Menú Buscar
Primeras planas

Rajoy se lo toma con calma y el PSOE amenaza a los alcaldes de Podemos

Una encuesta de 'La Razón' sugiere que Rivera y Rajoy han sido los grandes beneficiarios del debate de investidura. Si hay elecciones, la suma de PP y C's se quedaría a un palmo de la mayoría absoluta

Pablo Planas
9 min
ABC:Sánchez mantiene el congreso del PSOE en mayo para blindar su candidatura

El Mundo: Moncloa acusa a PSOE y C's de "adulterar" la negociación

El País: El PSOE alerta a Podemos del riesgo de los pactos locales

La Razón: Rajoy sale reforzado de la investidura fallida de Sánchez

Ara: La UE es posa en mans de Turquia

El Punt Avui: L'homeopatia, a examen

El Periódico: Los refugiados ponen a prueba a Europa otra vez

La Vanguardia: Rajoy se abre a concesiones no sustanciales a PSOE y C's

La política en España se ha convertido en el chiste del dentista y su paciente crispahuevos. Al parecer, todos los partidos tiene un as en la manga, una forma para presionar a posibles socios y contrastados enemigos. Como en los primeros compases de un partido de fútbol entre equipos más o menos igualados, estamos en la fase del pase horizontal yel juego reservón. Hay más miedo a recibir un gol que a marcarlo y quedan casi dos meses para determinar si hay pacto o esas elecciones que nadie quiere pero que todo el mundo prepara. Es la combinación de la precampaña con las negociaciones para formar un gobierno estable.

Una encuesta de La Razón sitúa las posiciones de partida tras el fallido debate de investidura. Analiza el sondeo Carmen Morodo y apunta: "PP y Ciudadanos son los dos partidos que consiguen mejorar sus expectativas electorales con el debate de investidura de Pedro Sánchez que se celebró la pasada semana en el Congreso de los Diputados, y que el candidato socialista perdió al no conseguir los apoyos necesarios en ninguna de las dos votaciones. El partido de Mariano Rajoy podría subir entre dos y cinco escaños con respecto a las elecciones de diciembre. Rajoy se presentó en el debate con un duro discurso contra el líder socialista por sostener su candidatura en un «engaño» y en la «ficción» de un pacto con Ciudadanos, que no le sumaba lo necesario para ser investido presidente del Gobierno. En la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN, realizada entre el 1 de febrero y el 4 de marzo, que incluye, por tanto, la celebración del debate en el Congreso, el PP sube medio punto con respecto a diciembre, y esto le deja en una horquilla de entre 125 y 128 escaños.El PP pierde 351.752 votos respecto a diciembre".

Sigue: "El partido de Albert Rivera es el que sale mejor parado del debate. Subiría un punto y eso se traduce entre dos y seis escaños. El debate parlamentario no ha servido para investir a un presidente, pero sí recoloca posiciones en el tablero con consecuencias futuras. La firme apuesta de Rivera por el PSOE se ha interpretado en medios políticos como una apuesta arriesgada a medio plazo si al final vuelven a celebrarse los comicios".

Compás de espera en el PP ante la agitación. En La Vanguardia avisa Carmen del Riego que la cosa va para largo: "Si se llega a un acuerdo de investidura que evite unas nuevas elecciones, no será inmediato. El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, se prepara ya para que esta vez sea suya la oportunidad de intentar formar gobierno. Aun así, el líder del PP tiene el convencimiento de que de fraguarse un acuerdo, este no será posible ni a corto ni a medio plazo y que se tendrá que agotar el plazo de dos meses que empezó a contar el 2 de marzo".

Continúa Del Riego: "Aunque Rajoy dijo tras la primera votación fallida de Pedro Sánchez que a partir del lunes, o sea hoy, retomaría la iniciativa y se pondría en contacto con los líderes del PSOE y de Ciudadanos, las llamadas del líder del PP se harán esperar al menos unos días. Rajoy viajará hoy a Bruselas para asistir a la reunión entre la UE y Turquía, lo que ha trasladado a mañana el comité de dirección del PP. Pero además los dirigentes populares consideran que hay que esperar un tiempo antes de intentar una reunión con Pedro Sánchez. En palabras de algunos responsables populares, el líder socialista debe digerir su fracaso y que se baje un poco la tensión de los debates de investidura, que en estos momentos haría imposible intentar cualquier posibilidad de acuerdo, según las fuentes populares consultadas. "Tenemos un periodo amplio para intentar formar gobierno, y no convienen las prisas", afirman en el PP, en una postura al más puro estilo de Rajoy".

