Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Putin invade Ucrania y Feijóo se hace con el PP

Rusia ha comenzado de madrugada a bombardear ciudades cercanas a Kiev. Putin acusa a las autoridades ucranianas de perseguir a los prorrusos. Casado quiere reinar hasta el último día.

17 min

El camarada Vladimir Vladimirovich ha ordenado atacar Ucrania de madrugada. Se confirman las advertencias de los Estados Unidos. Rusia invade Ucrania y bombardea las ciudades que rodean Kiev. El líder ruso aprovecha la extrema debilidad de Occidente para reponer el Telón de Acero. ¿Qué hará ahora la OTAN? ¿Y la UE? ¿Biden? Se habla de un concierto de U2 por la paz mientras Putin se asegura el futuro económico de Rusia a través de la China. 

El eje del mundo se mueve peligrosamente hacia el totalitarismo neocomunista. Liderazgos fuertes y naciones con ejércitos poderosos dispuestos a entrar en acción frente a la diplomacia gaseosa de la UE, sostenida por unas democracias liberales cuyas sociedades debaten sobre problemas de género. O frente a unos Estados Unidos desgastados por décadas de intervención militar en Irak y Afganistán, asumiendo casi en solitario el papel de gendarmes del globo.

Así es que tres días después de lo que estaba previsto, Putin ataca y una sociedad de millones de ciudadanos pasa de ir a trabajar y afanarse en sus quehaceres a estar bajo las explosiones de bombas y misiles, a merced de los tanques, de las metralletas y de las botas de los soldados del Ejercito ruso, una maquinaria militar comparable como mínimo a la de China y los Estados Unidos. 

"Vladímir Putin lanza un ataque a gran escala en Ucrania: bombardeos en múltiples ciudades", avisa El Confidencial. En el sumario, un resumen de la intervención televisiva del mandatario: "Dijo que su objetivo era “desmilitarizar” Ucrania, que se ceñiría al Donbás y que no tenía intención de ocupar el país". Escribe Argemino Barro: "Rusia ha lanzado un ataque a gran escala contra Ucrania. En el plazo aproximado de una hora, distintas fuentes, confirmadas después por el Gobierno ucraniano, han informado de bombardeos en las ciudades de Kyiv, Járkiv, Mariúpol, Kramatorsk y Odesa. Después hemos conocido, por boca de un asesor del Ministerio del Interior ucraniano, que tropas rusas habían desembarcado por el sur, en Odesa, y cruzado la frontera del noreste, en dirección Járkiv, en cuya provincia ya habrían entrado. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció la “operación militar especial” a las seis de la mañana, hora de Moscú. Dijo que su objetivo era “desmilitarizar” Ucrania, que se ceñiría al Donbás, la región donde se encuentran los enclaves separatistas títere que reconoció el pasado lunes, y que no tenía intención de ocupar el país".

Portada de 'El País' del 24 de febrero de 2022
Portada de 'El País' del 24 de febrero de 2022

Un texto de agencias de La Vanguardia se extiende sobre los "argumentos" de Putin: "El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha anunciado este jueves el comienzo de una operación militar en este de Ucrania para proteger a las personas de "abusos y del genocidio" del Gobierno ucraniano desde hace ocho años. "Las repúblicas populares de Donbass se acercaron a Rusia con una solicitud de ayuda. En relación con esto (...) tomé la decisión de realizar una operación militar especial. Su objetivo es proteger a las personas que son objeto de abusos, genocidio del régimen de Kiev durante ocho años, y para ello buscaremos desmilitarizar y desnazificar Ucrania y llevar ante la justicia a quienes cometieron numerosos crímenes sangrientos contra personas pacíficas, incluidos nacionales rusos", ha argumentado Putin en un discurso televisivo. Putin ha señalado que Rusia no planea la ocupación de territorios ucranianos, pero apoya el derecho de los pueblos de Ucrania a la autodeterminación. "La ocupación de territorios ucranianos no está en nuestros planes. No vamos a forzar nada a nadie", ha expuesto el líder ruso. El presidente ruso ha subrayado el derecho de las naciones a la autodeterminación".

Como respuesta a las bombas, las sanciones económicas. Tanques o piedra, papel y tijera. En Rusia se deshuevan con las amenazas de la UE y los Estados Unidos, prueba de que la sociedad occidental está en manos de políticos con mentalidad de banqueros. En Rusia, en cambio, son guerreros melancólicos de las grandezas de la Unión Soviética. 

