Menú Buscar
Primeras planas

Puigdemont, un imán en Molenbeek

La revista 'Charlie Hebdo' contraprograma la entrevista de Salmond a Puigdemont en Russia Today. El "exiliado" tienta a Trapero con el número tres de su lista, según 'El Confidencial'

10 min

Carles Puigdemont es todo un personaje internacional, un misil extraviado que tiene en vilo a la justicia belga. El león de Amer se proyecta en RT (Russia Today) de la mano de Alex Salmond en The Alex Salmond Show cuando aumenta el volumen del escándalo de las cuentas falsas para crear noticias más falsas, con especial incidencia en la "brutalidad" de la policía en España. El mundo civilizado da lecciones de democracia al viejo reino peninsular. O sea que Rusia es el colmo de la proporcionalidad policial y en la muy cultivada Bélgica preguntan por las características de las mazmorras de Estremera.

Rusia amenaza con perturbar (más) las relaciones diplomáticas con España. Putin remueve las inestabilidades de Occidente. En la guerra de la propaganda, las redes sociales son el mensaje. En Francia, ahora aliada, propenden a tomarse las circunstancias belgas como si la llanura flamenco-valona fuera una sucursal de Lepe, pero sin gracia, ingrediente que le sobra a Charlie Hebdo, revista satírica que retrata a nuestro querido president por antonomasia vestido de imán radical por Molenbeek. Catalogne Akbar, une fois! es la leyenda del bocadillo y "Puigdemont fa riure" titula el e-notícies.

portada mundoSí, sí, risa y más, pero en Bruselas puede generarse este viernes una crisis internacional de tomo y lomo si Puigdemont no es extraditado. Es más, se va a liar pase lo que pase. Beatriz Rico y Quico Alsedo firman la inquietante previa en El Mundo: "'Dada la calidad de los implicados y el contexto de los hechos por los cuales se solicita la extradición, ya queda claro que se dará una importancia particular a la cuestión de saber si la extradición no podría constituir una infracción de los derechos fundamentales de los implicados', expone el Fiscal del Rey Jean-Marc Meilleur en su demanda de información a las autoridades españolas. Las autoridades belgas toman así en consideración las de Carles Puigdemont y exconsellers Meritxell Borràs, Antoni Comín, Clara Ponsatí y Meritxell Serret, que ponen en duda el respeto a los derechos fundamentales en España. Por eso, de cara a la declaración de los cinco acusados de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos, la fiscalía solicita información a España sobre las condiciones de detención y las garantías de un juicio justo para el ex president y sus exconsellers".

Sigue un párrafo después: "Meilleur pregunta a qué cárcel irían los acusados, las dimensiones de las celdas en las que serían custodiados, si compartirían habitáculo o no y con qué espacio vital contarían, la calidad de la comida, la higiene o el servicio médico, el acceso a actividades lúdicas o las condiciones para las visitas de familiares y las citas con sus abogados, además de la posible exposición a episodios de violencia y su protección".

Son los efectos de la leyenda negra. España no tiene buena fama. Parece ser que a los niños neerlandeses todavía les asusta el duque de Alba.

Puigdemont no tiene ni un minuto de soledad en el exilio, lo que resulta extraño tratándose propiamente del exilio. El tránsito entre Barcelona y Bruselas es incesante, a tenor del parte de viaje en El País que firman Miquel Noguer y Camilo S. Baquero: "La estancia de Carles Puigdemont y varios de sus exconsejeros en Bruselas ha propiciado una auténtica procesión de dirigentes independentistas que han acudido en su apoyo y a ayudar en su estrategia política. Entre los que han ido los últimos días destacan dos altos cargos de la Generalitat que siguen en el puesto tras la aplicación del artículo 155. Se trata del responsable de Comunicación, Jaume Clotet, y la coordinadora del Govern, Elsa Artadi".

