Menú Buscar
Primeras planas

Rajoy pide al pueblo que se moje y Puigdemont, 'missing'

El presidente del Gobierno llama a los catalanes a aislar a los radicales. Puigdemont no tuitea desde el 6 de agosto. Tambores de guerra en la península de Corea y el fin de la crisis, según la UE

10.08.2017 08:17 h.
10 min

El presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, lleva varios días en silencio. Desde el 6 de agosto no tuitea, sólo retuitea. Oriol Junqueras también está semidesconectado. Se han ido de asueto y pasado el relevo a los jefes de la ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, siempre al pie del cañón prestos y dispuestos en posición de firme el ademán. Al primer Jordi debemos la advertencia de que el resultado del referéndum de autodeterminación se aplicará aunque no vote ni Rita Pavone. Muy democrático. A la venezolana. Sostienen el simpar directe.cat que se trata de evitar el boicot de los unionistas a la consulta. Sea como fuere, quedamos avisados.

Menos lucido ha estado Cuixart, que ha mandado una carta a los asociados de Òmnium pidiéndoles que dupliquen la cuota por patriotismo y para pagar las multas de los inhabilitados. Sostiene Cuixart que el sablazo sólo será por este año. Vaya panorama para los indepes. A sus jefes les mete mano en el bolsillo el Estado y a ellos, sus mandos. Ahí está el lacerante caso de Santiago Espot, luchador por la causa de pitar la Marcha Real y al Rey en la final de la Copa. 

En El Món cuentan por extenso el caso. Nerea Rodríguez firma la noticia sobre la dolorosa a pagar por el insigne delator de comercios rotulados en español: "La Fiscalia de l’Audiència Nacional demana 14.400 euros de multa -7.200 euros per cada delicte imputat- al president de Catalunya Acció, Santiago Espot, per haver signat i promogut el manifest "Per la pitada a l'himne espanyol i al Rei Felip de Borbó" durant la final de la Copa del Rei que es va disputar el maig del 2015 entre el Futbol Club Barcelona i l'Athletic Club de Bilbao al Camp Nou i que va estar presidida pel rei Felip VI. Amb aquesta petició, la Fiscalia aplica a Espot la mateixa estratègia confiscatòria que ja s’ha aplicat a Artur Mas, Joana Ortega, Irene Rigau i Francesc Homs pel 9-N. La Fiscalia podia demanar per a l'activista independentista de 6 mesos a 2 anys de presó si hagués considerat que el delicte d'injúries contra la Corona és greu, i de 6 a 12 mesos de multa en el cas de qualificar-lo de lleu. I el Ministeri Públic ha decidit qualificar-lo de lleu i tirar per la via econòmica".

Lo raro del asunto Espot es que la Santa Compaña separata brilla por su ausencia. Nadie, salvo el letrado, acompaña al probo ciudadano en sus visitas a la Audiencia Nacional. Cuando los hechos todavía mandaba Mas, que se reía en el palco al lado de Felipe VI como si la chiflada fuera cosa suya.

Dado el silencio por vacaciones de la parte disolvente, al presidente del Gobierno le ha dado por largar. Mariano Rajoy conmina al pueblo llano catalán a aislar a los radicales. En El Mundo, Marisa Cruz traza el texto sobre la alocución: "El presidente del Gobierno ha aprovechado un acto en conmemoración del 40 aniversario del grupo hotelero Hotusa, en Chantada (Lugo), para lanzar por primera vez un mensaje directo a la ciudadanía, a los empresarios y a los representantes de la sociedad catalana para que den una respuesta clara a quienes desde las más altas instituciones pretenden conducirles por un camino, el de la secesión, que, en su opinión, sólo les acarreará graves perjuicios. "Avanzamos más y mejor cuando caminamos juntos", ha asegurado el presidente, antes de añadir que "hay que sumar y no dividir porque cuando se divide y se da el protagonismo a los radicales las cosas no van bien".

