Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Retoque de queda y el "periodista" Pablo Iglesias

Amenazas al abogado que denunció al Govern por no vacunar a los guardias. La Generalitat planea retrasar el toque de queda a las once. Iglesias negocia con Roures un espacio de "periodismo crítico"

14 min

Han pasado ya tres días desde que el buen doctor Argimon dijera que la vacunación de policías y guardias civiles obligaría a retrasar la de los mayores de setenta años y aún no ha pedido disculpas. De hecho, el nacionalismo está cada vez más furioso por esta cuestión, como se pudo comprobar ayer en la primera sesión ordinaria de la XIII legislatura en el Parlament. La consejera de Salud, Alba Vergés, encaja fatal las críticas, tal vez porque ya se ve fuera del Govern. Y la presidenta del Parlament, doña Laura Borràs, se empeña en orinar fuera del tiesto amonestando a los diputados de la oposición cuando no le gustan sus intervenciones. Ocurrió ayer con la popular exciudadana Lorena Rodán, cuyo duro alegato contra el Govern por no haber vacunado a los agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado provocó una reprimenda fuera de lugar de la señora Borràs.

Sea como fuere, el caso es que el expediente de las vacunas demuestra muchas cosas. La primera, el sesgo nacionalista. La segunda, que cuando el independentismo se nota retratado, van todos a una y no hay diferencias entre ERC y Junts per Catalunya (JxCat). La tercera, que no toleran la crítica. La cuarta, que sí distinguen entre guardias y mossos. La quinta, que no saben pedir disculpas. La sexta, que de dimitir ni hablamos. Al contrario, cada vez está más cerca Argimon de convertirse en el consejero de Salud y muy probablemente gracias a salidas de tono balcánicas como la del supuesto retraso en la vacuna de los mayores por culpa de las "fuerzas de ocupación".

Pero hay más. "El Govern vacunó a la cúpula del CatSalut antes que a la Policía" titula de apertura Crónica Global. La nota es de Ignasi Jorro, quien escribe que "el Gobierno catalán vacunó a la cúpula del Servicio Catalán de Salud (CatSalut) antes que a los 7.000 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Cataluña. El personal administrativo y técnico de la aseguradora pública catalana, el que jamás tiene contacto con pacientes, pasó por delante en la inmunización a los efectivos policiales que trabajan a pie de calle".

Sigue Jorro: "Han alertado de ello fuentes del sector sanitario, indicando que CatSalut ha conseguido vacunas para todos sus trabajadores, independientemente de su edad o puesto. Ello incluye a los cargos administrativos y técnicos que no tienen contacto con el nivel asistencial, no ven a enfermos en ningú caso. Los que quisieron se pusieron las dosis, sin que ello generara ninguna alarma en el campo nacionalista, como sí lo ha hecho la vacunación de apenas 7.000 funcionarios, sobre la que el secretario de Salud, Josep Maria Argimon, llegó a decir que frenaría la vacunación de personas mayores".

La portada de 'El Mundo' del 30 de abril de 2021 / EL MUNDO
La portada de 'El Mundo' del 30 de abril de 2021 / EL MUNDO

Como las palabras no se las lleva el viento, ahí van las consecuencias de los discursos incendiarios del doctor Argimon. "Amenazan al abogado que denunció que Cataluña no vacunaba a policías y guardias civiles: 'Como se muera mi madre voy a por ti'" titula una de sus piezas El Mundo. Como por una extraña conjunción astral no estamos en campaña en Cataluña, pues no pasa nada y todo lo malo ocurre en Madrid. La información viene con la firma de Gema Peñalosa y arranca así: "El discurso rupturista del Gobierno de Cataluña y la corriente independentista anclando la idea de que la vacunación policial en la autonomía retrasará la dosis de las personas entre 60 y 70 años ha encontrado continuidad en un sector de la sociedad que le ha declarado la guerra a los agentes. (...) El blanco de las amenazas fue el abogado del sindicato policial Jupol y de la agrupación de la Guardia Civil Jucil, Marco Antonio Navarro, que llevó hasta el Alto Tribunal autonómico la paralización de las vacunas a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado destinados en la autonomía. «Un hijo de puta al que le sobra la nuca. Como se muera mi madre de 80 años por falta de vacuna voy a ir a por ti», escribía un usuario al letrado a través de la citada red social. Esta amenaza abrió la veda a otras muchas que Navarro recibió a lo largo de la jornada. Se sostenían en el convencimiento, modulado por la Generalitat, de una supuesta discriminación en la que la salud de los agentes estaría por encima de la de los ciudadanos. «Fachabogados es la raza mayoritaria que habita en la judicatura. Es una plaga endémica de Ñ que se reproduce y propaga sin control», respondía otra persona".

Qué edificante espectáculo que en Madrid se llama fascismo con todas las letras y en Cataluña es una expresión natural de ingenio independentista...