"A medio plazo no vamos a seguir comprando el gas a Rusia", apunta en El País Josep Borrell, alto representante de la Política Exterior de la UE. También pudiera ser que Rusia deje de vender gas a Europa. Del texto de Bernardo de Miguel: "Josep Borrell, alto representante de Política Exterior de la Unión Europea, asegura que las sanciones aprobadas ayer contra Rusia son el primer paso pero no el último para responder a la agresión contra Ucrania. En una entrevista con El País, explica: “A medio plazo, y vamos a intentar que ese plazo sea lo más corto posible, no vamos a seguir comprándole el gas”. Borrell teme que el próximo movimiento de Moscú sea la anexión del 30% de las “repúblicas fantasmas” de Donetsk y Lugansk que ya controla y “la reivindicación manu militari” del 70% restante. Y no cree factible recomponer la relación con Moscú: “Con el actual régimen es ya muy difícil”.

Pregunta. Las primeras sanciones aprobadas, ¿son realmente un golpe a Rusia o un aviso?

Respuesta. Es el primer golpe. Y ojalá el último. Pero me temo que no. Es la primera respuesta, tomada en 24 horas y coordinada con EE UU, el Reino Unido y Canadá. Afecta sobre todo a los responsables de lo que está ocurriendo y a las posibilidades de financiación del Gobierno ruso.

P. ¿Qué teme que pueda ocurrir a corto o medio plazo?

R. Las tropas rusas han ocupado abiertamente la parte del Donbás que estaba en manos de los secesionistas. Pero las repúblicas fantasmas reconocidas por Moscú solo ocupan el 30% del territorio de las dos partes. Y tememos que los siguientes pasos sean la anexión de esa parte y luego la reivindicación manu militari del 70% restante bajo control de Kiev.

P. ¿Qué nueva línea roja tendría que pasar Moscú para desencadenar otras sanciones?

R. Tenemos a las tropas rusas frente a las ucranias. Eso aumenta el riesgo de una chispa que provoque un incendio. Podría ser la anexión de parte del Donbás o la decisión militar de tomar para esas repúblicas el territorio que todavía controla Ucrania.Todo esto ha quedado superado ya por el ataque en toda regla, convencional, sin paliativos ni avisos. La guerra en estado puro. 

En El Independiente, Juan Manuel de Faramiñán Gilbert da cuenta de las raíces del conflicto: "Vladimir Putin, desde hace varios años, viene elaborando una política de expansión bien medida y, como buen conocedor de los juegos de poder, calcula con frialdad los desplazamientos de sus peones en el tablero de ajedrez de ciertos movimientos independentistas. Ahí está la raíz de la guerra que acaba de empezar Rusia. Bajo la excusa y la presión de la Duma (Cámara Baja Rusa), que solicitó formalmente el reconocimiento de la independencia de las repúblicas rebeldes de Donetsk y de Lugansk, así como de los representantes separatistas, Denis Pushilin por la primera y Leonid Pásechnik por la segunda, desplazados a Moscú, el presidente ruso acaba de reconocerles formalmente como Estados independientes. Ello posibilita su posterior anexión a la Federación de Rusia o también la posibilidad de convertirse en protectorados rusos. No se trata de algo nuevo. Recordemos que los movimientos insurreccionales en la región del Donbás (Dombass) llevan largo tiempo, pues comienzan en los focos de las ciudades de Donetsk y Lugansk en mayo de 2014 con la celebración de sendos referendos llevados de la mano de separatistas pro-rusos, creando el establecimiento de dos nuevas repúblicas populares, para seguidamente buscar su adhesión a la Federación de Rusia. A partir de ese momento, se ha desarrollado una guerra civil en el sureste de Ucrania que ya se ha cobrado las vidas de más de 14.000 seres humanos".

O sea que no se está hablando de un conflicto sobrevenido que haya podido pillar desprevenida a la UE. 

Cambio de tercio. Noticias del PP. La formación conservadora acapara la actualidad política y las portada de papel. Los diarios no han llegado a recoger el ataque de Putin, de modo que anuncian en grandes caracteres que Feijóo será, salvo sorpresas, el nuevo líder del PP pero que Casado aguantará como presidente hasta la celebración del congreso extraordinario del 1 y 2 de abril.

