Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Primeros afganos en Madrid y retroceso independentista

Aterriza en España el primer avión con refugiados de Afganistán. Los talibán reprimen a tiro limpio e impiden el acceso al aeropuerto. Los jóvenes de Barcelona dan la espalda al independentismo

16 min

Los talibán reprimen las manifestaciones a tiros. Se informa de víctimas mortales en Jalalabad. Fue decir que respetarían los derechos humanos según la ley islámica y algunos inocentes se lanzaron a las calles a protestar como si Kabul fuera Ámsterdam, Londres o Barcelona, donde las manis se reprimen, cuando se reprimen, con porras de cuero y proyectiles de foam. 

Los barbudos disponen de un inmenso arsenal. La derrota del ejército armado por los Estados Unidos les ha proporcionado material bélico de primera calidad y última tecnología. Hay imágenes de talibán ataviados a la manera de los Navy Seal, con gafas de visión nocturna, metralletas de precisión, chalecos antibalas y toda la mandanga de un "soldado universal". También tienen helicópteros. Y archivos donde constan todos los propios que trabajaron con los occidentales. El desastre es todavía más grande de lo que se ha reconocido hasta el momento. Lo de Saigón, tan recurrente y socorrido, fue una broma al lado de lo que reportan las crónicas sobre el terreno.

Portada de 'El Periódico' del 19 de agosto de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Periódico' del 19 de agosto de 2021 / KIOSKO.NET

Las fuerzas españolas han conseguido de momento sacar a 53 personas de Kabul, en su mayoría afganos. De la nota de Juan José Fernández en El Periódico: "Rugiendo con sus motores en plena madrugada, por el centro de una pista flanqueada por periodistas y militares, el avión A400M del Ejército del Aire con la primera tanda de evacuados de Afganistán ha llegado a las cuatro y media a la base aérea madrileña de Torrejón de Ardoz. En su interior, un pasaje formado por 53 personas, de las cuales cinco son los últimos españoles que residían en el país y el resto son hombres, mujeres y niños afganos que han colaborado con la misión española o con las embajadas de otros países de la Unión Europea. Los cinco españoles que han tomado tierra esta madrugada en Madrid son una familia de tres miembros, padre, madre y un niño, y dos ciudadanos que cuentan con doble nacionalidad. Otro integrante de la colonia española había dejado Afganistán con anterioridad, cuando ya era más que evidente que la situación se deterioraba".

Sigue líneas después: "En Kabul quedan esperando evacuación un número no concretado de colaboradores, cerca de medio millar de traductores y guías que han trabajado para el Ejército y la embajada durante estos últimos 20 años de presencia española en el infierno afgano. También se quedan allí, y hasta que se dé por terminada toda la evacuación, el personal de la legación: el embajador, Gabriel Ferrán, su segunda, una diplomática joven con la carrera recién empezada, y los soldados, GEO y miembros de las UIP de la Policía Nacional que custodian al grupo".

Angustia, desesperación, miedo. Las sensaciones de quienes no han logrado huir de Afganistán remiten al puro terror. "Los talibán han comenzado a buscar casa por casa a sus opositores en Afganistán, elevando la tensión de quienes esperan una llamada para emprender el camino hacia el aeropuerto de Kabul y salvar su vida embarcando en uno de los aviones que los saque del país", apunta El Mundo. La crónica es de Iratxe Rojo: "Es el caso de la familia de Reshad Shafiq, ex intérprete de las tropas españolas de 30 años que cuenta desde Bilbao la visita que recibió su familia este martes en la capital afgana. "Era casi la una de la tarde cuando un Toyota blanco aparcó delante de la casa. Varios talibán se bajaron y llamaron a la puerta. Mi padre les abrió. Le preguntaron por mi madre y por mis hermanos, que por suerte se habían escondido". Esta vez los talibán se fueron sin más, dejando constancia de que saben quiénes viven allí. "Los vecinos les ofrecían agua, supongo que por miedo", relata Reshad, "porque han empezado a chequear casa por casa"".