En la contraparte del PSOE han sacado ya el cañón Berta, que no es otro que el de hacer caer los ayuntamientos podémicos sostenidos por los grupos municipales socialistas. Anabel Díez y Elsa García de Blas firman la nota de portada de El País: "El PSOE “será muy exigente” en el seguimiento de la gestión de los alcaldes de Podemos, en sus marcas municipales, a los que dio su apoyo para que no gobernara el PP, sin pedir nada a cambio y cuya continuidad está en manos de concejales socialistas. Esta será una de las formas de presión del PSOE al partido de Pablo Iglesias para que reconsidere su negativa a facilitar que gobierne Pedro Sánchez. De momento es un aviso. Podemos, que posibilitó Gobiernos socialistas en seis comunidades, dice separar los dos ámbitos, pero sus diputados seguirán intensificando la oposición “para que se cumpla lo pactado”".

Y más: "No fue una improvisación el recordatorio que Antonio Hernando, portavoz del PSOE, hizo el pasado jueves a la dirección de Podemos respecto a la absoluta dependencia que el partido emergente tiene del PSOE para conservar el poder de un grupo de importantes ciudades de España. “Les dimos el apoyo a cambio de nada, sin sillones y sin líneas rojas”, señaló Hernando. En el PSOE están haciendo una evaluación discreta de los lugares donde las marcas municipales del partido de Pablo Iglesias gobiernan gracias a sus concejales".

En opinión destaca sobremanera la columna de Joaquín Luna en La Vanguardia sobre los fastos y mandangas en torno a Otegi "el pacifista". Nada que ver con los encendidos elogios que dedicó al exterrorista Pilar Rahola. Escribe Luna: ""Anteanoche, el Telenotícies vespre, abrió con la información "Otegi s'enmiralla en Catalunya". La noticia más relevante del día era el homenaje en San Sebastián a este exetarra y "hombre de paz" que dedicó una frase épica a "los catalanes": "Estáis haciendo historia (...). El pueblo vasco no os va a dejar solos". Esto me pasa por no salir los sábados por la noche".

Sigue: "Yo, natural de Barcelona, catalán, no quiero amigos como Arnaldo Otegi. No los quiero en Twitter ­suponiendo que tuviera­, no los quiero para ir de copas, no los quiero en el mundo virtual ni en el día a día. Antes cenaría solo en un McDonald's que en una cofradía vasca si tuviese en la mesa al señor Otegi".

Más: "Arnaldo Otegi representa para mí la peor cara de los nacionalismos: gente capaz de asesinar por la espalda de un tiro en la cabeza ­¿saltan los sesos, Arnaldo?­ y encontrarle una justificación. O, con los años, darle un atisbo de remordimientos, nada, una capa de pintura cuando ya habían perdido su guerra. Redecore el hogar: del terrorismo a las lecciones morales. El independentismo catalán me aburre, pero no se ha edificado en la violencia, una diferencia abismal con el independentismo vasco, algo que cierta España nunca nos ha valorado debidamente. Gente como Arnaldo Otegi hizo que Euskadi fuese, durante décadas, lo más cercano a una dictadura totalitaria en plena Europa: una tierra donde existía el miedo a expresarse. Yo lo palpé cubriendo las autonómicas vascas del 2001­, donde unos matones tenían un tinglado repugnante en el que unos apretaban el gatillo y otros echaban mierda sobre la víctima, fuese cocinero de un cuartel o cobrador de peajes. Yo te mato y luego te pido que me comprendas... Esa era la mentalidad".

7 de marzo: Perpetua, Felicidad, Saturnino, Gilberto, Sátiro y Donato.