Magnífico. Que se moje el común. Un paso al frente los valientes. Debe ser que la estrategia del Gobierno consiste en que se reboten los demás para aliviarse de tomar medidas. Si se mantiene la oferta post 1-O, mejor financiación y más competencias, la jugada le va a salir redonda al independentismo. El Ejecutivo, por su lado, podrá echarle la culpa a la mayoría silenciosa por silenciosa.

Hay quiénes aprecian, a los dos lados de la alambrada, que el Estado está ausente. Prueba de ello es el aeropuerto, cuya última hora viene dada en Crónica Global. Curiosa epidemia entre los trabajadores de la seguridad de Eulen. Cuarenta se cogieron la baja médica nada más llegar sesenta efectivos de refuerzo. El conflicto está tan enconado que comienza a perfilarse la solución "a mí la Guardia Civil", cuyos beneméritos agentes no se pueden poner enfermos ni declararse en huelga. 

Continúan los desahucios en Barcelona mientras Ada Colau dice que Juana (Rivas) está en su casa. Vidrioso caso sobre la custodia de dos niños abonado a las más lacerante demagogia. Tal vez le convenga a la alcaldesa, por si quiere tener una visión más completa, la lectura del artículo que Arcadi Espada le dedicó al particular. 

Portada de 'El País' del 10 de agosto de 2017 / CGTambores de guerra en la península de Corea. Los generales de Kim Jong-Uun preparan un ataque preventivo mientras el capitán Trump enseña sus pelotas nucleares. Xavier Fontdeglòria firma la información en El País: "Corea del Norte dio este jueves algunos detalles sobre su supuesto plan para atacar la isla de Guam, sede de dos importantes bases militares estadounidenses. Se trataría, según informó la agencia estatal KCNA, de lanzar cuatro misiles de alcance intermedio que cruzarían los cielos de Japón e impactarían a entre 30 y 40 kilómetros de las costas de Guam, en el mar, a modo de advertencia para Washington. El Ejército norcoreano ha asegurado que sus fuerzas estratégicas finalizarán este plan a mediados de este mes, para después hacérselo llegar al comandante en jefe, Kim Jong-un, y esperar a que este dé la orden para ejecutarlo. El movimiento tiene por objetivo "interceptar las fuerzas enemigas en las principales bases de Guam y enviar una advertencia crucial a Estados Unidos". Los cuatro cohetes volarían 3.356,7 kilómetros durante 18 minutos y su trayectoria pasaría por los cielos de las prefecturas japonesas de Shimame, Hiroshima y Koichi".

Europa, como siempre, a por uvas. Los eurócratas han dado por terminada la crisis, lo que hace temer que para nada se haya acabado. El ABC solaza a Mariano Rajoy con ese tema en portada: "La UE da por cerrada la crisis diez años después". Luis M. Ontoso y Jorge Aguilar le ponen letra al rimbombante anuncio: "En la historia reciente de la economía europea existen pocas fechas más significativas que el 9 de agosto de 2007: BNP Paribas, la mayor entidad financiera francesa y la segunda mayor del Viejo Continente por capitalización, decidía suspender temporalmente tres fondos de inversión por valor de 1.600 millones de euros debido a los problemas crecientes del mercado hipotecario de alto riesgo estadounidense. Europa aprendió, entonces, el significado de la palabra «subprime». Y años después haría lo propio con otros términos –prima de riesgo, deuda soberana, «rating», etcétera– hasta entonces recluidos en la jerga financiera y que se revelaron como protagonistas omnipresentes de la que, con el tiempo, se ha dado a conocer como Gran Recesión".

Tras los antecedentes, el anuncio: "Diez años después de aquella fecha, la Comisión Europea da carpetazo a la que considera, en un comunicado publicado ayer, la peor crisis de la Unión Europea «en su historia de seis décadas». En la retina, los recuerdos aún no muy lejanos del rescate griego (80.000 millones por parte de los países miembros) y la línea de crédito de 45.000 millones para Irlanda en 2010, las primeras piezas en caer de un tablero al que después se unieron Portugal (52.000 millones en 2011), el sector bancario español (100.000 millones en 2012) y Chipre en 2013 (9.000 millones)". 

10 de agosto, santoral: Asteria, Lorenzo, Basa y Paula.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información