Menú Buscar
Primeras planas

Putin y Trump, el eje del mal, y la fusión PSC-Unió

El diario de Escolar se queja de que los iPhone serán más caros mientras la Unión Europea prepara planes de contingencia militar ante el pacto entre Donald Ribbentrop y Putin Molotov

9 min

Donald Trump y Vladimir Putin son tan coleguitas que ya se han puesto en contacto para diseñar el nuevo orden mundial. Como si estuvieran frente a un tablero de Stratego, los caudillos de las dos grandes potencias mundiales preparan notorios cambios de paradigma, reequilibrios inestables en la geopolítica y un plan para convertir la Europa occidental en un reducto minúsculo del mapamundi. Los chinos, maestros del arte de la guerra, todavía no han dicho ni palabra.

El magnate americano vuelve a las portadas y cabeceras de los principales medios de España. Su figura concita una rara unanimidad en el quiosco, sea digital o callejero. No es que su peinado se haya puesto de moda, sino que su sombra planea ya sobre la Casa Blanca. Los tiempos están cambiando y una alianza entre Estados Unidos y Rusia es algo inédito desde la segunda guerra mundial. Aquella vez, se repartieron el mundo y dejaron a los europeos del Este colgados de una brocha y encerrados tras un muro. En esta ocasión, son los europeos del Oeste quienes podrían recibir todo el castigo.

La Unión Europea prepara planes de contingencia en todos los ámbitos, del económico al militar. Tres firmas comparecen en la portada de El País para explicar los hechos, los supuestos y los futuribles. Escriben L. Abellán, C. Pérez y A. Maqueda: "Bruselas puso ayer sobre la mesa la propuesta más ambiciosa de cooperación militar que ha conocido nunca Europa para hacer frente a dos inesperados desafíos: el Brexit y la victoria de Donald Trump. La alta representante para la Política Exterior, Federica Mogherini, presentó a los ministros de Exteriores y Defensa un proyecto para crear un fondo que financie gastos comunes, disponer de un mando que coordine las operaciones de defensa y permitir a una avanzadilla de Estados que acometan un plan para reforzar el flanco militar. Alemania, Francia, España e Italia defienden crear ya ese núcleo duro para empezar a cooperar. También el BCE mostró su preocupación por el triunfo de Trump. El banco alertó sobre una era de mayor incertidumbre y proteccionismo, como ya anticipa la fuerte subida de los intereses de la deuda soberana".

Continúa el inquietante texto: "Trump y el mandatario ruso, Vladímir Putin, sostuvieron ayer una conversación telefónica, según confirmaron ambas partes, en la que acordaron “normalizar relaciones”, señaló el Kremlin. El republicano Donald Trump da sus primeros pasos en Washington sin tener un programa definido ni una idea clara de con quién y cómo gobernará. Desde que hace una semana derrotase en las elecciones a la demócrata Hillary Clinton, envía señales ambiguas. En sus primeros nombramientos ha buscado complacer al tiempo al establishment que tanto denostó y a los populistas que modelaron su campaña. Trump ha rebajado algunas de sus promesas, pero ha mantenido su agresividad en las redes contra los medios de comunicación".

Entre las múltiples catástrofes que se avecinan, el encarecimiento de algunos productos "básicos". En Diario.es de Escolar están tan escandalizados que cualquier cosa es poca para arremeter contra el trumpismo. Los efectos económicos de su victoria tienen un correlato consumista que escandaliza a la progrez: "Los iPhone serán más caros", brama el titular. Horror en el hipermercado.

Mientras se cuece el Apocalipsis, Rajoy sondea apoyo para sus presupuestos y parece que tiene en el bolsillo al PNV y hay razonadas expectativas sobre que el PSOE permita superar el trance al Gobierno. A pesar de que los tiempos ya no son líquidos, sino gaseosos y volátiles, don Mariano quiere unos números negros sobre blanco. Ya se reinterpretarán sobre la marcha en el núcleo duro de los rígidos comisarios europeos.

Respecto a Cataluña, la deriva radical de Convergència ha abierto un presunto espacio electoral en el que se reconocen federalistas y socialcristianos no independentistas. El invento se llama "Portes Obertes", aunque en algunos casos parecen giratorias.

Raúl Montilla suscribe la crónica en La Vanguardia: "La necesidad de recuperar “un catalanismo plural, abierto e integrador” que permita abordar “la profunda crisis institucional y política”, tanto de Catalunya como del conjunto de España. Un catalanismo que sea punto de encuentro, que “permita cohesionar la sociedad desde la democracia”, lo que quiere decir también, que abogue por el “respeto al Estado de derecho y al principio de legalidad, el diálogo y el progreso”. Este es el objetivo y lo que defiende la plataforma Portes Obertes del Catalanisme que ayer se presentó oficialmente en el espacio Francesca Bonnemaison ante más de doscientas personas. Un acto en el que se dio lectura a un manifiesto que reclama el diálogo “para dar continuidad a las aspiraciones sociales, culturales, polí­ticas y económicas de Catalunya en un marco español, europeo e ­internacional de una gran complejidad”".

Prosigue el periodista Montilla: "El exlíder socialista, Pere Navarro, reivindicó un “catalanismo político” que permita “cohesión”, así como “unir en la diversidad”. El exalcalde de Barcelona Jordi Hereu insistió en la necesidad de construir un “catalanismo fuerte para que Catalunya sea recibida en el mundo”. El exdiputado del PP por Girona Jordi de Juan defendió el “federalismo”, mientras que el exdirigente de Unió Fèlix Riera abogó por “un catalanismo del siglo XXI” que sea “inclusivo”. Otros de los asistentes que dieron apoyo a la plataforma desde el escenario fueron Jordi Casas, Mario Romeo, Ignasi Rafel, Leopoldo Gay, Cristian Balcells, Erika Torregrossa o Marc Miró, el actual líder de las juventudes de Unió. Entre el público, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, así como el actual líder de Unió, Ramon Espadaler, y su anterior máximo dirigente, Josep Antoni Duran Lleida. Pero también exministros como Celestino Corbacho y exconsellers como Ignasi Farreres o Maria Eugènia Cuenca".

Ahí, en Portes Obertes, hay tema, dada la sintonía entre Iceta y Duran, recuperado por el federalismo para la vida pública. ¿Acabará Unió como corriente del PSC? Cosas más raras se han dicho.

Cuando el diablo no tiene nada que hacer, con el rabo mata moscas. En el caso de Colau, el ocio es igualmente "creativo". La alcaldesa está por la república independiente de la kapital con moneda propia, según la noticia de Clara Blanchar en El País: "Las primeras pruebas se realizarán en el marco del test de implementar una renta mínima en la ciudad con 4,8 millones de euros de fondos europeos, ha confirmado (Gerardo Pisarello). Y también ha apuntado que el Consistorio estudia vincular el uso de la futura moneda a la creación de un nuevo operador energético como ha hecho Viladecans, en la periferia de Barcelona, donde parte del ahorro energético que se consiga se devolverá a los ciudadanos de forma que lo puedan cambiar por la moneda local y comprar en el comercio de proximidad".

15 de noviembre, santoral: Alberto Magno, Eugenio de Toledo, José Mkasa Balikuddembé y Leopoldo el piadoso.