Menú Buscar
Primeras planas

Puigdemont da el golpe en Madrid y los diez embajadores

El presidente de la Generalitat propone al Estado negociar los términos de la rendición, la pregunta y hasta la fecha, oigan, del referéndum o referéndum. Colapso en las redes sépticas

9 min

La prensa catalana saluda al presidente de la Generalitat y le desea buen viaje de vuelta a Cataluña tras su expedición mesetaria. El jefe del futuro Estado o futuro jefe de Estado Carles Puigdemont fue agasajado por diez embajadores de las principales potencias del mundo, se metió a los periodistas en el bolsillo y se pronunció en Madrid como paladín occidental del diálogo y la negociación.

Como es habitual, le acompañó la corte de consejeros y prebostes del movimiento, así como toda la plana mayor y el personal asignado a la metrópoli. Del PP, del PSOE y de Ciudadanos, los partidos de la Caverna, no fue nadie. Al término del brillante discurso y las ágiles respuestas, Carles Puigdemont, el hombre de Amer, se fue a comer con el líder de la izquierda antisistema del Estado, Pablo Iglesias, que le expresó su apoyo al referéndum y le prometió que votarán contra el suplicatorio de Francesc Homs, uno de los héroes del 9-N.

Ese es más o menos el tono. Artículo del director de El Punt-Avui, Xevi Xirgo: Ahir Puigdemont, no els passi per alt, no va anar a fer només una nova proposta a Madrid. Va anar a posar en relleu, perquè ho veiessin els ambaixadors, els silencis de Madrid. I ho va aconseguir. Les absències a la sala li van donar la raó. Però Puigdemont va fer encara més. Si vostès van seguir en directe l'esmorzar i les intervencions dels periodistes, el president va aconseguir una altra cosa, i és que en el torn de preguntes es parlés amb normalitat del referèndum. No se'n van ni adonar, però molts s'hi van situar mentalment. Els va dur al seu terreny. Puigdemont va sorprendre (a Madrid, a nosaltres ja no) pel seu to dialogant i didàctic, pels seus arguments i, sobretot, per la fermesa (tossuderia, diria jo) dels seus plantejaments. Res a veure, és clar, amb la fragilitat que tindrà (no se'n va poder estar de recordar-los-ho) un nou govern del PP. I tot això, anar-los-ho a dir a Madrid, en directe, no és el mateix que dir-ho des d'aquí. Ahir, pot no semblar-los-ho, però Puigdemont va fer molta feina".

O sea que eso de que no da ni golpe es una falsedad. Ayer mismo lo dio en Madrid. Un fenómeno su honorable excelencia Puigdemont, al que escucharon expectantes los siguientes embajadores: Ives Saint Geours (Francia), Simon Manley (Reino Unido), David Cooney (Irlanda), Lars-Hjalmar Wide (Suecia), Johannes Van Bonzel (Países Bajos), John Nielsen (Dinamarca) y Pierre Labouverie (Bélgica), así como Ahmed Ismail Abdelmoeti (Egipto), Mario Isea Bohórquez (Venezuela) y la embajadora Taous Feroukhi (Argelia), según el listado de La Vanguardia.

Puntazo para Raül Romeva. En cuanto al pronunciamiento, Puigdemont está dispuesto a pactar con el Estado todo menos el referéndum, que es innegociable, vinculante, justo y necesario. La oferta es más o menos la siguiente: ¿Por dónde prefieres que te rompamos las piernas, por encima o por debajo de la rodilla? ¿Estamos dispuestos incluso a partírtelas por las mismas rodillas? O sea que va y suelta Puigdemont: tiendo la mano pero que sepáis que vais a morir todos porque esto lo que hay por mucho que miréis hacia otro lado.

La nueva dirección del PSOE avisa al PSC de que no se pase de frenada con la oposición a Rajoy y estudia si se abstienen once o todos son Fuenteovejuna, según la crónica de Isabel Morillo en El Confidencial: "El PSOE camina lentamente, dándose tiempo para recuperarse de la guerra interna, pero con paso firme hacia una abstención que dé paso a Mariano Rajoy y que deberá decidirse en el próximo comité federal, previsto el 23 de octubre. Aunque ante la opinión pública los portavoces siguen yendo varios pasos más atrás, el debate ahora mismo en las filas socialistas está entre quienes se decantan por que sea todo el grupo socialista el que se abstenga y quienes creen que bastaría una abstención técnica, con 11 diputados elegidos y sobre los que recaería la responsabilidad de no votar contra el Partido Popular. Hay temor a que se exhiba una fractura el día de la investidura más allá del PSC".

Continúa el macrojuicio del caso Gürtel. Pedro Águeda y Marcos Pinheiro firman el texto en El Diario: "El presidente del tribunal del caso Gürtel, Ángel Hurtado, ha comunicado este lunes que el juicio "no se va a suspender", como pretendían la mayoría de los acusados, entre ellos Luis Bárcenas y el PP, que comparece como presunto beneficiario de 245.000 euros de la corrupción. (...) El tribunal, sin embargo, ha rechazado la petición de algunas acusaciones de llamar a declarar como testigo a Mariano Rajoy. Hurtado ha recordado que un auto en fase de instrucción ya rechazó esta petición y la postergó a la celebración del juicio oral. Éste "no ha empezado", así que la sala deja abierta la posibilidad de llamarle más adelante, en función de cómo se desarrolle el juicio. Es el mismo criterio expresado por la Fiscalía: rechaza que se le llame a declarar por el momento, "sin perjuicio" de cómo se desarrolle el proceso".

Basura flotante en las redes sépticas, también conocidas como sociales. Un par de animalistas le desean la muerte a un niño con cáncer porque le gustan las corridas de toros. Andrés Amorós, en un artículo en el Abc explica el caso: "En la Feria de Julio de Valencia vimos cómo un chiquillo recibía el brindis de varios diestros: se llama Adrián, tiene ocho años y sufre una grave enfermedad, el Sarcoma de Ewing. Al recibir la montera, se la ponía sobre cabeza: lo mismo que hubiera hecho cualquier otro chico de su edad. Como admira especialmente al diestro Rafaelillo, éste le cogió de la mano y le hizo dar, con él, la vuelta al ruedo. El pasado sábado ha tenido lugar en Valencia un festival taurino, a beneficio de la Fundación de Oncohematología Infantil. Una vez más, el toreo ha mostrado su solidaridad con los que sufren. Lo que nadie podía esperar eran esos mensajes: «¡Que se muera ya! Adrián, vas a morir»".

En Cataluña la onda expansiva de las redes es el caso Piqué, el corte de mangas y los malentendidos, la última destilación del aguarrás que marca los límites entre lo hispánico y lo catalán. Un editorial de La Vanguardia llama "desagradecidos" a los que no comulgan con Piqué. Cuidado con el fútbol que ha provocado más de una guerra.

11 de octubre, santoral: Juan XXIII, Anastasio, Bruno, Cánico, Gaudencio y Santino.