Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

La reforma laboral rompe la mayoría de la investidura

ERC se aparta del acuerdo y votará presumiblemente que no a la reforma de Yolanda Díaz. Navarra suma, Cs, y el PDECat, nuevos aliados del Ejecutivo. Postureo 'indepe' con el escaño de Juvillà

15 min

Todo a punto para que el Congreso apruebe la reforma laboral con una mayoría alternativa. Frankenstein cambia de bando y salvo sorpresa, el Gobierno no contará con el apoyo de ERC, una situación que abre escenarios alternativos en la política española. El asunto tiene múltiples lecturas. Copa todas las aperturas a la espera de que se sustancie un votación crucial para el devenir de la legislatura. Las miradas críticas se centran en la vicepresidenta Yolanda Díaz, que ha pasado de ser la gran muñidora del acuerdo entre patronal y sindicatos a estar bajo sospecha por no haber logrado doblegar la resistencia de ERC. Podemos ha amenazado al partido republicano con retirarle su apoyo en Cataluña.

Según los cálculos mediáticos, el Ejecutivo de Pedro Sánchez dispondrá de votos inesperados como los de Navarra Suma, la marca conservadora en la región, para sacar adelante una reforma que en amplios sectores del PP se entiende como una leve corrección del marco normativo ideado por el equipo de Mariano Rajoy. También estarán de lado del sí Ciudadanos y el PDECat. Y está por ver que ERC aguante la presión y vote con la derecha, un reproche que se lanza desde el Ejecutivo con insistencia.

"El Gobierno salva la reforma laboral con una mayoría alternativa" anuncia El País. El texto es de Javier Casqueiro y arranca así: "La reforma laboral pactada por el Gobierno con sindicatos y empresarios salvará hoy, en principio, el escollo de su convalidación en el Congreso. La amenaza de fracaso se había mantenido viva hasta las ocho y cuarto de la noche de ayer, cuando Unión del Pueblo Navarro (dos diputados) anunció su apoyo al decreto ley. Salvo sorpresas, el Ejecutivo sacará adelante in extremis su proyecto más emblemático (tenía 30 días hábiles para ratificarlo, y hoy se celebra el último pleno en ese plazo). El acuerdo transversal suma 176 votos, mayoría absoluta, con grupos de izquierdas junto a Ciudadanos, PDECat y UPN, partidos de centroderecha y derecha. Los principales aliados del Gobierno (PNV, ERC y Bildu) se han desmarcado hasta ahora de la reforma ante la condición del Ejecutivo de no tocar una coma para no arriesgar el acuerdo social".

En cuanto al contenido de lo que se aprueba, Casqueiro apunta que "el decreto entró en vigor el 1 de enero y deja sin efecto algunas de las medidas más perjudiciales para los trabajadores de la reforma que impuso en solitario el PP en 2012. La norma combate la precariedad y supone para determinados colectivos un aumento salarial en aplicación de los convenios sectoriales, que primarán sobre los de empresa".

Captura de Pantalla 2022 02 03 a les 7.37.09
Portada de 'El País' del 3 de febrero de 2022 / CG

En El Mundo reparan en la figura de la vicepresidenta y titular de Trabajo. "Yolanda Díaz tropieza con sus tablas de la ley" es el titular de la crónica de Lucía Méndez. En el sumario se añade que "La aprobación de la reforma laboral abre un cisma entre Yolanda Díaz y ERC: 'Ha cometido un gran error'". Del texto: "Era el proyecto más importante de la legislatura, la derogación de la reforma laboral del Gobierno del PP, el gran éxito de Yolanda Díaz, y acabará siendo un texto legal aprobado gracias a Ciudadanos. La votación en el Congreso de la "reforma Díaz" no se cerrará con un castillo de fuegos artificiales para celebrar el éxito de la vicepresidenta segunda. La foto no será la que ella quería. Los agentes políticos que la observan demasiado subida a su fama han trabajado --en la sombra o al sol-- para darle un toque. Los socialistas estarán cómodos. Al final, la reforma la ha tenido que sacar adelante en el Parlamento el PSOE con Ciudadanos. Unidas Podemos, que ha dejado expresamente manos libres a la ministra de Trabajo para que lograra el respaldo de ERC, podrá pensar para sus adentros que la lección le está bien empleada. ERC y PNV hace tiempo que querían dar un toque de atención al Gobierno y ese momento ha llegado. Mucha gente, demasiada, quería que Yolanda Díaz recibiera un escarmiento. Y se han juntado todos para dárselo".

