Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

El PSOE reniega de Iglesias en Madrid y cuarta ola

El manejo de los fondos europeos, el auténtico escollo en las negociaciones para investir a Aragonès. Gabilondo rechaza un hipotético pacto con Pablo Iglesias. El coronavirus repunta

17 min

Republicanos y neoconvergentes siguen a la greña en las negociaciones para investir presidente de la Generalitat a Pere Aragonès y reeditar gobierno autonómico. El espectáculo no por conocido es menos lamentable. En Junts per Catalunya (JxCat) acusan el golpe del preacuerdo entre ERC y la CUP con muestras de afectado desdén mientras la presidenta del Parlament, Laura Borràs, promete que el viernes habrá sesión de investidura con un candidato. Lo que está por ver es si ese candidato es Aragonès o Salvador Illa. El carajal habitual de la política catalana.

Profundizando en las desavenencias, María Jesús Cañizares escribe una pieza en Crónica Global que lleva el siguiente titular: "La gestión de los fondos europeos, el verdadero escollo entre ERC y JxCat". En el sumario abunda que "Pere Aragonès se resiste a ceder el control de las finanzas del Govern y desea dirigir la consejería de Interior, mientras que los neoconvergentes renuncian a Educación". El dinero, siempre el dinero. Así arranca la crónica: "Junts per Catalunya (JxCat) se resiste a admitir que, en el próximo Govern, será ERC quien ostente la presidencia de la Generalitat y que, por tanto, es el partido que mueve ficha. De ahí que las negociaciones, a día de hoy, sigan bloqueadas en lo que respecta a la composición de ese nuevo Consell Executiu. Y si en una primera etapa de contactos el escollo estaba en la propuesta de Laura Borràs como presidenta del Parlament, ahora es el control de las finanzas de la Generalitat el que complica las conversaciones, según explican fuentes conocedoras de esos contactos".

Y: "Dicho de otra manera, los neoconvergentes quieren gestionar los fondos europeos destinados a la reconstrucción postCovid. Igualmente controvertidos son, para los republicanos, los nombres que JxCat ha puesto sobre la mesa para asumir unas responsabilidades económicas que, por otro lado, Pere Aragonès, no quiere perder. Ahí el asunto de complica todavía más, por la pugna entre el núcleo duro de Carles Puigdemont y la guardia pretoriana de Borràs".

En medio de todas estas refriegas, Pere Aragonès se ha comprometido con la CUP a someterse a una cuetión de confianza a mitad de legislatura. "Davant de les dificultats que viu el país, estic convençut que podrem embastar un acord de govern que ens permeti afrontar amb tota la força i sense més demora les urgències socials, la reconstrucció econòmica i la resolució del conflicte amb l'Estat" asegura el joven barbado en un artículo en el Ara. No puede disimular la ansiedad, las irrefrenables ganas de trincar el puesto de presidente de la Generalitat. El drama es que depende de JxCat y que aún hay tiempo, dos meses, para articular un pacto.

Quien se ha quitado de en medio del sainete es Josep Costa, expresidente neoconvergente de la cámara, un pedazo de valiente que se decía dispuesto a chocar él sólo contra el Estado pero a la hora de la verdad se ha vuelto a sus calientes puestos de pluriempleado funcionario. De la nota de Quico Sallés en El Món: "L’exvicepresident del Parlament, Josep Costa, ha decidit renunciar a prendre la seva acta de diputat i tornar a la Universitat i a la seva plaça a l’Ajuntament de Santa Coloma de Gramenet. Després d’una legislatura marcada per desavinences amb ERC, Costa era diputat de JxCAT, ha decidit deixar la política parlamentària o les seves opcions d’anar a Govern. A través d’un tuit, Costa ha anunciat la seva decisió: “Avui he comunicat a l’Ajuntament de Santa Coloma de Gramenet i a la Universitat Pompeu Fabra la meua reincorporació a les feines que feia abans de ser vicepresident del Parlament. Em ve molt de gust tornar a treballar per la independència com abans, fent de jurista i politòleg”. Costa ha estat un dels homes forts de Carles Puigdemont i ha presentat batalla parlamentària en defensa de la seva sobirania".

Tremenda pérdida del proceso independentista, uno de los valientes más valientes, de la orden de los milhomes por antonomasia, sección amigos de Quim Torra.

