta con un sólido banco de tejidos de Jabugo. El grupo PP, consciente del momento histórico, ha propuesto en el pleno del Ayuntamiento de Madrid, a su vez, que en Madrid, y con motivo del próximo 12-O, se creen, por parte del Ilmo. Ayuntamiento las condiciones y estructuras de Estado necesarias para que la ciudadanía pueda realizar, de una vez por todas, juras de banderas masivas. Socorro. Portugal, Andorra, Gibraltar: abrirnos las fronteras, ya".

Escola oberta recomienda ropa cómoda, hacer fotos para que se vea el mogollón y sonreir mucho. La asociación antiasociaciones aconseja a los no independentistas en general que se disuelvan en el ambiente, no se metan en política y traten de pasar desapercibidos.

29 de septiembre, santoral: Gabriel, Miguel y Rafael arcángeles.