Sigue el análisis: "La ruptura del llamado bloque de la investidura afectará, sobre todo, a los planes de la vicepresidenta, cuya figura política sale debilitada de este lance. Arrullada por su popularidad y su predicamento en el espacio político a la izquierda del PSOE, Yolanda Díaz creyó que los partidos de la investidura no tendrían más remedio que votar la reforma laboral pactada en la mesa del diálogo social. Dicho de otra forma, que ERC y PNV no se atreverían a oponerse a un texto validado por los sindicatos y los empresarios. Tan segura estaba de que no se atreverían a votar no en el Congreso que le puso su nombre al texto. "Reforma Díaz", llaman a lo pactado dentro y fuera del Ministerio de Trabajo. Un acuerdo "histórico y sin precedentes" --echaron las campanas al vuelo al anunciarlo-- bien merecía llevar el nombre de la vicepresidenta segunda del Gobierno. La derogación de la legislación laboral del Gobierno de Mariano Rajoy, comprometida por los dos partidos gobernantes, se convertiría así en las tablas de la ley sobre las que Yolanda Díaz edificaría su candidatura a La Moncloa en las próximas generales".

En el plano catalán, el foco está sobre el Parlament, la institución baqueteada por el independentismo. "La mordaza de Borràs aflora los límites de la desobediencia independentista", titula Crónica Global. El subtítulo abunda en que "El Parlament aprueba un dictamen que no aclara cómo se mantendrá el escaño de Juvillà; la retórica de la presidenta de la Cámara catalana deja perplejos a la oposición y a los juristas". Escribe María Jesús Cañizares: "Paralizar el Parlament para defender el derecho de un diputado inhabilitado a ejercer sus funciones. Un contrasentido que no ha pasado desapercibido para juristas consultados por Crónica Global, perplejos ante la “retórica” de Laura Borràs. Porque, tras 24 horas de suspensión de la actividad parlamentaria, la Comisión del Estatuto del Diputado aprobó un dictamen, de dudoso rigor jurídico según la oposición, en el que se acuerda mantener el escaño de Pau Juvillà, cuya inhabilitación ha dado lugar a nuevos amagos de desobediencia por parte de los partidos independentistas. Retórica y amagos. Porque ni siquiera los abogados de referencia de los secesionistas han sido capaces de aclarar hasta dónde son capaces de llevar su desacato".

Sigue la pieza: "En el citado dictamen se precisa que “el límite a la desobediencia política a la represión del Estado pasa por preservar a los funcionarios de cualquier tipo de responsabilidad penal y contable por la que puedan ser perseguidos". El abogado y presidente de esa comisión, Jaume Alonso-Cuevillas, no supo explicar qué tipo de acciones podrían conducir a los trabajadores de la Cámara a colocarse en esa situación. Como tampoco concretó qué pasos se darán a partir de ahora, a la espera de que el Pleno valide ese dictamen. Eso sí, el neoconvergente sacó pecho de la actuación de Borràs, que comparó con la que tuvo su predecesor Roger Torrent con el expresidente Quim Torra. Cuevillas afirma que, en este caso, la Cámara ha sido más "activa". Aunque, en realidad, con Torra se agotaron todos los recursos hasta que su inhabilitación ganó firmeza. Como también harán los independentistas en este caso".

Vaya papelón el de Cuevillas. Al hombre le obligaron a dimitir de la mesa por decir que si había que desobedecer se desobedecía, pero que desobedecer para nada era tontería y ahora sus correligionarios andan en el puro postureo. Se recordará que Laura Borràs puso el grito en el cielo.

