Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Puigdemont y Borràs, acorralados, y los termostatos

Las justicias española y europea ensombrecen el futuro de Borràs y Puigdemont. La UE reacciona ante el previsible corte del gas ruso y pide que se ajuste el aire acondicionado. Draghi quiere dimitir

14 min

Acostumbrado como está Carles Puigdemont a burlar a la justicia española, el informe del abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), Richard de la Tour, sobre las órdenes de detención y extradición del magistrado Pablo Llarena, es un palo inesperado al que el principal prófugo ha respondido con que no se rinde. Los medios descuentan que el dictamen del abogado general suele coincidir con las decisiones que adoptan a posteriori los quince magistrados del TJUE. 

Faltan meses para la decisión definitiva y Puigdemont y su nutrido equipo jurídico tienen aún un largo recorrido para recurrir, de modo que no es previsible que una hipotética entrega del expresidente de la Generalitat se vaya a producir ni siquiera a medio plazo. Aún así, las duras consideraciones de De la Tour sobre las extralimitaciones de los jueces belgas al no extraditar a los fugados del procés eliminan el argumento de que en España no tendrían garantías de un juicio justo ni reconocidos sus más elementales derechos. Es precisamente lo contrario, como demuestra el día a día de los indultados.

Al tiempo, la fiscalía ha confirmado su petición de seis años de cárcel, 21 de inhabilitación y multa de 144.000 euros para Laura Borràs, la presidenta del Parlament y de Junts per Catalunya (JxCat). La dirigente independentista ha respondido que la "desproporción" de las penas demuestra que es víctima de una "persecución política". Debe pensar que hay un Código Penal para ella con penas atenuadas y otro para el común.

Así las cosas, hoy toca reunión en Moncloa entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonès. Los fantasmas de Borràs y Puigdemont planearán sobre el esperado encuentro. Al hilo, Crónica Global abre su edición digital con este titular: "El final político de Borràs y Puigdemont complica la mesa de diálogo". Escribe María Jesús Cañizares: "Aunque Junts per Catalunya (JxCat) no participa oficialmente en la mesa de diálogo, sus líderes están presentes como invitados de piedra. El aval europeo a la extradición de Carles Puigdemont y los avances en la causa judicial de Laura Borràs vuelven a poner el foco en la amnistía y la reforma de la sedición que siempre ha reclamado Pere Aragonès, que hoy se reúne en La Moncloa con el presidente Pedro Sánchez".

Sigue el texto: "Ambas partes son posibilistas y son conscientes de que ni hay mayoría en el Congreso para afrontar cambios en el delito de sedición, y menos todavía para aprobar una ley de amnistía. Sin embargo, las novedades en los procesos judiciales que afectan al fugado y a la presidenta del Parlament exigen mover ficha a Gobierno y Generalitat. También a JxCat, que redobla su rechazo a participar en esa mesa, como pedía Sánchez, ante la petición de cárcel de la fiscalía para su líder".

Y: "Pocos avances se esperan en la reunión que tendrán hoy los dos presidentes, más allá del gesto de deshielo que supone tras el CatalanGate y la recuperación del diálogo tras las elecciones andaluzas. Y tal como publicó Crónica Global, una reforma del delito de sedición tampoco garantizaría una salida digna para Puigdemont, mientras que la investigación de Borràs nada tiene que ver con la “represión”: así lo asegura ERC, pues se trata de un caso de presunta corrupción".

En El Nacional, Marta Lasalas destaca que la cita se produce con Cataluña "borrada del debate de política general". De su texto: "La cita se ha visto precedida esta semana por el debate de política general en el Congreso donde se ha hecho evidente hasta qué punto Cataluña y las reivindicaciones independentistas han quedado apartadas de las preocupaciones del Estado. Con todo, el PSOE no esconde su voluntad de ligar de nuevo la mayoría parlamentaria que le garantiza los votos de los republicanos en el Congreso. El propio Sánchez ha vuelto a recuperar las últimas semanas el interés por reunir la mesa de diálogo".

El Gobierno ha superado sin grandes dificultades el debate sobre el estado de la nación y con el apoyo del PP en lo concerniente al aumento del presupuesto militar. Sin embargo, El Mundo contrapone una encuesta de urgencia de la que extrae este titular: "El 67% de los españoles cree que los nuevos impuestos de Sánchez serán "inútiles" ante la crisis económica". El análisis de los datos es de Ferran Boiza: "El Gobierno salió indisimuladamente satisfecho del Debate sobre el estado de la Nación de esta semana, pero el impacto real que ha tenido entre los ciudadanos no es tan positivo para Pedro Sánchez. Aunque la mayoría respalda las medidas anunciadas por el Ejecutivo, el 67% considera que serán inútiles ante la magnitud de la crisis. Y lo que es más grave para el presidente, el 30% de los españoles tiene ahora peor opinión sobre él que antes del debate, aunque apenas tuvo oposición ante la imposibilidad de que interviniera Alberto Núñez Feijóo".