Portada de 'El País' del 23 de marzo de 2021 / EL PAÍS
Portada de 'El País' del 23 de marzo de 2021 / EL PAÍS

Política nacional. Movimiento estratégico del PSOE. Lo que vale para toda España, el pacto con Pablo Iglesias, no vale para la capital. "El PSOE planta a Podemos en Madrid para buscar el centro" titula El País sobre las siguientes declaraciones de Ángel Gabilondo, el candidato para el Foro: "En este clima de extremismo, yo digo no al partido de Iglesias". En los sumarios se apunta también que "el candidato socialista promete no subir impuestos si llega al Gobierno regional" y que "Ferraz intenta atraer votos de Ciudadanos sin que este partido baje del 5%".

El encaje de bolillos lo cuentan Carlos E. Cué y A. Díaz en crónica para el diario de Unedisa: "El PSOE descubrió ayer su táctica electoral y se lanzó a por el voto de centro que va a perder Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, según vaticinan las encuestas. El candidato socialista, Ángel Gabilondo, publica una tribuna en este periódico donde señala que si las urnas lo permiten gobernará “con Más Madrid y con Ciudadanos” porque es la fórmula con la que se siente “más cómodo”. Gabilondo declaró ayer a La Sexta: “En el actual clima de extremismo, yo digo no a Podemos”. Para buscar el voto de centro, Gabilondo planta al partido con el que el PSOE gobierna España y también se compromete a “no tocar la fiscalidad”, lo que significa que no subirá ni bajará impuestos si llega al Gobierno".

O sea que se mantendrá el supuesto paraíso fiscal que achacan al PP... Sigue el texto: "La estrategia socialista pasa por un complejo equilibrio: atraer el máximo número de votos posibles de Ciudadanos sin que este partido se desplome por debajo del 5%, para que entre en la Asamblea. La campaña en Madrid se va a hacer larga, pues tres semanas antes de que empiece ya están fijadas casi todas las posiciones. El PSOE busca el centro para evitar que los 26 escaños que puede perder Cs se vayan íntegros al PP, lo que daría una victoria aplastante a Isabel Díaz Ayuso. Tanto que su candidato, Ángel Gabilondo, llegó incluso a decir ayer que no gobernaría Madrid con “este Pablo Iglesias”, en relación al discurso duro del vicepresidente estos días. La coalición que gobierna España no parece en peligro, pero los socios se distanciarán al máximo estas semanas".

Esa operación de rescate emocional también es objeto de la pieza de Fernando Garea en El Confidencial. "El plan de Moncloa y Cs con las mociones acaba debilitando a Sánchez y a las CCAA" es el titular de una pieza al hilo del fracaso de la moción en Castilla y León. Escribe Garea: "El pasado 10 de marzo PSOE y Ciudadanos pusieron en marcha una operación política cuyo balance provisional ha sido haber logrado desestabilizar y debilitar, en distinto grado, cuatro gobiernos autonómicos, sin que por el momento haya cambiado el signo político de ninguno de ellos. Además, ha quedado afectado también el Gobierno central de Pedro Sánchez y algunos ayuntamientos y se han traspasado líneas rojas sobre los acuerdos contra el transfuguismo, normalizando y justificando prácticas rechazadas por todos durante los últimos años".

Continúa la pieza: "La operación, diseñada en la Moncloa, no ha terminado aún porque este lunes el número dos del PSOE, José Luis Ábalos, ha hecho un llamamiento a Ciudadanos a “romper por dignidad” todos sus pactos de gobierno con el PP. Es decir, la ofensiva sigue justo en el momento en el que las comunidades autónomas tienen competencia plena para hacer frente a la pandemia y para ejecutar el plan de vacunación contra el corinavirus. Presidentes autonómicos del PSOE, en un atisbo de autocrítica, consideran incomprensible la operación, porque debilita a esos gobiernos de las comunidades, sin obtener resultado concreto. Ha afectado a los gobiernos de Murcia, Castilla y León, Andalucía y Madrid y, de hecho, en esta última comunidad se ha abierto una precampaña electoral incierta hasta el 4 de mayo".

