Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Las residencias repiten fallos y guerra entre Autonomías

Una inspección de la Comunidad de Madrid detecta en las residencias de mayores los mismos errores prepandemia. Todo listo para una batalla entre regiones por el reparto de fondos de la UE

13 min

Todas aquellas promesas realizadas durante marzo y abril sobre la prevención de cara a próximos rebrotes de coronavirus se han quedado en agua de borrajas. Las comunidades no están todo lo preparadas que decían para acometer el embate de patógeno. Tropezamos otra vez con las mismas piedras: falta de medios, personal, protocolos y atención. El virus se expande sin control, de las barbacoas al botellón, de las familias a las pandillas. El personal mantiene la distancia sólo con los extraños, se pone la mascarilla en la garganta y se lava las manos cuando se acuerda, factores que sumados a la incompetencia administrativa dejan la situación en manos de la providencia, como siempre.

En Madrid, una inspección de la Comunidad ha detectado graves deficiencias en las residencias de mayores. Algunos directores y trabajadores actúan como si no hubieran sufrido una hecatombe hace pocas semanas. En El Diario abren con este titular: "Las inspecciones en residencias de Madrid detectan dejadez en las medidas contra el coronavirus y un caso de presuntos malos tratos". Es una pieza de Laura Galaup: "El servicio de inspección de la Comunidad de Madrid realizó trece intervenciones en las residencias de mayores durante los primeros meses de la pandemia. Los registros llevados a cabo por los funcionarios de la Consejería de Política Sociales revelan relajación con las medidas de prevención para contener al virus. Los trabajadores autonómicos explican en las actas emitidas, a las que ha accedido elDiario.es, que algunos de los centros de mayores no mantenían la sectorización por zonas para dividir a pacientes según su estado de salud (sospechosos o que están a la espera del resultado de un test de Covid-19, sanos y contagiados)".

Las primeras planas de 'ElDiario.es' hablan de la gestión de las residencias en la Comunidad de Madrid
Las primeras planas de 'ElDiario.es' hablan de la gestión de las residencias en la Comunidad de Madrid

Sigue Galaup: "Estos documentos dejan constancia de que en varios casos los inspectores se encontraron al entrar en los centros con que los trabajadores no les tomaron la temperatura, a pesar de acudir del exterior. Además, teniendo en cuenta que el virus también puede ser portado por un familiar, llama la atención cómo se relata en un acta que no se respetó la distancia de seguridad en la visita de un ser querido a una usuaria, de hecho llegó a haber contacto físico entre ellos. Los funcionarios detallan casos de "deficiente limpieza" en los pastilleros de medicación o de exceso de ocupación entre los residentes".

También relatan un caso de malos tratos en una residencia de El Escorial detectado porque una familia dejó una cámara despertador sobre la mesilla de una residente. 

En la misma línea de no haber aprendido nada va una información de El País con este titular: "Madrid no tiene aún los rastreadores que prometió hace dos meses". Escriben P. Linde e I. Valdés: "Madrid pasó a la fase 2 que permitía relajar el encierro obligatorio el 8 de junio. Para acceder a ella, se comprometió a contratar a casi un millar de sanitarios en los centros de salud y a un centenar de rastreadores. Pero, según sus propias cifras, no lo hizo. Los contagios crecen y solo ahora empiezan a llegar refuerzos para estas labores. En el accidentado camino hacia la nueva normalidad, Madrid necesitó tres intentos para alcanzar la fase uno. Llegar a la dos solo requirió uno, pero la comunidad no había reforzado suficientemente la atención primaria ni los servicios de salud pública. Avanzó el 8 de junio con el compromiso de que contrataría a casi un millar de sanitarios en los centros de salud y más de un centenar de profesionales en salud pública (donde se hacen los rastreos). Pero según sus propias cifras no lo hizo: las plantillas de atención primaria solo crecieron hasta finales de julio en un centenar de profesionales y las que de salud pública se quedaron en 182, cuando deberían haber sido al menos 269". 

Política. En El Mundo predicen una guerra entre autonomías por el reparto de los fondos de la Unión Europea. Firma la nota Marisa Cruz: "140.000 millones es un dineral que brilla más en época de penurias. Y España se enfrenta a un largo camino jalonado por el drama. Golpeada por la pandemia, aguanta el tipo a base de tiritas --ERTE, moratorias, ayudas sociales...-- que mitigan de momento unas heridas que en diferentes partes se añaden a otras abiertas desde tiempo atrás. La crisis del coronavirus ha evidenciado e incluso ha agravado las desigualdades entre los territorios de España. Desequilibrios que la lluvia de millones podría amortiguar si logra sortear el campo de batalla que ya se larva entre las autonomías para repartirse el botín".