La prensa independentista de parte subraya que la CUP se ha ofrecido a presidir el Parlament para comerse el marrón de su exdiputado pero que Borràs prefiere seguir ella en la poltrona. Así lo cuenta Carme Rocamora en El Nacional: "La CUP se ha ofrecido a ERC y Junts para presidir el Parlament y asumir las responsabilidades necesarias también en la Mesa con el fin de garantizar los derechos del diputado Pau Juvillà y la defensa de la soberanía del Parlament, así como asumir colectivamente todas las decisiones que pudieran tener consecuencias judiciales. La formación anticapitalista ha informado sobre esta cuestión a su militancia mediante una circular que ha avanzado NacióDigital y a la cual ha tenido acceso ElNacional.cat. En la comunicación, los cupaires explican que durante este fin de semana mantuvieron conversacions con ERC y Junts con el objetivo de encontrar una solución conjunta que permita garantizar la defensa de los derechos de los diputados, y fue en el marco de estas conversaciones donde plantearon la posibilidad: "Delante de ciertas reticencias, la CUP ha trasladado una propuesta a Junts y ERC que pretendía desencallar la situación y evitar que la represión fuera un arma arrojadiza entre partidos", escribe la formación".

La cohesión independentista en el caso Juvillà contrasta con la tensión entre la CUP y ERC por la detención de cuatro personas implicadas en la oposición a un desalojo el pasado mes de mayo en el Poble Sec. Los representantes de la CUP han dado plantón a Aragonès. La reunión estaba prevista para hablar de una mesa de diálogo con el Gobierno que no tiene visos de convocarse y menos si ERC mantiene el voto contrario a la reforma laboral.

Captura de Pantalla 2022 02 03 a les 7.37.59
Portada de 'La Vanguardia' del 3 de febrero de 2022 / CG

Cambio de tercio. "Un estudio afirma que los confinamientos y cierres apenas redujeron la mortalidad por covid", dice La Vanguardia. El texto viene con la firma de Marta Ricart: "Los confinamientos totales o parciales, limitación de la movilidad y cierres de actividad han supuesto gran parte de las medidas a las que han recurrido la mayoría de países durante la Covid-19 para frenar y reducir la epidemia. Ahora, un estudio dirigido por un profesor de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EE.UU) pone en cuestión la efectividad de estas medidas. Su radical conclusión ya ha generado reacciones. El análisis lo ha publicado en enero el Instituto de Economía Aplicada, Salud Global y Empresa de la Johns Hopkins, universidad que ha destacado por la monitorización de la pandemia. Lo firman el fundador y codirector del instituto, Steve H. Hanke, junto a Jonas Herby y Lars Jonung, expertos en economía de Dinamarca y Suecia, respectivamente".

Continúa el texto: "Los investigadores explican que identificaron miles de estudios sobre la cuestión (más de 18.000) y, tras tres cribas, seleccionaron 34. Los dividieron en tres grupos (sobre el rigor de las medidas, los confinamientos y el resto de restricciones) y los revisaron y compararon. A partir del primer grupo de estudios, concluyeron que la eficacia de las medidas para reducir la mortalidad fue del 0,2% de media, y en el segundo, del 2,9%. En el tercero, no observaron efectos. Este metaanálisis concluye pues que las restricciones han tenido poco o ningún efecto en la reducción de la mortalidad por Covid-19. "Los cierres no son una vía efectiva para reducir la mortalidad durante una pandemia, al menos no en la primera ola de la covid", afirma el estudio".

Internacional. Estados Unidos ha mandado 3.000 al frente del Este, con lo que serán casi diez mil los militares dispuestos por Biden para hacer frente a la amenaza rusa sobre Ucrania.

3 de febrero, santoral: Blas, Óscar de Brema, Adelino de Celle, profeta Azarías, Berlinda de Meerbeke, Celerino de Cartago, Leonio de Poitiers, Lupicino de Lyon, María de San Ignacio Thévenet, Olivia mártir, Tigrido y Wereburga de Chester.