Y: "Preguntados por este periódico, los dos altos cargos han asegurado que acudieron a Bruselas en uso de sus días de vacaciones y sufragando de su propio bolsillo todos y cada uno de los cargos. Clotet inscribió la visita en el ámbito privado y apeló a su derecho a “participar en acciones políticas”. Elsa Artadi añadió que solicitó los días de permiso a su superior y que su visita a Bruselas debe calificarse de visita privada. “A nadie le importa lo que yo haga en mis días de vacaciones”, dijo".

Entre Clotet, Artadi y los demás peregrinos se debió cocer la idea, por decir algo, que subraya El Confidencial en un texto de Marcos Lamelas sobre la confección de la lista del presidente. Ojo al dato: "El anterior presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha invitado al major de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, a que se sume a la denominada 'lista del president', con la que concurre a las elecciones del 21-D, según explican fuentes del entorno del expresident en Bruselas. Al antiguo responsable de los Mossos se le ha ofrecido el número tres de la lista. No se sabe si Trapero aceptará, puesto que su situación procesal es complicada, al encontrarse en libertad con medidas cautelares.Puigdemont ha ofrecido a Trapero una posición muy destacada en Junts per Catalunya (JxC). La oferta también ha incluido una reflexión jurídica: que a Trapero le conviene estar aforado y que su causa no dependa de la Audiencia Nacional como hasta ahora".

Tras la reclusión en un despacho es lo que le faltaba al mayor emérito de los Mossos d'Esquadra, ser el tercero en una candidatura. No cabría mayor autoimputación en los hechos por los que se le investiga. Sea como fuere, Puigdemont es un genio absoluto, según laudatoria pieza en La Vanguardia de la imprescindible Pilar Rahola, puchimoniana rendida: "Pero en este sorprendente tablero del independentismo, donde las piezas nunca se mueven en la dirección prevista, el rey exiliado ha hecho un movimiento que ha roto la partida. La llista de país es una jugada imprevista e imprevisible, dado que cambia el juego y explosiona las previsiones. Al tiempo, parece una jugada maestra porque traspasa el esquema de partidos y vuelve a situar la pelota política en la dimensión civil del soberanismo. Es decir, sin tener la unidad de acción de Junts pel Sí, establece un concepto unitario y fuerza a ERC a pensar en términos de unidad de cara al 22-D. El liderazgo tradicional, pues, queda dividido en dos grandes ramas transversales, obligadas a entenderse. Al mismo tiempo, no es una lista del mundo convergente, repitiendo el esquema clásico de convergentes y republicanos, sino del mundo Puigdemont, que es un planeta en sí mismo".

El Rey Sol es lo que es por lo menos ese exalcalde de Girona en cuyo destino está escrito el futuro del mundo.

Mientras tanto, cobra brillo la figura de Núria de Gispert, la señora hiperventilada que va por ahí, en el Twitter, mandando a la gente a su tierra si no les gusta la Cataluña del proceso. Es lo que le ha pasado a Inés Arrimadas. Qué se habrá pensado la mocosa, habrá "pensado" doña Gispert, que no sabe ya cómo pedir que Puigdemont le haga el hueco que no ha querido cubrir la exsocialista Marina Geli.

Los dilectos colegas del directe.cat aportan al debate catalán una escalofriante pieza sobre el pasado franquista de la lideresa de Ciudadanos, que tuvo un tío que fue gobernador civil de Cuenca cuando el dictador. Si es por eso, los fantasmas familiares de Puigdemont, Lluís Llach y Marta Rovira pueden colapsar la red.

Por lo demás, el PP fatal con la corrupción, el PSOE, en un lío federal y Ada Colau cierra la lista de los comuns en plan superstar. Y ahora que todo el mundo se había resignado a vivir bajo el volcán ha tenido a bien no oponerse a la instalación de bolardos.

17 de noviembre, santoral: Gregorio Taumaturgo, Isabel de Hungría, Victoria y Acisclo de Córdoba, Ilda de Inglaterra, Lázaro de Constantinopla y Namacio de Vienne.