"Cinco horas de lucha en Génova: Casado amenazaba con disputar a Feijóo la presidencia", titula Vozpópuli. En el sumario se abunda en que "la cumbre entre los líderes autonómicos del PP y Casado estuvo a punto de encallar por la negativa del todavía líder del PP a dimitir". Escriben Jorge Sainz y Jesús Ortega: "Una «dimisión en diferido». Es el armisticio que Pablo Casado y los barones autonómicos del PP han firmado en la madrugada del jueves tras cinco horas de una tensa reunión en Génova. La salida pactada de Casado de la presidencia popular ha estado a punto de encallar por la resistencia del todavía líder del PP. Casado no cerraba la puerta a presentar su candidatura al próximo congreso extraordinario y disputarle la presidencia Alberto Núñez Feijóo. Las declaraciones de acuerdo y unidad que los líderes territoriales del PP han realizado a los medios de comunicación nada más acabar el encuentro poco a nada tienen que ver con la realidad. Casado ha sorprendido a los barones con un planteamiento que no esperaban. No quería dimitir el miércoles, pero tampoco en la Junta Directiva Nacional del martes. Y tampoco quería descartarse como posible candidato de cara al congreso extraordinario. (...) Los barones han acudido a la reunión con un guion muy preparado: pasar definitivamente la página a la era Casado y encumbrar a Feijóo como nuevo líder. Así lo han transmitido en sus declaraciones a su llegada. Y en sus primeras intervenciones ante Casado, algunas de ellas muy duras. El presidente del PP ha tenido que escuchar a líderes a los que dio todo su apoyo, como el vasco Carlos Iturgaiz, reclamarle una salida inmediata".

En El Mundo, Juanma Lamet aporta otros detalles: "El cónclave, convocado a las 20.00 horas, comenzó con retraso (20.50) porque antes Casado y Núñez Feijóo hablaron a solas, durante casi dos horas, en la séptima planta de la sede del partido. Fuentes del entorno de Casado aseguraron que la intención del político palentino siempre fue despedirse en el lugar orgánico que le corresponde. Porque eso es lo natural, dicen, y no había necesidad de que los barones hicieran «escarnio» de su final. Fuentes del PP de Galicia rechazan por completo una entronización súbita: «Feijóo en ningún caso aceptaría ser designado hoy presidente del Partido Popular. El respeto por los Estatutos del partido es total. Y el compromiso con dar la voz a la militancia, inequívoco. El futuro del partido pasa por un congreso abierto, extraordinario y urgente». Un congreso exprés ayudaría más a Feijóo a dotarse de la total legitimidad interna".

Portada de 'El Mundo' del 24 de febrero de 2022
Portada de 'El Mundo' del 24 de febrero de 2022

En La Razón, Carmen Morodo anticipa algunos rasgos del nuevo liderazgo del PP: "Alberto Núñez Feijóo ya ha conformado que no anunciará su candidatura al congreso extraordinario del PP hasta que esté convocado oficialmente. Este gesto no es una cuestión menor, es toda una metáfora de lo que el partido espera de la nueva etapa. Feijóo se mantiene hermético sobre sus intenciones, en lo que le sigue su núcleo más cercano, y en el PP nadie sabe a ciencia cierta ni por dónde puede ir en la estrategia política ni tampoco están definidos los nombres de su equipo porque su equipo es básicamente el mismo que le ha escoltado durante las cuatro mayorías absolutas que ha gestionado en Galicia. El grueso tendrá que quedarse allí, a cargo de la Xunta porque esta precipitación de los acontecimientos abre también el problema de la transición hacia un relevo de Feijóo como presidente del Gobierno autonómico que no estaba para nada en la agenda. Ahora bien, en el partido sí tienen claro lo que no será Feijóo: «Ni la política del tuit ni de la verborrea ni de la indiscreción en hablar dentro y fuera de la organización de otros compañeros de filas»".

En Cataluña, jóvenes independentistas agreden en la Universidad Pompeu Fabra a miembros de la organización constitucionalista S'ha Acabat y les acusan de "fascistas". El rectorado no dice nada. Los partidos independentistas no condenan a sus cachorros. 

24 de febrero, santoral: Modesto, Sergio de Capadocia, Etelberto, Evecio y Pedro Palatino.