Menú Buscar
Primeras planas

Réquiem por la hostelería, el CGPJ y los millones de Europa

El cierre de bares y restaurantes amenaza 70.000 empleos. La oposición alerta de que la reforma del CGPJ pone en riesgo los fondos europeos de reconstrucción

11 min

Cataluña amanece con las banderas a media asta, pero no es por el sector de la hostelería, tocado de muerte tras el cierre anunciado ayer por la Generalitat. El duelo conmemora el 80 aniversario del fusilamiento de Lluís Companys, la controvertida figura política convertida por el nacionalismo en Sant Companys, mártir cuyo milagro es la ocultación de sus excesos y de su responsabilidad en los paseos y sacas de la Cataluña del 36.

Visto desde la perspectiva de los digitales independentistas, Companys fue un héroe, una líder carismático imbuido de un "afán de justicia, de progreso y de libertad", según un retrato de Nació Digital. Grandes fastos. La Generalitat le dedicará esta tarde una baldosa en la plaza de Sant Jaume, que en tiempos del ínclito era la plaza de la República. ¿A qué está esperando Colau para proponer la recuperación del nombre? Una baldosa ni más ni menos acompañada por un discurso de Quim Torra. ¿Qué más puede pedir un difunto?

Anoche los CDR volvieron a las andadas. Para los chicos de los contenedores en llamas no hay restricciones que valgan. Celebraban el primer aniversario de la sentencia sobre la asonada independentista liderada por Puigdemont y Junqueras. Los muchachos llevaban mascarilla, que es un aditamento muy útil y nada sospechoso para taparse el careto.

Por el cierre de los bares y restaurantes no hay oriflamas caídas. El 15% del sector ya cayó en la primera fase de la pandemia. Ahora está en riesgo el 40% de lo que queda, alrededor de unos 15.000 establecimientos y 70.000 trabajadores. El Govern está como unas castañuelas. Pere Aragonès, el vicepresidente en funciones de presidente al que no se puede llamar presidente para que no se enfade Torra, saca pecho de la medida. Quiere demostrar que está dispuesto a todo. No hay constancia científica ni estadística de que bares y restaurantes sean lupanares de propagación del virus, pero a nuestras autoridades autonómicas les parece un detalle sin importancia. Se cierran los bares y punto porque a nivel de eslogan queda mejor chapar los baretos que las escuelas.

Prosigue la bronca mayúscula por la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que planean los grupos parlamentarios del PSOE y Unidas Podemos. Hay una cierta coincidencia en advertir que el propósito puede poner en riesgo las ayudas europeas a la reconstrucción pospandemia. En El Español María Vega apunta que "tanto es así que esta controversia podría ser utilizada por algunos países de la Unión Europea para poner trabas al desembolso de los fondos para la recuperación que todavía se están negociando, según advierten varios economistas y juristas consultados por este periódico. "Ahora que Europa está debatiendo si exigir a los países del este, sobre todo a Hungría y Polonia, que cumplan las normas democráticas y no hagan reformas que limiten el desarrollo de sus democracias, la imagen que está dando España no es positiva para los fondos europeos", explica el profesor José Carlos Díez".

En la misma línea abunda la crónica de Ana Belén Ramos en El Independiente: "Los 140.000 millones del fondo «sí podrían ponerse en riesgo», suscribe el economista y vicepresidente de Renew Europe, Luis Garicano, que apunta también a la amenaza de perder la «reputación» de España en Europa y no duda en equiparar directamente la propuesta de reforma del poder judicial con «actuaciones como las del Gobierno polaco, ocupando la judicatura de forma partisana». «Es una actuación muy peligrosa», afirman otras fuentes autorizadas europeas de distinto signo político que prefieren permanecer en el anonimato".

La versión alternativa viene en Público y procede del Gobierno. Manuel Sánchez y Alejandro López de Miguel escriben que "el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acude este jueves al Consejo Europeo con la completa seguridad de que no están en riesgo los fondos pactados con Europa para luchar contra la pandemia del coronavirus, pese a la reforma impulsada por PSOE y Unidas Podemos para cambiar el sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), según aseguraron fuentes del Gobierno".

