Primeras planas

Caso relator y más abusos en la Iglesia

Las explicaciones de Calvo desatan la convocatoria de una manifestación de PP, C's y Vox contra el "felón". Nuevo caso de abusos en Montserrat y los disparates del arzobispo de Tarragona

07.02.2019 11:03 h.
10 min

La tormenta del relator apareja aparatosas expresiones y la convocatoria de una manifestación conjunta este domingo en Madrid de lo que algunos medios han dado en llamar las tres derechas, cosa que da pie a que el ABC componga una portada con aires futboleros. Ahí están los rostros de los jóvenes airados Abascal, Casado y Rivera, que parecen Vinicius, Benzema y Lucas Vázquez antes de saltar al Camp Nou. Casado, la punta de lanza del tridente, no se abstuvo de considerar el caso relator "alta traición" al tiempo que llamaba "felón" a Sánchez. Felón, nada menos, palabra cuyo sonido evoca la acepción mamavergas al tiempo que el significado remite a la infidelidad. 

La cosa se anima. En nada oiremos a estos chicos, Sánchez e Iglesias incluidos, llamarse mamones, gachupinos, huevones e hijos de la gran chingada. Algunos medios refieren un punto de contagio venezolano en eso que ha dicho Casado de que Sánchez no es un presidente legítimo.

No parece que vaya a cuajar la figura para la que se barajan toda clase de nombres propios, desde el abad de Montserrat a Miquel Roca, el pequeño Nicolás o Sánchez Llibre, que encabeza las preferencias del Gobierno. Al Govern, por su parte, le gustaría que fuera otro perfil, extranjero a mayor abundamiento, alguien tipo Ameer Amwar, Pamela Anderson o Hristo Stoichkov.

El autor de Manual de resistencia, o sea Sánchez, ha demostrado en el pasado su capacidad de resiliencia, pero ante los enemigos, compañeros de partido y esa clase de alimañas. Otra cosa son los amigos y partidarios, cuya capacidad destructiva es más que notoria. ¿Cuántos puntos de ventaja en el CIS le ha podido restar al presidente la comparecencia ayer de la vicepresidenta Carmen Calvo? Es incalculable. Una hora y tres minutos duró la rueda de prensa de Calvo en la Moncloa, naufragio comunicativo en toda regla al decir de la crítica especializada.

En el mismo El País editorializan contra lo que sea que Calvo propone: "La presencia de un tercero en las conversaciones entre partidos no es requerida por los independentistas para restablecer ninguna confianza rota, sino para obtener la aceptación preliminar del principio de la mediación".

portada el paisY continúa el texto: "Ese principio es el que gravita sobre el ambiguo comunicado conjunto suscrito por los Gobiernos central y de la Generalitat el pasado 20 de diciembre, con motivo de la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona. La vicepresidenta Calvo ha asegurado que el Gobierno solo se considera comprometido con ese comunicado y no con el documento presentado por el president Torra, intencionadamente dado a conocer por éste anteayer, y en el que se incluye la exigencia de una mediación internacional. El problema de la iniciativa a la que ha dado su visto bueno el Gobierno de Pedro Sánchez es que resuelve la ambigüedad del comunicado conjunto, no en el sentido favorable a su interpretación, sino en el que le daban las fuerzas independentistas. Todo ello, además, a cambio de nada, porque estas no han renunciado a la unilateralidad, sino que han redoblado la amenaza. Ni siquiera han apoyado explícitamente los Presupuestos, incrementando la debilidad del Gobierno y las incertidumbres en torno a la legislatura".

Jugada maestra, pues. Conste que tampoco están a favor en el diario de Prisa de la manifestación de PP, Ciudadanos y Vox, que consideran un "error" que se suma al error del relator. La respuesta editorial de El Mundo también es reseñable. Tiene forma de "carta editorial" y arranca así: "Señor presidente. Ostenta usted la responsabilidad de gobernar España por decisión legal de una mayoría de diputados en una moción de censura. Pidió el voto en nombre de la regeneración: para desalojar de Moncloa a Rajoy por no asumir sus responsabilidades en la corrupción del PP. Y se comprometió ante todos los españoles a convocar elecciones a la mayor brevedad posible. Ocho meses después podemos constatar que usted no solo no ha cumplido ninguno de sus compromisos sino que ha colocado a España en una encrucijada institucional degradante. No podíamos imaginar de alguien que apoyó la aplicación del artículo 155 --y reclamó la actualización del delito de rebelión-- que empeorase tanto la situación por culpa de una patética falta de sentido de Estado".