Portada de 'El Mundo' de 15 de julio de 2022 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' de 15 de julio de 2022 / KIOSKO.NET

Continúa Boiza: "El sondeo realizado por Sigma Dos para El Mundo dejará un poso agridulce en Moncloa. Las medidas anunciadas por Sánchez para minimizar el impacto de la crisis obtienen porcentajes de aprobación superiores al 60%. El presidente se puso el traje de Podemos, sus socios en el Ejecutivo, para remontar el vuelo tras el varapalo electoral en Andalucía, achicó el espacio a su vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y anunció sendos tributos especiales a los beneficios extra de las empresas energéticas y de las entidades bancarias, que respaldan el 62% de los ciudadanos, según el sondeo. Aunque son la bonificación de los abonos de Cercanías y Media Distancia de Renfe, con el 66% de apoyo, y el cheque mensual de 100 euros a los alumnos que ya reciben una beca de estudios, con el 65%, los que suscitan mayor aprobación".

Internacional. A punto de cumplirse cinco meses de la invasión rusa de Ucrania, la trompetería de los líderes europeos ha dado paso a sonoras espantadas como la de Boris Johnson en la Gran Bretaña. En Italia, Mario Draghi quiere tirar la toalla, pero el presidente de la república, Sergio Mattarella, no se la admite, de momento. Ana Buj lo cuenta en La Vanguardia: "Italia está sumida en un caos institucional después de que el Movimiento 5 Estrellas (M5E) se ausentase durante la votación de un delicado decreto con medidas contra la inflación que iba ligado a una moción de confianza. Como había advertido, el primer ministro, Mario Draghi, constató que la mayoría de Gobierno que le había secundado en la investidura se había roto, así que se personó en el palacio del Quirinal, sede de la presidencia de la República, para entregar su dimisión ante Sergio Mattarella. Pero Italia tiene unos afilados instrumentos para evitar descalabros automáticos. El jefe del Estado decidió rechazar la dimisión de Mario Draghi y le emplazó a volver al Parlamento y verificar si existen las condiciones para que siga al frente del Ejecutivo. Todo queda aplazado hasta el próximo miércoles cuando, después de un importante viaje a Argelia --Italia está muy necesitada del gas argelino para independizarse de los hidrocarburos de Moscú--, Draghi acudirá a las Cámaras".

Portada de 'La Vanguardia' de 15 de julio de 2022 / KIOSKO.NET
Portada de 'La Vanguardia' de 15 de julio de 2022 / KIOSKO.NET

Al tiempo, la Unión Europea prepara políticas de contingencia ante la posibilidad cada vez más cierta de que Vladímir Vladimirovich cierre la llave del gas. "Bruselas quiere restringir desde este verano el consumo de gas", advierte El País en su portada. La nota viene con la firma de Bernardo de Miguel y arranca así: "La Comisión Europea prevé imponer medidas obligatorias para ahorrar gas con el fin de acumular reservas con vistas a un invierno en el que Rusia cortará previsiblemente el suministro al continente. Bruselas aprobará el próximo miércoles su plan, a cuyo borrador ha tenido acceso El País. Entre las medidas se incluye mantener el aire acondicionado por debajo de los 25 grados en edificios públicos o centros comerciales mientras que la calefacción no podrá superar los 19 grados. Estas medidas -que suponen un cambio sobre las voluntarias adoptadas en mayo- son el último paso previo a una posible declaración de emergencia energética en la UE, lo que permitiría reducir el suministro a ciertos clientes".

Sigue la pieza: "El documento e la Comisión, titulado 'Ahorra gas para un invierno seguro', propone también incentivar la sustitución del gas por otros combustibles en la industria y la producción eléctrica. Y se establece la organización de subastas de capacidad, en ciertos casos de forma transfronteriza, para que las industrias que puedan permitírselo ofrezcan una reducción del consumo a cambio de una remuneración. Uno de los objetivos es evitar que cada país acapare el gas disponible. Bruselas pide que se apliquen en esta etapa las medidas previstas en los planes nacionales de emergencia para el sistema gasista. En el caso español se prevé la posibilidad de cesar el suministro a cualquier operador no imprescindible".

Portada de 'El País' de 15 de julio de 2022 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' de 15 de julio de 2022 / KIOSKO.NET

O sea que la guerra relámpago se ha convertido en una especie de batalla de Verdún que no tiene visos de llegar a su fin. Putin acaricia a su gato Donald en el búnker del Kremlin mientras observa como caen sus rivales y la vieja Europa se sume en el caos sin más idea que ajustar los termostatos. Poco nos pasa.

Y sigue la ola de calor.

15 de julio, santoral: Buenaventura, Abudemio de Ténedo, Andrés Nguyên Kim Thông Nam, Ansuero y compañeros, Atanasio de Nápoles, Catulino y compañeros, David de Suecia, Felipe de Alejandría y diez niños mártires, Félix de Tibiuca, Gumberto de Ansbach, Jacobo de Nísibe, José de Tesalónica, Pedro Nguyên Bá Tuân, Plequelmo de Roermond, Pompilio Maria Pirrotti y Vladimiro Basilio.