Menú Buscar
Primeras planas

Reventar el 10N y cumbre del clima

Arrancó la campaña: los Mossos temen que los CDR quieran asaltar los colegios, según 'El Mundo'. El Gobierno de Sánchez se ofrece a acoger la cumbre del clima cancelada en Chile

01.11.2019 11:13 h.
13 min

Déjà vu. Campaña electoral con Cataluña en el centro de la pista. Alto riesgo de que se repitan los resultados. No es tan fácil cambiar de voto. "El conflicto catalán acapara la campaña" titula El Periódico. "Cataluña agita el debate en el arranque de una campaña exprés" proclama La Vanguardia.

Cataluña también protagoniza los titulares de la prensa editada en Madrid. "Plan España para Cataluña y bajada histórica de impuestos" sobreimpresiona el ABC sobre un retrato del aspirante popular, Pablo Casado. "Los Mossos en alerta ante una ocupación de colegios el 10-N", advierte El Mundo. En El País, en cambio, reparan en el peligro de que el pueblo pase de las urnas con el siguiente titular: "El temor de los partidos a la abstención marca la campaña". Y en La Razón anticipan las hipótesis de que "Casado no gobernaría con Vox y solo se abstendrá junto a Cs".

Y así hasta este domingo no, el otro, 10 de noviembre, fecha marcada en rojo en los calendarios del Tsunami, los CDR, el Picnic por la República, la Generación 14-O y las alegres y siempre prestas agrupaciones de escoltas, así como por las asociaciones de boletaires por la república del rovellón de botón. Como decíamos ayer, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen la mosca tras la oreja y fundadas sospechas de que unos u otros intentarán liarla parda a cuenta de los comicios.

Así y al respecto, la nota de El Mundo que firma Fernando Lázaro sobre la idea de reproducir el 1-O en 10N. Escribe Lázaro: "Los Mossos tienen ya diseñado un plan especial de actuación para tratar de hacer frente a los planes de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) en la jornada de reflexión. Los servicios de información y de inteligencia han detectado ya que los radicales independentistas quieren convertir de nuevo el día 9 de noviembre en otra jornada de protestas, caos y violencia. Y que quieren llevar a cabo actuaciones ese día para tratar de alterar la jornada electoral y amedrentar a los votantes no independentistas".

Sigue el texto: "Según informan fuentes policiales, los planes de los Mossos --en los que participarán agentes de las Unidades de Intervención de la Policía Nacional-- incluyen el blindaje de los colegios catalanes donde se van a desarrollar las votaciones y donde se ha detectado ya que los CDR buscarán protagonizar sus acciones".

ABC

 

Otras informaciones apuntan a que, en realidad, lo que se propondría la grey independentista sería ganar las elecciones de manera limpia y honesta, sin subterfugios. He aquí el original y creativo titular de Nació Digital: "L'independentisme busca el 10-N un tsunami de vots que forci l'Estat a rectificar". Tsunami de vots, que fort. Apunte de Oriol March: "La CUP, sota l'epígraf Ingovernables, es presenta per primera vegada al Congrés amb un trident format pels exdiputats Mireia Vehí, Albert Botran i Eulàlia Reguant. Els anticapitalistes són els més inequívocs a l'hora de defensar el bloqueig de les institucions espanyoles fins que no s'atenguin les demandes catalanes, mentre que JxCat i ERC fan equilibris per estendre la mà a l'Estat, recalcar la independència com a objectiu "irreversible" i no desconnectar-se de les protestes al carrer".

Continúa March: "Si bé la formació de Carles Puigdemont, Quim Torra i Laura Borràs -que s'estrena com a candidata- manté un discurs més legitimista que insisteix en no "regalar vots" a Sánchez -una manera de llançar dards cap a ERC-, els republicans mantenen l'estratègia de "mirada llarga" teoritzada per Oriol Junqueras des de Lledoners i materialitzada pel candidat Gabriel Rufián al Congrés. La formació fa equilibris en la dicotomia que té oberta --entre Waterloo i el diàleg a Madrid--, i lamenta que Sánchez no ofereixi cap marge. Més aviat l'estreny: poques hores abans de l'arrencada oficial de la campanya ha comparat independentisme i ultradreta i ha tombat la "república digital"".

Sí, sí, la república on line que dice el presidente en funciones Pedro Sánchez. De ese asunto se encarga A. Fernández en El Confidencial: "El decreto del Gobierno español para obligar a que todos los servidores de las administraciones públicas del Estado estén localizados dentro de la Unión Europea va dirigido directamente a la línea de flotación de la 'república digital' que el independentismo catalán está creando a través de servidores localizados en paraísos fiscales y digitales. Porque los datos de miles de catalanes son manejados con opacidad desde una pequeña isla caribeña a través, por ejemplo, la web defensaexili.org. El consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, calificó este jueves la medida del Gobierno en funciones como un “155 digital” y "golpe de Estado digital”. El propio Puigneró recabó un extenso compendio de estudios sobre el DNI virtual de lo que podría ser una Cataluña independiente, siguiendo el modelo de Estonia, y anunció hace unos meses la creación de una identidad digital catalana, de dudosa legalidad pero que permitiría a la Generalitat manejar un censo catalán al margen del Estado español".