Nervios en Moncloa, terror en el PSOE, pánico socialista ante las evoluciones de Sánchez, que hoy se va a Estrasburgo a defender la justicia que sus interlocutores dicen que es una ful, y las deambulaciones de Calvo. De la crónica de Daniel Besteiro en El Español: ""Los sanchistas están horrorizados, pero los que no soportan a Pedro se suben por las paredes". Ese es, en palabras de un veterano socialista, la imagen que este miércoles ofrecía un PSOE en el que vuelan los whatsapps y se suceden las conversaciones de espanto".

Sigue la pieza: "La jornada transcurrió entre los reproches públicos de una multitud de socialistas y las explicaciones confusas del Ejecutivo. Entre los que protestaron, los presidentes de Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón, con diferentes matices, y los diputados Soraya Rodríguez, exportavoz parlamentaria, y Patxi López, exlehendakari. "Las cosas que son difíciles de explicar son aún más difíciles de entender", resumió Guillermo Fernández Vara, presidente extremeño, en su cuenta en Twitter". 

Los medios destacan además las ásperas consideraciones de Alfonso Guerra sobre el alcance y significado del "facilitador" y recuerda que en la Transición no se utilizó tal figura, que vale con una grabadora y que España no es Burkina Faso ni el Yemen.

Cambio de tercio. Inauditas declaraciones del arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, sobre los casos de abusos a menores por parte de dos párrocos de su archidiócesis. Según las particulares teorías de Pujol, pues que tampoco es para tanto, que un "mal momento" lo puede tener cualquiera y que "errores" de ambos clérigos "no son tan graves". O sea, un disparate tras otro disparate, como lo de las comisiones montadas a toda prisa en Montserrat y Tarragona para hacer ver que piden perdón y están dispuestos a llegar hasta el final. 

En El Periódico recopilan el testimonio de la novena víctima del fraile Soler, el jefe de los scouts. Guillem Sánchez firma una pieza que contiene párrafos escalofriantes: ""Mi aniversario fue a finales de febrero, cumplí 19 años. Me presentaron a Soler poco después. Él sabía que salía de una grave depresión que incluía un intento de suicidio. Y tenía que saber también --resultaba evidente que me faltaba una pierna-- que guardaba relación con el cáncer que había superado de crío tras la amputación de una extremidad", explica. Soler invitó Raúl al monasterio de Montserrat, a una jornada de convivencias. (...) "Me abrazó muy fuerte, pegando su cuerpo contra el mío. Creo que pensé que tal vez se tratara de alguna terapia espiritual. Lo comprendí poco después, cuando puso su mano sobre mis genitales. La aparté y respondió tomando mi mano para ponerla sobre los suyos. También la retiré. Pretendía tener relaciones sexuales completas conmigo y al sentirse rechazado, aunque no me forzó a seguir, hizo un comentario para mostrar su disgusto ("Al final, siempre hacéis lo mismo") que con el tiempo me ha conducido a sospechar que estaba acostumbrado a hacer lo mismo con jóvenes en la misma situación que yo. Soler, visiblemente molesto tras la negativa, se masturbó frente a mí. Yo aparté la mirada y dejé que terminara. Después él se marchó". A Raúl vinieron a recogerle sus padres el día siguiente por la mañana, el domingo. Nunca comentó el episodio con nadie. Fingir que no había ocurrido no funcionó porque la depresión se agudizó y llegó un segundo intento de suicidio".

7 de febrero, santoral: Máximo de Nola, Partenio y Ricardo rey, padre de los santos Willibaldo y Waldburgis.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información