La portada de 'El País' del 30 de abril de 2021 / KIOSKO.NET
La portada de 'El País' del 30 de abril de 2021 / KIOSKO.NET

"Las autonomías prolongarán las restricciones tras el fin de la alarma" dice El País en lo alto de su portada. Le han pillado el gusto a las leyes marciales y nos va a costar recuperar la normalidad más allá de la pandemia. Escribe Jéssica Mouzo que "los gobiernos autónomos prevén mantener restricciones por la pandemia más allá del fin del estado de alarma, que decae el 9 de mayo. Desaparecerá así el paraguas jurídico que ha sostenido medidas como el toque de queda o el cierre de territorios, pero aun así las autonomías buscan fórmulas para mantenerlas. Cataluña ultima un cambio en su ley de salud pública destinado a dar cobertura al toque de queda después del día 9, mientras que Asturias o Andalucía preparan documentos para acotar las restricciones. El País Vasco, Galicia, Castilla y León y Castilla-La Mancha se han manifestado a favor de una prórroga del estado de alarma que el Gobierno descarta. La Comunidad Valenciana y Aragón se acogerán a leyes autonómicas para justificar sus medidas. Los expertos alertan del limbo jurídico en que pueden caer las medidas que decidan las autonomías, como sucedió el pasado verano, cuando hubo decisiones judiciales dispares al respecto. Con una incidencia media acumulada de 230 casos por 100.000 habitantes en 14 días, la transmisión comunitaria del virus persiste".

La portada de 'La Vanguardia' del 30 de abril de 2021 / KIOSKO.NET
La portada de 'La Vanguardia' del 30 de abril de 2021 / KIOSKO.NET

En el caso catalán, la idea pasa por retrasar el toque de queda para que los restaurantes puedan servir cenas. El señorín Aragonès nos va a dejar salir hasta las once de la noche. Que bien. Esperemos que papá Argimon no esté en contra. De la nota de Celeste López y Antoni López Tovar en La Vanguardia: "En este contexto no se plantean grandes cambios en un plazo inmediato, pero permanece sobre la mesa la idea de permitir la apertura de bares y restaurantes para el servicio de cenas, vetado desde hace cuatro meses. El Procicat se decanta por esta postura aperturista, que también podría implicar un retraso de una hora, hasta las 11 de la noche, en el horario de inicio del toque de queda. Son medidas sujetas a la evolución de los datos epidemiológicos cuya aplicación se plantea a medio plazo, no antes del 9 de mayo. Esta fecha está marcada en rojo en las agendas de los dirigentes autonómicos. Y de los jueces. Finiquitado el estado de alarma, las comunidades y los jueces tomarán las riendas del control del coronavirus. En este sentido, la Generalitat prepara un decreto de modificación de la ley de Salut Pública a fin de reforzar su posición ante los tribunales a la hora de implantar medidas como el toque de queda o los confinamientos perimetrales. Porque la limitación de la movilidad nocturna, la medida estrella del estado de alarma, seguirá siendo fundamental para las autoridades sanitarias catalanas a partir del 9M".

La portada de 'Abc' del 30 de abril de 2021 / KIOSKO.NET
La portada de 'Abc' del 30 de abril de 2021 / KIOSKO.NET
 

Otras noticias. Lo que le faltaba al periodismo. "Iglesias prepara su adiós a la política: negocia con Roures liderar un proyecto televisivo" advierte el Abc en portada. La nota es de Javier Chicote, quien avanza que "Pablo Iglesias prepara desde algunas semanas un plan B para su futuro profesional. Según fuentes conocedoras de las conversaciones, el candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid está pergeñando su posible salida de la política para dedicarse a un mismo objetivo, cambiar la sociedad española, pero desde otro lugar: «El periodismo crítico». El exvicepresidente del Gobierno, que cuenta con amplia experiencia en el sector audiovisual, desde la marginalidad de las pequeñas emisoras en las que se bregó hasta los grandes grupos multimedia en los que impulsó su proyecto político, pasando por la iraní «Hispan TV», está conversando sobre su posible nueva etapa con el productor Jaume Roures".

O sea que como en esta profesión no hay suficientes tipos dudosos, pues aquí llega el "colega" Iglesias para elevar el listón de no se sabe qué. "Periodismo crítico" con Pablo Iglesias. Anda que no. Protéjanse las partes.

La portada de 'La Razón' del 30 de abril de 2021 / KIOSKO.NET
La portada de 'La Razón' del 30 de abril de 2021 / KIOSKO.NET

De vuelta a Cataluña. Tema pacto. Aragonès empieza a suscitar recelos hasta en su propio partido, según apuntan Toni Bolaño y Javier Gallego en La Razón: "En ERC empiezan a convivir dos almas. Por un lado, está Aragonés que quiere fortalecer su núcleo duro, mientras que los hombres y mujeres de Junqueras parece que se refugiarán bajo la égida de Laura Vilagrà, una persona cercana al líder de los republicanos. Estas dos almas, de momento, mantienen los mismos objetivos, pero se denota un pulso fuera de focos".

También hablan de JxCat en la crónica: "En Junts parece que Jordi Sánchez es el que dirige la orquesta, sin olvidar que los neoconvergentes tienen que compatibilizar su estrategia con Carles Puigdemont, que parece estar alejado del día a día, y con Laura Borràs que mantiene su toma y daca con Sánchez. Las tres sensibilidades dilucidarán sus fuerzas en el congreso que Junts celebrará el fin de semana que viene. Un congreso retrasado casi con el único fin de hacer temblar las estructuras de los republicanos".

La portada de 'El Periódico' del 30 de abril de 2021 / EL PERIÓDICO
La portada de 'El Periódico' del 30 de abril de 2021 / EL PERIÓDICO

Y Fidel Masreal anota en El Periódico que los republicanos empiezan a despedirse de la consejería de Economía: "Pese a todo, y a regañadientes, los republicanos se han resignado a ceder Economía a Junts per Catalunya en el pacto de Govern que siguen negociando. Acaso por la inversión de cargos que supone la neonata supremacía parlamentaria de ERC sobre la posconvergencia".

30 de abril, santoral: Pío V, José Benito Cottolengo, Erconvaldo, Gualfardo, Pomponio de Nápoles Donato y Mercurial de Forlí.