Menú Buscar
Primeras planas

El 'procesismo' alerta: ruido de sables en Madrid

Mas anula a Puigdemont y sugiere en la capital que hay una tercera opción, el plan "devo max". Mortadelos contra Filemones en la comisaría. Urdangarin, últimas tardes con la Infanta

17.02.2017 09:32 h.
10 min

Día grande de titulares gruesos. El choque de trenes se produce a cámara lenta. Mas ha apartado a Puigdemont y Junqueras de los mandos de la locomotora de vapor. Más carbón, pide el expresidente en funciones de presidente. El ninguneo de Mas a Puigdemont es tan ruidoso como el silencio de Oriol Junqueras. Las chicas y chicos de la CUP se han dejado de las zarandajas de los pobres (total, ellos son los hijos mal de la gente bien) y la asistencia social. Primero la guerra y luego la revolución.

En El Nacional de Antich otorgan un extraordinario crédito a la participante de un foro universitario con Mas en Madrid. Dijo la estudiante, ojo al piojo, que hay "ruido de sables". Precisamente el próximo 23 comienza el Carnaval. Están los cuartos de banderas que echan humo. Tenientes inquietos, capitanes encabronados, coroneles al borde de la histeria y los generales con la mano en la funda de la pistola.

La invasión es inminente. La contraseña es "amos no me jodas". Menos mal que el alcalde de Celrà está al quite, así como la de Girona, y se niegan a que el Ejército haga maniobras en su "territorio". Se huelen lo peor.

"Un estudiante de Madrid, a Mas: ¿Son conscientes de que hay ruido de sables?", titula el antedicho medio. Estefanía Molina firma el texto: "'Hay ruido de sables. ¿Son conscientes de ello?', le preguntó a Mas un joven del máster en Gobernanza y Derechos Humanos durante la charla 'Catalunya y la UE en el siglo XXI'. 'Sí, pero somos conscientes de que se tiene que llegar hasta el final. No perderemos la dignidad ni el proyecto porque perderíamos el futuro', respondió Mas para ilustrar que el independentismo no se parará, pese a las voces que desde el Gobierno central hablan de una operación para precintar colegios, e impedir así el referéndum, las acciones del Tribunal Constitucional, o bien, la suspensión de competencias y recursos económicos del Ejecutivo catalán. 'Es una apuesta democrática. No claudicaremos porque en la otra parte no haya interlocutor. Lo haremos con las máximas garantías y condiciones posibles este año'".

Claro que sí. Hay que llegar hasta el final, todo para dentro, hasta la empuñadura porque si hay que ir se va pero ir para nada es tontería.

portada paisEl País también viene galopante con el Libertador de Vilassar. "Mas afirma en Madrid que hay alternativa a la independencia". Se agotan los ejemplares en el quiosco de la Brigada Acorazada de Brunete. ¿Alternativa a la independencia? Y se supone que no es la no independencia. Miquel Alberola firma la nota, una vuelta de tuerca al coloquio: "En respuesta a una pregunta realizada por uno de los participantes en el máster sobre si cabía una salida de 'nuevo federalismo', Mas ha explicado que en estos momentos 'hay dos esquemas posibles': 'O nuestro Estado o quedarnos como estamos, con la autonomía en regresión'. 'Si hay algo en medio, lo tiene que proponer el Estado español', ha desviado. 'No digo el Gobierno, sino el Estado', ha precisado: 'Llevamos años planteando nuestro encaje y la respuesta es siempre la misma. No nos dejan otro camino. Creo que existe, pero tiene que plantearlo el Estado, no digo el Gobierno', ha insistido".

Sigue: "El presidente del PDeCat se ha remitido acto seguido a la propuesta que apuntó el actual presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de pactar un referéndum legal y con carácter vinculante, 'con dos o tres alternativas: statu quo actual, devo max (descentralización máxima) o Estado independiente'. 'Somos demócratas y aceptaríamos el resultado. Pero eso del medio no existe ahora', ha añadido".