Continúa el texto: "Un tesoro que controlará personalmente Pedro Sánchez, con la ayuda de su lugarteniente, Iván Redondo. Para ello han dibujado un esquema centralista en un trampantojo con adornos piramidales: una conferencia sectorial, presidida por la ministra de Hacienda, que dará cabida a las voces autonómicas e incluso a grandes ayuntamientos y un comité de alto nivel cuyos integrantes aún se desconocen, que proporcionará asesoramiento estratégico. En la cúspide, la última palabra la tendrán el presidente y su jefe de gabinete encabezando el primero la Comisión Interministerial que dará luz verde a las iniciativas y dirigiendo, el segundo, la Unidad de Seguimiento, con capacidad para valorar la eficacia transformadora de los proyectos, detectar incidencias y abrir o cerrar el grifo del dinero".

En el Abc anuncian en portada que "tres de cada diez contratos duran menos de una semana" y aventuran que "Sánchez sopesa reducir su Gobierno para adaptarlo a la crisis". Aseguran que el gabinete, con 22 ministerios, es el más caro y abultado de Europa. 

La Razón abre con una encuesta que subraya que "más de la mitad teme perder el trabajo ante la crisis". El coronavirus marca el sondeo, cuyos datos analiza Fernando Cancio: "El 71,9 por ciento de los encuestados cree que ya nos encontramos frente a la segunda oleada de la Covid-19, mientras que hay un escaso 17,6 por ciento que considera que ese punto aún está lejos y que para nada estamos como a principios de marzo. Aquí, los más jóvenes (de 18 a 34 años) son los más optimistas y apenas la mitad de ellos considera que volvemos a una situación grave, frente al 80,6 por ciento de los mayores de 55 años, que no oculta su miedo. Por muchos motivos: la falta de rastreadores, el poco control del cumplimiento de las medidas de protección o la escasa previsión ante lo que pueda ocurrir en las próximas semanas o meses".

'La Razón' publica los resultados de su encuesta en las primeras planas de hoy, 3 de marzo de 2020
'La Razón' publica los resultados de su encuesta en las primeras planas de hoy, 3 de marzo de 2020

Expediente emérito. "La Fiscalía acusará a Juan Carlos I si ve delito pese a la defensa de los letrados del Congreso" asegura El Confidencial en su apertura. Se trata de una información de José Antonio Zarzalejos  que arranca así: "Juan Carlos I dejó de ser inviolable el 19 de junio de 2014 y si las averiguaciones que está efectuando el fiscal de Sala delegado para delitos económicos y financieros, Juan Ignacio Campo, detectan indicios de que tras esa fecha el rey emérito pudo haber incurrido en algún delito, procederá contra él ante la Sala Segunda”. Esta rotunda declaración corresponde a fuentes de la fiscalía del Tribunal Supremo después de que desde algunos ámbitos se esté tratando de detener sus investigaciones al amparo del dictamen de los letrados del Congreso que el pasado 15 de junio llegaron a la contundente conclusión de que la inviolabilidad del rey abdicado tenía “efectos permanentes” y era “absoluta” por lo que no procedía ningún tipo de investigación parlamentaria como solicitaban ocho partidos con representación en la Cámara Baja".

Sigue Zarzalejos: "La Mesa del Congreso, con los votos de PSOE, PP y Vox, rechazó la constitución de la comisión de investigación sobre las actividades privadas de Juan Carlos I, presuntamente irregulares, en base al dictamen de los letrados, un acuerdo que fue recurrido por los solicitantes y que fuentes del Tribunal Constitucional se muestran convencidas de que el “el asunto terminará” ante su jurisdicción. El TC hasta ahora no se ha pronunciado sobre el alcance temporal y material de la inviolabilidad del Rey establecida en el artículo 56.3 de la Constitución (“la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”). El Constitucional estimó el pasado 2 de octubre un recurso del Gobierno contra la resolución del Parlamento de Cataluña, del pasado marzo, sobre la creación de “una comisión de investigación sobre la monarquía”, pero lo hizo en base a la incompetencia de la cámara autonómica, sin entrar en la cuestión de fondo de la inviolabilidad del Jefe del Estado".

Cataluña. El vicepresidente autonómico Pere Aragonès ceba la guerra JxCat-ERC con la propuesta de que la Generalitat se persona como acusación particular en el caso del 3%. En El Nacional escribe Marc González: "El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha propuesto que la Generalitat se persone en el caso del 3%. Lo ha dicho en una atención a los medios de comunicación después de reunirse este domingo con la alcaldesa de Sant Cugat, la también republicana Mireia Ingla. De hecho, este viernes el gobierno municipal ya anunció que se personaría como acusación particular en este caso que afecta a la antigua CDC y su sucesor, el PDECat. Preguntado sobre si ha consultado este movimiento con JxCat y el president de la Generalitat, Quim Torra, Aragonès no lo ha confirmado. "Yo estoy convencido de que ante la defensa de los recursos públicos y la institución encontraremos la forma de tener este acuerdo para personarnos", ha instado".

3 de agosto, santoral: Asprenato de Nápoles, Eufronio de Autun, Martín de Masico, Pedro de Anagni y Pedro Julián Eymard.