Continúa Rojo: "No sólo el pasado del ex traductor pone en peligro a su familia. Hasta hace apenas una semana, su madre ocupaba un puesto de responsabilidad en el gobierno de Ashraf Ghani en tareas relacionadas con la defensa de los derechos de las mujeres. Todos en la familia son conscientes del señalamiento que eso supone. En el caso de los hermanos, que tienen entre 18 y 30 años, temen que los talibán se los lleven a la fuerza, como saben que ha ocurrido a otros jóvenes. Todos ellos cuentan las horas para salir de su país, atentos a la señal que les indique desde España que ha llegado el momento de partir hacia el aeropuerto con lo puesto. Pero llegar es difícil, como ayer pudo comprobar la hermana de Reshad. Está casada con un intérprete del Ejército de EEUU y partió con su marido y sus dos hijas hacia el aeródromo pero los talibán frustraron su plan de unirse a uno de los vuelos de evacuación de los norteamericanos y emprender una nueva vida al otro lado del Atlántico. Tuvieron que dar media vuelta y regresar a casa".

Portada de 'El Mundo' del 19 de agosto de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El Mundo' del 19 de agosto de 2021 / KIOSKO.NET

Nadie confía en la palabra de los talibán. En El País titulan con que "Los talibanes reprimen con violencia las primeras protestas". Escribe Ángeles Espinosa: "La realidad en Afganistán empieza a poner a prueba el intento de los talibanes de proyectar una imagen alejada de la brutalidad de su dictadura entre 1996 y 2001. Sus fuerzas respondieron ayer con violencia a las primeras protestas en las calles. Al menos tres personas murieron y una decena resultaron heridas en Jalalabad cuando la milicia abrió fuego contra un grupo que intentaba reemplazar la bandera del Emirato Islámico por la hasta ahora oficial del país. En otras ciudades se vieron imágenes del uso de la fuerza contra manifestaciones pacíficas".

Y: "Los países occidentales aceleraron la evacuación de sus nacionales y colaboradores. El caos que se vivió en las pistas en días previos se trasladó a los alrededores del aeropuerto de Kabul. Aunque los talibanes debían facilitar el paso a los que quieren salir, crecen las denuncias de afganos a los que se impidió acceder. Mientras, los talibanes intensifican sus contactos políticos, que incluyen al expresidente Karzai, para formar el nuevo Gobierno".

Mientras tanto prosiguen las reuniones al más alto nivel, las declaraciones diplomáticas y se registran las primeras manifestaciones en el primer mundo. Quinientas personas se concentraron ayer en la plaza de Sant Jaume para exigir planes concretos de acogida. La comunidad internacional es como un pollo sin cabeza. En los Estados Unidos se duda de la capacidad de Joe Biden. Una cosa es que la gente estuviera harta del desgaste afgano y otra la atropellada salida de Kabul y las nada diplomáticas palabras de Biden reprochando a los afganos falta de compromiso. Muchos están muriendo ya a manos de los barbudos, que toman nota de todo aquel que se acerca por el aeropuerto. Están esperando que se marchen todos los occidentales para ponerse manos a la obra. 

Portada de 'El País' del 19 de agosto de 2021 / KIOSKO.NET
Portada de 'El País' del 19 de agosto de 2021 / KIOSKO.NET

Mientras tanto y en España, vuelve a subir la luz, la Audiencia Nacional no paraliza la repatriación de los niños de Mohamed VI y "El apoyo al independentismo se desploma entre los jóvenes de Barcelona". Así lo explica en Crónica Global Ignasi Jorro: "Trompazo del apoyo a la independencia en Barcelona. Los jóvenes de la Ciudad Condal prefieren mayoritariamente que Cataluña sea una comunidad autónoma de España. Lo quiere el 34,4% de la población de menor edad de la capital catalana, casi siete puntos más que en 2015. Por contra, la fórmula secesionista cae del 38,3% al 32,9% en cinco años y pasa a ser la segunda opción. Lo dicen los datos de la Encuesta a la Juventud de Barcelona 2020, que ha presentado Josep Ramon Riera, concejal de Infancia y Juventud. Según las cifras del trabajo demoscópico, la autonomía es la fórmula preferida por los jóvenes de entre 15 y 34 años en la relación entre Cataluña y España, con el 34,4% de citas, un aumento respecto al 27,6% en 2015. Por contra, el independentismo cae del 38,3% al 32,9% en los años más virulentos del procés".