De momento, el Estado es el que es y Quim Torra lo combate con todas sus fuerzas. Su última iniciativa ha sido la inculparse por el 1-O en seguimiento de la campaña de Òmnium, que ha resultado un completo fracaso. Según las previsiones de la entidad, diez mil personas se habían bajado el cuestionario para presentarse en los juzgados y millones, o más, de catalanes acudirían al llamado de la entidad presidida por Jordi ho tornarem a fer Cuixart y colapsarían los juzgados por los siglos de los siglos. O sea, lo de siempre, un éxito de público y crítica sin que resulte herida ninguna papelera. La realidad, por contra, es muy otra, nada que ver con la propaganda, según anota el e-notícies: "Un total de 574 persones s'han autoinculpat als jutjats catalans per l'1-O responent a la campanya d'aiutoinculpacions massives organitzada per Òmnium Cultural, segons ha informat el TSJC. La campanya d'autoinculpacions pretén mostrar la solidaritat amb el president de l'entitat, Jordi Cuixart i amb la resta de dirigents independentistes condemnats pel Tribunal Suprem per l'organització de l'1-O i els fets del procés. (...) El TSJC ha fet públiques les dades d'autoinculpacions que s'han produït fins al moment als jutjats catalans, essent la xifra més elevada a la ciutat de Barcelona, amb 432 persones. A la ciutat de Girona han estat només 30 les persones que han respost a la campanya, mentre que a Lleida han estat 91 les persones que s'han autoinculpat i només 21 a Tarragona ciutat i província".

Suerte del jovent por la causa, esas riadas de muchachos y muchachas que marchan alegres al son de la república a tocar, esa autoproclamada Generación 14-O en alusión a la fecha de trascendencia de la sentencia. El 1-O ni oblit ni perdó ya está superado. Los chicos/as se reconocen en otro día, el pasado 14. La Vanguardia repara en el fenómeno de la acampada que corta la Gran Vía y más de Barcelona y se pone al habla con sus protagonistas. Escribe David Dusster: "“Es que si estamos aquí es porque el Tsunami, desde el primer día, ya no ha vuelto a convocar nada, y había que hacer algo”, afirma un joven de barba poco poblada que ocupa una mesa junto a otros dos compañeros bajo un toldo blanco. Están justo en la confluencia de la Ronda Universitat con la calle Aribau. Esos carriles fueron ocupados en la mañana de ayer. La tarde del jueves, cuando empezó la protesta, solamente habían cortado la calzada de la Gran Via".

Continúa el reportaje: "Son un grupo abigarrado, con más presencia de hijos de clase media de l’Eixample y de escoltistas guitarra en mano que de hippies o hipsters. Proceden de diferentes universidades y les motiva la idea de que son un movimiento transversal, que trasciende el independentismo. Así lo demuestra la decisión de la asamblea de ayer, que han organizado a las cinco de la tarde. Acordaron crear una comisión de movilizaciones que hoy apoyará diferentes actos contra los desahucios: una protesta que entronca con el pasado reciente de activista de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau".

Cambio de tercio. Hay vida más allá de Cataluña. Golpe de efecto del Gobierno en funciones, que se ofrece a organizar la cumbre del clima ante la renuncia de Chile por los disturbios. Es el tema principal de la portada de El País. De la información de M. Planelles: "El Gobierno de Pedro Sánchez asumió ayer el reto de organizar y acoger la cumbre del clima, un evento que reúne a 25.000 personas y que iba a celebrarse entre el 2 y el 13 de diciembre en Chile. Ante la cancelación del evento por parte del Ejecutivo de Sebastián Piñera, acorralado por las protestas, Madrid ha querido mostrar su compromiso con una cita en la que cerca de 200 países deberán cerrar el reglamento de desarrollo del Acuerdo de París contra el calentamiento global, acordado en 2015 y que empezará a aplicarse la próxima década. (...) Se trata de un reto organizativo ya que solo se dispondrá de un mes, cuando lo normal es que estos encuentros, cuyo coste suele rondar los 100 millones dólares (90 millones de euros), se preparen con un año de antelación. Esta oferta se parece a la que hizo el Gobierno español para acoger la final de la Copa Libertadores a finales de 2018".

Sentencia polémica en el caso de la manada de Manresa. La Audiencia de Barcelona condena por abuso, no por agresión. De la pieza de Oriol Solé Altimira en El Diario: "El motivo, según los jueces, es que el estado de embriaguez e inconsciencia de la víctima hizo innecesario que los violadores la sometieran a violencia o intimidación, los requisitos para condenar por agresión".

1 de noviembre, santoral: Todos los Santos.