Menú Buscar
Primeras planas

Rajoy el inmóvil desata el pánico en el PP y Sánchez ya suma apoyos

Dirigentes populares arremeten contra el presidente por "perder sin jugar el partido", en 'La Vanguardia'. Puigdemont activa la secesión con las leyes sobre seguridad social, hacienda y transitoriedad

Pablo Planas
10 min

ABC: Sánchez ya negocia ajeno a las líneas rojas del PSOE

El Mundo: El PSOE se citó en secreto con el PP para que se abstenga

El País: Puigdemont aprovecha el vacío para cursar las leyes de secesión

La Razón: Rivera escenifica su sintonía con Sánchez para presionar a Rajoy hacia la abstención

Ara: JxSí i la CUP activen les lleis del procés

El Punt Avui: En procés les tres lleis de desconnexió

El Periódico: Sánchez subraya su perfil más moderado

La Vanguardia: Sánchez se rodea de fieles para negociar la investidura

Todo ha salido mal, según numerosos dirigentes del PP. El ambiente es de castañeo de dientes. Nada funciona en las salas de máquinas de Moncloa y Génova. Los ordenadores se funden, los documentos se evaporan en la nube y hay que resetearlo todo. Los reproches contra Mariano Nodoyuna Rajoy son crueles latigazos sobre la espalda del presidente prudente. ¿Alguien le ha tomado el pulso? A ver si va a ser que no lo han enchufado, como cuando el ordenador no responde y el informático pregunta: ¿Ha probado enchufar el aparato?

En La Vanguardia, Carmen del Riego firma una crónica sobre las desgarraduras internas del destartalado partido: "“Vamos a perder sin jugar el partido”. Este símil futbolístico, que tanto gustaría a Mariano Rajoy en otras circunstancias, es la frase con la que un alto dirigente del PP resumía el grado de frustración que se ha instalado en el partido después de que el rey Felipe encomendara a Pedro Sánchez la formación de gobierno. Todo el mundo recuerda que eso ha ocurrido después de que el líder del PP rehusara asumir ese mismo ­riesgo".

Sigue: "“Ayer vimos el abismo”; “Hemos renunciado a llevar la iniciativa”, “No hemos dado la batalla” o incluso “somos unos cobardes”, son algunas de las reacciones de dirigentes del PP, muchos de los cuales creían hace once días atrás que la decisión de Rajoy era una buena jugada. Son los mismos que ahora creen que no, que Pedro Sánchez ha sabido jugar mejor , y se puede llevar el gato al agua, si lo juega bien".

Tremenda paliza con el gancho de que a Rajoy le gusta más el fútbol que la política. Más adelante Del Riego describe uno de los errores más comentados: "Los dirigentes del PP son críticos en cómo Rajoy, o los colaboradores en los que se apoya, ha manejado la situación desde el 20-D cuando creen que “quedaron en shock y todavía no han reaccionado”. Y se asombran de que no hayan hecho nada por conseguir un acercamiento de Ciudadanos, con el argumento que con los escaños del partido de Albert Rivera no bastaba para conseguir la investidura.

En El Mundo, Luis Ángel Sanz y Raúl Piña se sumergen en las honduras de los contactos de primer y segundo nivel en una información con reunión secreta: "El líder del PSOE, Pedro Sánchez, empezó ayer a trabajar para formar Gobierno y se vio con los líderes de cuatro partidos (Coalición Canaria, Nueva Canarias, IU y Compromís). Estos encuentros seguirán hoy con Albert Rivera y mañana con Pablo Iglesias. El dirigente socialista contempla todos los escenarios, aunque aún no se decanta por ninguno. De cómo se desarrolle la segunda ronda de contactos la próxima semana se inclinará hacia unos u otros".

Siguen: "El candidato a presidente respondió ayer a este diario que «no se plantea» formar Gobierno con la abstención del PP. Sin embargo, como ha podido saber EL MUNDO, el PSOE ya se reunió con el PP y le sondeó sobre una posible abstención en la investidura de Pedro Sánchez. Los populares dijeron no. Es sólo una posibilidad, quizá la última, de las que baraja la dirección federal del PSOE. Pero la investidura de Pedro Sánchez con el voto de Ciudadanos y la abstención del PP es una opción que ven con buenos ojos importantes dirigentes del partido, entre ellos varios históricos".