La encuesta dice también que "en el campo del uso de las dos lenguas mayoritarias, el castellano es la más empleada por los vecinos de entre 15 a 34 años de Barcelona. Lo usa habitualmente el 62,1%, casi seis puntos más que en 2015 (56,5%). Por su parte, un 28,4% asegura que su lengua habitual es el catalán, un descenso del 7,2% con respecto a 2015".

O sea que la inmersión lingüística, la obsesión "normalizadora" de las administraciones, las normas reguladoras y todo el esfuerzo económico en pro del catalán estaría resultando contraproducente en un sector de la población especialmente sensible a las imposiciones y dado a llevar la contraria. Que el catalán les pueda resultar un idioma antipático a los jóvenes es responsabilidad de los prebostes lingüísticos de la Generalitat. Que se lo hagan mirar. Sin embargo, no cabe la más mínima duda sobre cómo van a reaccionar. Esta clase de resultados en las encuestas son utilizadas como munición por los comisarios para endurecer sus planes y apretar más las tuercas.

Al major de los Mossos Josep Lluís Trapero le está cayendo la del pulpo por haber girado visita al Tribunal Supremo, la Zarzuela, la Audiencia Nacional e Interior. El antaño héroe policial de la república nonata es ahora tachado de "botifler". Era de esperar que personajes como Jordi Turull se manifestaran contra el agente. "Allá cada uno con su conciencia", ha dicho. Nos esperan grandes alardes y lecciones morales de los expresos. Sin ir más lejos, aquel "os lo digo con mis tres años y ocho meses de cárcel" que profirió Cuixart cuando el abucheo a Colau. Lluís Llach, otro ayatolá de la moral, ha pedido la dimisión de Trapero. 

Siguen las críticas en Junts per Catalunya (JxCat) a la mesa de diálogo. Ayer y en la Universitat Catalana d'Estiu fue Joaquim Forn quien apuntó hacia el colapso de la negociación y urgió al independentismo a tener preparada un alternativa. Lo cuenta en Nació Digital Joan Obiols: "El conseller d'Interior durant l'1 d'octubre, Joaquim Forn, ha expressat poca confiança cap a la taula de diàleg de setembre entre l'Estat i la Generalitat. En un acte a la Universitat Catalana d'Estiu (UCE) a Prada, ha explicat que la mesa de negociació entre els dos governs difícilment tindrà algun tipus de resultat: "Donarà pocs fruits o cap", ha sentenciat. No s'entendria, ha indicat, no tenir preparada una alternativa davant d'aquest escenari, al qual ERC i Junts han acordat donar dos anys. Davant d'una sala plena a vessar, l'exconseller ha agraït el suport del moviment popular i ha lamentat la desunió entre partits independentistes: "Ens ha fet molt mal", ha dit".

Eso de la desunión está muy bien visto. A lo mejor si en JxCat dejaran por un rato de despotricar contra la mesa y contra ERC y cumplieran el pacto de esperar y ver durante dos años...

Un clásico del independentismo. Surge nuevo grupo que augura un otoño caliente. Del e-notícies: "Independentistas han puesto en marcha un grupo llamado Black Bloc Catalunya que propone "acción directa con métodos de guerrilla urbana". "Únete al Black Bloc para lograr la liberación nacional", pide el grupo, que se comunica a través de Telegram y cuenta con casi 600 seguidores. (...) En estas infografías explica que hay que ir vestido con "ropa negra" y "protección en los lugares más sensibles". Además, recomienda llevar "guantes, casco, martillos, petardos, tirachinas, tornillos...", ropa de repuesto, casco y guantes".

Qué majos, los "talibans". 

19 de agosto, santoral: Juan Eudes, Andrés de Cilicia y compañeros, San Badulfo, Bartolomé de Simero, Bertulfo, Calminio, Credan, Donato de Sisteron, Elafio de Châlons, Ezequiel Moreno Díaz, Magín de Tarragona, Flavio de Tolón, Guenino, Italo, Julio de Roma, Sebaldo de Nüremberg, Sixto III papa.