Fenomenal. ¿Dónde está la bolita, la bolita dónde está? Quédense con la copla. "Devo max", nueva entrada en el diccionario del proceso. Préstamo del caso escocés. Es como el tercer ojo, pero no el de Lobsang Rampa, sino el negro.

Guerra de comisarios. Mortadelos contra Filemones para solaz del clan Pujol. El Directe, boletín de ERC, regala a sus comisarios un precioso titular: "Se confirma que sin indepenencia el caso Pujol no habría existido". El texto arranca así: "Els punts es van posant sobre les is. Una nova filtració de judici a la família Pujol per part del diari Público, demostra que tota la maquinària de l'Estat anava contra la família de l'expresident per atacar l'independentisme. Jorge Moragas, Soraya Sáenz de Santamaría, Jorge Ferández Díaz, Alícia Sánchez Camacho i el comissari José Manuel Villarejo formen part de la llarga llista dels elements que conformen les clavegueres de l'Estat per intentar acabar amb el procés, el que s'ha anomenat 'l'Operació Catalunya'".

Público sostiene que lo declarado por Josep Pujol hace ocho meses en sede judicial es la verdad de tot plegat, dogma de fe. El texto sobre la Operación Cataluña insiste en la conjura de Alicia Sánchez Camacho, el exministro Jorge Fernández Díaz y Javier Moragas, entre otros, para acabar con el crédito de los Pujol para torpedear el proceso. Nadie se acuerda ya de que el propio Pujol padre redactó un vergonzoso texto sobre un descuido millonario en Andorra.

Más fango. Hoy sale la sentencia de caso Nóos. El prestigioso medio imaginario El monárquico.king titula que si no fuera porque ya parece una república no habría caso. En cambio, en Ok Diario explican las condiciones carcelarias que padecerá Iñaki Urdangarin. Es un texto de M. A. Ruiz Coll: "El preso Iñaki Urdangarin tendrá derecho a mantener un vis a vis íntimo con su mujer y otro familiar con sus hijos, una vez al mes. No se le permitirá tener teléfono móvil, aunque podrá realizar diez llamadas a la semana. No podrá manejar dinero en efectivo, pero dispondrá de una tarjeta de plástico para gastar hasta 100 euros a la semana en el economato de la prisión. (...) La Audiencia Provincial de Palma de Mallorca dará a conocer este viernes a las 12 del mediodía la sentencia del caso Nóos, en la que Urdangarin y su exsocio Diego Torres están acusados de apropiarse de 6,2 millones de euros de las Administraciones públicas mediante contratos hinchados y facturas falsas. La Fiscalía pide para Urdangarin una pena de 19 años y medio de cárcel, aunque es muy probable que el fallo del tribunal reduzca sensiblemente esta cifra".

En la portada de El Mundo relatan las presiones del Gobierno a la Fiscalía por la operación Púnica y el presidente de Murcia: "El poder político popular cierra filas. Lejos de apuntarse al principio del respeto a las actuaciones de la Justicia en el caso que afecta al presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, desde el Gobierno y desde el PP se ha optado por arremeter contra el criterio de las fiscales del caso Púnica, que apostaban por la necesidad de investigar e imputar al dirigente murciano por su intento de utilizar dinero público para mejorar su imagen como candidato del Partido Popular para presidir su comunidad. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, abrió fuego frente a las representantes fiscales, Carmen García Cerdá y Teresa Gálvez, cuyo criterio a favor de investigar al presidente murciano quedó cercenado por orden del fiscal general del Estado a través de su Secretaría Técnica".

Pobres fiscales. Son como un transeúnte en medio de un tiroteo, a expensas de los políticos y de los medios, cuyos veredictos demuestran las funestas consecuencias de dejar la administración de la justicia en manos de jurados populares paralelos.

17 de febrero: Julián y Alejo.