O sea que han hecho un pan como unas tortas. En la contraparte se dice que "Albert Rivera y García Egea completarán el asalto final a Ciudadanos tras las elecciones de Madrid". Tal es el titular de La Razón para una nota que firma Carmen Morodo y dice así: "El PP salvó ayer la moción de censura del PSOE contra el Gobierno de PP y Ciudadanos (Cs) en Castilla y León por la fidelidad de la mayoría de los procuradores naranjas en las Cortes autonómicas. Nuevo intento de asalto socialista que decae en favor de los intereses de Génova, aunque el Gobierno que preside el popular Alfonso Fernández Mañueco pierde la mayoría absoluta y tendrá más dificultades para gestionar el día a día. El poder autonómico del PP en Castilla León y en Murcia sigue dependiendo del apoyo de Cs, mientras que, al mismo tiempo, en Génova continúan trabajando en la operación de absorción de las siglas naranjas".

Sigue Morodo: "Este trabajo lo dirige personalmente el secretario general del partido, Teodoro García Egea, desde Madrid, y cuenta como «ayudante» con Fran Hervías, dirigente de Cs y que acaba de pasarse a las filas del PP. Hervías fue «mano derecha» de Albert Rivera como secretario de Organización del partido y, por tanto, conoce bien las estructuras municipales y provinciales de la formación que hoy dirige Inés Arrimadas. Tiene la agenda, controla hacia dónde se inclinan la mayoría de los cargos locales y provinciales y, además, tiene todavía capacidad de moverse en el entramado orgánico de Cs para tocar en las «teclas» más sensibles a la deserción o al cambio de siglas para «guardar la ropa» antes del naufragio y limitar los daños personales por el colapso general de Ciudadanos. En este derrumbe de Cs hay que tener en cuenta cómo cuajó su poder territorial, y cómo muchos de sus cargos se fueron uniendo al proyecto desde procedencias muy distintas y también con mucha mezcla ideológica".

Coronavirus. Bruselas reprocha a España que permita la alegre deambulación de turistas europeos mientras limita los movimientos del público indígena. El chiste es que la diferencia entre un alemán, un francés y un español es que el español es el único que no puede ir a Mallorca. En Público apuntan que "los contagios repuntan a las puertas de Semana Santa". Tendencia al alza, cuarta ola en lontananza. Del texto del diario de Roures: "A pocos días de la Semana Santa, las cifras de contagios de Covid-19 tras el puente de San José apuntan a un cambio de tendencia. Algunas regiones como como Cataluña han vuelto a presentar un repunte de casos, mientras que Madrid y Galicia han aumentado el número de hospitalizados. "Aunque haya que esperar algún día para confirmar esta tendencia, seguimos preocupados por la evolución observada desde hace diez días", ha advertido la jefa del área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, María José Sierra, en tanto que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha reiterado que los datos apuntan al fin de la "zona valle". La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 128,71, frente a 128,17 el jueves pasado, último día en el que se publicaron los datos. Una leve subida que tendrá que esperar hasta finales de semana para conocer el efecto del último fin de semana en la evolución de la pandemia".

Portada de 'El Mundo' del 23 de marzo de 2021 / EL MUNDO
Portada de 'El Mundo' del 23 de marzo de 2021 / EL MUNDO

En ese contexto, el ministerio de Sanidad ha aprobado la administración de la vacuna de AstraZeneca a personas de entre 55 y 65 años.

Callejero. "El Ayuntamiento de Palma le quita la calle a dos héroes de Trafalgar y uno de Cuba por su 'simbología franquista'" asegura El Mundo. "El gobierno del socialista José Hila elimina del callejero la plaza Almirante Churruca y la calle Almirante Gravina. Alega que fueron dos buques de guerra franquistas. Pérez-Reverte tilda de "idiota" al alcalde".

Tremendo eco del documental de Rocío Carrasco y la denuncia contra su exmarido, Antonio David Flores. Los malos tratos habrían comenzado muy temprano, antes de casarse. Telecinco se está forrando con el asunto. Sus tertulianos se pasaron años llamando mala madre a la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco. Ahora reivindican su figura y arremeten contra su expareja, quien ya no es colaborador de la citada televisión. Operación redonda de la telebasura de la peor especie. 

23 de marzo, santoral: José Oriol, Toribio de Mogrovejo, Fingar, Gualterio, Otón de Ariano, Pedro Higgins y Rebeca de Himlaya.