Menú Buscar
Primeras planas
Imagen de Jordi Pujol Ferrusola en la Audiencia Nacional / EFE

Cae el primer Pujol y el estacazo de Llach

"El que la hace la paga", resume Rajoy sobre Ignacio González. Se acabó la inmunidad de los Pujol. Reacción del diputado cantautor: "Últimament dius una cosa i brr, brr, brr!"

9 min

¿Quién decía que ningún Pujol entraría en la trena? Jordi Pujol Ferrusola ha pasado su primera noche en la cárcel. Todo conspiraba en contra del primogénito del clan Pujol. Fiscalía, abogacía del Estado, la acusación popular (Podemos) y el jurado de papel exigían prisión incondicional. Enorme presión opinática. ¿Si se acaba de enchironar a un expresidente de la Comunidad de Madrid, cómo justificar la situación de los Pujol?

La colisión de las circunstancias políticas con las judiciales esboza un panorama crítico. La Fiscalía investiga a la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, por un chanchullo de Mercamadrid, y a la asesoría fiscal de Montoro. Pánico en el PP. La maquinaria judicial da palos de ciego, que es lo propio, caiga quien caiga. Y en esas, el juez De la Mata se lleva por delante a Junior a pesar de la sospecha generalizada de que los Pujol tienen tela para tirar de la manta. Empate a uno en el clásico de la corrupción.

El ventilador se ha vuelto majara y salpica sin control. Esteban Urreiztieta se cobra la pieza catalana en El Mundo: "El juez José de la Mata ha enviado a prisión incondicional y sin fianza a Jordi Pujol Ferrusola cinco años después de que El Mundo destapara el escándalo y tras constatar que ha evadido al extranjero 30 millones de euros en plena investigación judicial. El instructor del caso Pujol basa su decisión en los últimos informes policiales que, tal y como desveló este periódico, alertaban de que el primogénito del clan catalán ha aprovechado que ha estado cuatro años sin medidas cautelares para poner gran parte del patrimonio familiar fuera del alcance de la Justicia y para seguir en contacto con sus testaferros en todo el mundo".

Aquello de la "deixa", unos pocos millones de pesetillas en Andorra convertidos en una fortuna mítica que incluye serios intereses en sectores tan dispares como la energía en las Quimbambas y la distribución del café en los Estados Unidos. Poca broma. Los Pujol son una multinacional global, un emporio planetario. La política catalana guarda un silencio escalofriante. Migdiada en Sicilia. Ni pío. La familia está sola.

En El Independiente, Victoria Prego firma un artículo que incide en lo que había sido hasta ahora la impunidad pujoliana: "¡Por fin, por fin, por fin! Este era el momento esperado desde hace mucho tiempo por la opinión pública española, que lleva años preguntándose por qué demonios los miembros del clan Pujol andaban por la calle libres como pájaros, mientras personas como Isabel Pantoja daban con sus huesos en la cárcel, por aquella condena de dos años que la Audiencia de Málaga le impuso y que tuvo que cumplir porque tribunal explicó el carácter “ejemplar” de la pena impuesta para que cumpla “su función de servir de freno a posibles conductas futuras análogas”. Hay que aclarar que la señora Pantoja cumplía todos los requisitos que marca el Código Penal para eludir la prisión: no tener antecedentes penales y ser la pena no superior a dos años. Pero la Audiencia malagueña se negó a aceptar la petición de suspensión de la pena porque, dijo, “la corrupción política es uno de los ataques más demoledores contra la sociedad democrática”. No ocurrió lo mismo con otros destacados delincuentes".

Tal vez como prudente medida de seguridad, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está fuera de España. En el cono sur americano se encuentra concretamente. Desde allí permanece informado al minuto de los acontecimientos jurídico-políticos en el macizo ibérico. Sentencioso como es ha resumido que el que la hace la paga, cumbre del refranero nacional. Miguel González signa la información en El País: "“El que la hace la paga, como se está viendo”. Hasta ahí ha querido llegar el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en sus primeras declaraciones públicas sobre la detención del expresidente madrileño Ignacio González y la cadena de escándalos que en la última semana ha puesto contra las cuerdas a su partido. Tres días después del inicio de su primera gira latinoamericana de esta legislatura, que arrancó el pasado domingo en Brasilia, Rajoy ha mantenido esta madrugada una charla informal con los periodistas en la residencia del embajador español en Montevideo (Uruguay)".

Sigue: "Como es habitual en él, se ha mostrado escurridizo en los asuntos más espinosos y ha llegado a asegurar que desconocía la reunión del secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, con el hermano de Ignacio González cuando ya era investigado en la Operación Lezo; o el SMS remitido al propio González por el ministro de Justicia, Rafael Catalá. Eso sí, frente a las protestas de la oposición, les ha dado su respaldo. “No pienso cesarlos”, ha dicho".

Rajoy se altera lo justo y dice que está dispuesto a testificar como al tribunal del caso Gürtel más le plazca. Firme ante el vendaval que arrastra a exministros, expresidentes autonómicos, exalcaldes y extesoreros de su partido, imperturbable ante el azote de los rayos, el presidente dice que sólo le importa la recuperación económica.

Portada de El País del 26 de abril

El caso Lluís Llach, una refutación de la revolta dels somriures a cargo de Cristian Segura en El País. Jugada estilo Santiago Vidal que destapa el lado chungo del proceso, la descripción de un día después de ajustes de cuentas con los disidentes. Sanciones a los funcionarios y avisos a navegantes, cada uno sabrá lo que tiene que hacer canta Llach en una versión del estacazo. A diferencia de lo ocurrido con Vidal, el soberanismo celebra la gracia del diputado como la expresión de una obviedad.

En El Món, dan cuenta de un evento protagonizado ayer mismo por el inefable poeta de Porrera: "Durant un acte a Girona, Llach ha tirat d'ironia per treure importància a l'afer i ha dit, literalment: "Últimament dius una cosa i brr, brr, brr!", en referència al rebombori polític que s'ha generat. Llach, que a la seva arribada ha refusat atendre els periodistes, s'hi ha referit durant el torn de preguntes amb el públic del #BirresCrítiques, organitzades pel mitjà independent El Crític".

Birras Críticas… y carajillos de Pujol.

26 de abril, santoral: Nuestra Señora del Buen Consejo, Basilio e Isidoro de Sevilla.