Sigue la nota: "Desde el Ejecutivo se asegura que esta reforma puntual, justificada por el bloqueo del PP a esta renovación --el mandato del consejo expiró en noviembre de 2018--, nada tiene que ver con las amplias reformas institucionales y democráticas que se le exigen a Hungría y Polonia para poder acceder a dichos fondos, ni pone en cuestión la independencia judicial. Además, recuerdan que un reciente informe de la Comisión Europea sobre el estado de Derecho en los países miembros llamaba la atención a España precisamente por no renovar el órgano de gobierno de los jueces, lo que sí se consideraba como una auténtica "anomalía" democrática".

Más madera. Los diarios presentan versiones opuestas sobre la decisión del Supremo respeto a la sentencia del caso Gürtel. Según El País, "El Supremo confirma que el PP se lucró con la trama Gürtel". Según La Razón, "El Supremo desmonta la moción: 'El PP no delinquió en la Gürtel".

Portada de 'El País' del 15 de octubre / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 15 de octubre / KIOSKO.NET

Del diario de Prisa. Escribe Reyes Rincón: "El Tribunal Supremo confirmó ayer la sentencia de la Audiencia Nacional sobre la trama Gürtel, que precipitó la moción de censura contra Mariano Rajoy en 2018. El alto tribunal ratificó las condenas a prisión para 29 acusados, incluidas las de Luis Bárcenas y su esposa, Rosalía Iglesias, aunque con leves cambios en algunos casos; y además confirma la responsabilidad civil a título lucrativo del PP y de la exministra Ana Mato. La resolución respalda que el PP se lucró con la red corrupta y dispuso de una caja b, aunque subraya que la financiación ilegal del partido no formaba parte de la causa, argumento que aprovechó el PP para asegurar que Sánchez llegó al poder con una moción “basada en una mentira”".

Del diario de Planeta. Escribe Francisco Velasco: "El Tribunal Supremo cerró ayer la pieza principal del «caso Gürtel», a expensas de lo que pueda decir en última instancia el Tribunal Constitucional. Lo hizo confirmando, con leves modificaciones, las condenas impuestas por la Audiencia Nacional, pero también con un más que serio reproche a las «excesivas» referencias a la supuesta «caja B» del Partido Popular y de forma indirecta al magistrado José Ricardo de Prada, autor del famoso párrafo que acabó en la moción de censura que derribó al Gobierno de Mariano Rajoy, y ello porque en esa causa no se juzgaba la existencia o no de esa aludida «caja B» de los populares, tal como sostuvo el presidente del tribunal, Ángel Hurtado --nuevo magistrado del Supremo-- en su voto particular; pero a la vez confirma la condena del PP a titulo lucrativo que le obligará a devolver algo más de 245.000 euros al erario público".

Internacional. Francia ha declarado el toque de queda entre las nueve de la noche y la seis de la mañana en París y otras áreas metropolitanas del país. En El Periódico se ocupa de este expediente Irene-Casado-Sánchez, que apunta: Francia impondrá un toque de queda de 21.00 horas a 6.00 horas a partir del sábado en las regiones más afectadas por la epidemia de covid-19. La medida, anunciada después del decreto del estado de emergencia sanitaria por el Gobierno, tiene como objetivo reducir los “contactos privados” y durará entre cuatro y seis semanas. París, así como toda la región de Île-de-France, Lille, Rouen, Saint-Etienne, Toulouse, Lyon, Grenoble, Marsella y Montpellier deberán someterse a la nueva normativa. El objetivo de la restricción es “poner fin a todo lo que ha causado la propagación del virus en estas regiones, es decir, reuniones privadas, fiestas, cumpleaños, aniversarios (...) en los que se reúnen entre 50 y 60 personas, noches de fiesta (...) porque son vectores de la aceleración del virus”, explicó Emmanuel Macron en una entrevista televisada".

15 de octubre, santoral: Teresa de Ávila, Barses de Edesa, Magdalena de Nagasaki, Severo de Tréveris y Tecla de Kitzingen.