Y el encuentro en la intimidad: "El pasado 21 de enero, uno de los miembros de la comisión negociadora del PSOE, José Enrique Serrano, cenó con el jefe de Gabinete de Mariano Rajoy, Jorge Moragas. Ambos son viejos conocidos y mantienen una buena relación. De hecho, los dos han ocupado el mismo puesto en Moncloa. El socialista fue jefe de Gabinete tanto de González como de Rodríguez Zapatero después. En aquel encuentro, Serrano y Moragas hablaron de todo, según fuentes conocedoras de esta cita reservada. Moragas le adelantó que Rajoy no quería presentarse a la investidura, aunque no descartaba ninguna opción. Y le sondeó para saber si cabía la posibilidad de que el PSOE se abstuviera en la investidura de Rajoy a cambio de una batería de reformas pactadas. El dirigente socialista le respondió que la posición del PSOE era clara y que se había aprobado en el Comité Federal: no a Rajoy y no al PP".

El contrapunto de opinión es el artículo de Arcadi Espada en el mismo diario sobre el insólito caso del secretario general del PSOE: "Pedro Sánchez abrió el miércoles la campaña de las próximas elecciones, que serán dentro de poco o dentro de muy poco. Sus posibilidades de formar gobierno son reducidas, porque cuenta con apreciables enemigos: el PP, el partido Podemos y el PSOE. Pero, aun venciéndolos, nunca gobernará realmente, porque ni tiene una mayoría propia ni aliados fiables. Un gobierno Sánchez (en el nombre ya se advierte el exceso) sería corto, líquido y escandaloso. De estar interesado por el Gobierno de la cosa pública habría aceptado la gran coalición con PP y C's y la clara posibilidad de ser vicepresidente y de convertirse en cuatro años en un líder sólido. Sin embargo, su anunciada disposición a formar Gobierno va a permitirle encarar mejor la próxima campaña electoral. Va a decirle a los españoles que él lo intentó, por responsabilidad y sentido del deber, pero que no quiso transigir con la ruptura de la unidad de España ni gobernar con un partido corrupto. La maniobra le sitúa en el centro del debate y la luz que recibe ensombrece la posibilidad de que los socialistas opten por otro candidato. Si de modo semimilagroso el partido Podemos renunciara al ejercicio del derecho de autodeterminación y permitiera un gobierno de la izquierda, el beneficio para Sánchez también sería evidente al haber quebrado la primera condición de gobierno que Iglesias puso. A la campaña (inmediata o inminente) que se avecina, Rajoy va a acudir debilitado, si es que acude".

En El País se alerta de que Puigdemont ya está desenchufando Cataluña mientras en Madrid no se enteran, ensimismados en sus problemas de geometría, aritmética y dibujo técnico. Maiol Roger y Pere Ríos suscriben la crónica de portada: "El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha aprovechado la incertidumbre provocada por los resultados de las elecciones generales para iniciar el trámite de las tres leyes que deberían consumar la ruptura de Cataluña con el resto de España, de acuerdo con la declaración de independencia aprobada el 9 de noviembre e impugnada por el Tribunal Constitucional. Los partidos secesionistas registraron ayer en el Parlamento catalán la petición de tres ponencias para redactar nuevas leyes de transitoriedad jurídica, Seguridad Social y Hacienda. La tramitación no tiene fecha y puede demorarse tanto como quieran los partidos responsables. Ahora bien, Junts pel Sí y la CUP se han dado un plazo de 18 meses para culminar el proceso de independencia. “Ustedes se han dado cuenta demasiado tarde de que la independencia va en serio”, dijo Puigdemont a la oposición en su primera sesión de control parlamentario. El presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, anunció que pedirá al Gobierno que impugne la elaboración de esas tres leyes, como ya hizo con la declaración del 9-N. Populares, socialistas y Ciudadanos no participarán en esas ponencias".

Y a pesar de todo y más, en España se vive mucho, que no es lo mismo que vivir bien. Catorce mil personas, notifica El País, superan los cien años. El secreto suele ser no discutir con nadie nunca.

4 de febrero, santoral: Gilberto, Juana de Valois, Aventino, Eutiquio, Filoromo, Gémino, Rabano "Mauro" y Remberto.

Felicidades a los Filoromos, nombre muy común en la sierra de los Cameros.